Opinión sobre

Canon EOS 400D

Impresión Total (74): Evaluación Total Canon EOS 400D

 

Todas las opiniones sobre Canon EOS 400D

 Escribir mi propia opinión


 


Una buena cámara para empezar

5  31.07.2008

Ventajas:
Calidad y fialilidad a un precio asequible

Desventajas:
Mayor peso en comparación con una digital simple

Recomendable: Sí 

Detalles:

Calidad de las fotos

Facilidad de uso

Zoom óptico

Calidad de la pantalla

Funciones adicionales

más


adriansens

Sobre mí:

usuario desde:25.12.2004

Opiniones:99

Confianza conseguida:35

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 19 miembros de Ciao

Hace mucho tiempo que deseaba comprarme una cámara con la que poder hacer algo más que las típicas instantáneas que todo el mundo tira a sus colegas cuando sale de marcha. Las cámaras digitales que hay hoy en día en el mercado vienen bien cuando uno sólo busca guardar recuerdos en forma de imágenes sin tener en cuenta la calidad que estas puedan tener, no sólo en términos tecnológicos , ya que la resolución de estas cámaras puede llegar a ser tan alta como la de las nuevas réflex digitales, si no también en lo que se refiere a los aspectos creativos que permiten que una instantánea sea de verdad diferente a cualquier otra.

Si tu intención es la de darle a tus fotografías un sello personal e inimitable, necesitas algo más que una simple cámara digital y esos modos automáticos que vienen predefinidos en ella para los usuarios inexpertos a los que les vale con que la cámara dispare y haga más o menos bien la fotografía. Para esos casos está claro que a uno no le importa demasiado si el objeto fotografiado cumple la regla de los tres tercios o si el fondo se ha desenfocado para centrar la atención en el objeto principal.

Si por el contrario quieres de verdad ser el que decida como van a quedar tus fotos, aunque necesites algo más de práctica, una cámara más pesada y algún que otro accesorio indispensable para ello, lo tuyo es una cámara réflex. Hay que decir que estas cámaras traen también los modos automáticos que vienen en las digitales, y aunque son más caras, las aplicaciones con éstas cámaras réflex son infinitamente superiores.

En este caso vengo a hablar de la reflex de Canon EOS 400D, que está justo por debajo de la 450D y de la que por lo que sé, la única diferencia está en la resolución, la cual en el modelo 450D es de 12,2 megapíxels y en la 400D es de 10,1. En realidad esto no me supuso ningún problema a la hora de decidirme, ya que el precio era lógicamente superior y prefería gastar esa diferencia en un "pack" que me ofreciera material más indispensable (como un segundo objetivo), ya que no acostumbro a hacer copias grandes y realmente tengo suficiente con los 10 mpxl que trae ésta.

Compré la cámara en una tienda Fotoprix, ya que sabía perfectamente lo que buscaba (dudaba entre 2 modelos Nikon y Canon, por lo que no necesitaba demasiado asesoramiento), de otro modo hubiera sido mejor ir a una tienda más especializada, aunque hubiera pagado seguramente un precio algo mayor. De todas formas me atendieron bien y resultó una buena compra que comparada con otras ofertas me hizo ver que al final fué la elección correcta.

Al tener que elegir entre la casa Canon y Nikon, estuve a punto de decidirme por Nikon, con una calidad bastante pareja y un precio inferior que a mí como principiante me venía de perlas. Pero como el dinero en esta ocasión no fue un problema, me decanté por la Canon por una sencilla razón; el sensor que utiliza actualmente es de tecnología C-MOS, y por el contrario el de Nikon sigue siendo CCD. El CCD es un tipo de sensor donde se imprimen las imágenes que tomamos antes de pasar a la memoria, que viene a ser lo que antes era el fotograma del carrete donde se imprimían las antiguas fotografías analógicas (las de toda la vida vamos). Hasta ahora a este sensor se le llamaba CCD por que era la tecnología empleada, pero actualmente CANON ha sacado al mercado este nuevo sensor con una tecnología más vanguardista y que da mejores resultados, y aunque el funcionamiento es el mismo, el mayor rendimiento de éste último hizo que prefiriera la EOS 400 antes que la de la competencia, aunque hubiera sido una muy buena opción y algo más económica.

Otra de las ventajas que tiene la EOS es que dicho sensor se limpia automáticamente cada vez que encendemos la cámara, lo cual tiene sus ventajas, ya que es una pieza especialmente sensible y no conviene limpiarla por uno mismo. Otra cosa es el espejo que desvía la imagen hasta el visor y se levanta cuando hacemos la foto para dejar pasar la instantánea, aunque éste no es tan importante, ya que cuando se realiza la foto no influye en la toma de imagen, aunque claro está que conviene tenerlo limpio y para ello se puede adquirir un kit de limpieza en cualquier tienda especializada.
Las características técnicas y complementos del pack que escogí en Fotoprix son los siguientes, aunque concretamente los complementos del pack pueden cambiar con el tiempo.

Características técnicas:

Sensor: CMOS con 10,1 megapíxels efectivos con sistema de limpieza automático

Tamaño del sensor: 22,20 x 14,80mm

Pantalla: TFT de 2,50"

Enfoque: Selección automático o manual

Velocidad de obturación: Máxima 1/4000 Mín 30 seg con opción Bulb (obturador abierto mientras se mantiene el pulsador de disparo).

Tipo de archivos: JPG y RAW (sin compresión)

Sensibilidades ISO: 100 - 1600

Modos: Automáticos y manual, temporizador(10 seg), ráfagas en RAW 10 imágenes 10 fps y JPG 27 imágenes 3 fps.

Flash: integrado y zapata

Tarjeta de memoria: Compact flash.

Cargador de baterías (no permite la conexión de la cámara a la red, sólo permite cargar las baterías)

El pack de oferta que elegí es el siguiente:

Pack CANON EOS 400-D Fotoprix:

Cámara Canon EOS 400 D

Objetivos 18-55 mm y 55-200 de Canon

Empuñadura con disparador y ruleta de exposición y velocidad supletorio para fotografías verticales con cargador para dos baterías
2 baterías ion Litio

Trípode (no muy bueno, todo hay que decirlo)

Tarjeta de memoria de 2 gigas

Filtro UV para objetivo de 52 milímetros (es bastante importante este tipo de filtro para proteger la lente del objetivo, que no debería ser manipulada ni para limpiar, ya que se puede rayar y provocar errores en la toma de imágenes que no tienen solución, y suelen valer 6 o 7 euros)

Precio: 817 €. En caso de querer solo la cámara con un 18-55mm, el precio es de unos 450€

Después de probar la cámara he de decir que la calidad de las imágenes es muy buena, y que pese a resultar más complicado realizar fotografías con este tipo de cámaras, en modo manual, el abanico de posibilidades que te da el hecho de poder cambiar los objetivos, utilizar filtros de color, modificar la velocidad de obturación o la apertura del diafragma etc… no se puede comparar con cualquier otro tipo de cámara por mucho zoom óptico que traiga, ni siquiera las compactas que tienen un modo manual pero que no permiten el cambio de objetivos para realizar otro tipo de tomas. En resumen, utilizar una cámara réflex para tus fotografías te permite jugar con tantos factores como te puedas imaginar, aunque te limita un poco en cuanto al tamaño de la cámara y el precio de la misma. Pero si te gusta la fotografía, te será infinitamente más útil una cámara de estas características y hará que cualquier otra digital o compacta te parezcan ridículas en cuanto a opciones.

Hay que decir que las cámaras digitales presentan actualmente unos aumentos de imagen bastante grandes, pero hay que tener en cuenta que la única manera de obtener una imagen totalmente "real", es utilizar un objetivo óptico para obtener nuestras imágenes, ya que todo lo que sea un aumento digital de la imagen es un simple tratamiento digital que hace que la imagen pierda nitidez y aumente el ruido en ellas (puntos que aparecen y hacen que la imagen no se vea bien), lo cual es lógico ya que aumentan una imagen con una cantidad de información, y a partir de ahí elaboran otra con la misma información, pero claro, no es una imagen real. De ahí que sea necesario utilizar objetivos ópticos, los cuales son la única manera de aumentar una imagen sin perder nitidez, con lo que una cámara para captar imágenes reales, necesita de objetivos con lentes; dispositivos ópticos calibrados y tratados con muchísima precisión que inevitablemente, en el caso de teleobjetivos que aumenten el tamaño de la imagen de forma notable, nos tiene que llevar a elementos de gran tamaño y precio que hacen que la cámara montada aumente considerablemente el peso total.

Si utilizas un objetivo de distancia focal variable (zoom) normal de 18-55mm por ejemplo, la cámara no tiene demasiado peso ni es demasiado molesta, con lo que todo depende de qué tipo de fotos quieras hacer, pero sobre todo, hay que tener en cuenta que en el peor de los casos es más pesada que las digitales, pero sus limitaciones son mínimas y la calidad y opciones que permiten son superiores.

La cámara tiene todo tipo de opciones como son cambiar el tipo de archivo entre JPG y RAW. EL primero es un tipo de archivo con compresión pero que obtiene buenos resultados, y el de tipo RAW es simplemente el almacenado de la imagen sin ningún tipo de tratamiento automático que permite ser editado a posteriori en un programa tipo Photoshop. En caso de elegir este tipo de archivo, la cámara guarda la imagen por duplicado, con lo que siempre tendrás la opción de tener la imagen en JPG, lo que permite otras ventajas al ser utilizada en ordenadores y demás.

La disposición de los pulsadores es bastante intuitiva y con sólo unas horillas de fijarte entenderás todas las opciones, y si acaso te hace falta, se adjunta una pequeña guía para realizar los ajustes básicos así como un libreto completo para cualquier otra consulta sobre la cámara. La exposición y la velocidad de obturación se manejan desde una misma ruleta junto al disparador (del mismo modo que en la empuñadura) con la diferencia de que para modificar la exposición hay que pulsar otro botón adiccional. Es una manera cómoda de modificar estos ajustes una vez que te familiarizas con la cámara.

Por la pantalla saldrán las fotos que hayamos ido tomando, pero para tomar la fotografía tendremos que mirar por el visor. Esto no es ninguna desventaja ya que la mejor manera de seleccionar el encuadre y de fijarse si el enfoque está bien realizado, es mirar por este. En el visor, aparecen una serie de puntos rojos que se iluminan si el objeto que estamos fotografiando está bien enfocado, lo cual ayuda bastante ya que según la luz, a veces no vemos si la imagen está lo suficientemente nítida y nos puede salir desenfocada.

Junto a la pantalla tiene un sensor que al acercarnos al visor apaga la pantalla para no molestarnos en la toma de la fotografía. Hay que decir que mientras tomamos la fotografía la pantalla muestra opciones de la toma de imágenes, como la velocidad de obturación, la apertura del diafragma, el tipo de balance de blancos realizado, o la sensibilidad del sensor seleccionada (100 a 1600 ISO).La apertura del diafragma y la velocidad del obturador, así como la indicación mediante una barra reglada de la luz de la imagen, aparecen también en el visor, pero nos puede interesar alguna vez mirar estos ajustes por la pantalla antes de hacer la foto.

La barra de indicación que acabamos de mencionar es una medición de la luz de la escena que nos dice si la imagen con esas características de luz va a salir bien de luz, o por el contrario va a salir subexpuesta o sobreexpuesta (con poca o excesiva luz), para evitar esto, tendremos que jugar con las velocidades y aperturas o la sensibilidad del sensor, con tal de encontrar el punto de luz adecuado para nuestra foto. En ocasiones debido a que la máquina realiza la medición de distintas formas (medición ponderada, puntual o centrada), si lo que toma la máquina como objeto principal no es el que pretendemos nosotros, puede tomar una referencia de luz incorrecta, pero para ello tenemos esas opciones diferentes de tomar la medición de la imagen, o en otro caso, probar a jugar nosotros mismos intuyendo como quedará la imagen.Con algo de práctica esto se consigue más fácilmente.

Otra de las opciones que permite el menú es la de tomar una sola foto al pulsar el disparador, o tomar una ráfaga mientras pulsamos el disparados a velocidad de 3 fps (fotogramas por segundo).
La ruleta de selección de modo permite utilizar distintos modos automáticos que se adecúan a distintas formas con ajustes predeterminados de fotografía, como pueden ser paisajes, retratos, situaciones de movimiento, o con poca luz. Lo único que hacen estos ajustes es realizar lo que un experto haría manualmente, de forma automática. Puede parecer una gran ventaja, pero en ocasiones estos ajustes al tener en cuenta unos parámetros generales puede en determinados momentos no darnos los mejores resultados para una imagen en concreto.

También aparecen modos semiautomáticos, como la prioridad a la apertura o a la velocidad, con los cuales la máquina ajusta automáticamente el parámetro que a nosotros en principio no nos importe a la hora de tomar la foto, compensando el efecto que queramos obtener sí o sí. Esto lo entenderán los que ya tengan algo de experiencia en esto de la fotografía aunque no es excesivamente complicado de comprender. Los parámetros de apertura de diafragma y velocidad de obturación, pueden conseguir los mismos efectos pero también otros distintos según el tipo de luz ambiente. Mediante una velocidad lenta podemos conseguir lo que con una apertura de diafragma mayor, es decir, una mayor cantidad de luz en la fotografía, al igual que del modo contrario, una menor apertura y una mayor velocidad de obturación, consiguen que entre menos luz al sensor. Esta es la primera consecuencia pero se pueden conseguir cosas distintas. Al abrir más tiempo el obturador, si la imagen está en movimiento se imprimirá este, saliendo la imagen borrosa, y sin embargo si lo que hacemos es aumentar la apertura el efecto es que hay una modificación de la profundidad de campo, la cual se ve disminuida quizá de forma no muy evidente, pero en ocasiones determinadas nos permitirá obtener imágenes que de otro modo serían imposibles de conseguir. Estos efectos son distintos y dependerán del juego que hagamos con estos dos parámetros, lo que da sentido a estos dos modos, que dan prioridad al parámetro que escojamos, compensando el otro de forma automática.

En definitiva, si tu intención es la de practicar la fotografía y obtener los mejores resultados posibles y con el tiempo convertirte en un experto o un buen aficionado, esta es la mejor opción. Si por el contrario, sólo quieres guardar recuerdos sin importarte la calidad que obtengas, no elijas este tipo de cámaras, ya que son más delicadas, complicadas de usar y más caras, con lo que no te traerán en ese caso demasiadas ventajas.

Creo que es suficiente información, aunque si me he olvidado de algo estaré encantado de poner la opinión al día, así como contestar a las dudas que alguien pueda tener sobre ella.

Un saludo y gracias por leerme.

Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
lomari1979

lomari1979

16.09.2008 01:53

una maravilla de cámara

veruska69

veruska69

28.08.2008 15:04

no me quedan excepcionales... lo siento. Una completísima opinión. Un saludo.

tofferr

tofferr

24.08.2008 13:38

Excelente opi. Recientemente me he comprado la CANON EOS400D. Lástima que el cargador de baterías no funcionaba y no pude hacer fotos en mi viaje de vacaciones :(

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Canon EOS 400D ha sido leída 4745 veces por los usuarios:

"excepcional" por (28%):
  1. lomari1979
  2. marmoy
  3. mgcantarino
y de usuarios adicionales 4

"muy útil" por (72%):
  1. xaaaly
  2. danybcn
  3. Aeriel
y de usuarios adicionales 15

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.
Productos interesantes para Usted
Nikon D5200 Nikon D5200
Cámara con objetivo intercambiable - 24.71 Megapixels - sin Wi-Fi - con flash
2 Opiniones
En oferta a solo € 438,00
Nikon D3200 Nikon D3200
Cámara con objetivo intercambiable - 24.7 Megapixels - sin Wi-Fi - con flash
24 Opiniones
En oferta a solo € 227,00
Canon EOS 1200D Canon EOS 1200D
Cámara con objetivo intercambiable - 18.7 Megapixels - sin Wi-Fi - con flash
7 Opiniones
En oferta a solo € 297,65