El castillo normando del Ulster

5  11.12.2008

Ventajas:
Atractivo y divertido

Desventajas:
-  -

Recomendable: Sí 

palentino

Sobre mí: Las dos reglas del éxito: 1.- Nunca digas todo lo que sabes 2.-...

usuario desde:18.10.2000

Opiniones:908

Confianza conseguida:112

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 22 miembros de Ciao

Todavía recuerdo muchas cosas de mi primer viaje a Irlanda, y eso que han pasado 10 años desde el mismo, y la razón de ello es que aparte de ser un viaje que llevaba tiempo anhelando y anticipando, fue la oportunidad de pasar tiempo con buenas amigas norirlandesas que me ayudaron a descubrir mejor este maravilloso país.

Ese día habíamos quedado mis amigas Emma y Valerie y yo para pasar el día, y ellas decidieron que lo mejor que podíamos hacer era visitar el castillo de Carrickfergus y pasar la mañana en la ciudad antes de pasar la tarde en el pueblecito de Valerie: Ballyclare.

Yo esos días me estaba alojando en casa de mi amiga Janet en Belfast, así que pronto en la mañana me pasaron a buscar y juntos salimos con destino Carrickfergus tomando la A2. Carrikfergus se encuentra a escasos 20 km de Belfast, al norte de la misma, así que en unos 20 minutos ya estábamos allí.

El castillo esta situado en el puerto mismo, y si bien en castilla es habitual encontrar castillos en lo alto de los montes o cerros, en Irlanda muchos de ellos los encontramos en la costa para defender la isla de los invasores.

El castillo es de factura Normanda construido por John de Courcy en 1177 después de su conquista del Ulster quien vivió allí hasta que fue expulsado por el también normando Hugh de Lacy.
Más tarde el castillo paso a dominio inglés con el rey John en 1210 después de un largo asedio. Desde entonces ha sufrido diferentes ataques y ha estado involucrado en multitud de batallas. Ha sido asediado por Escoceses, Irlandeses, Ingleses y Franceses. Durante la Guerra de los Nueve Años (1595-1603) fue importante para mantener el suministro a las tropas inglesas ante la compleja situación en el Ulster. En 1957 fue el escenario de la Batalla de Carrickfergus.
Durante los años siguientes sufrió asedios y batallas y quizás el hecho más memorable fue que el 14 de Junio de 1690 desembarcó allí el Rey William III que puede que dicho así no os suene de nada o no le deis importancia, pero si cambiamos William por Guillermo y añadimos el apellido De Orange, descubrimos que es uno de los hechos conmemorados por los orangistas y origen de muchos desfiles y desencuentros entre comunidades cada mes de Junio.
En 1760 fue ocupado por las tropas francesas bajo el mando de François Thurot.
En 1778 se vio involucrado en la Guerra de Independencia Americana cuando John Paul Jones y su tripulación se acercaron demasiado a la entrada del Lago Belfast y atrajo a un velero de la Marina Real y en menos de una hora ganó la batalla contra él.
En 1797, durante las Guerras Napoleónicas, se convirtió en prisión y fue reforzado con varios cañones que en la actualidad persisten.
Durante la Primera Guerra Mundial fue usado como guarnición y almacén, y durante la Segunda Guerra Mundial fue usado como refugio ante los ataques aéreos.

La visita al Castillo es autoguiada, es decir, podemos ir por donde nos plazca y podemos contemplar la multitud de objetos y dioramas, y conocer más datos de los mismos gracias a las placas explicativas que se encuentran por doquier. También nos puede servir de ayuda coger algún folleto a la entrada para que nos ayude en esa tarea y para recordar la vista años después.
Al principio de la visita podemos entrar en una pequeña sala donde ver un par de videos explicativos sobre la historia del castillo. Un par de botones nos permitirá acceder a uno u otro. Los videos no duran demasiado, uno es un corto de animación, y el otro con personas reales. En inglés se nos va contando la historia del castillo y alguna de sus anécdotas. Entre ellas me acuerdo cuando en la película de animación se nos muestra el asedio inglés del castillo ocupado por los normandos. Después de muchos días de asedio, los habitantes del castillo piden negociar y una delegación inglesa acude a las mismas. Pasan el primer portón, pero el segundo portón de la entrada permanece cerrado. Los normandos entonces desde la parte superior y a través de un agujero les arrojaron aceite hirviendo y los aletearon para después comérselos para seguir aguantando unos cuentos días más de asedio.

A lo largo de la visita pudimos ver varios dioramas representando las escenas que habíamos visto en las películas: arqueros en las almenas aleteando al invasor; diferentes habitantes del castillo en a poses de la vida cotidiana; artilleros ingleses al mando de los cañones; …

Entre las muchas salas que uno visita, la más atrayente es la Gran Sala. Una sala inmensa con muchas banderas colgando de las paredes. Una sala que puede ser usada como alón de baile, un gran comedor, o salón de juegos. Hay que decir que esta parte del castillo se puede alquilar para grandes celebraciones: bodas, banquetes, etc… Es preciso reservar y el precio es elevado, pero celebrar una boda en un Castillo de más de 800 años puede merecer un buen desembolso monetario. Para el publico en general era una sala más bien dedicada a los más pequeños: una sala de juegos donde distenderse en la visita.
A un lado teníamos un pequeño ropero con trajes medievales que ponerse libremente. Por unos momentos podías ser paje, caballero, rey, reina, princesa,… Aparte de los trajes había complementos como coronas, escudos y espadas de blando poliespam, y otros muchos objetos para disfrutar como niños durante unos momentos a pesar de la gente que pueda estar alrededor.
En el centro de la sala, sobre el suelo de madera, había un enorme tapiz con el antiguo juego de Escaleras y Dragones. El tapiz debía de medir más que el comedor de mi casa, y el dado 40cm por lo menos. El juego supongo que lo conocéis. 100 casillas en un tablero de 10x10 que tiene dibujado en él una serie de dragones y escaleras. Si tu dado cae en un extremo de la escalera te desplazas hasta el extremo contrario, y si caes en la cola de un dragón avanzas hasta la cabeza.

En el exterior podemos movernos por las almenas y disfrutar de las vistas del puerto, de los barcos y del azul profundo del Mar del Norte. También ver los cañones del siglo XVIII, así de cómo era normalmente el equipo de artilleros encargados de manejarlos. También es divertido ir descubriendo las figuras que aparecen por los rincones y descubrir sus funciones.

La visita puede durar un par de horas y uno aparte de aprender algo de historia tiene la ocasión de disfrutar y divertirse. No me acuerdo del precio de aquel entonces, pero ahora el precio es de 3 libras por adulto y la mitad para los niños.

La ciudad también ofrece algún que otro atractivo, como es la Iglesia de San Nicolás, patrón de los marineros, que data del siglo XIII; está también una curiosa farola en la Plaza del Mercado, que en su origen era una farola de gas que a la vez albergaba una fuente, 4 patas que se unen para que surja la farola y en su parte inferior alojar la fuente, algo curioso de ver; también hay una casa museo dedicada a Andrew Jackson, quien fue el séptimo presidente de los Estados Unidos y cuya familia salio de los alrededores de Carrickfergus en 1765 con destino a las Américas; aparte de eso uno puede dedicarse a contemplar el puerto o las típicas casas marineras.

Fue un día estupendo el que pasamos juntos, tanto por la compañía como por el lugar. Irlanda está poblado de castillos, pero el norte tiene pocos tan bien conservados como éste que además ofrezca tantos atractivos. Si pasáis una temporada en Belfast, no os olvidéis hacerle una vista, pues son 20 minutos de viaje y realmente merece la pena.

Saludos.
Fotos de Castillo de Carrickfergus (Irlanda del Norte)
  • Castillo de Carrickfergus (Irlanda del Norte) Vista del castillo
  • Castillo de Carrickfergus (Irlanda del Norte) Otra vista
  • Castillo de Carrickfergus (Irlanda del Norte) Salon
  • Castillo de Carrickfergus (Irlanda del Norte) Emma y yo
Castillo de Carrickfergus (Irlanda del Norte) Vista del castillo
Castillo desde el parque
Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
tonilolociao

tonilolociao

12.01.2009 21:14

A tener en cuenta.Gracias.

forestalx

forestalx

17.12.2008 23:02

Yo dándote la brasa con ir a Irlanda y ahora ya se por qué no quieres ir conmigo...no quieres arriesgarte a que tus amigas se fijen en otro ;) !!! Un saludo

ITACA213

ITACA213

16.12.2008 09:51

yo tengo un amigo que siempre dice que hay que hacer el cucaracho en vacaciones en casa de amigos. Desde la casa como campamento base hacemos excursiones a todos los puntos de interés, como has hecho tú

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Castillo de Carrickfergus (Irlanda del Norte) ha sido leída 1970 veces por los usuarios:

"excepcional" por (30%):
  1. forestalx
  2. j.carlos1903
  3. apbsmkbp
y de usuarios adicionales 4

"muy útil" por (70%):
  1. tonilolociao
  2. adrunsanna
  3. musetta59
y de usuarios adicionales 13

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.
Etiquetas relacionadas con Castillo de Carrickfergus (Irlanda del Norte)