CAFÉ SAUDADE, VIDA E ARTE DO POVO PORTUGUÉS

5  28.09.2011 (26.10.2011)

Ventajas:
Mágico .

Desventajas:
Ninguna .

Recomendable: Sí 

Amidalilla

Sobre mí: Voy a estar una temporada más bien desconectada. Lo siento, no voy a poder leeros y valoraros con as...

usuario desde:09.07.2007

Opiniones:215

Confianza conseguida:132

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como excepcional de media por 18 miembros de Ciao

Si habéis leido más o menos mis opiniones más recientes, sabréis que en mi escapada a Lisboa de este verano dedicamos uno de los días a ver la zona de Sintra y alrededores. Aquel día que pasamos en el pueblo de Sintra fue para mí un día magnífico y muy completo, y lo recuerdo con absoluto cariño en mi memoria.
Precisamente creo que el sitio que nos ocupa en la opinión de hoy contribuyó en gran medida a hacer de aquel día algo para recordar. Se trata de una cafetería, probablemente una de las cafeterías con más encanto y más especiales en las que he estado en mi vida. O al menos así es como yo la recuerdo.

El Café Saudade, en Sintra, es sin duda un espacio mágico que invita al reposo, a la cultura, a la lectura, al refugio, a las charlas...


LOCALIZACIÓN


El Café Saudade - Vida e Arte do Povo Portugués se encuentra en la localidad de Sintra, a tan solo unos pocos kilómetros de la capital, Lisboa, con lo cual es ideal de visitar si estamos haciendo una excursión a esta zona, que es preciosa y muy recomendable de ver.
Concretamente se encuentra situado en la Avenida Dr. Miguel Bombarda, 6, muy cerca de la Estación de tren de Sintra.

El Café Saudade se describe a sí mismo como una cafetería y galería de artes y artesanías portuguesas.
Está abierto de martes a sábado desde las 8.00 hasta las 24.00h; y los domingos de 9.00 a 19.00h. Los lunes permanece cerrado por descanso del personal.


La única página web que yo he encontrado acerca de este café, es la siguiente:
http://www.saudadevidaeartedopovoportugues.blogspot.com/





AMIDALILLA EN EL CAFÉ SAUDADE


Recaimos en el Café Saudade por casualidad. Ni siquiera sabíamos que existía este lugar, nadie nos lo había recomendado nunca ni tampoco habíamos leído ninguna reseña en internet ni en guías de viaje o similares. De repente, paseando por Sintra, pensando en un sitio para tomar el desayuno (un desayuno tardío, pero desayuno al fin y al cabo), nos detuvimos ante la fachada.

Sinceramente, el Café Saudade llama la atención ya antes de entrar en él. Su coqueta fachada en tonos crudos, con los ventanales de arco, y su letrero similar a una cinta ondeando te invitan a recogerte en sus instalaciones con un buen café caliente delante. Tiene una terracita en la entrada con un par de mesitas pequeñas para los días que el tiempo acompaña. Aquel día era Julio, pero como estaba nublado preferimos sentarnos dentro.


Pero el Café Saudade no es sólo una cafetería al uso. Es como un pequeño museo, una galería en la que se exhiben, además de artesanías portuguesas, hay exposiciones itinerantes de cuadros, esculturas, fotografías... El día que estuvimos nosotros no había ninguna exposición, sin embargo en la puerta colgaba un cartel en el que se anunciaba una proximamente, si no recuerdo mal, era una exposición fotográfíca.

Según entramos al Café Saudade, nos encontramos el mostrador dónde se encuentra la dependienta del local. A la derecha hay unas mesitas redondas y cuadradas de la zona de cafetería en sí, y de ahí se van abriendo puertas y salas en las que podemos encontrar más mesitas para tomar algo, en las que hay productos de artesanía o estan dedicadas a la exposición de obras de arte. Cada una es distinta a la anterior, pero sin perder el aire coqueto que invade todo el café, así que es un gusto perderse por las distintas salas y descubrir los objetos o pequeños detalles que las hacen especiales. Algunas salas tienen restos de lo que sebía haber edificado allí anteriormente. Bancos de piedra o alguna fuente de piedra que aun tiene agua también adornan el lugar.

Casi todos los objetos artesanos portugueses que podemos encontrar en el Café Saudade estan a la venta, y se compran allí mismo. Suelen estar expuestos en vitrinas repartidos por todo el local, con lo que si damos una vuelta y nos gusta alguna, solo tenemos que pedirlo en el mostrador.
El día que estuvimos nosotros, lo que más me llamó la atención fue una vitrina con golondrinas de cerámica esmaltadas de distintos colores que formaban un mosaico muy bonito.
También tenían gallos de cerámica esmaltada de distintos tamaños, un buen recuerdo si tenemos en cuenta que el gallo es un símbolo importante del país vecino gracias a la leyenda de El Gallo de Barcelós.


Mi rincón favorito del Café Saudade no es, sin embargo, ninguna de estas habitaciones de exhibición. Es un rinconcito muy pequeño, con el techo abuhardillado, en el que hay una mesita redonda con dos sillas justo enfrente de un ventanal en el que hay pintado un corazón en rojo. Me parece un rincón de lo más romántico que transmite perfectamente la tónica del lugar. Cada vez que pienso en el Café Saudade, este rincón me viene enseguida a la mente. Es uno de esos sitios mágicos que te haen sentir algo especial, al menos a mí así me sucedió cuando me lo encontré cotilleando las salas al volver del baño.


UN DESAYUNO PARA REPONER FUERZAS


Cuando entramos al Café Saudade, tomamos asiento en una de las mesitas que había en la sala principal, desde dónde podíamos ver la calle a través de los ventanales. Nos trajeron la carta, de la que no recuerdo bien lo que trenían disponible, pero no faltaban cafés y otro tipo de bebidas, ni un surtido de dulces y tartas, ni sopas, ni ensaladas, ni sandwiches... Un poco de todo, dulce y salado, para todos los gustos.

Yo soy una persona muy golosa, así que me apetecía un desayuno más bien dulce a pesar de que ya era media mañana. Pedí un café capuccino, y un pastel de los que tenían en la carta (no recuerdo bien cual era el que escogí) pero la chica amablemente me dijo que no le quedaba ese en concreto, pero me recomendaba elegir un travesseiro que es un dulce típico de Sintra. Capuccino y travesseiro fueron entonces mi elección.
Mi chico es más de salado para desayunar, así que eligió un café cortado, y un sandwich de pollo
Cuando nos trajeron la comida, nos quedamos perplejos. No solo estaba muy bien presentada y acorde con el encanto del local, si no que además era abundante y con una pinta muy sabrosa.

Mi capuccino he de reconocer que estaba bastante bueno, dicen que en Portugal tienen muy buenos cafés pues son una clientela muy exigente, pero durante mis vacaciones yo solo probé este a pesar de haber ido a otros Cafés importantes en Lisboa, y la verdad es que estaba muy rico. El dulce típico, travesseiro, he de decir que estaba simplemente espectacular. Los dulces en general me encantan, pero el travesseiro ha sido uno de los que más me ha impactado gratamente. Me dio hasta pena cuando terminé de comerlo y el palto se quedó vacío y solitario.
Lástima de no haber caido en la cuenta de haber comprado unos cuantos travesseiros para traerme a Madrid, porque desde luego que estan deliciosos. No sé si los venderan en algun sitio en la capital, pero me encantaría volver a probarlos.


El sandwich que se pidió mi chico también estaba delicioso (también tomé un bocado para probarlo). Era de tamaño considerable, abundante en ingredientes que casi se desbordaban por los laterales del bocadillo. El pan que llevaba no era el típico pan de molde o de barra al que estamos habituados, si no que parecía como una torta, y estaba muy crujiente y bueno.

El precio de este magnífico desayuno fue irrisiorio. Creo que nos cobraron alrededor de los 7 euros en total, como veis un precio bastante ajustado por haber disfrutado de una excelente comida, y de un local abolutamente encantador.





EN RESUMEN


El pueblo de Sintra y sus alrededores me encantaron. Tengo claro que volveré, y espero que sea en un corto plazo de tiempo.
Tengo claro también que, cuando vuelva, el Café Saudade será de parada obligatoria. Probablemente buscaré mi rincón con la mirada, y, probablemente si no está ocupado me dirija hasta allí con paso firme. Muy posiblemente vuelva a pedir un café capuccino y un DELICIOSO "travesseiro" que degustaré lentamente mientras, a través del cristal con el corazón pintado, observo el vaivén de la calle.
Y si repito compañía, mejor que mejor, pues viviremos una vez más el magnífico recuerdo que nos dejó la primera vez.


Fotos de Café Saudade, Sintra
  • Café Saudade, Sintra DSC_0533 - Café Saudade, Sintra
  • Café Saudade, Sintra DSC_0536 - Café Saudade, Sintra
  • Café Saudade, Sintra DSC_0540 - Café Saudade, Sintra
  • Café Saudade, Sintra DSC_0541 - Café Saudade, Sintra
Café Saudade, Sintra DSC_0533 - Café Saudade, Sintra
Golondrinas de cerámica esmaltada (Café Saudade, Sintra)
Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
Rafagonzalez

Rafagonzalez

16.01.2012 13:13

La verdad es que Sintra es una maravilla y este sitio, aunque no soy mucho de ellos, bien podía merecer una visita.... Un beso

Pichifluso

Pichifluso

14.01.2012 05:53

Tomo nota! Muy buena opi.

Ariakas13

Ariakas13

02.11.2011 21:39

dios! Como me sorprendió, hay que volver, lo bueno es que está al lado. Aun recuerdo ese sandwich, mmmm

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Café Saudade, Sintra ha sido leída 1249 veces por los usuarios:

"excepcional" por (79%):
  1. Rafagonzalez
  2. Pichifluso
  3. Ariakas13
y de usuarios adicionales 12

"muy útil" por (21%):
  1. bloodymina666
  2. canardos
  3. Celiamayo
y de un usuario adicional

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.
Etiquetas relacionadas con Café Saudade, Sintra