Cueva Huerta

5  22.09.2011

Ventajas:
Todas

Desventajas:
Para mí las escaleras

Recomendable: Sí 

Motocas

Sobre mí:

usuario desde:04.08.2004

Opiniones:453

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como excepcional de media por 35 miembros de Ciao

Hola amig@s!!!

Después de mucho tiempo sin escribir y aprovechando que con las vacaciones he conseguido ponerme más o menos al día con las alertas retomo la escritura para hablaros de una de las maravillas de mi pueblo: Cueva Huerta; que he tenido la suerte de poder visitar este verano.
Cueva Huerta

Se trata de una de las mayores cavidades de Asturias. En el año 2002 fue declarada Monumento Natural, pero, además, se encuentra dentro del Parque Natural de Las Ubiñas – La Mesa al igual que todo el concejo de Teverga.

Tiene aproximadamente 14 km de galerías, aunque todavía hay gran parte de la cueva sin explorar debido a que está inundada y se contempla la posibilidad de que sea más grande de lo que se piensa.

Es de origen kárstico y constituye por sus dimensiones y su complejidad hidrogeológica un sistema de gran interés geomorfológico y espeleológico. Se divide en tres niveles, pero solamente se conoce con exactitud el primero debido a que el inferior está inundado y el intermedio también lo está durante gran parte del año.

Además, en su interior viven tres especies de murciélagos diferentes; una de las cuales, el murciélago de cueva, es una especie protegida. De hecho, durante 13 años la cueva permaneció cerrada al público debido a que esta especie se encontraba en peligro de extinción y fue en el año 1990 cuando se volvió a abrir al pasar a considerarse a estos murciélagos especie protegida.
Localización

Como ya he dicho la Cueva Huerta se encuentra en el concejo de Teverga (Asturias) concretamente pertenece al pueblo de Fresnedo, aunque no se encuentra en el mismo sino a medio camino entre Fresnedo y Páramo.

Más concretamente se encuentra en el desfiladero de La Foz de la Estrechura (la hoz de estrechura) llamado así porque en invierno acostumbra a caer el trabe con lo cual el pueblo de Páramo acostumbra a quedar incomunicado.

Cueva Huerta se encuentra a apenas 10 minutos de San Martín (la capital del concejo) en coche, pero aunque está indicada desde la carretera no se ve. Para ver la entrada es necesario bajar la pasarela hasta la misma.

Como llegar

Creo recordar que en alguna opinión sobre mi pueblo ya os expliqué este punto, pero por si acaso lo vuelvo a hacer. Existen varios puntos desde los que es posible acceder a Teverga: Somiedo, León, Oviedo, Tameza, etc. Pero me voy a centrar en los dos principales: Oviedo y León.

Desde Oviedo hay que coger la N – 634 y acceder a la autopista A – 66 en dirección Grado – La Espina. Dejamos la autopista en la salida número 9 dirección Trubia y bajamos hasta una glorieta donde hay que coger la segunda salida dirección Trubia.

Accedemos a un puente al final del cual hay un cruce donde hay que girar a la izquierda dirección Puerto Ventana y continuar por esa carretera durante unos 20 kms aproximadamente, tras los cuales hay que girar a la derecha en el pueblo de Caranga en dirección Puerto Ventana.

Tras 8

Fotos de Cueva Huerta, Fresnedo
  • Cueva Huerta, Fresnedo P1050608 - Cueva Huerta, Fresnedo
  • Cueva Huerta, Fresnedo P1050612 - Cueva Huerta, Fresnedo
  • Cueva Huerta, Fresnedo P1050614 - Cueva Huerta, Fresnedo
  • Cueva Huerta, Fresnedo P1050615 - Cueva Huerta, Fresnedo
Cueva Huerta, Fresnedo P1050608 - Cueva Huerta, Fresnedo
Área recreativa
kms llegamos a Teverga y una vez en San Martín, capital del concejo, en la glorieta que hay en el medio del pueblo cogemos la segunda salida dirección Puerto Ventana. Tras unos 10 kms aproximadamente llegamos a la Cueva Huerta, cuyo aparcamiento y área recreativa nos queda a la derecha.

Viniendo desde León es aún más fácil llegar. Si venimos por la autopista hay que salir después del puente que cruza el embalse de los Barrios de Luna en la salida de Villablino y continuar todo recto por la carretera hasta el Puente Orugo donde hay que desviarse a la derecha en dirección San Emiliano y después continuamos recto ascendiendo el Puerto Ventana.

Al llegar al alto ya estaremos en Asturias y, más concretamente, en Teverga. Ahora solo hay que bajar el puerto y tras pasar Páramo, a un kilómetro aproximadamente, encontraremos la Cueva Huerta a nuestra izquierda.

Visitas, horarios y precios

Las visitas que se pueden hacer son todas guiadas y las lleva la empresa Depor Ventura. Se trata de una empresa de turismo activo que tiene varias sucursales por el municipio y con la cual podemos hacer varias actividades en los Valles del Oso (Quirós, Proaza, Somiedo y Teverga).

Os dejo su página web por si alguien quiere echarle un vistazo: www.deporventura.es. Las visitas que realizan son de dos tipos: por la pasarela y de espeleología. La visita por la pasarela consiste en un camino artificial que se hizo para facilitar las visitas.

Se trata de una pasarela de 300 metros de madera que se ha hecho para poder visitar la cueva andando. La visita dura algo menos de una hora y es fácil de hacer. Únicamente hay que tener algo de cuidado en alguna zona y cuidado de no caerse por las escaleras.

Ellos te dejan un casco con lámpara para poder ver dentro de la cueva ya que dentro no hay ningún tipo de luz para no molestar a los murciélagos. Este tipo de visitas tienen dos horarios diferentes: el de verano y el de invierno.

El de verano es de martes a domingo ya que los lunes descansan y hacen visitas cada hora desde las 11 hasta las 6 de la tarde. Tanto este horario como el de invierno están pensados para que las visitas afecten lo menos posible a los murciélagos que viven en la cueva.

El horario de invierno es sólo durante los fines de semana con una visita cada hora desde las 11 de la mañana hasta las 2 de la tarde. En este horario es recomendable reservar. En cuanto al precio este tipo de visita por la pasarela cuesta 3 € por persona.

La visita de espeleología empieza en la misma pasarela y es una actividad de iniciación a la espeleología por lo cual la visita es relativamente fácil. Desde la misma pasarela se accede a otra sala donde se realiza un pequeño rapel y dependiendo de la época en que se realice la visita se accede al río subterráneo.

La visita dura unas tres horas aproximadamente y está pensada para grupos. El único requisito que nos piden es ir con el calzado y la ropa adecuados. Ellos se encargan de facilitar los monos, arneses, cascos, lámparas, etc.

Este tipo de visita se realiza durante todo el año, pero siempre con reserva previa. Tiene un precio de 25 € por persona.
Opinión personal

Hace muchos años que conozco la Cueva Huerta, pero hasta este verano no he podido realizar la visita. Primero la conocí cerrada con una gran verja que imposibilita el entrar debido a que los murciélagos estaban en peligro de extinción.

Luego, cuando la abrieron, conocí la entrada y el área recreativa donde a mis 15 años me he pasado más de una tarde al sol disfrutando de la tranquilidad. Después empecé a oír a hablar de la pasarela de madera, que si la iban a abrir y demás y, ahora, finalmente, he podido acceder a la cueva, aunque aún me queda una asignatura pendiente.

Y es que la visita que yo he hecho es la de la pasarela, que me encantó, pero me quedé con las ganas de hacer la de espeleología. Hace tiempo que tengo ganas de hacerla, pero por unas cosas u otras todavía no ha podido ser.

En nuestro caso la guía era una chica rubia, de cuyo nombre no me acuerdo (¡lo siento!), que en todo momento fue con calma explicándonoslo todo y respondiendo a nuestras preguntas.

Es recomendable llevar una sudadera porque la diferencia de temperatura se nota. Nosotros fuimos en verano y en la cueva se estaba de maravilla, pero luego al salir hacia un calor sofocante y esos cambios de temperatura no son nada buenos.

La guía llevaba dos linternas, aparte de la lámpara del casco, y con ella iba iluminando la pasarela ya que dentro, como ya comenté, no hay luz. La cueva se formó en su día debido al cauce de un río subterráneo que todavía hoy inunda el tercer nivel de la cueva. Pero a día de hoy se compone también de varias galerías formadas por diversos terremotos que han sucedido a lo largo de todos estos años y de un sumidero que aunque en verano está seco, en invierno se ve perfectamente el agua.

Los terremotos, al igual que el río, han hecho que la cueva cambie a lo largo de tiempo y es bastante impresionante ver los bloques de piedra que han caído del techo y las paredes con los terremotos.

Como toda cueva tiene sus estalactitas y estalagmitas, aunque no son ni muy grandes ni muy impresionantes. En gran parte porque algunas se han roto con los últimos terremotos que ha habido.

Es muy importante hacer el menor ruido posible en la cueva debido a los murciélagos. Ellos, cuando nosotros visitamos la cueva, están durmiendo y aún así notan las vibraciones que provocamos al pisar sobre la madera por lo que es muy importante no armar alboroto para no molestarnos. No es normal verlos volar por la cueva durante el día, además su parte de la cueva está separada de la nuestra por decirlo de alguna manera. Pero, por la noche, sí es habitual verlos por la zona y, con la zona, me refiero a la carretera que pasa bastante cerca de la cueva.

La pasarela de madera también tiene un tramo de escaleras por el que hay que descender para ver la entrada natural de la cueva y ascender para salir de la misma. Hay que tener cuidado porque aunque llevamos luces estamos prácticamente a oscuras y nadie está libre de tropezar.

Personalmente tengo que admitir que fue lo que menos me gustó porque aunque algunos escalones son pequeños y están bastante inclinados, la gran mayoría son bastante grandes y para alguien con las piernas cortas como yo cuesta un poquito. Bajé sin ningún problema, pero subir me costó lo mío, casi parecía que escalaba las escaleras.

Lo que visitamos por las escaleras son dos salas diferentes unidas por una cavidad bastante pequeña en la que hay que tener cuidado de no pegar con la cabeza en el techo. La primera sala es conocida como el infierno y ese nombre se entiende tras ascender de la segunda sala.

La segunda sala es la que nos lleva a ver el sumidero y la entrada natural de la cueva y debido a las corrientes de aire está mucho más fresca que el resto de la cueva. Si no recuerdo mal entre unos 7 y 13 grados de temperatura.

La sala infierno no tiene entrada de aire ninguna. Está cerrada por una puerta de madera por la que entramos a la cueva y se acaba en esa cavidad pequeña que da acceso a la segunda sala. Al no haber corrientes de aire al subir a esta sala desde abajo la sensación térmica es de mucho calor y de ahí su nombre.

Sin embargo, al salir afuera sí que hace calor. Pues al entrar en la cueva la sensación es de frío.

En esta zona, además, hay un área recreativa con sus mesas y una o dos barbacoas. En el mismo área hay una caseta de madera que es donde se compran las entradas.

También hay un poco de aparcamiento, para unos diez coches aproximadamente. Las vistas desde el área recreativa son preciosas. Desde allí también se puede iniciar una ruta a pie hasta la braña de Páramo y La Focella o bien empezar la senda del oso en este lugar.

Conclusión

Hacía mucho tiempo que tenía ganas de visitar Cueva Huerta y aunque aún tengo que hacer la ruta de espeleología creo que para los que no puedan hacerla por la razón que sea esta visita de la pasarela es muy recomendable.

No es la típica cueva con estalactitas y estalagmitas gigantes y con pinturas rupestres. Para eso tenemos los abrigos rupestres de Fresnedo y el Parque de la Prehistoria. Cueva Huerta impresiona por lo grande que es, por el silencio que hay dentro, tanto que si conseguimos estar todos callados incluso se oye el ruido del río subterráneo.

Impresiona por los bloques de piedra tan grandes que hay y porque sabes que en cualquier momento puede salirte un murciélago de alguna cavidad. Creo que es más recomendable visitarla con el deshielo por ver el río y la cascada de agua, pero aún así en verano merece la pena la visita.

Tengo que reconocer que no iba muy convencida porque no sabía lo que era la visita por la pasarela. Yo pensaba que sería simplemente hasta la entrada y nada más. Pero me equivoqué y descubrí que esos 3 euros que me gasté en la entrada estaban más que bien empleados.

Así que os recomiendo a todos la visita no sólo a la Cueva Huerta sino a todo el concejo. Somos unos grandes desconocidos en cuanto a turismo se refiere, poca gente que no sea de aquí sabe siquiera que Teverga existe, pero tenemos mucho que ofrecer. No en vano todo el concejo está dentro del Parque Natural de Las Ubiñas – La Mesa.

Por tanto aquí os queda mi recomendación y, por supuesto, si venís y necesitáis un guía ¡aquí me tenéis!

Besos para tod@s
Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
Pach06

Pach06

07.11.2011 14:16

No conozco la cueva ni me sonaba, me la apunto para una futura visita aunque solo sea la de la pasarela. Mira que estube no hace mucho por esa zona y tampoco oí hablar nada sobre la cueva, habrá que volver. Un beso ;)

cuchufleta

cuchufleta

24.10.2011 13:49

creo que yo sería incapaz, porque me dan unos yuyus........

Tallulaht

Tallulaht

13.10.2011 21:38

Uys a mi estos sitios me gusta verlos de lejos sólo, no podría entrar en un sitio tipo cueva, me daría claustrofobia. Tu opinión, buenisima, como siempre. Un saludo!

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Leer más sobre este producto
Evaluaciones
Esta opinión sobre Cueva Huerta, Fresnedo ha sido leída 1569 veces por los usuarios:

"excepcional" por (89%):
  1. Pach06
  2. cuchufleta
  3. Tallulaht
y de usuarios adicionales 29

"muy útil" por (11%):
  1. azuar
  2. Belenger14
  3. barlow41
y de un usuario adicional

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.
Etiquetas relacionadas con Cueva Huerta, Fresnedo