Camboriú (Brasil)

Imágenes de la comunidad

Camboriú (Brasil)

> Ver características

90% positivo

7 opiniones de la comunidad

No se encontraron los ofertas para la búsqueda

Opinión sobre "Camboriú (Brasil)"

publicada 02/06/2005 | silceleste
usuario desde : 30/11/-0001
Opiniones : 85
Confianza conseguida : 0
Sobre mí :
Excelente
Ventajas Un sueño hecho realidad...
Desventajas No haberlo conocido
muy útil

"Mi paraíso terrenal (Una mujer al sol...)"

Cristo Luz

Cristo Luz

Corría Marzo del ´98, viaje en micro con mi madre y hermano hacia un lugar desconocido en un contingente de jubilados; por ese entonces Argentina contaba con la cotización: 1 a 1 y en Brazil había una suba o mejor dicho era barato para nuestro bolsillo...

" Una mujer al sol es todo mi deseo
Viene del mar, desnuda, con los brazos en cruz
Y la flor de los labios abierta para el beso
Y en la piel refulgente el polén de la luz.

Una mujer hermosa, los senos en reposo
Y caliente de sol, nada más se precisa
El vientre terso, el pelo húmedo y una sonrisa
En la flor de los labios abierta para el gozo...


El viaje era con estadía en un Hotel llamado Miramar en el inicio de la Avenida Atlántica que aún existe y es cuatro estrellas, nos salió 350,00 pesos argentinos por 15 días (26 horas de viaje con paradas en Tacuarembó y Paso de los Libres, Frontera que delimita Argentina con Brazil)

La llegada fué un suspiro de alivio, el aire tropical me dió una sensación anhelada, el micro llegó a la Avenida principal, frente a la playa y a la peatonal en donde se encontraba el Hotel; sus calles de empedrado exótico llamaron mi atención, negocios que atraen al turista a comprar y gente amable a más no poder...

Por ese tiempo el contingente ofrecía salidas guiadas, entre ellas un espectáculo de un argentino: Pablo Rey, homosexual que imitaba a cantantes; salidas al Bingo y a un Casino con estilo románico (solo para gastar dinero); salidas a la barra de Tijuca, Portobello, Bombinhas, Itapema, Brusque, Itajaí y Blumenau...

Lo más bello para mis ojos fué la playa de Larangeiras, apartada del resto y desierta, solo posee un restaurante pesquero y agua transparente de mar a los pies que podías divisar tus dedos mientras los peces te acariciaban, arenas blancas y una extensión ilimitada de Norte a Sur para caminar, allí una enorme roca se alzaba resbalosa incitando a la gente a subirse para la foto en el centro del mar y cuando la playa se encuentra desierta podrían hacer un top-less o mejor aún quedarse libres de prendas.

A Bombinhas no fuí, ese día mi escapada solitaria la hice a Larangeiras y allí pude tomarme todo el sol que esperaba mientras el contingente partía hacia el otro lado y solo tuvo tormentas.

La playa de Itapema cerca de Florianopolis no me gusto porque resultó muy sucia pero como todas tenia un restaurante de tenedor libre.

En el camino entre Itajaí y Blumenau se yergue una Iglesia muy bella la cual para llegar había que subir millones de escalones una vez dentro, la belleza de los cielorrasos de vidrio coloreado eran una imagén imperdible, similar a la Capilla Sixtina de Miguel Angel y Un cuadro enorme mostrando La Creación ha llamado la atención de muchos.

Blumenau, el pueblito alemán no es nada del otro mundo, solo casas al estilo de Heidi y souvenirs de recuerdo, me he traido una niña y un niño con ropas típicas alemanas (muñecos) allí el restaurante ofrece comidad muy grotescas para mi agrado que solo he probado bocado y los demás pudieron reventar a "salchicha alemana y chucrut"...

En esos tiempos comprabas diez remeras por Avenida Brazil al precio de una en Argentina, el gasto fué muy poco, la compra exagerada y el bolso de regreso lleno.

El Hotel ofrece habitaciones con camas individuales, llave en mano, caja de seguridad, media pensión (por las mañanas a las 9:00 a.m se sirve el desayuno a elección, libre, desde un café con leche hasta jugos, desde medialunas recién orneadas hasta panes saborizados y por supuesto, tortas y frutas.
La cena a partir de las 8:30 también era libre: comidas variadas, carnes, pollos, pastas, verduras; postres, helados, tortas, y la bebida se pagaba aparte.

Además hay un piso de Gimnasio, Sauna, Pileta de natación, Salón de juegos de mesa, Masajes y zona de expansión, descanso en sillones en el hall de entrada además de stands que ofrecen perfumes importados y un mini-bar con espectaculos y musica que solo abre hasta las 3 a.m; de ahí partiamos a lo que en ese entonces era el Bar Ayrton, en homenaje al desaparecido corredor de F-1, Ayrton Senna que ya fué demolido seis meses después para construir un supermercado.

El Cristo Luz, una atracción turística que consiste en subir en micro por una cuesta empinada y angosta hacia la cima donde se encuentra la monumental estatua que enciende en un plato una luz que ilumina la ciudad y una pequeña Capilla donde se alza la Virgen Negra fueron objeto de admiración, allí también hubo baile y bebidas además de souvenirs para llevar.

Por ese entonces, el Teleférico (47 cabinas para 6 personas, transportan desde Laranjeiras hacia Camboriú) aún estaba en construcción, cuando volví sola en Julio ya existía y además se puede cruzar de Camboriú a Florianopolis en un barco que transporta automóviles y solo tardas 10 minutos.

Para mi que aún no entendía lo que era un viaje de jubilados fué un boom ya que hasta con ellos me he divertido jugando al tejo en la playa y reventandole la cabeza al más viejito por mi mala puntería; se animaron a bailar el tango conmigo y hasta uno me revoleó con la Salsa al ritmo de Celia Cruz; conocí mucha gente, y me animé al Capoeira aunque me gustó más la Salsa Brasilera...

Las llegadas pueden ser por automóvil:
El Balneario se encuentra a 80 km de Florianopolis, capital de Santa Catarina y a 220 km de Curitiba, capital de Paraná.
Por avión:
Las compañías aéreas pararán a 20 minutos del Balneario en el Aeropuerto de Navegantes, en viaje directo desde Saô Paulo y Río de Janeiro o en el Aeropuerto de Florianópolis.
Por Omnibus:
Pluma ofrece viajes especiales aunque otras empresas hacen el mismo recorrido y tiene precios más accesibles.

Hay muchas playas entre ellas:
Larangeiras, Taquaras, Taquarinhas, Pinho, Estaleiro, Estaleirinho, Mato de Camboriú (a la distancia la Ilhia das Cabras y un barco pirata que circula rodeandola y volviendo al puerto de salida) y Barra.

La comida imperdible:
La Feijoada típica y el Chopp (allí la cerveza es mucho más suave que la nuestra) también los tragos como Caipirinha.

Recomendaría un viaje de este tipo a solteros (ya que allí se encuentra cada cosa y para todos los gustos) con amigos o solos es divertido y para los europeos este viaje resultará barato...Disfrutenlo!!!!!

...Una mujer al sol sobre quien yo me arroje
Y a quien beba y me muerda y con quien me lamente
Y que al someterse se enfurezca y solloce.
E intente rechazarme y al sentirme ausente
Me busque nuevamente y se quede a dormir
Cuando yo apaciguado, me disponga a partir..."
(Vinicius de Moraes...
Y así me sentí )
Sil Incondicional...

Evaluaciones de la comunidad

Esta opinión ha sido leída 13003 veces y ha sido evaluada un
81% :
> Cómo evaluar una opinión
muy útil

Su evaluación sobre esta opinión

Comentarios en esta opinión

  • maratial publicada 01/04/2007
    Excelente opinión que más puedo decirte, esta muy bueno todo lo que contas! Saludos
  • kenydie publicada 04/10/2005
    Se nota que la experiencia está bien vivida, y que es un paraiso para ir en familia y amigos. Besos ;0)
  • androgen publicada 23/07/2005
    no me llama mucho la atención. Pero muy interesante la opinión
  • ¿Te ha gustado esta opinión? ¿Tienes alguna pregunta? Identifícate con tu cuenta Ciao para poder dejarle un comentario al autor. Entrar

Productos similares más buscados

Información técnica : Camboriú (Brasil)

Descripción del fabricante del producto

Características técnicas

Continente: América del Sur

Ciao

Incluido en Ciao desde: 02/06/2005