Abajo el amor - DVD

Opinión sobre

Abajo el amor - DVD

Impresión Total (63): Evaluación Total Abajo el amor - DVD

 

Todas las opiniones sobre Abajo el amor - DVD

 Escribir mi propia opinión


 


Rememorando las comedias ligeras de antaño

3  18.09.2003

Ventajas:
Es una película simpática y divertida durante gran parte del metraje .

Desventajas:
Un tramo final sencillamente horrendo .

Recomendable: Sí 

Detalles:

Argumento

Personajes

Calidad de dirección

Banda sonora

¿La verías de nuevo?

¿Te gustó?

más


freddyvoorhees

Sobre mí:

usuario desde:07.06.2001

Opiniones:182

Confianza conseguida:303

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 38 miembros de Ciao

La comedia romántica siempre ha sido un género por el que nunca he sentido gran aprecio, pues a duras penas logró recordar dos títulos que realmente me gustan bastante, los cuales son “Cuando Harry encontró a Sally” y “Alta Fidelidad” (sí es que al espléndido film de Stephen Frears se le considera dentro de tal género). Por lo demás se podrá argumentar mil y una veces que el final casi ha de ser siempre feliz, porque es un género que para eso está, pero a mí se me hacían todas más o menos iguales (algunas más simpáticas que otras, cierto, pero nada más), por lo que siempre que llega a los cines un film así yo suelo pasar olímpicamente de verlo, ya que podrán tener un planteamiento curioso (a veces ni eso), pero por lo demás ha un 99% de posibilidades de acertar lo que va a ir sucediendo. Y entonces ¿Por qué he ido a ver “Abajo el amor”?, la respuesta rápida sería que por lo atractivo de su reparto y para ver qué había surgido de uno de esos homenajes al cine de antaño tan en boga en los últimos tiempos, pero lo reconozco, el detalle que de verdad despertó cierto interés en mí fue la presencia en el reparto de David Hyde Pierce, intérprete conocido por dar vida a Niles Crane, mi personaje favorito de la teleserie “Frasier”. Ya, endeble excusa esa, pero aparte me apetecía una escapada al cine y ese simple matiz (todo depende de eso conforme a una magnífica canción de Mago de Oz) me hizo pagar religiosamente los casi cinco euros que costaba la entrada, y esto fue con lo que me encontré:

Bárbara Novak es una nueva habitante de Nueva York que pretende triunfar en el mundo editorial con un polémico libro que insta a las mujeres a no enamorarse más para lograr la satisfacción a través de sus trabajos y del chocolate. En principio el libro tiene una acogida bastante discreta, pero tras publicitarlo un poco se convierte en un boom, desbancando del número uno a un libro escrito por el presidente Kennedy. Pero en el proceso de dar a conocer su libro se topó con Catcher Block, un periodista conquistador que siempre le dio largas a la hora de entrevistarla para saciar su apetito sexual. Este detalle podría no tener importancia alguna de no ser porque ella lo señala como el prototipo del hombre a evitar. Él se lo toma a chiste, pero cuando las chicas empiezan a rehuirle idea un plan para que las cosas vuelvan a la “normalidad”: Fingir ser quien no es para enamorar a Novak y así demostrar la falsedad de sus teorías.

Ya señalé que “Abajo el amor” es un homenaje, pero conviene detallar que es de los films que protagonizaron Doris Day y Rock Hudson en la década de los sesenta. De entrada cabe agradecer que no hayan cogido un guión de esos films y lo hayan rehecho plano a plano como hizo Gus Van Sant en su deleznable nueva versión (plagio descarado y reconocido) de Psicosis. En esta ocasión se ha optado por una fórmula similar a la adoptada por Todd Haynes en la aburrida “Lejos del cielo”, es decir, se ha creado una historia original pero con muchos puntos de contacto con su referente cinematográfico. He de señalar que no estoy ni minimamente capacitado para trazar comparaciones, pues de films como “Pijama para dos” guardo recuerdos demasiado difusos, pues a Doris Day sólo la recuerdo por su cometido en “El hombre que sabía demasiado” y a Rock Hudson por su excelsa actuación en la maravillosa “Seconds” (ésta la señalo con su título original por su horrible y telefílmica traducción: “Plan diabólico”). No obstante, conviene apuntar que “Abajo el amor” rezuma cierto tono paródico hacia la historia que trata, algo impensable antiguamente, cuando los censores no dejaban pasar una. Esto no quiere decir que el film no sea excesivamente pudoroso en lo referente a los “actos físicos”, pero en fin, esto se ve más lógico en una etapa en la que el sexo y la violencia parecen muy mal vistos por las producciones hollywoodienses.

Peyton Reed (“A por todas”) es el encargado de poner orden en la película. “Down with love” no es un film que a priori ofrezca grandes retos en el apartado de la puesta en escena, pero esto resulta muy engañoso. En primera instancia conviene destacar la gran importancia de los decorados en el film, pues uno de los objetivos del film es recrear un Nueva York de los años sesenta, y para ello son los decorados (nada de efectos especiales) los que ayudan a dar credibilidad a este punto, además en el vestuario también se incide mucho en este aspecto. El fortalecimiento de los colores también retrotrae a los largometrajes de esa época (aunque en “Lejos del cielo” esto estaba mucho más marcado), y es que los detalles técnicos del film (brillantes créditos iniciales) están muy cuidados. Resulta simpático el uso de la pantalla partida que hace el realizador para incidir en el aspecto sexual de la historia, siendo éste uno de los principales aciertos de Reed, aunque por lo demás no hay que achacarle nada negativo su labor, sino a un guión que pretende ser distinto dentro de la convencionalidad en su tramo final. Los guionistas Eve Ahlert y Dennis Drake crean un guión en el que el humor funciona con eficacia durante muchos momentos y la historia, pese a su marcada previsibilidad, resulta muy agradable. Entonces, ¿Cuál es el problema?, pues el ridículo giro que dan a la historia en sus últimos 20 minutos. Ya sé que siempre he pedido que los desenlaces de estos films tengan cierto toque de originalidad y posiblemente eso es lo que buscaban los guionistas, pero la explicación que se nos da es lamentable y echa por tierra muchos de los logros del film hasta ese momento. Ante esto Peyton Reed tiene poco que hacer, pues el film decae mucho y él no logra salvar los notorios fallos del guión.

Para encarnar un rol en la línea de Doris Day se contrató a Renée Zellweger, una actriz en racha, pues sus últimos films han triunfado tanto en la taquilla como en el reconocimiento crítico (al respecto señalar que Zellweger ha sido ya candidata al Oscar en dos ocasiones). Ella es Bárbara Novak, una mujer que desprecia el amor (hasta muy avanzado el film no sabremos los motivos) y se propone triunfar con un libro en el que explica la forma de evitar enamorarse y así conseguir las cosas que hasta ese momento parecían sólo al alcance de los hombres. El problema del personaje es que resulta un tanto pomposo en primera instancia y sólo cuando deja salir a relucir cierto genio (al respecto destacar su última conversación telefónica con Block) o desparpajo gana cierto interés. Zellweger realiza aceptablemente su trabajo, siendo destacable un largo monólogo que realiza en el que demuestra su talento interpretativo, por lo demás señalar que está algo por debajo del trabajo de algunos compañeros de reparto.

Si James Bond fuese periodista en lugar de espía se parecería mucho a Catcher Block, personaje interpretado por Ewan McGregor. Block representa un machismo carismático muy de moda en el cine de aquella época (recordemos que el nacimiento cinematográfico de Bond también data de aquellos años) y que logra todo lo que quiere a partir de ser irresistible para el género femenino. Este personaje resulta bastante interesante al convertir al supuesto galán del film en una persona moralmente censurable y que no duda en hacer lo que sea para lograr sus propósitos (enamorar a alguien para romperle el corazón a posteriori). El protagonista de “Moulin Rouge” (personaje aquél radicalmente distinto al de “Abajo el amor) sabe aprovecharse de la fuerza del personaje para componer una notable interpretación (quizá algo exagerada en algunos momentos, pero posiblemente más disfrutable gracias a ello), siendo su actuación uno de los aspectos más positivos del film. Por último señalar que McGregor vuelve a demostrar su talento musical al cantar a dúo con Zellweger (que ya demostró su talento en “Chicago) “Here´s to love”, con la que nos ameniza los títulos de créditos finales.

En el resto del reparto destacan los nombres de David Hyde Pierce, Tony Randall y Sarah Paulson. El primero se resiente en principio por el cambio de su doblaje habitual (bueno, igual no es habitual, pero es el que tiene en “Frasier”), pero acaba resultando muy simpático en el personaje de Peter McMannus, jefe de Block que envidia la suerte de éste con las mujeres. Paulson encarna a Vicki Hiller, objeto de deseo de McMannus, aunque él se muestra casi incapaz de intentar algo con ella sin caer en el ridículo. Además es la editora de Novak, con lo que la interconexión entre los personajes (que da pie a un buen número de divertidos equívocos, sobre todo cuando McMannus tiene una cita con Vicki en el apartamento de Catcher) es bastante obvia. Su trabajo es más discreto que el de Hyde Pierce, pero para nada malo. Por último destaca el cameo de Randall (un habitual en las películas a las que “Abajo el amor” rinde homenaje) como el jefe de la editorial del mencionado libro y que pronto cambia su parecer sobre el libro (pese a los incontable beneficios que genera) ante las dificultades que acaba planteándole en su vida personal. Su personaje apenas aparece en pantalla y no es más que una excusa para la presencia de Randall, aunque también se hace gracioso.

Para ir concluyendo resumirlo todo diciendo que “Abajo el amor” es un film simpático y (hasta cierto punto) gracioso hasta que un giro del guión dota a la película de un desenlace un tanto absurdo y que casi fastidia todo lo logrado hasta ese momento. Pero bueno, una comedia ligera que hace pasar un rato agradable mientras la visionas, pero poco más que eso, por lo que si no buscas eso es mejor que no te acerques al cine a verla.
Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
BLUESY

BLUESY

16.04.2004 13:53

siendo un genero que no me gusta, esta en concreto si que me gustó (incluido ese final....), un saludo!!

MALENA35

MALENA35

27.11.2003 23:22

Difiero un poco contigo de nuevo -ya lo hice en Crueldad Intolerable-, pareces una persona bastante informada sobre cine, yo soy cinefila pero tu ganas a cualquiera no lo dudo, a mi me encantaban las parodias Hudson-Doris Day y bueno, ellos lo hacen bien, el vestuario, montaje a lo sesentero, me parecio genial -veras como en los oscars tienen su protagonismo, sino me defraudaran una vez más sobretodo después del Sr. de los Anillos-. En fin:entretenida, secundarios geniales, simpática, y el final si pasteloso pero es comedia romántica no una opera, es lo que se espera. Saludos

blue_mary

blue_mary

22.10.2003 21:27

Muy bien redactado y expresado.Me gusto mucho esta peli, m hizo reir es muy divertida. Ninguna mujer podria estar sin pareja, o bno eso creo :S Saludos!

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Abajo el amor - DVD ha sido leída 747 veces por los usuarios:

"muy útil" por (99%):
  1. DanaX
  2. Gorgorita
  3. BLUESY
y de usuarios adicionales 90

"útil" por (1%):
  1. PABLOLUIS

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.