Así habló Zaratustra - Richard Strauss

Imágenes de la comunidad

Así habló Zaratustra - Richard Strauss

> Ver características

100% positivo

3 opiniones de la comunidad

Opinión sobre "Así habló Zaratustra - Richard Strauss"

publicada 21/05/2004 | LadySonrisa
usuario desde : 02/01/2004
Opiniones : 136
Confianza conseguida : 63
Sobre mí :
Excelente
Ventajas En el fondo es alegre, o a mí me alegra, anima, ensueña...
Desventajas Que no te guste o que no la conozcas. Eso tiene arreglo.
muy útil
Originalidad
Letras
Calidad y consistencia de las canciones
Duración del éxito
Cómo se compara a otros lanzamientos del mismo autor:

"Cuando una idea es buena, la música es acorde."

Si os he definido a Beethoven como mi quitapenas particular, a Richard Strauss os lo podría definir como el sonido envolvente que disipa mis neuras trascendentales. Cuando no puedo dejar de pensar en algo, lo que sea, llamémoslo.....z :P, dejo que suene el CD en la cadena de música y poco a poco, lentamente, como solo tengo un cerebro (gracias a Dios), se va dejando de historias y planteamientos que no sé ni soy quien para descifrar y me invita a transportarme a otro sitio, otro modo y manera de pensar, muy personal, lejano y mucho más agradable, que es lo que en ese momento necesito.

Esta obra en concreto estoy segurísima de que la conocemos todos, lo único que ocurre es que seguramente no os habéis dado cuenta, pero......antes de desvelar el misterio, os la presento mejor, por partes. Vamos a ello:


Durante algo así como 60 años Richard Strauss fue una de las figuras fundamentales del panorama musical europeo.

Nació en Munich el 11 de junio de 1864. Su talento fue reconocido tempranamente y desarrollado con cuidado. Su padre fue trompa solista de la Orquesta de la Corte Bávara en Munich. Su madre, miembro de la familia de cerveceros Pschorr y pudieron darle a su hijo el apoyo económico que necesitó en los comienzos de su carrera.

Cuando tenía 20 años, su música ya había sido interpretada por Levi y von Vulgo, dos de los más importantes directores de la época.

A los 35 años ya había compuesto varios poemas sinfónicos ( Don Juan, Don Quijote, o la que nos ocupará esta opi, Así habló Zaratustra, entre otros..), convirtiéndose en el líder de la vanguardia de los compositores europeos. Fue también uno de los directores de orquesta más solicitados de su tiempo. Hacia el cambio de siglo, el compositor mudó su interés de la música sinfónica por la ópera y los 40 años siguientes crearía obras tan imperecederas como la controvertida Salomé o Arabella, con libretos del escritor Hugo von Hofmannsthal, con quien Strauss mantuvo una fascinante correspondencia profesional que no se ha traducido aún al castellano. Con el paso de los años, Strauss compondría también ballets.

En 1894 se casó con la soprano Pauline de Ahna, tuvieron un hijo y vivieron una apacible vida burguesa durante el resto de sus vidas.

Sus últimas obras importantes (Metamorphosen y Las 4 Últimas Canciones) fueron escritas en medio de la destrucción que asolaba Alemania tras la Segunda Guerra Mundial.

Strauss murió en su casa de Garmisch-Partenkichen, en los Alpes bávaros, el 8 de septiembre de 1949, a los 85 años.

Era de un espíritu muy burlón, y así lo demostró en Así hablaba Zaratustra, que escribió entre 1895 y 1896, como respuesta a la obra de igual título del filósofo Fiedrich Nietzsche, al que le unió siempre una gran amistad y ejerció sobre Strauss una gran influencia.

Se trata de una fantasía episódica (o así la definió él mismo), en la que dio rienda suelta a su inventiva para crear texturas y jugar con las armonías. Su impresionante comienzo ( y aquí está la sorpresa que os guardaba pero ya no os hago esperar más) fue utilizado en la película 2001, Una Odisea en el Espacio. ¿A que ahora ya os suena más? XDD. Stanley Kubrick se sirvió de ella por tratarse ciertamente de una música de resonancias cósmicas sin igual, pero daos cuenta de la visión futurista que demostró el autor, que estamos a últimos del siglo XIX cuando la compuso y unos instrumentos tan clásicos como el contrafagot, el bombo, el órgano y el contrabajo. Para mí esto tiene un significado especial que no es plan tampoco de que me ponga ahora a desentrañar, son cosas mías xD.

La audición de esta obra está llena de sorpresas musicales, claro...Pueden percibirse claramente los impulsos de una especie de alma inquieta ante el amanecer que pretende representar. Porque, no solo amanecen los días, también las vidas amanecen ......o no.....

El clarinete que podemos escuchar nos hará notar inmediatamente como la obra se cubre de misterio, un misterio casi tétrico que imitan el contrafagot y el órgano a modo de eco, mientras los violonchelos y los contrabajos nos van preparando para una nueva temática sonora. Serán las cuatro trompas las encargadas de exponérnoslo: un Credo en canto llano (canto gregoriano –que me encanta, dicho sea de paso-). No olvidemos que esta obra tiene un fuerte contenido filosófico-religioso, por lo que el préstamo tomado de la liturgia católica no resulta en absoluto gratuito. Violines, violas y violonchelos solistas tocan ahora con una intimidad casi camerística una hermosa lírica y amplia melodía que describe la decisión de Zaratustra de abandonar la fe en Dios y la creencia en el más allá.

Se van incorporando poco a poco más instrumentos de cuerda, que enriquecen la textura y aumentan progresivamente la dinámica de este pasaje, en el que sigue sin intervenir ningún instrumento de viento ni de percusión.

Las modulaciones (o cambios de tonalidades musicales) en esta obra son luminosas y muy características en Strauss, a fuerza de armonías cada vez más tupidas.

La trompa, el instrumento romántico por antonomasia es casi el de los preferidos de Strauus, con la que intenta agitar la orquesta, mientras que los violines los utiliza más para dar el drama requerido a la situación.

El clima es claramente de nostalgia por las cosas perdidas, por las visiones y los recuerdos de la juventud de los que habla el Zaratustra de Nietzsche.

El violonchelo nos indicará que llegamos a la parte grave del asunto musical, al de la Ciencia (preguntas / respuestas musicales que un oído acostumbrado reconoce enseguida). Y que además nos irá preparando para otra sorpresita (¿veis como es un burlón, el bueno de Strauss?). De repente, la orquesta parece enmudecer hasta que aparece una trompeta solitaria pero terminaremos por oír el brusco estallido de toda la orquesta de nuevo. Y es que hasta en la partitura tengo entendido que indicaba cuando exactamente tocar “con humor”, aunque yo no lo he visto, pero me lo creo por el sonido, que así nos lo indica cuando aparece un pasaje algo jovial entre toda la tensión de la obra, así como el intercalado de un vals, si, si, en la canción de la danza, elegante tema expuesto por un violín solita, mientras un juguetón oboe solista se convierte durante varios compases en contrapunto de las evoluciones de ese violín. Después, oboes y clarinetes introducen un ritmo obstinado que parece querer abandonar el tiempo de vals que se reinicia al poco tiempo, una orquestación compleja pero transparente.

Poco a poco, de nuevo las trompas introducen un motivo ensoñador y nostálgico que tiñe de tonos agridulces la alegría del vals. Vuelve la atmósfera sombría y dramática. Los violonchelos exponen el recurrente motivo inicial de la aspiración suprema. No tarda en contagiarse el primer violín que parece querer volver en todo momento al ambiente desenfadado del vals. Clímax con rotundo y apasionado unísono de casi toda la orquesta y.....el vals se esfuma. Así de travieso, pícaro y pintoresco era nuestro Strauss, umm...me recuerda a alguien que asoma y se va haciendo mutis por el foro aquí en Ciao xDD.

....dedicada, con todo mi cariño a mi padrino, Crrono. Ahora que sé que le gusta la música clásica, seguro que le encantará esta opi ; ).


Evaluaciones de la comunidad

Esta opinión ha sido leída 4115 veces y ha sido evaluada un
83% :
> Cómo evaluar una opinión
muy útil

Su evaluación sobre esta opinión

Comentarios en esta opinión

  • sir_valix publicada 27/05/2004
    sensacional, un saludo!!!
  • mariocv publicada 24/05/2004
    que buen gusto tienes, mi niña
  • Crrono publicada 24/05/2004
    Y como no me va a gustar :p. Sabías que cuando yo hacía un programa de radio sobre el mundo del cine (hace ya muuuchos años) la sintonía del programa era precisamente la obertura de esta obra?? jajajaja que casualidad. En cuanto a la partitura, preguntaré a mis compis de la sinfónica si alguna vez han visto esas anotaciones de Strauss sobre "el humor" aunque igual sólo pone "Allegro" jejeje :p. Bicos :**
  • ¿Te ha gustado esta opinión? ¿Tienes alguna pregunta? Identifícate con tu cuenta Ciao para poder dejarle un comentario al autor. Entrar

Productos similares más buscados

Información técnica : Así habló Zaratustra - Richard Strauss

Descripción del fabricante del producto

Características técnicas

Compositor: Richard Strauss

Ciao

Incluido en Ciao desde: 02/03/2001