Amigo Invisible 2011

Imágenes de la comunidad

Amigo Invisible 2011

> Ver características

93% positivo

25 opiniones de la comunidad

No se encontraron los ofertas para la búsqueda

Opinión sobre "Amigo Invisible 2011"

publicada 26/11/2011 | toninhogalego
usuario desde : 02/03/2009
Opiniones : 285
Confianza conseguida : 172
Sobre mí :
O povo e quem mais ordena ☭
Genial
Ventajas Gran persona
Desventajas tas de coña?
excepcional
Argumento
Gancho
Personajes
¿Volverías a leerlo?
Comparado a libros del mismo género

"Desbarrando (reserva1968)"

Amigo Invisible 2011

Amigo Invisible 2011

Sábado por la tarde, el sol se ha dejado caer sin demasiado ímpetu pero se agradece poder estar en una terraza sin acabar como un polluelo chorreando, comparto mesa con dos rubias a la espera de que llegue mi homenajeado, y la verdad, me encuentro bastante nervioso, para mis adentros pienso que ya podía haberme tocado una adjudicación más facililla, no quiero defraudarle y tengo todo el boquerón vendido.

Mi mirada lasciva se centra en una gota deslizándose por el cuello de la rubia que tengo más cerca de mí, siento el irrefrenable impulso de tomar esa gota entre mis labios y recorrer su cuello hasta saciar mi sed directamente de su boca.

– ¿Toni?

– ¿Roberto?

Con un ademán le invito a sentarse frente a la rubia que aún quedaba sola, deja sobre la mesa las llaves del “ferrari” y las gafas de sol, toma asiento y le pega un trago a su cerveza.

– Así que te ha tocado hacerme a ti mi amigo invisible de este año

– Eso parece, no te hubiera citado si me tocase otro.

– ¿Y cómo lo llevas?

– Joder, fatal, cada vez que me apunto en el amigo invisible acabo tirándome de los pelos.

– Anda ya, no puede ser tan difícil hacerme un regalo, con el tiempo que hace que andamos los dos por estos sitios.

– Sí, por los dos, que de ese torero cachitas no me olvido yo con facilidad, aunque tú estás en más. La cosa es que un regalo tiene que ir acorde con quien lo recibe, y no es por nada pero en ciao tu perfil es de los que decimos que dan un poco de asquito, todo opiniones excepcionales del copón y además así entre coña y coña llegas al final sin darte ni cuenta por más largas que sean, lo curioso es que de todos los que me había podido tocar en el sorteo eres con quien menos trato he tenido, y no ha sido por tiempo porque vengo encontrándome tu nombre desde siempre.

– Pero bueno, con tanto donde buscar no debe ser muy difícil conocerme ¿no?

Dimos otro trago a la cerveza, nunca he sido yo fan de cruzcampo pero para una terraza de Triana, frente al río, en la calle Betis era lo más apropiado, la brisa me traía el aroma exótico y especiado de su colonia, canela pachuli… no era algo para todos los días, y no para mí, pero se ve que se había tomado la cita en serio.

– Pues para que te hagas una idea tuve que recurrir a los colegas y entre todos no pudieron decirme nada que no supiera, lo que es tener como filosofía evitar los follones macho, porque a ver, me llegan unos informes de inteligencia de la polla, de dimes y diretes voy sobrado, que con el tiempo me he hecho una red de informadores que ni la KGB, pregunto por ti y lo que me dicen es “¡hala, que suerte, pero si es un cachondo!”(…) “vale… ¿no me puedes contar algo más?” “A ver, lo de sevillano ya lo sabes… pero mira que a este hombre le gusta la cosa buena ¿eh?” “ya, con esa descripción podríamos ser hermanos de distinta madre, a ver si concretas un poco” “¿y ahora que te cuento? pues no sé, entiende de vinos, tú cosechas el tuyo, lo mismo podías atacar por ahí” y oye, mira, algo es algo para empezar, aunque mi bodega no recibe visitas.

Total que con eso no me daba para hacer gran cosa de modo que recurro a otra de mis fuentes en plan “adivina quién me ha tocao” “¿en serio? Es un cachondo” (…) “la madre que os pudo parir ““tú sí que lo tienes fácil, no como yo que para sorprender a mi amigo invisible no sé cómo voy a hacerlo” “pues como no le escribas el manual de mantenimiento de la moto que le vas a vender” “¿y eso porqué no lo aprovechas tu bonito?” “pues de momento es la idea más estúpida que se me ha ocurrido y de tonto a cachondo solo faltan calendarios de tetas en el taller, lo mismo es una idea con futuro”.

Y como no me llegaba recurrí a otro informador “me ha tocado barre…” “¡jo! ¡ese tío es un cachondo!” “pero me cago en… os voy a mandar a tiraros en plancha a una piscina toda llena de diarrea ¿sabéis?” “Es que tenéis mucho en común, tu escribiste de masturbadores masculinos y el de condones de sabores ¿no te acuerdas de esta opinión?” “ostia, pues es verdad, me acuerdo de esa, que cachon… ¡cago en mis muertos¡ ¿yo también?… y de todos modos ¿Cómo uso eso para escribir un regalo de amigo invisible?” “A mí no me preguntes, como si organizáis una reunión de tuppersex y compartís vuestras experiencias”… pero no te rías cojones, que no veas lo que cuesta hacer una investigación en condiciones y que además se te ocurra como ponerlo por escrito, sobre todo aquí, que se nos da mucho mejor destripar a la gente que darle jabón.

– Ya, pero es que ya ¿qué te queda por decir? ¿la talla de mi costilla?

– Me quedaba el asunto de los viajes y tal, que a ver si te dejas caer más al norte, aunque bien pensado si es por quedar un día mejor que sea por el sur, con las ganas que tengo yo de mudarme cerca de tu casa, lo mismo un día de estos tengo potra y te escribo para quedar, solo me falta encontrar currelo eléctrico por ahí, lo cual me recuerda que justo antes de saber que te me habían adjudicado te habías currado una opi curiosa muy inspiradora sobre ese tema, en serio que me quedé con la copla a primera vista y a ver si realmente el sacrificio y la disciplina valen para algo, y ya puestos perseverancia que no falte tampoco.

– Pues ya sabes, si te dejas caer no dudes en llamarme.

– Cuenta con ello, a estas rubias las invito yo, pero la próxima vez te toca, ve buscando donde que seguro que algo se te ocurre, porque me pienso cobrar la deuda.

La tarde pasa mientras apuramos los últimos tragos, anochece temprano en esta época del año, hacía tiempo que no rememoraba mi estancia en esa ciudad llena de buena gente, se encienden las farolas y el Guadalquivir nos devuelve el reflejo de las luces, vaciamos las botellas y nos despedimos, pero se que por mis narices que esta la repetimos, pienso poner todo mi empeño.

Evaluaciones de la comunidad

Esta opinión ha sido leída 652 veces y ha sido evaluada un
70% :
> Cómo evaluar una opinión
excepcional

Su evaluación sobre esta opinión

Comentarios en esta opinión

  • Belenger14 publicada 07/06/2014
    Un genial escrito
  • Mdemate publicada 08/12/2012
    Valorada y añadido a mi red ! :) Bye !
  • san79 publicada 17/02/2012
    Muy bueno.
  • ¿Te ha gustado esta opinión? ¿Tienes alguna pregunta? Identifícate con tu cuenta Ciao para poder dejarle un comentario al autor. Entrar

Información técnica : Amigo Invisible 2011

Descripción del fabricante del producto

Ciao

Incluido en Ciao desde: 19/10/2011