Adivinanzas de Oficios y Profesiones

Imágenes de la comunidad

Adivinanzas de Oficios y Profesiones

> Ver características

88% positivo

5 opiniones de la comunidad

No se encontraron los ofertas para la búsqueda

Opinión sobre "Adivinanzas de Oficios y Profesiones"

publicada 22/03/2009 | mansan9
usuario desde : 19/11/2008
Opiniones : 33
Confianza conseguida : 0
Sobre mí :
Bueno
Ventajas jajajajajaja
Desventajas ninguna
excepcional

"adivina?¿¿?¿?"

Adivina, adivinanza.

¿Cuál es el ave que no tiene panza?

(El Ave María)

Blanco por dentro,

verde por fuera;

si quieres que te lo diga,

es-pera.

(La pera)

Este banco está ocupado

por un padre y por un hijo:

el padre se llama Juan

y el hijo ya te lo he dicho.

(Esteban)

Oro parece,

plata-no es;

el que no lo adivine,

bien tonto es.

(El plátano)

Por un caminito adelante

va caminando un bicho

y el nombre de ese bicho

ya te lo he dicho.

(La vaca)

Una señorita muy señoreada,

siempre va en coche

y siempre va mojada.

(La lengua)


IV. Adivinanzas peculiares.

Hay algunas adivinanzas que tienen un inconfundible aroma local, pues presentan claros rasgos dialectales, en este caso del dialecto extremeño (la terminación de diminutivo en – ino):

Alto, alto

como un pino

y cabe en un cacharrino.

(El humo)

Largo, largo

como un camino

y cabe en un pucherino.

(El hilo)

Encontramos otras que, por su sonoridad y originalidad (a la vez que adivinanzas parecen trabalenguas), merecen también una mención especial:

Pínguili, pingli, estaba pingando,

Mánguli mangli la estaba mirando,

Si Pínguili pingli no se cayese,

Mánguili mangli no se la comiese.

(La bellota —Pínguili pingli— y el cerdo —Mánguili mangli—)

Estando pinquín que pingaba

vino hocín que hozaba

tumbó a pinquín que pingaba

y se lo comió hocín que hozaba.

(Pinquín = la castaña; hocín = el jabalí)

V. Adivinanzas temáticas.

El resto de las adivinanzas, a cual más divertida, ingeniosa e interesante, las clasificaremos en los siguientes apartados:

Reino animal

Reino vegetal

Naturaleza

Objetos inanimados.

Partes del cuerpo

De dos en dos

Cajón de sastre

Como veremos, los inventores de adivinanzas tienen predilección por algunos objetos cotidianos ricos en simbolismo, tales como el huevo , la luna, la bellota, la zarzamora o la cebolla, la oscuridad, el río y los canales del tejado: nos los encontraremos ocultos bajo múltiples disfraces.

EL REINO ANIMAL

A cuestas llevo mi casa.

Camino sin tener patas.

Por donde mi cuerpo pasa

queda un hilillo de plata.

(El caracol)

Adentro no hay quien me alcance

y si salgo sufro un percance.

(El pez)

Con su cola inmensa,

vestido de gris,

busca tu despensa

en cualquier país.

(El ratón)

Duermo en una cama

que jamás se arruga.

De todas las hierbas,

prefiero la lechuga.

Tengo orejas largas

y una cola diminuta.

Si echamos una carrera,

gano sin disputa.

(El conejo)

Fluyo más fluida que la dulce rima.

Caigo hermosamente, mas subir no puedo.

Diez mil toneladas resisto sin miedo

pero el aire siempre me marca y lastima.

(La rana)

Hay ocho que están en pie,

dos a punto de aferrarse

y dos ojos desafiando.

(El cangrejo)

Los dedos muy separados,

la ropa de mil colores.

Van veloces y ordenados.

Los buscan los cazadores.

(Los patos)

Mi inicial ancla en barco, pero nunca en navío.

Y mi segunda letra la encuentras en umbrío.

La tercera letra está en horno pero no entra en calor.

La cuarta te la brinda la misma hoja que dar.

Cuando el sol ilumina, me envuelve un gran hastío,

mas del bosque de tinieblas soy siempre el gran señor.

(El búho)

Mi inicial está en curva pero no en carretera

y mi segunda letra se encuentra en exquisito.

En rechoncho y no obeso encontrarás mi tercera.

Doméstico y paciente, me sirvo del detrito

para hacer las delicias del mundo entero.

(El cerdo)

Mi inicial está en ogro

pero no soy violenta.

La uve de victoria es mi segunda letra.

Soy la mejor amiga de la gente friolera.

El país donde vivo en riqueza abunda.

(La oveja)

Mi inicial está en paz

y la segunda se agita como un ala.

En todos los países voy vestido de gala,

unas veces de blanco y otras de color plomizo.

(La paloma)

No vuela muy alto pero es presumido.

Calza espuelas, mira con ojos feroces.

Soberbio y distante, pésimo marido,

se levanta pronto, grita a dos voces.

(El gallo)

Si preguntas mi nombre

mi inicial está en guante

y mi segunda letra

anda siempre ambulante.

La tercera y la cuarta

se hallarán en total .

Soy el más listo y guapo...

pero el menos cordial.

(El gato)

Sobre tierra y mar me encanta volar,

goleta y también ondina.

Comienzo a viajar

cuando el aire se ilumina.

(La golondrina)

Soy una piedra preciosa

que se extravió en el jardín.

En la hiedra o en la rosa

me encuentras siempre en trajín.

(La mariquita)

Va caminando por un senderito

Te da muchas cosas y va despacito.

(La vaca)

Verde nací,

verde viví

y verde moriré.

(El lagarto)

Vuelo de noche,

duermo de día

y nunca verás plumas

en el ala mía.

(El murciélago)

Zumba el vuelo vibrador.

En su casa todo es oro.

Trabaja haciendo un tesoro

con lo que le da la flor.

(La abeja)

EL REINO VEGETAL

Amarilla en el centro,

blanca por fuera.

Si fuera huevo,

estaría en la nevera,

pero como no lo soy

aparezco en primavera.

(La margarita)

Blanco fue mi nacimiento,

verde mi niñez,

roja mi madurez

y negra mi vejez.

(La mora)

Casquete sobre casquete

casquete de paño fino

no lo adivinarás en un año

y en dos porque te lo digo.

(La cebolla)

Don Dolindón el viejo

Lleva dos mil a caballo

Todos visten de negro

Menos don Dolindón el viejo

(El olivo)

El sol las madura,

la mano las rompe.

El pie las tritura,

la boca las bebe.

(Las uvas)

En el campo fui nacida,

mis hermanos son los ajos,

y aquel que llora por mí

me está partiendo en pedazos.

(La cebolla)

Era un sol en miniatura

y en la hierba la encontré.

Cuando sin piel la dejé,

me fascinó su frescura.

(La naranja)

Es un fruto delicioso,

aunque no es el más carnoso.

Su piel es roja y brillante.

(La cereza)

Fui al campo, encontré un madero,

hice dos artesas y un caldero.

(La bellota)

Fui al monte, corté un palito,

hice una artesa y un calderito.

(La bellota)

Había una casita verde

y en esa casita verde había una casita amarilla

y en esa casita amarilla otra casita muy blanca

y en esa casita blanca un corazón también blanco.

(La nuez)

Largo, largo como una soga

y tiene dientes como una zorra.

(La zarzamora)

No tengo cabeza, pero llevo sombrero,

sin pies me mantengo erguido.

En los bosques me aglomero,

por los duendes soy muy querido.

(La seta)

Primero, blanca como la nieve.

Más tarde, verde como pradera.

Después tan roja como la sangre.

Y al fin tan negra como la noche.

(La zarzamora)

Redondo, redondo como un tostón

y tiene dientes como un ratón.

(El abrojo: grano comestible, con protección espinosa. Es igual que la castaña de agua)

Evaluaciones de la comunidad

Esta opinión ha sido leída 2178 veces y ha sido evaluada un
67% :
> Cómo evaluar una opinión
muy útil

Su evaluación sobre esta opinión

Comentarios en esta opinión

  • saranatalia publicada 22/03/2009
    Muy bueno
  • ¿Te ha gustado esta opinión? ¿Tienes alguna pregunta? Identifícate con tu cuenta Ciao para poder dejarle un comentario al autor. Entrar

Información técnica : Adivinanzas de Oficios y Profesiones

Descripción del fabricante del producto

Ciao

Incluido en Ciao desde: 19/09/2006