El morbo de lo real

5  05.05.2011

Ventajas:
Aprendes cosas interesantes .  Es entretenido .

Desventajas:
Las dichas en la opinión .

Flor_de_azucar

Sobre mí: Mis reseñas literarias también en mi blog: http://apiedepaginaa.blogspot. com.es/

usuario desde:11.08.2010

Opiniones:73

Confianza conseguida:72

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como excepcional de media por 46 miembros de Ciao

Hola gente.
Siento estar tan desconectada, pero apenas tengo tiempo para entrar en ciao y estaré asi al menos un mes y medio, pero en cuanto pase me pondré al día. ¡Lo prometo! Mientras tanto voy a subir una opi que tenía escrita y aun no había publicado: la serie: Crímenes imperfectos (en original: Forensic files).

FICHA TÉCNICA
Como podemos deducir la serie-documental es de factura americana. Consta de 4 temporadas y en España, actualmente lo emite la sexta (En horario matutino de Lunes a viernes de 9'15 a a 11 y por la tarde en la Sexta2 los viernes de 20'15 a 21'00). Cada episodio dura unos 20 minutos pero con los anuncios (que ponen un montón) se alargan hasta los 35 o 40 minutos.

LOS EPISODIOS
Crímenes imperfectos no es una serie de ficción sino más bien un formato más cercano al documental o al reportaje. Cada episodio recoge el seguimiento policial, criminalístico y social de un asesinato o de varios asesinatos acaecido en algún lugar de Estados Unidos.
Los episodios suelen tener una estructura similar: En primer lugar se ofrece una reconstrucción ficcionada de los momentos previos al delito, por ejemplo la última vez que fue vista la víctima, para a continuación relatar, sirviéndose de fotografías de archivo y testimonios de los testigos, cómo se encontró el cadáver y cuáles eran las pistas que encontraron en el lugar del crimen.
A partir de ahí comienza una pormenorizada reconstrucción de los pasos de los investigadores, que a veces se prolongan durante décadas, hasta que dan caza al asesino. Todo ello mediado por las intervenciones de los protagonistas (padres, pareja y amigos de las víctimas, especialistas a los que se consultó, acusados de los cuales más tarde se demostró su inocencia…) que recorren el abanico entre lo más emotivo hasta lo más técnico; así como el visionado de fotos del caso, videos reales de los interrogatorios y algunas escenas de ficción que reconstruyen lo que ocurrió realmente, cómo ocurrió o conversaciones y situaciones referidas que quedaron fuera de la cámara y de la cual no se conservan documentos.

¿POR QUÉ ENGANCHA?
Es un secreto a voces que las series de asesinos y policía científica (especializada en distintos ámbitos) han gozado del favor del público los últimos años. CSI, Mentes criminales, bones… son solo unos ejemplos de lo que digo. Parece que tenemos, yo la primera que adoro estas historias, un gusto macabro por los asesinatos. Además de este gusto 'morboso', creo que si nos 'enganchan' es también por un rasgo cultural contemporáneo: la confianza en la ciencia. La ciencia se ha convertido en la 'religión mayoritaria' y los científicos en los 'gurús' de nuestras acciones (entiendase la metáfora y las excepciones que incluye). Por lo tanto las historias que muestran la labor científica como todopoderosa, (resolver un crímen a partir de una mota de polvo o una minúscula fibra de nylon, por ejemplo) reafirma nuestra confianza ciega en la ciencia y nos infunde una tranquilidad apoyada en el conocimiento muy propia de la era en que vivimos.
Crímenes imperfectos sin embargo, va más allá de los límites de las series de ficción que explotan estos 'gustos y deseos' modernos ya que añade un nuevo valor al formato y es que habla de casos reales por lo tanto los monstruos no son ficciones, no se ha exagerado su maquiavélico plan, no se ha alterado la secuencia de las pruebas, el valor de las mismas o las herramientas al alcance de los investigadores para encontrar al asesino. Es por ello que, personalmente, me gusta casi más que las series de ficción que tratan el mismo tema.

EL SÍNDROME GRISSOM
Hace poco leí un artículo en el país donde hablaban de este ‘síndrome’. A través de las series de ficción y no ficción dedicadas al trabajo de la policía científica y a su labor resolviendo crímenes, el pública en general maneja un conocimiento mayor sobre las técnicas y el valor de algunas pruebas, del que nunca se ha tenido. Esto es positivo y negativo:
Es positivo porque en juicios con jurado popular la defensa no debe emplear mucho tiempo, como si se veía obligado a hacer antes, en explicar al jurado en qué medida una huella digital o una muestra de ADN es única y fiable para apresar al asesino. El jurado suele tener un mayor nivel a la hora de advertir el valor implicatorio de estas pruebas en los casos.
Sin embargo, también hay un lado negativo: La ‘ficción’ sobre las investigaciones forenses, donde los casos se resuelven en un intervalo de uno o dos días, y donde las pruebas son más que evidentes, además de hacerse rastreos casi imposibles o ampliar imágenes más allá de lo informáticamente posible, proyectan una idea distorsionada de la labor de la policía científica. El jurado se hace más exigente. Solicita pruebas más contundentes antes de dictar sentencia. Y esas pruebas, como muestra Crímenes imperfectos, son raras de encontrar, aunque en CSI y similares sean moneda de cambio común.


CRÍMENES... SÍ, PERO IMPERFECTOS
En original la serie se titula 'archivos forenses', pero algún creativo español se puso espléndido y decidió titularla aquí: Crímenes imperfectos. En realidad con tal título estamos añadiendo un valor curioso a todo el formato:
Es cierto que estamos hablando de crímenes atroces, pero todos ellos fracasan en algún punto haciendo que su autor de con sus huesos en la cárcel o directamente en el corredor de la muerte. Es decir, no existe el crimen perfecto. Por cuidadoso que sea el criminal siempre comete un error, siempre deja tras de sí una pista que puede hacer que la policía llegue hasta él y, por así decirlo, que terminen ganando los buenos.
Mostrar estas exitosas campañas policiales nos transmiten una sensación de consuelo y seguridad: los malos van a pagar, tarde o temprano, nadie queda impune de sus actos por lo tanto vivo dentro de un sistema que se preocupa por mí y que no dejará que me pase nada malo; es más, si algo malo me pasara, el crímen sería 'vengado'.
Por otro lado implica una medida disuasoria: Con frecuencia se acusa a estas serie de 'dar ideas' a los criminales sobre cómo NO cometer un crimen si no quieres que te pillen: usa guantes, limpia con lejia que hace desaparecer la sangre... Y eso es negativo, pero por otro lado te dicen: hagas lo que hagas no puedes controlarlo todo, hay pruebas de tu crimen y te pillaremos.
En mi opinión el 'te pillaremos tarde o temprano' es peliagudo porque, como vemos en 'forensic files': no siempre pillan al malo (y eso va en contra del título español y de la realidad) y además las investigaciones pueden prolongarse durante años de forma que las pruebas se pierdan o se corrompan de manera que, aunque pillen al malo, este puede haber muerto ya o salir impune en un juicio.
Como vemos hay todo un debate abierto respecto a la pertinencia o no de mostrar estas cosas por la tele....

LOS 'HERMANOS' DE CRÍMENES IMPERFECTOS
Viendo el éxito del formato original, se generaron otras series documentales que siguen el mismo funcionamiento que la principal pero añadien algunos rasgos 'novedosos'. La sexta los emite también de lunes a viernes tras 'crímenes imperfectos', desde las 11 hasta las 14. Estos son:
- Crimenes imperfectos: detectives de lo oculto. Donde el seguimiento del caso se hace a través de algunos mediums que reconstruyen el crimen mediante sus sensaciones en las distintas escenas. A mi este no me gusta demasiado porque aunque te cuentan el cómo, no te dicen ni porqué ni quién porque la investigación no tiene gran trascendencia.
- Yo detective: Seguimos el caso pero ante cada nueva pista o avance en el caso se produce una pausa en la que preguntan al público qué creen que es más conveniente hacer a continuación y le dan a elegir entre tres respuestas posibles. Luego dan la respuesta correcta justificando su corrección y continúan con el caso. Es un programa muy interactivo, este sí que me gusta mucho.
- Crímenes imperfectos: historias criminales: Con el mismo formato no se centra tanto en asesinatos sino que incluye robos, secuestros, y otro tipo de delitos no necesariamente de sangre.
- Crímenes imperfectos: ricos y famosos: Como señala el título, es la misma estructura pero los protagonistas son gente de cierto renombre o fama de manera que se añade un plus de sensacionalismo a todo el asunto.

LO RECOMIENDO
Si te gustan este tipo de temáticas sí, con los ojos cerrados. Ahora, si eres sensible a las imágenes duras, mejor no veas esta serie ya que no suelen ahorrar en imágenes de cadáveres, salpicones de sangre o reconstrucciones más o menos explícitas.

Gracias por vuestras lecturas y valoraciones ^^

Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
lilyth502

lilyth502

08.05.2012 20:09

yo los veo y me encanta.

Orestbu

Orestbu

06.05.2012 17:43

Suelo verlo sí me quedo en casa alguna mañana, también me gusta!

igalan

igalan

27.07.2011 20:10

Yo lo he visto alguna vez, pero me resultan un tanto morbosos, y a veces pienso en las familias de esas personas y lo que sentirán al verlo, y entonces lo quito. Un saludo!

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Crímenes Imperfectos, La Sexta ha sido leída 922 veces por los usuarios:

"excepcional" por (63%):
  1. lilyth502
  2. Orestbu
  3. Lauraespine
y de usuarios adicionales 26

"muy útil" por (37%):
  1. carmami
  2. wrara
  3. igalan
y de usuarios adicionales 14

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.
Etiquetas relacionadas con Crímenes Imperfectos, La Sexta