ANÉCDOTAS DE PELUQUERIA

4  05.01.2009

Ventajas:
TODAS LAS QUE QUIERAS

Desventajas:
QUE AVECES TE METES EN CADA EMBOLADO

Recomendable: Sí 

andrea-marta

Sobre mí: ♥♥♫ ♫♫ ♫ EDICIÓN DE RELATOS ERÓTICOS EN MARCHA. SE AMPLIA EL PL...

usuario desde:23.05.2008

Opiniones:268

Confianza conseguida:129

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como excepcional de media por 39 miembros de Ciao

Lo que más me divierte de trabajar en una peluquería es poder escuchar las conversaciones de mis clientas, esas personas que a lo largo de su vida han acaudalado infinitas historias para poder contar a sus nietos, pero esto que os voy a contar seguro que son de aquellas cosas a las que sin duda no contarían ni a sus maridos, y mucho menos a sus nietos.

Me refiero a los debates que tanto les gustan, si ,si… en mi peluquería se habla mucho de sexo, es el tema preferido por mis clientas y no pasaría nada si se tratase de gente joven, pero os estoy hablando de señoras de setenta años y con maridos octogenarios y esto a mi personalmente ya me crea un trauma. Y os preguntareis el porque, pues pronto lo entenderéis.

09.00 de la mañana, grupito de señoras esperando a la puerta, me acerco hacia la puerta y ya me escucho:
- ¡Oye como te lo cuento! No me ha dejado dormir en toda la noche.
Y una ignorante piensa - ya esta malo el Antonino, pobrecito y entonces pregunto - ¡Ay Pepa! ¿Qué esta malo el Antonio? Y la ignorante o séase yo, recibo contestación
- ¡Malo! Ya me hubiera gustado a mí, que hubiera estado malo, si es que cualquier día de estos acaba conmigo de un polvo, pero por Dios a que mala hora inventaron el viagra.
Y ya me mata y ahora nos pasaremos la mañana hablando de lo mismo, mientras las otras señoras se ríen a lagrima viva y las pobrecitas viudas envidian a las casadas y las casadas envidian a las viudas y mientras yo más escandalizada y sin poderme creer lo que estoy escuchando.
Pero esta conversación va cogiendo fuerza conforme avanza la mañana y ya se ha hecho hora de tomar mi café que eso es sagrado y llego al bar y allí esta Antonio almorzando con sus amigos de partida y sin querer meto la oreja y ¡zas! esta contándole la hazaña a sus colegas y diciéndoles lo bien que funcionan las pastillas que le recomendó su medico.
- Elvira ponme un café cargado que hoy me da algo- y entonces me escucho:
- Elvira no le cobres a la pelu que le pago yo el café y lo que quiera, que me deje a mi chica bien guapa que esta noche se ha comportado muy bien y quiero repetir.
Y entonces me pongo a temblar y es cuando Elvira me pregunta.
- ¡Qué! ¿Hay marcha en la pelu hoy?
-Calla, llevo escuchando toda la mañana las intimidades de su señora y llego aquí y también tengo que escuchar las del marido y jamás pensé que llegaría a decir esto. ¡Pero que envidia me dan!
Y entonces se levanta Antonio y se dirige a la barra con su boina y su bastón (dentro de diez minutos veremos si ha llegado a la barra)
-Antonio, que bien te veo, cada vez estas más joven.
-No me digas eso, que abandono a mi mujer y me fugo contigo, que todavía puedo. Y con cinco más si se presenta la ocasión. - me responde-
Y me da la risa tonta a mí y a Elvira que se esconde tras la barra partiéndose el culo.
Mi mente no da para tanto no puedo imaginarme a esta pareja haciendo el amor a lo loco y encima contándolo como una gran hazaña, toda una aventura gracias a las pastillitas que le receto su medico.
Y me vuelvo a la peluquería, donde las madames cuentan sus experiencias, si, si porque continúan hablando de lo mismo, hoy no hay noticias del corazón, ni nada más que cotillear. Hoy hablamos de sexo y ya ésta.
Entonces llegan las preguntas intimas que jamás deberías escuchar, si piensas que ella podría ser tu abuela.
- Tu que eres joven y todo lo sabes ¿en la farmacia venden algo para la sequedad vaginal? Es que mi marido últimamente esta muy marchoso y yo no le puedo seguir el ritmo.
-¿Cómo le vas a seguir el ritmo a tu marido? Con las pastillas que le ha recetado tu medico va sobrado.
-¿Qué pastillas son esas?
¡Anda leches qué no se ha enterado! - tu no sabes que tu marido se esta tomando el viagra.- Le digo yo inocentemente.
-¡Ya sabes tú más qué yo! Con el montón de pastillas que se toma, yo que voy a saber.
- ¡Hay mi madre! No quiero me niego a seguir con el tema, te aprecio mucho como si fueras mi abuela y soy menor para hablar de estos temas contigo, me niego soy incapaz, pero... en la farmacia venden un gel, se lo peguntas a Pilar y ella te lo explicara.
- Eso a mí y a ésta edad me da mucho apuro.
Que la veo venir, ahora me dirá que vaya yo a la farmacia a comprarle el Vaginesil.
-Nena ¿podías ir tú por mí? Yo te lo pago, y ahora estas parada.
Claro, la ignorante que no sabe decir que no se va derechita a la farmacia, que por cierto esta al lado de la peluquería.
-Pilar sácame un tubito de Vaginesil, ¡anda y no preguntes!
-¿Cómo qué no pregunte? ¿Para qué quieres tú el Vaginesil?
-¡Joder! Pero si es que todo lo quieres saber, no te pago pues sácalo y punto chica.
En eso que sale Julián el farmacéutico y mi amigo.
Ya la hemos cagado Ros. ¡Halé! Cuéntale la historia interminable.
-Buenos días Ros, ¿cuanto tiempo? ¿Te atienden?
-Si, si no te preocupes que ya está.
Y en eso Pilar tan oportuna y gritando - ¡Hale Ros aquí tienes tu vaginesil!
- Ros ¿para qué quieres tu eso? - Me dice Julián.
Y ahora que le digo yo, que es para mi o le cuento la verdad y si cuela, cuela.
-No es un encargo no te preocupes que no es para mi, jeje.
Y me salgo por patas de la farmacia para volver a la peluquería, donde me esta esperando "la" Pepa que me pregunta que ¿dónde se pone eso? ¡La madre que la parió! (Pienso para mí) en mi cara tengo que tener una mirada rara pues me dice que no la mire así, que estoy empezando asustarla y entonces ya desisto toma tu vaginesil, léete las instrucciones, págame y vete hacer puñetas.
Y que hacen las demás, pues morirse de la risa viendo la cara que se me ha quedado, así que con voz firme me atrevo a decirles:
-La última vez que me hacéis esto, a la próxima os prohíbo hablar y os castigo de cara a la pared que sois peor que los niños.


No iba a publicar esto, pero debido a la repentina muerte de Pepa el pasado 31 de diciembre, lo hago como un pequeño homenaje a está gran señora de la que tanto aprendí y que sin duda voy a echar mucho de menos.

GRACIAS POR VUESTRAS LECTURAS.

Fotos de Anécdotas
Anécdotas ROS
ESTAS SON MIS CLIENTAS LAS CACHONDAS
Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
koldor

koldor

22.08.2013 18:05

Que energicas son estas Sras. Un buen homenaje,CONDIOS Sra.PEPA.

gemissen

gemissen

05.02.2009 23:21

Joba me lo estaba pasando pipa con tu opinión y las anécdotas sexuales de las señoras y me has dejado descolocada al final diciendo que ha muerto :(

lemonade

lemonade

27.01.2009 16:58

jaja que gracia!!

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Anécdotas ha sido leída 1766 veces por los usuarios:

"excepcional" por (57%):
  1. prifer
  2. nuca31
  3. crais
y de usuarios adicionales 23

"muy útil" por (43%):
  1. koldor
  2. IRRI
  3. gemissen
y de usuarios adicionales 17

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.