Barceló Costa Vasca, San Sebastián

Imágenes de la comunidad

Barceló Costa Vasca, San Sebastián

El hotel Barceló Costa Vasca se encuentra situado en el barrio residencial de Ondarreta, San Sebastián, cerca de la playa y al lado de los jardines de...

> Ver características

73% positivo

8 opiniones de la comunidad

No se encontraron los ofertas para la búsqueda

Opinión sobre "Barceló Costa Vasca, San Sebastián"

publicada 20/03/2010 | Insomniaa
usuario desde : 21/11/2005
Opiniones : 598
Confianza conseguida : 201
Sobre mí :
De vueltaaaa, pero iré poniéndome al día poco a poco!!
Excelente
Ventajas Habitación, instalaciones, servicio, ubicación... Todo!!
Desventajas Precio algo elevado pero merece la pena. Ofrecen ofertas de vez en cdo
muy útil
Relación calidad precio
Comodidad del colchón
Decoración y diseño del hotel
Atención al cliente
Limpieza del hotel

"Alojándome en San Sebastián"

Barceló Costa Vasca, San Sebastián

Barceló Costa Vasca, San Sebastián

Este puentecillo de Mayo pasado estuve en dos ciudades, una de ellas fue San Sebastián y me encantó. La mantienen completamente limpia, la gente es muy agradable y la ciudad .. casi os puedo asegurar que me he enamorado de ella!


Pero a lo que vamos, voy a hablaros del hotel donde me alojé un par de días, muy cercano a la Playa de La Concha.

LA HABITACIÓN


La habitación era preciosa. La verdad es que nos quedamos encantados cuando llegamos. Éramos cuatro personas: mis padres y mi novio y yo ¿qué mejor forma de celebrar el día de la madre que con mi mami? :)


Lo primero deciros que las habitaciones van con tarjetas magnéticas, por lo que en cuanto abrimos dejamos la tarjeta puesta en la rendija para ello, con lo que nos aporta la electricidad, calefacción y todo eso.


Nosotros estuvimos en una habitación exterior, que si bien las vistas no es que fuesen una maravilla (daban al parking que es exterior), pero desde ella se podía ver, mirando a la derecha, el Monte Igueldo.


El colchón era muy muy cómodo, nada duro, no extrañé el mío de casa. Además las camas tenían funda nórdica muy acogedora y las almohadas eran comodísimas, ni muy altas ni muy bajas, en su justa medida.


Por otro lado comentaros que la habitación constaba de una terracita muy cuca con mesa de plástico y dos sillas, aunque no cabría una tercera, sin embargo se estaba muy a gusto, pese a ser mayo y ser el norte. En la planta tercera, que es donde estaba nuestra habitación, se podía fumar, es decir, eran habitaciones aptas para fumadores, sin embargo mis padres estuvieron en la planta 2, en una habitación interior, y no se podía fumar, eso sí, no tenían terraza pero sí una ventanita que daba a la parte trasera de una montaña por lo que te asomabas y veías el verde de la montañas y los arbolitos.


Aunque la pega la encontramos en que las cortinas en sí tapan, sí pero a las 6 de la mañana ya entra luz, mucha luz, por la parte de arriba de la ventana y por los laterales.. no pudimos tapar esa luz ni con las maletas en los laterales puesto que por arriba seguía entrando..


En sí el baño estaba bastante bien. El nuestro, de la planta tercera, constaba de lavabo, bidé y una ducha con la alcachofa enorme que te envolvía a la hora de la ducha, era encantador el baño, y bastante amplio. Si bien la habitación interior de mis padres no tenía bañera pero sí plato de ducha y ducha hidromasaje, por lo que estaban más que satisfechos.


Además había un escritorio muy cómodo, con una silla bastante agradable y una lámpara muy acogedora, ideal para ojear los libritos de turismo que había en la habitación.


A parte constaba de una luz que colgaba del techo y llegaba casi a rozar el suelo, muy curiosa y la verdad es que iluminaba bastante, eso sí, las luces de, lo que diríamos, la mesita de noche, no eran bien bien luces, ni tampoco de mesita de noche, jeje.. os explico.. A ver, en la pared habían atornilladas dos luces muy cucas que se podían mover, hacia delante, hacia atrás, hacia arriba, hacia abajo, etc., yo creo que encaminadas a la lectura de noche para no molestar a tu pareja ya que apenas hacía luz, no obstante como se podía regular el mango y el lugar del foco, se leía perfectamente y sí es cierto que mi pareja a penas tuvo queja de ello, sin embargo, para ver la tele por ejemplo, se hacía un poco incómodo porque parecía que estábamos en la penumbra.


El televisor estaba enganchado en la pared. Es televisión plana y bastante amplia, no sabría deciros las pulgadas pero yo soy miope (aunque poco) y no eché en falta las gafas (que por cierto me las dejé aquí en Barcelona).


Otra cosa curiosa y que cabe mencionar es el armario y su decoración. El armario, a parte de tener la barrita y las perchas y esas cosas, la puerta que había era corredera y como curiosidad cabe destacar que había un dibujo pintado del Peine de los Vientos, sus rocas, sus olas y la escultura.


En sí estuvimos encantados con la habitación, que por cierto estaba impoluta e impecable y cada día pasaban a limpiarla y hacer las camas.

INSTALACIONES


La recepción era muy maja, con un hall chiquitito pero muy cuco, con 4 asientos modernillos de color crudo y negro, si bien solo cabían 4 personas sentadas.


Hacia la izquierda encontramos el bar-cafetería, donde nos congregamos un montón de gente el sábado, a eso de las 19.30 horas en busca del partido del Madrid-Barça, jeje. Además ese bar, que es muy amplio, consta de 2 televisores, uno bastante grande, una barra donde pedir o poder tomar una copa, una diana para jugar a dardos y una zona de billar.


El hotel tiene piscina y cancha de tenis, si bien la vimos de pasada puesto que el primer día nos llovió, aunque el segundo hizo bastante bueno (es más, hemos vuelto un poco rojitos!! ¿quién lo diría eh?). También nos comentaron en recepción que había zona de spa, si bien no os puedo hablar puesto que no llegamos ni a verla ni a utilizarla, lo nuestro fue patear la ciudad.

RESTAURANTE


Tan solo utilizamos el restaurante para la hora del desayuno, ya que teníamos régimen de alojamiento y desayuno. Era de buffet libre por lo que nos pusimos las botas! En sí es un comedor bastante amplio, no obstante he visto otros hoteles con restaurantes mucho más grandes. La comida era muy buena, encontramos desde la bollería, la fruta, yogures, zumos, café, leche, cerales.. hasta buffet caliente que te lo hacía al momento: salchichas pequeñitas, chistorras, huevos fritos, bacon o revueltos. Yo uno de los dos días que estuvimos me tomé el revuelto con queso y bacon y estaba de muerte! Además había una fuente muy curiosa, que emanaba chocolate caliente, eso sí, era difícil de coger por lo que si querías debías estar con la cuchara y la tacita arriba y abajo, llenándola a cucharetazos.

UBICACIÓN


La ubicación muy buena. A menos de 5 minutos estaba el Palacio de Miramar, un poco más abajo la Playa de la Concha, cercano el Peine de los Vientos, o hacia el otro lado, la Playa de Ondarreta.. En unos 15-20 minutos caminando te plantabas en el barrio viejo, lugar a tope de restaurantes, tiendecitas, tapeo por doquier, etc.


Había una parada de buses justo encima del hotel, a unos pocos pasos, eso sí, 1 euro con 30 céntimos costaba el billete sencillo, igual que en Barcelona, por lo que me pareció una pasada ya que la ciudad es más chiquitita y no hay metro.. Así que, en los viajes sucesivos, fuimos andando y de noche, cuando los pies echaban humo, cogíamos un taxi que total, entre cuatro personas salía parecido al bus y encima no teníamos que andar esperando.


En definitiva tuvimos una estancia encantadora y muy agradable, el hotel me pareció estupendo y seguramente repetiría, tanto por las comodidades, como por la ubicación, como por todo.. nosotros quedamos más que satisfechos.


Os dejo unas cuantas fotos del hotel de cuando nos alojamos en él.


Muchas gracias!


Evaluaciones de la comunidad

Esta opinión ha sido leída 3529 veces y ha sido evaluada un
58% :
> Cómo evaluar una opinión
muy útil

Su evaluación sobre esta opinión

Comentarios en esta opinión

  • JAVIER_GM publicada 13/09/2012
    La califico como excepcional porque toca todos los puntos de interés para el viajero además de estar escrita de forma que su lecyura resulta agradable.
  • iblis1 publicada 29/07/2011
    Joe, que lujazo de sitio yo quiero ir a este hotel
  • yorch84 publicada 05/06/2011
    Es que en sí San Sebastián es un poco caro, te dejo tu merecida nota. Saludos.
  • ¿Te ha gustado esta opinión? ¿Tienes alguna pregunta? Identifícate con tu cuenta Ciao para poder dejarle un comentario al autor. Entrar

Productos similares más buscados

Información técnica : Barceló Costa Vasca, San Sebastián

Descripción del fabricante del producto

El hotel Barceló Costa Vasca se encuentra situado en el barrio residencial de Ondarreta, San Sebastián, cerca de la playa y al lado de los jardines del Palacio Miramar.

Características técnicas

Nombre: Barceló Costa Vasca, Hotel Barceló Costa Vasca

Categoría: 4 estrellas

Número de habitaciones: 203

Tipo: Hotel

Dirección: Avda. De Pio Baroja, 15, 20008 San Sebastián, Guipúzcoa

Calle: Avda. De Pio Baroja, 15

Código postal: 20008

Ciudad: San Sebastián, San Sebastián - Donostia

Provincia: Guipúzcoa

Región/Comunidad Autónoma: País Vasco, Comunidad Autónoma del País Vasco

País: España

Continente: Europa

Longitud: -1.997108459

Ciao

Incluido en Ciao desde: 01/08/2008