Menos Final Del Mundo Y Fabricad Más Pan.

1  20.12.2011

Ventajas:
Puedes entretenerte leyendo o escuchando multitud de opiniones diferentes .

Desventajas:
En realidad es una pérdida total el que querer saber ciertas cosas .

pdnhf

Sobre mí: "No piséis las flores. Sus crujidos son lamentos" (Yo).

usuario desde:04.08.2006

Opiniones:667

Confianza conseguida:27

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como excepcional de media por 11 miembros de Ciao
2012. Otra Fecha Para Especular Con El Gran Desastre.

Es incuestionable la fe que tiene la mayor parte de la gente en que el mundo un día u otro a de terminarse. Todo lo que fue, ya no será. Pero el principal problema con el que la humanidad se ha topado es que ese Gran Final no tiene una fecha. A partir de ahí es donde comienzan las especulaciones, las visiones, los sueños premonitorios y toda una serie de acertijos para intentar dar con la fecha exacta del fin del mundo y al menos saber cuánto tiempo nos queda para pasearnos por este planeta. Es el no saber lo que crea ciertos temores.

Dejar claro que yo no es que sea muy listo. Salvo mis pensamientos que quedan claros a lo largo de este escrito, lo demás está sacado de multitud de lugares diferentes desde webs, documentales, libros, notas, etcétera. Espero al menos estreteneros.
¿Cuántas Veces Hemos Asistido Al Fin Del Mundo?

Son muchas las veces que ya nos habremos topado con esta pregunta, ya sea por mitologías, cuentos, leyendas, rumores o con más imaginación en la literatura y el cine. Y en estos mundos es amplia la visión post-apocalíptica, puesto que siempre más o menos aunque llegue el fin del mundo, éste no termina del todo, siempre queda algún reducto de esperanza.
En estos días quizás recordéis la película "La Carretera" o la novela de Cormac McCarthy, donde padre e hijo recorren por la muerte desolada de norteamérica. Kevin Costner navegaba por un mundo cubierto de agua en "Waterworld" en busca de la Tierra Seca o siendo un cartero en "El Mensajero Del Futuro" ese '''Mad Max, "El Día Después", "Hijos Del Hombre", "El Día Después", "Soy Leyenda", cómo no "2012" u otras muchas novelas que llenarían estanterías y más estanterías.
Pero claro, tanto esas novelas como los filmes, todos han caído en la misma trampa, la de no mostrarnos el verdadero fin del mundo, nos han presentado un mundo post-apocalíptico desolado pero vivo porque de recrear el verdadero fin sería una imposibilidad. ¿Cómo contar y hacernos ver algo que ya no existe? Nadie existiría para filmar películas ni escribir novelas.
Ni siquiera se atrevió Günther Grass en su novela donde al menos es lógico y todo acaba por un desastre ecológico pero como he dicho, para él poder escribirlo, debió quedar alguien, una anciana y un astronauta dando vueltas a la tierra.

Claro queda que ha habido grandes cataclismos muy estudiados que dejan a las claras que de vez en cuando la madre naturaleza hace estragos y la vida tal y como la conocemos deja paso a cierta cantidad de tiempo donde ya no existe y poco a poco a de surgir otra nueva. ¿Cuándo preguntamos por el fin del mundo nos referimos al fin de la humanidad o sobre a cualquier forma de vida? ¿Prepotentes? Siempre.
Intentos De Desentrañar El Misterio.

Son muchos, ya sea individual o colectivamente, incluso civilizaciones enteras las que han pretendido desentrañar y desvelar el misterio y dar una fecha para el fin de todas las cosas, al menos de la vida humana. Porque quizás, quién sabe, igual nosotros desaparezcamos y la vida continúe de algún otro modo en la tierra por algún tiempo más. Más no hay que olvidar que el planeta Tierra está condenado a desaparecer. Las leyes del Universo así lo dictan.

Es sabido que esto siempre ha despertado un ingente interés y en ciertas épocas o según se avecinaban ciertos acontecimientos se daba paso a dar una fecha para el fin de los días. La fecha más fácil de entender es quizás el año 1000, claro,
Fotos de 2012 ¿El año del fin del mundo?
2012 ¿El año del fin del mundo? calendariosolarmaya
Averigüando el final de la humanidad con un calendario.
mil años llegaban a su fin y la gente empezó a especular con la hecatombe. Nosotros vivimos la llegada del año 2000 que sino fué tan profética sí que hubo temores varios. Pero no podía faltar quién vaticinase cosas. Quizás no recordéis que un tipo se dió por decir que según todas las profecías (que él leía) en las pirámides de Keops, la fecha para el holocausto sería el 17 de septiembre de 2001. Algunos le dieron credibilidad por lo de las Torres Gemelas seis días antes. Pero de todos modos eso no es el fin de los días. Error.
Pero hay personas que se han tomado muy en serio estas consideraciones. No quiero ni pensar en los estudiosos de la Biblia los calentamientos de cabeza que deben estar cogiendo desde el conocimiento de ese libro con las profecías y los misterios que ven en cada letra.
Joaquín de Fiore

Allá por el siglo XII era un profeta muy conocido en su mundo, tanto, y es de suponer que incluso temido a su manera que estaba protegido incluso por el papado (quizás porque era abad) y se puede leer que incluso el rey Ricardo Corazón de León le visitó. Fue Gian Luca Potestá quien escribió su vida en "El tiempo del Apocalipsis".
Fiore hizo complicadas y enormes mediciones (no se cuáles, las suyas), para llegar a la conclusión de que el fin del mundo sería en el año 1260. Pues este señor vivió más de cuarenta años aún... supongo que todo el mundo le diría: "Haz el favor y no abras la boca".
Michel De Nôtre Dame

Ese sí, el Nostradamus. Este todos lo habéis escuchado nombrar e incluso habréis estudiado sus cosejas. Se le tiene por vidente conocedor de muchas otras ramas y parece ser que sufría unos espasmos alucinógenos y con sus habilidades en distintas ramas lograba transcribir todas esas sensaciones del trance espasmódico en profecías que le granjearon la enemistad de muchos. Cómo no. Evidentemente sus escritos que nos han llegado están en un lenguaje elaborado y críptico que no hay dios que los entienda. He leído algunas de sus supuestas profecías y es al estilo del Apocalipsis o peor.
Los Mayas

Han sido puestos ahora en la palestra porque presuntamente un estudioso de su cultura, José Argüelles, al escribir un libro (El Factor Maya) levantó la liebre y puso al personal manioso con esta cuestión. Abreviemos: se trata de una medición basada en un calendario lunar basado en el tiempo galáctico. Es lioso de entender. Pero cuando termina de realizar sus cuentas, la fecha resultante es 21 de diciembre de 2012. No le doy crédito porque no pueden chafarnos el Sorteo de Navidad. Pero, ¿qué tiene de especial esta fecha? Parece ser que nuestro sol se alineará con el sol central de la vía láctea (que no se cuál es). Es un fenómeno que se dice que se ha repetido más veces en la historia del mundo pero no en vida de esta humanidad. Vaya.
Otros estudiosos apoyan en cierta manera esta predicción afirmando que en tal fecha se dará otro hecho y es que el sol modificará el magnetismo terrestre, ocasionando en la tierra bárbaros cataclismas. Incluso los hay que aseguran que se invertirán los polos. Otros dicen que lo de la inversión de los polos es una memez.
A partir de aquí, han pululado multitud de otros agoreros que se han aprovechado de estas cosas y tiran más por lo espiritual, asegurando que ese final no será como todos nos imaginamos sino que dará lugar a un resurgir espiritual, a una humanidad más en consonancia con la naturaleza y diversas chácharas por el estilo. Es curioso pero todas esas predicciones son muy abstractas y no indican como pueden suceder realmente y todos acaban por caer en la tentación de eso, que no será un final a lo Holocausto Total, sino un simple cambio en el modo de vida del ser humano. Esto casi me suena peor que lo anterior. Otros aúnan una cosa y la otra, es decir, no creen que el calendario maya profetice el fin de los días sino que advierte de la unión espiritual de los individuos. Claro, que los hay que dicen que todo eso no son más que chorradas.
Personalmente pienso que el calendario maya sí pretendía decir algo, supongo que pretendía ayudar a los mayas a seguir las estaciones, entender mejor ciertos acontecimientos que veían en el cielo y esas cosas. Quede claro que eran unos grandes estudiosos del cosmos, no digo que no, o eso dicen. De ahí a profetizar el final de las cosas hay mucho trecho. Pero claro, escribo desde la ignorancia de no conocer nada de ello.
Muchas de las profecías que se sacan del calendario maya son cosas que tienen que ver con el derretimiento de los polos, aumentará el calor en la tierra, cosas que hace años que se van dando ya.
Es curioso plantearse la reflexión de que si los mayas fueron tan sabios hasta para datar el final de la existencia con tanta precisión no lo fueran para desaparecer ellos mismos mucho antes y misteriosamente.

Sí que parece que los más estudioso científicos aseguran que en el año entrante el sol estará algo revoltoso pero evidentemente ellos no se lanzan a hacer de agoreros. Otros muchos tachan estos planteamientos de pura superstición destructiva y obsesiva.

El Sol

Sí el astro rey nos dice que en unos cinco mil millones de años (pasado mañana) habrá consumido su hidrógeno y se darán las pautas oportunas para convertirse en una gigante roja, expandirse hasta límites insospechados y tragarse planetas enteros como el nuestro. Fin de la historia. Esta, tal vez, sea el final más romántico de todos y mi preferido. Si se ven documentales de cosmología o que traten del universo dan hasta miedo pero sus explicaciones son tan entendibles que a mí me han convencido.
Claro que antes de eso hay que salvarse de otros muchos peligros como algún meteorito de esos gigantescos que recorren el universo venga a darse de morros con nosotros. O que caigamos en las redes de un agujero negro. ¿Una guerra nuclear? ¿O mejor algún rollo raro de bacterias y virus? Y ya puestos, ¿por qué no una invasión alienígena con propósitos exterminadores? ¿Te abduce la idea? Y en este hilo conceptual yo prefiero el rollo zombie, sí.
La Biblia

Aquí muchos encuentran la mar de pistas para adivinar la fatídica fecha. Pero volvemos a lo de siempre. Todo es demasiado confuso para entenderse. No hay nada claro, al contrario. No me extenderé más en este apartado pues la mayoría conoceréis lo de los Jinetes del Apocalipsis y demás. Tengo que decir que si alguna vez hay que acabar con todo no estaría mal hacerlo de esta manera con Ángeles Exterminadores y Lluvias de Azufre y todas estas cosas y ver como los grandes egos de este mundo que con tanta chulería y poder se pasean en sus lindos coches se cagaban de miedo y se arrodillarían llorosos y suplicantes.
Otras

Una de las fechas más curiosas y que pueden incluso dar una risotada casi la da Philip K. Dick en su novela "Confesiones de un artista de mierda", donde la fecha es dada por un sorteo. Aunque tampoco era una fecha fija puesto que sólo indicaba cuando vendrían los extraterrestres a hacer no se sabe qué.
Los hay que pretenden hacer trampa y quitarle trabajo al Ángel Vengador de Dios, y en voz baja perfilan los cuadros de mando para destruir una central nuclear, llenar los acuíferos de alguna sustancia mortal, apretar los botones de lanzamiento de los misiles, etcétera. Es hacer trampa pero también podría valer.
Y quizás el ejemplo más extremo y de momento más exacto de todos hasta el día de hoy, son esos fanáticos que les da por suicidarse alegando variopintas motivaciones. Ellos han acertado. Para ellos el mundo se ha terminado.
Mi Opinión Personal.

Hay cosas por las que no vale la pena calentarse la cabeza y tratar de averigüar esa fecha o hacer hipótesis es una tremenda gilipollez. Después de todo con estas cosas sólo se benefician unos pocos que venden más libros de lo normal y hacen películas para llenar cines y sus bolsillos. Me produce cierta gracia el ver como mucha gente que se tacha de no creyentes en nada se tragan estas historietas y otras muchas más rocambolescas aún pero no soportan el escuchar mentar a Dios ni nada parecido.
Creo firmemente que todas estas cosas nacen del miedo. Miedo a no saber, a lo desconocido. Quizás por ese mismo miedo nacieron un día todos esos dioses que hay en cualquiera de las culturas que miremos. Debe ser por ese miedo que pretendemos saber cosas que seguramente no podemos saber, porque al fin y al cabo y por muy adelantados que estemos o creyamos estar, el universo en sí y su núcleo se nos escapa al entendimiento.

Personalmente tengo claro que un día u otro los actuales humanos dejaremos de existir. No se si daremos paso a otra especie o se volverá a repoblar la tierra (dónde están los dinosaurios y dónde los supuestos monos de los que descendemos). Tampoco sé si se tendrá de nuevo la oportunidad de volver a albergar vida en la tierra o ésta seguirá existiendo sin vida hasta que un cataclismo cósmico lo mande todo al carajo.
Y queda muy lejos la teoría esa bastante lógica de que el sol acabará devorándonos. Hoy por hoy no se me ocurre ninguna idea para parar ese hecho. El sol es muy grande y demasiado poderoso y en estos momentos sólo podemos sentarnos a esperar el momento.

No creo para nada que el 2012 se acabe el mundo ni que entre en alguna especie de conciencia universal y todos se vuelvan mejores y todas esas predicciones. Al revés. Sólo veo como la humanidad cada vez está más loca y bajo esa capa de solidaridad y buenas intenciones no se esconce más que una enorme hipocresía. No veo más que una humanidad ultrajada en sus valores. Avanzamos en muchas cosas pero estamos tirando por la borda toda nuestra evolución. Hoy en día no somos más que una puñetera plaga sobre la Tierra. Y como buena plaga somos capaces de devorarnos a nosotros mismos.

De buen seguro que llegado ese diciembre del año 2012 habrá mucha gente que haga tal cantidad ingente de tonterías creyendo a pies juntillas que todo se acaba que pasada la fecha le dará hasta vergüenza volver a casa o hablarle a sus conocidos. Al fin y al cabo todo quedará en una anécdota más que se convertirá muy famosa y habrá que seguir escuchando memeces en esas cosas llamadas hoy en día redes sociales escritas por humanos solitarios, olvidados a base de click.

Antes que intentar averigüar estas cosas deberían estudiar cosas de más provecho como encauzar la humanidad hacia un modelo de vida más sostenible. La vida nos va en ello. Quizás a nosotros nos de igual porque en apenas unos años moriremos y al carajo con todo. Pero si tan humanos somos hay que pensar en los que dejamos vivos y los que vivirán en un futuro. No debemos dejárselo todo destrozado. Eso es lo que hay que averigüar. Como no hacerlo todo polvo con nuestras propias manos.

Y si resulta que todo es verdad y el año próximo todo se va al garete, pues aquí estaremos. Otra cosa es que supiésemos que se acerca por ejemplo un meteorito y que en ciertas circunstancias se puede hacer algo. Entonces entendería que la gente rumoreara tanto y se hablase tanto de ello. Pero dar la paliza de esta manera con el calendario maya y la madre que lo escribió, Nostradamus y sus visiones o agoreros semejantes me parece otra más de las parafernalias esquizofrénico-mentales de este ser llamado humano.

Os dejo... me voy a llamar a un 906 a que una vidente me aclare las cosas.
Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
Jellylorum

Jellylorum

09.08.2012 12:01

Excelente

yogui9259

yogui9259

31.07.2012 12:25

Impresionante tu opi muy currada Abrazote

elena4039

elena4039

13.01.2012 00:23

valorada, buena opi, salu2

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre 2012 ¿El año del fin del mundo? ha sido leída 405 veces por los usuarios:

"excepcional" por (73%):
  1. Jellylorum
  2. yogui9259
  3. Zebina
y de usuarios adicionales 5

"muy útil" por (27%):
  1. elena4039
  2. mariaeriver
  3. sakura_vegan

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.