Unas horas en Bratislava

3  26.03.2008

Ventajas:
Mejor de lo esperado

Desventajas:
El idioma

Recomendable: Sí 

caceres

Sobre mí:

usuario desde:17.10.2002

Opiniones:1828

Confianza conseguida:285

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 17 miembros de Ciao

LLegamos a Bratislava por tren desde Brno, la primera impresión fue tremenda, mi hija me había dicho que era una ciudad horrible, con grandes bloques de la época comunista, todo gris y sucio y la verdad es que la estación era mugrienta y tanto los alrededores como quienes merodeaban por allí invitaban a salir corriendo. Como era bastante tarde, casi las 8 de la tarde, tanto la oficina de cambio de moneda como la de información turística estaban cerrada asi que nos lanzamos a la calle sin moneda del país, sin información y arrastrando un pesado maletón.

Seguimos los carteles que anunciaban hoteles y llegamos a uno que nos pedía 150€ por habitación asi que probamos suerte en la pensión de al lado que resultó que tenían libre un apartamento por 50€ y que además admitían el pago en nuestra moneda. La señora encantadora nos recomendó que salieramos a cenar enseguida porque a las 10 todo está cerrado, asi que siguiendo su consejo fuimos a una pizzeria a unos minutos pero al fondo de la cuesta mas empinada que recuerdo haber subido en mi vida. Convencimos al camarero para que nos cambiara dinero y asi tener dinero para poder tomar un autobus o un taxi a la mañana siguiente.

A las 7 de la mañana estábamos en pie para volver a dejar el maletón en la estación de tren y poder dar un paseo por el centro histórico de la ciudad.

La parada de autobus que nos llevaba a la estación estaba junto a la pizzeria d ela noche anterior, pero.... nadie tenía cambio para poder sacar los billetes... al final un amable conductor nos permitió subir sin billete.

El centro es pequeño y agradable, un castillo, torres, edificios impresionantes, un paseito por el Danubio, un vistazo al puente de San Miguel, una señora que nos cobró dos pilas para la cámara de fotos por el doble que marcaba porque decía que ese precio era solo por una ¿¿¿????? INCREIBLE y vuelta a la estación para seguir camino a Hungría.

RESUMEN: Bratislava es mucho mejor de lo que esperaba y la zona histórica es pequeñita pero agradable y aunque hay edificios horribles, mugrientos y que se caen a pedazos, la zona del hotel era señorial con edificios modernos y palacetes restaurados que en nada tienen que envidiar a cualquier ciudad europea moderna.

Dicen que desde el puente la vista es maravillosa que incluso se llegan a ver Los Cárpatos y debe de ser verdad porque se contaban por cientos los jóvenes que iban en el tren cargados con sus skies. También al otro lado del puente se extiende una inmensa ciudad de rascacielos que en nada se parece a la que yo imaginaba desde la estación y es que a veces nos dejamos influenciar demasiado por las apreciaciones de los demás.

Fotos de Bratislava
Bratislava Puente de San Miguel
Desde el puente una vista extraordinaria
Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
j.carlos1903

j.carlos1903

25.08.2013 01:40

Me gustó bastante el centro histórico, pequeño pero muy bonito

lara_croft

lara_croft

23.06.2008 13:18

Vaya aventuas, jejeje. Es entretenido lanzarte a un viaje en el que te ocurran peripecias de éstas; lo de las pilas es toda una anécdota, jajajaja. Un besazo.

JO333

JO333

02.04.2008 20:10

Muy buena opinión. La verdad es que viajé allí desde Viena, pero no tengo ningún buen recuerdo

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Bratislava ha sido leída 2612 veces por los usuarios:

"muy útil" por (95%):
  1. j.carlos1903
  2. nerea_
  3. svarada81
y de usuarios adicionales 18

"útil" por (5%):
  1. lara_croft

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.