La Venecia del norte

5  29.06.2004

Ventajas:
preciosa ciudad cultural

Desventajas:
ninguna

Recomendable: Sí 

tegama

Sobre mí: Gracias a tod@s por vuestras lecturas.

usuario desde:12.04.2004

Opiniones:526

Confianza conseguida:62

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 13 miembros de Ciao

Atravesada por una densa red de canales, la ciudad medieval de Brujas, antigua capital de Flandes, vivió su momento más floreciente en el siglo XV, ya que la Edad Media fue el momento de máximo esplendor comercial de Brujas. Luego, dejó de ser el centro de comercio de toda Europa para convertirse en sede de una de las escuelas de pintura más importantes de todos los tiempos: la flamenca.
El casco antiguo de Brujas, medieval, es uno de los mejor conservados de Europa, y alberga la coleección de pintura flamenca más importante del mundo.
La ciudad pertenece a la Bélgica que habla flamenco (aunque todo el mundo entiende el francés). El nombre de la ciudad en flamenco es Brugge y, en francés, Bruges. En el año 2002, fue una de las dos capitales culturales europeas, junto con Salamanca.
Brujas destaca por sus parques verdes y sus plazas arboladas, así como por sus casas medievales y calles empedradas. Su ayuntamiento es el más antiguo de Bélgica.
La catedral y museo de Nuestra Señora es testimonio de la evolución del gótico de Flandes. En su interior conserva una importante colección de arte.
Destacan también la catedral de San Salvador, la increíble iglesia de Nuestra Señora, la Cancillería, el hospital de San Juan, etc. También me encantó la llamada Orilla Verde (el Croenerei), las torres, las casas de espejo, los recorridos en barcaza por los canales, las callejuelas para ser visitadas a pie o en bicicleta y las casas de beguinas (los beaterios). En Brujas encontraréis muchos locales donde tomar un té a media tarde, y sus chocolates son deliciosos.
Es impresionante la vista del centro del antiguo Brujas desde los canales, flanqueada por la torre de la iglesia de Nuestra Señora y la atalaya o campanario de carillón.
En la ciudad de Brujas hay una serie de canales artificiales que la comunican con el mar.
En Brujas, todo gira en torno a su plaza mayor, la Markt (junto a la Burg). La plaza Markt es el mejor ejemplo de las raices medievales de Brujas, el alma de la Brujas medieval. Fue sede comercial y conserva los mercados del siglo XIII junto a la estatua de los héroes que se enfrentaron al ejército francés. El campanario que la singulariza, con sus 82 metros de altura, sus 366 escalones y las 47 campanas de bronce del carillón, los antiguos mercados del lado sur y el monumento a la batalla de las Espuelas de Oro, son parte del perfil de la ciudad.
El Palacio Provincial, construido a finales del siglo XIX al estilo neogótico, está situado en la parte oriental de la plaza Markt.
El Museo Groeninge, cuenta con una de las mejores colecciones del mundo de primitivos flamencos, complementada con la que exhibe otro museo ejemplar de la ciudad: el Memling, de fascinante arquitectura y con una colección que hace hincapié en la obra de Hans Memling.
El museo Groeninge es el más importante de la ciudad, y es célebre en Europa por su magnífica colección pictórica de los primittivos flamencos, con obras de Jan van Eyck, van der Weiden y Hans Memling.
Instalado en la iglesia y antiguo hospital medieval de Saint-Jean, el museo Hans Memling acoge una importante colección de obras de este pintor flamenco.
El patio del Museo Gruuthuse destaca por su decoración en hierro forjado.
Para llegar a Brujas, no hay ni aviones, ni trenes ni autobuses directos desde España, por lo que, si decidís ir en avión, tendríais que tomar un vuelo hasta Bruselas. En tren habría que ir a París y luego coger desde allí el tren directo París-Brujas. Nosotros fuimos en coche y el trayecto es sencillo: se va de Barcelona a Toulouse, desde allí a París y luego ya directos a Bruselas desde donde tomaremos la carretera a Brujas.
A mí lo que más me gustó de Brujas es que es una ciudad peatonal por excelencia; en la mayor parte de sus calles el acceso está prohibido a los coches, así que lo ideal es ir en bicicleta, aunque también es agradable pasear en barca o en coche de caballos.
Los hoteles de Brujas participan de la magia que envuelve la ciudad. Yo me alojé en dos: De Orangerie (un antiguo convento del siglo XV, remozado, cubierto de hiedra y con bonitas vistas) y en el hotel Cuteline (este es más barato y está fuera del casco antiguo de la ciudad. Es un castillo histórico en una reserva natural).
Para comer, la amplia oferta gastronómica de la ciudad os permitirá degustar la típica cocina belga en restaurantes para todos los bolsillos.

Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
manessina

manessina

21.03.2005 20:48

estuve allí y me encantó

Mena85

Mena85

26.10.2004 02:14

A ver, la opinión está bien, pero el título fatal. La Venecia del norte es San Petesburgo en Rusia!!!

mtmcg

mtmcg

05.08.2004 20:33

Como me gustaria ir.

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Brujas ha sido leída 7565 veces por los usuarios:

"excepcional" por (12%):
  1. manessina
  2. mtmcg
  3. lacultura
y de un usuario adicional

"muy útil" por (82%):
  1. Anaismoon
  2. jciaob
  3. carrolab
y de usuarios adicionales 25

"útil" por (3%):
  1. noadas

"nada útil" por (3%):
  1. Mena85

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.
Etiquetas relacionadas con Brujas