El país continente

5  26.09.2005

Ventajas:
Su variedad de paisajes y climas

Desventajas:
Las horas de avión necesarias para llegar y recorrer el país

Recomendable: Sí 

crazyspify

Sobre mí:

usuario desde:17.05.2004

Opiniones:10

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 8 miembros de Ciao

Recorrer un país en 9 días no permite conocerlo a fondo, menos si este país es un continente. Pero sí te permite disfrutar de grandes, aunque cortas, experiencias inolvidables.
Aunque dejamos de visitar algunos de los puntos más turísticos del país (Alice Springs, Darwin y su parque natural, etc...) si pudimos ver algunas de las joyas que hacen que merezcan la pena las casi 20 horas de avión (más tiempos de conexión) que se necesitan para llegar a las antípodas. En general os puedo decir que lo más destacable de Australia es la hospitalidad y amabilidad de los australianos, que nos sorprendió al estar acostumbrados al trato bastante mediocre que se ofrece a los turistas en nuestro país.
A continuación os resumo nuestro viaje y lo más destacable a visitar:
Melbourne: Esta en el sur / sureste del continente, a unas dos horas de vuelo de Sydney y a seis de Singapur (típica escala de los vuelos que vienen de Europa). Llegamos a mediados de septiembre, lo que significa principios de primavera. Lástima que por su latitud, la primavera de esta bonita ciudad es algo fresca, aunque un poco abrigados pudimos descubrir esta ciudad plagada de pintorescos tranvías. Totalmente recomendable tomar el tranvía turístico que te permite visitar los puntos más destacables de la ciudad: los extensos jardines (muy bonitos), el mercado principal (una mezcla entre la Boquería y un Rastro inmenso), la Rialto Tower (ofrece una vista panorámica de la ciudad), el barrio chino (pequeño pero curioso) y en general sus calles plagadas de tiendas y restaurantes. Nos quedamos con ganas de hacer un crucero por el rio Yarra, viajar a una isla en la que se pueden ver pingüinos y visitar a unas decenas de kilómetros a los doce apóstoles (unas rocas solitarias frente a unos preciosos acantilados). Dos días no dan para mucho más.
Cairns: A tres horas de vuelo desde Melbourne, en el noreste del continente se levanta un importante nucleo turístico rodeado por selva y justo delante de la barrera de coral. Aunque a primera vista pueda parecer un Torremolinos o un Salou australiano, afortunadamente el enclave natural y un cierto buen gusto hacen que esta ciudad no sea horrorosa y sea incluso agradable pasear por el largo paseo marítimo plagado de detalles para niños y mayores (parques, zonas de baño, etc.). Aunque una de las excuriones típicas es visitar Kuranda (un pueblo en medio de la selva al cual se accede por un teleférico y/o un tren cremallera), nosotros preferimos descubrir directamente la selva en una excursión que nos permitió recorrer la costa hacia el norte de Cairns y conocer también Port Douglas, una especie de Marbella pero con mejor gusto. Hicimos un pequeño crucero por uno de los caudalosos rios y ¡vimos cocodrilos salvajes! Otro punto importante del día fue una comida tropical en un restaurante en el que nos explicaron todas las frutas tropicales que junto con un pez local que denominan Barrabundi, componían la totalidad del menú. Al día siguiente visitamos la barrera de coral, mediante un mini crucero que nos llevó desde la desembocadura de un rio hasta una pequeña isla desierta dónde pudimos hacer snorkeling y ver los peces tropicales y la variedad y belleza de la barrera de coral. Sólo por este momento vale la pena todo el viaje.
Sydney: Esta ciudad situada en el sureste del continente es inmensa, y es muy recomendable verla a vista de pájaro aprovechando la aproximación del avión al aeropuerto. Es mucho más cosmopolita y agobiante que Melbourne, con muchos edificios altos que te recuerdan en ocasiones a las típicas imágenes de Manhattan en NY. Paseamos por Circular Quay, el centro de la ciudad formado por un embarcadero del cual parten ferrys hacia todos los puntos de la bahía. Desde allí se puede pasear hasta The Rocks, un bonito barrio que fué la primera zona en ser habitada por los colonos, con casas bajas que recuerdan las típicas construcciones inglesas de principios del s.XX. También a pie se puede ir hasta la famosa Opera House, dónde se puede comprobar que hace falta una buena cantidad de dólares para asisitir a cualquiera de sus conciertos. Por otro lado es muy recomendable la zona de Darling Harbour, ideal para pasear al borde del mar y dónde se pueden descubrir rincones tan bonitos y curiosos como los jardines chinos, que vale la pena visitar. Otro lugar de peregrinación masiva es la Sydney Tower, un rascacielos con un restaurante en la cúpula que permite ver Sydney desde las alguras y que mientras comes, va girando para ver todos los ángulos de la ciudad. La comida es horrorosa y es caro, por lo que no compensa demasiado. En los alrededores de Sydney visitamos las Blue Mountains, un bosque gigantesco de eucaliptus que toma un tono azulado (de ahí su nombre) por la combinación del vapor de los eucaliptus y la luz solar. Dentro de este parque natural se puede bajar por un teleférico y subir por unas vagonetas que, según dicen, superan el máximo desnivel del mundo para este tipo de transporte. También dentro del parque se pueden admirar las Tres Hermanas, tres rocas puntiagudas que aparecen en todas las guías de viaje de Australia.

En definitiva, un viaje que vale la pena y que contarlo entero podría ser extremadamente largo. Un consejo, si podéis intentad estar el máximo de días posibles, porque los viajes organizados suelen dejarte en tierra el tiempo justo para ver lo más importante, pero no te permiten perderte por las calles o visitar lugares que valen la pena y que se salen de las visitas relámpago. Y es que tantas horas de vuelo merecen ser compensadas de alguna forma.
Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
Maui07

Maui07

08.01.2009 16:39

Muy interesante todo lo que cuentas, lástima que fuiste pocos días. Yo y mi chico estamos pensando ir hace tiempo pero nunca nos decidimos precisamente por no tener todo el tiempo que nos gustaría..... Algún día espero. Un saludo

Poli80

Poli80

11.12.2005 01:31

Qué maravilla! es uno de mis sueños ir a Australia, sólo me hace falta tiempo y dinero! un saludo!

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Australia ha sido leída 6183 veces por los usuarios:

"muy útil" por (92%):
  1. chistos84
  2. Maui07
  3. MeriSev
y de usuarios adicionales 8

"útil" por (8%):
  1. elc2412

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.