En una montaña mágica sobre la desembocadura del Miño

5  01.08.2013

Ventajas:
Todas

Desventajas:
Ninguna .  Salvo no poder contemplar la panorámica que ofrece este lugar todos los días

nycblue

Sobre mí: Quiero decir tantas cosas con solo mirarte a los ojos

usuario desde:10.03.2008

Opiniones:886

Confianza conseguida:309

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como excepcional de media por 41 miembros de Ciao

Mi recorrido gallego está dando mucho de sí, en todos los aspectos, además de hacer rutas por casi toda la geografía de las rías Baixas, día sí y día también, estoy descubriendo lugares que no conocía, entre ellos este del que os voy a hablar ahora, el Castro de Santa Tecla


Este Castro se encuentra situado en uno de esos sitios en los que la vista panorámica que ofrece es mucho más poderosa que todo lo que puedes acertar a querer ver en ese momento a tu lado . A un lado está el Atlántico, bordeando la costa de A Guarda, a otro lado la desembocadura del Miño, enfrente Portugal, con la localidad de Caminha y al lado otras montañas gallegas, todo desde la perspectiva de un monte escarpado de más de 340 metros de altura, con fuertes desniveles, en una zona con muchas más cosas que ver y descubrir.


Pero voy a tratar de ir de forma ordenada...

Dónde está y cómo llegar al Castro de Santa Tecla


El Castro de Santa Tecla, se encuentra situado casi en la cima de un monte con su mismo nombre – Santa Tecla – dentro del municipio de A Guarda, en la provincia de Pontevedra , el último antes del paso de la frontera con Portugal. Para llegar a A Guarda lo mejor es llegar desde Vigo por la AP-9 y por la A-55, salida Tui, aproximadamente son unos 60 km.

Una vez en la localidad, el acceso al monte está claramente señalizado y la carretera de subida es buena, aunque tiene curvas importantes y pendientes y no es excesivamente amplia.


Digamos que hay varios puntos para detenerse , uno es en el Castro, que se encuentra en plena subida y carece de aparcamiento, extendiéndose a ambos lados de la carretera, aunque su núcleo principal se encuentra a la derecha.


Posteriormente unos metros más arriba encuentras una especie de repecho con una casa abandonada, donde está el cartel indicador de varias rutas y al otro lado de la carretera el comienzo del Vía Crucis , con una vista impresionante desde arriba del Castro. Desde mi punto de vista un sitio estupendo para aparcar y bajar a verlo.


Y por último si te animas andando cuesta arriba por el Vía Crucis accedes a la capilla de Santa Tecla del siglo XII y si sigues caminando al 'mirador de San Pedro , una auténtica maravilla de vistas al Atlántico, al estuario del Miño y a Portugal. O

Fotos de Castro de Santa Tecla, A Guarda
  • Castro de Santa Tecla, A Guarda Reconstruicción castro - Castro de Santa Tecla, A
  • Castro de Santa Tecla, A Guarda castro Santa Tecla TES - Castro de Santa Tecla, A
  • Castro de Santa Tecla, A Guarda cartel Santa Tecla - Castro de Santa Tecla, A Guar
  • Castro de Santa Tecla, A Guarda 20130729_133802 - Castro de Santa Tecla, A Guarda
Castro de Santa Tecla, A Guarda Reconstruicción castro - Castro de Santa Tecla, A
Castro de Santa Tecla, A Guarda
por el otro lado, puedes acceder al mirador del pico del Facho , desde donde podrás disfrutar de A Guarda y también del Océano.


También se encuentra arriba un pequeño Museo del Castro , de acceso gratuito, que cierra los lunes. Un hotel - que literalmente cuelga de la montaña y algunos bares, tiendas de recuerdos y además el aparcamiento, si al final te has decidido a subir en coche hasta el final.

La historia del Castro y cómo se conserva


Los orígenes de este Castro se estiman en la edad de bronce alrededor de 1900 a.C., aunque quedan pocos restos de esta época, apreciándose claramente la influencia romana posterior, como algunas casas rectangulares y las murallas defensivas. Siendo abandonado hacia el año 68 d.C.


Tiene una superficie de 1700 metros- es uno de los castros tardíos de mayores dimensiones del noroeste - y se encuentra a unos 326 metros de altura, a veinte de la cima del monte. Fue descubierto de forma casual en 1913 – aunque 60 años antes unos canteros habían encontrado un Hércules de bronce - al construir una pista forestal, siendo declarado Monumento Histórico-Artístico Nacional en 1931 . Aunque todavía queda mucho Castro por excavar y exponer, de hecho se calcula que su tamaño total pueden ser veinte hectáreas , es decir que podría tener el tamaño del Lugo de la época.


Lo más significativo del Castro , en el que predominan las construcciones circulares típicas- por motivos mitológicos se evitaban las esquinas, porque los espíritus podían quedarse retenidos en ellas - es ver sus calles y un sistema de canalización de agua. Las viviendas se agrupan en barrios de ochos casas y una fortificación alrededor de todo el conjunto. Con dos puertas de acceso, una por el norte y otra por el sur , que daban paso a calles estrechas y enlosadas, con alguna plaza pequeña.


Las casas estaban construidas con muros de piedra y cubiertas con madera y paja, con un pilar central, algunas tenían vestíbulo, pero no ventanas, siendo su único acceso por la puerta, que en algunos casos estaban adinteladas. Podéis ver en este Castro la reproducción de una de estas viviendas, cada una de ellas acogía a un grupo familiar.


Los restos arqueológicos de las sucesivas excavaciones : cerámica, orfebrería, vidrios y otros objetos se pueden ver en el museo del Castro, situado en la cima. El acceso al Museo es gratuito. Y ya os he comentado que la mejor vista del Castro se obtiene desde la curva superior, aparcando en la zona de comienzo del Vía Crucis.

El entorno de la Montaña de Santa Tecla


Ya os he ido contando un poco la magia que desprende este lugar lleno de cosas por descubrir , situado en la desembocadura del río Miño, en la frontera entre España y Portugal. Entre sus pendientes se esconden puntos estratégicos que visitar : el castro, el Vía Crucis, la ermita de Santa Tecla y los miradores del Pico de San Francisco y el pico del Facho.


Aunque desde mi punto de vista es interesante conocer los 30 petroglifos escondidos por la montaña y pertenecientes a la edad de bronce, es decir anteriores a la construcción del Castro. Los petroglifos, son diseños simbólicos, de origen prehistórico, grabados en rocas, con formas geométricas, espirales y de animales. En Santa Tecla, destaca la Laxe Sagrada o Laxe do Mapa , formada por círculos concéntricos y por lo que parece ser un mapa del monte en la roca central. Además muy cerca del castro se aprecia otro en forma de serpiente. También dentro del castro encontramos piedras con grabados en espirales y círculos.


En la subida al Monte podemos ver dos Vía Crucis , uno antiguo de cruces simples datado a finales del siglo XVII o principios del siglo XVIII y el nuevo y artístico comenzado en 1923 y terminado en 1940, con 14 monumentos grabados en la roca con medallones de bronce y escenas talladas del Calvario de Jesús.


Y a su término nos encontramos con la capilla de Santa Tecla, pequeña y sencilla, de estilo románico del siglo XII, donde llama la atención el Cruceiro de San Francisco , en el que puedes ver a Cristo en uno de sus lados y en el otro a San Francisco de Asis.


Hay dos miradores , uno denominado Pico de San Francisco , desde el que se contempla una panorámica de la desembocadura del río Miño, el Valle de O Rosal, y Caminha, municipio portugués por el que discurre el último afluente del río Miño: el Coura, desde mi punto de vista el que más merece la pena.


Mientras que desde O Facho , que es el otro pico, la panorámica se extiende hacia el norte: A Guarda, con su puerto en primer lugar, y la costa Atlántica. La denominación de Pico do Facho, es un nombre que viene de que al anochecer un vigía encendía una fogata a la que correspondían otros fachos en señal de tranquilidad. Cuando se encendían dos fogatas a la vez, era señal de invasión de piratas. También podemos ver el Monumento Hidrográfico del siglo XVI y la Centenaria Cruz conmemorativa a Cristo Redentor, del año 1900.

Una torre de repetidores rompen un poco la magia de la cima... pero solo un poco :)

Algo de carácter más lúdico y con menos vistas es el Cancelón , un merendero al pie del Monte que te permite descansar de la visita. Y saliendo , ya en A Guarda, hay un centro cultural con oficina de atención turística, donde te indican todo tipo de excursiones, playas y lugares para visitar en la zona del Bajo Miño.


Sensaciones que no puedes perderte si vas cerca de allí


Cuando comencé a descubrir todo lo que ofrecía este monte, me di cuenta de que había mucha magia impresa en las piedras del Castro, en los petroglifos dispersos por la montañas y pertenecientes a pueblos anteriores... que no había visto nunca. Pero sobre todo me han dejado encandilada sus vistas, hacia cualquier punto que mirara el panorama era más bello , ya fuera el océano Atlántico, el río Miño y sus playas o las montañas gallegas o portuguesas circundantes, o incluso A Guarda o la propia Santa Tecla con sus pendientes escarpadas.


Después de ver despacio el Castro, que realmente merece la pena ; os recomiendo realizar una parte del recorrido a pie, al menos desde el comienzo del Vía Crucis, lo que os permitirá ir descubriendo poco a poco las diferentes panorámicas que va ofreciendo el monte . El ascenso por carretera desde A Guarda es de 3’8 km, o también está la opción de subir a pie desde el principio, a través de una senda jalonada por eucaliptos centenarios, por cualquiera de los dos atajos existentes, aunque las pendientes son importantes, pero con buen ánimo en 40 minutos, o quizás un poco más, estaréis arriba.


El castro de Santa Tecla, es el segundo destino turístico más visitado de Galicia, solo superado por la catedral de Santiago de Compostela . Y creo, sin lugar a dudas que es una visita imprescindible, de la que no te arrepentirás, por esa mezcla de naturaleza y participación del hombre, que esta vez no ha sido capaz de destruir, sino que ha colaborado en crear algo que merece realmente la pena.


Nota : Es mejor realizar la visita, si es posible un día laborable, para disfrutar del lugar con tranquilidad. Por algún comentario que habéis ido dejando he visto que algunos casos os han cobrado ; en mi caso no sé si por haber subido un importante tramo caminando, o porque ese día no tocaba, no me han cobrado el euro por persona que teóricamente se suele pagar por la subida ; aunque creo que es una cantidad simbólica por poder disfrutar del panorama de la cima.
Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
cuchufleta

cuchufleta

17.10.2013 10:52

precioso lugar

JO333

JO333

18.09.2013 15:57

Me gustan todos estos lugares

Octubre2007

Octubre2007

17.08.2013 17:57

Estuve hace muchos años por allí. Nos quedamos 15 días en A Guarda y fueron unas vacaciones muy tranquilas, desde luego. A este sitio fuimos un día laborable, en el que no había tanta gente. Besos.

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Castro de Santa Tecla, A Guarda ha sido leída 749 veces por los usuarios:

"excepcional" por (95%):
  1. JO333
  2. Octubre2007
  3. pichurri4
y de usuarios adicionales 36

"muy útil" por (5%):
  1. wrara
  2. Madd66

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.
Etiquetas relacionadas con Castro de Santa Tecla, A Guarda