Alojamiento de emergencia en Tokio

3  11.05.2012

Ventajas:
A partir de cierta hora, es posible negociar el precio .  No admiten gente tatuada (son yakuza) .

Desventajas:
Baños comunitarios, oiremos roncar a nuestros vecinos .

Detalles:

Relación calidad precio

Comodidad del colchón

Atención al cliente

Limpieza del hotel

más


aracil72

Sobre mí:

usuario desde:04.12.2009

Opiniones:212

Confianza conseguida:37

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 11 miembros de Ciao
Ubicación

El hotel cápsula BlanKet Inn se halla ubicado en el corazón de Kabuki-chô, el barrio rojo de Shinjuku, a corta distancia de la estación Sibushinjuku, no muy lejos de la estación de Shinjuku (uno de los principales nudos ferroviarios de la ciudad) y de la avenidas Yasukuni Dori y Shinjuku Dori, y a tiro de piedra de Nishishinjuku, la zona de negocios del barrio de Shinjuku.

Es una de las zonas de esparcimiento de la ciudad, y se ve invadida los viernes por empleados ansiosos de correrse una juerga antes de ir a casa. Esta juerga puede limitarse a comer y beber en exceso en el caso más inocente, o puede ser más libertina e incluir visitas a los abundantes locales de alterne del barrio.

En todo caso, este tipo de hoteles esta especializado en atender a empleados que han perdido su transporte o se hallan en un estado en que no les apetece volver a casa. Así, es barato.

La comunicación es excelente. El estacionamiento es problemático, como viene siendo habitual en Tokio. Pero creo que a pocos se nos ocurrirá alquilar un coche en esos lares.

El hotel

Se trata de un hotel de regular tamaño (planta sótano, planta baja más tres plantas piso), con decoración entre funcional y nula. La limpieza es impecable. No admiten gente con tatuaje (que en Japón siempre son miembros de la yakuza, hay hoteles cápsula especializados en ellos) y es sólo para hombres (hay hoteles cápsula para mujeres).

El hotel dispone de una recepción pequeña pero suficiente. En la recepción disponemos de máquinas expendedoras de ropa interior (camiseta, calzoncillos y calcetines) a un precio razonablemente barato.

En el mostrador se nos entrega, previo pago, una pulsera de velcro con una llave; en la pulsera figura un número: nuestras taquillas y nuestra cápsula. A continuación del mostrador hay una tarima enmoquetada a la que NO debemos acceder con calzado. Justo antes de la tarima están las taquillas para los zapatos (con el mismo número que la taquilla de nuestra ropa y que nuestra cápsula).

En la planta sótano se halla el vestuario y las taquillas, de tamaño suficiente para albergar nuestra ropa (ojo, eso sí, si vestimos abrigos largos) y una bolsa de deporte de regular tamaño. No es necesario llevar pijama: nos proporcionan un yukata de color azul claro, algo corto para mi gusto pero limpio y agradable al tacto.

Los baños, comunitarios, se hallan también en el sótano. Disponemos de duchas con dispensadores de jabón y champú, cabinas de inodoro y lavabos provistos de productos desechables (maquinillas de afeitar, espuma de afeitar, cepillos de dientes, loción capilar). Creo que también había zona de baño, aunque no puedo asegurarlo.

Personal

La recepción es atendida por un caballero de cierta edad, la atención es mejor que en hoteles atendidos por jóvenes. El resto del personal consiste en dos o tres encargados de limpieza, más jóvenes y bastante discretos: a penas hacen algo más que saludarnos distraídamente mientras se afanan en sus ocupaciones.

La limpieza de las diferentes estancias es buena.

Comedor

En el momento de visitar el hotel, no disponía de máquinas expendedoras de alimentos: hay bares de udon y soba (dos tipos de fideos), tiendas 7eleven y restaurantes de varios niveles para aburrir en los alrededores.

Alojamiento

Hay dos tipos de hoteles cápsula. En uno, la cápsula es un nicho al que se entra casi a gatas. En el otro, la cápsula es similar a una litera de ferrocarril. En ambos casos, la cápsula dispone de televisor, radio, reloj despertador, iluminación y climatización individual, así como una cortina que podemos cerrar para tener algo más de privacidad.

Este hotel se ajusta al segundo tipo. Las cápsulas son tipo litera. En cada habitación había dos niveles de cápsulas, con cosa de media docena de cápsulas por pared: como una docena de cápsulas por estancia. La estancia disponía de una iluminación tenue, que permitía ver claramente el número de nuestra cápsula.

La cápsula que me toco en suerte pertenecía al nivel superior. El funcionamiento de todos los dispositivos era correcto, y la temperatura del cuarto agradable. El colchón, un futon normal, resulta sorprendentemente cómodo. Supongo que la base –el somier- será más flexible de lo que parece.

Una de las noches tuve problemas con los ronquidos de uno de los vecinos de cuarto. Lo raro es que sólo tuviera problemas uno de los días.

Conclusión

Un lugar aceptable a buen precio, con una concepción diferente del alojamiento. Más cómodo de lo que parece a primera vista e impecablemente limpio. Es barato (3.500 yenes, cosa de 3.500 pesetas o 21 €) y a partir de cierta hora, es posible negociar el precio a la baja.

Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
aracil72

aracil72

24.06.2012 23:13

Buena pregunta. No dicen nada al respecto, probablemente admitan sólo adultos.

mariet123

mariet123

19.06.2012 02:44

Gracias, y con respecto a niños y animales?

jesus3030

jesus3030

18.05.2012 21:07

interesante

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre BlanKet Inn, Tokio ha sido leída 261 veces por los usuarios:

"muy útil" por (100%):
  1. mariet123
  2. jesus3030
  3. carmami
y de usuarios adicionales 8

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.
Etiquetas relacionadas con BlanKet Inn, Tokio