Cavalleria rusticana-Paillasse - Ruggero Leoncavallo

Opinión sobre

Cavalleria rusticana-Paillasse - Ruggero Leoncavallo

Impresión Total (6): Evaluación Total Cavalleria rusticana-Paillasse - Ruggero Leoncavallo

 

Todas las opiniones sobre Cavalleria rusticana-Paillasse - Ruggero Leoncavallo

 Escribir mi propia opinión


 


Los payasos también lloran

3  25.04.2007

Ventajas:
la originalidad del escenario y de los personajes :  PAYASOS

Desventajas:
contenido irregular :  de la brillantez al aburrimiento

Recomendable: No 

Detalles:

Originalidad

Letras

Calidad y consistencia de las canciones

Duración del éxito

Cómo se compara a otros lanzamientos del mismo autor:

Tapa/diseño y contenido


texas80

Sobre mí:

usuario desde:26.05.2003

Opiniones:171

Confianza conseguida:76

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 15 miembros de Ciao

Nombre: I Pagliacci (Los payasos). Drama en un prólogo y dos actos.
Autor de la música y del libreto: Ruggero Leoncavallo
Acción: 1860 en Montalto di Calabria (Italia)
Primera representación: 21 de Mayo de 1892

Versión:

Canio Beniamino Gigli
Nedda Iva Pacetti
Tonio Mario Basiola
Silvio Leone Paci
Peppe Giuseppe Nessi

Coro y orquesta del Teatro de la Scala de Milán (1933)

¿Quién fue Leoncavallo?

De nuevo tenemos el paradigma de compositor que es famoso por tan solo una obra.
Nació en Nápoles en 1858 en Nápoles, estudiando música y trabajando como pianistas en cafés de Egipto y París. No conseguiría su consagración hasta el estreno de I Pagliacci en 1892. Como curiosidad decir que perdió un concurso para artistas jóvenes (lo ganó Pietro Mascagni por "Cavallería Rusticana"). El resto de su vida fue bastante polémico pues fue desacreditado por la crítica y sus colegas por presuntos casos de plagio hasta en el velatorio de su cadáver en 1919.


¿Por qué hablar de "I Pagliacci"?

"I Pagliacci" se puede considerar la ópera hermana de la famosa ópera de Caballería Rusticana, situándose la acción al sur de Italia. Ambas óperas son las más representativas del género verista (Puccini roza el tema en "La Boheme"), un género que trata de intenta presentar dramas de la vida real, en toda su crudeza llegando a escenas realmente terribles.
Una ópera basada en un prólogo y dos actos


La ópera


El prólogo de la obra comienza con los violines. Los violines trágicos y fatales del principio se sustituyen por unos más huidizos. Una trompa entonará la melodía principal de la obra siendo la música de acompañamiento de algunos fragmentos como "Recitar!- Vesti la giubba" o "La commedia è finita!". Los contrabajos se contagian de la melodía fatalista. Entrarán de nuevo los violines con la misma fuerza con la que entraron los violines al principio.

Las candilejas del escenario se encienden y entre el telón sale el jorobado Tonio disfrazado de Tadeo (uno de los payasos del teatro de payasos del siglo XVIII). Con la música de violín como espectador, el bufón de la compañía nos advertirá que aunque la obra será representada por actores, todo es un hecho real que pasó en ese mismo pueblo de Calabria

Se levanta el telón.

ACTO PRIMERO

Es el día de la Asunción, fiesta nacional. Todos están de fiesta. Una trompeta y los timbales anuncian la llegada del circo ambulante. Por un día los aldeanos se olvidan de la pobreza. Son los payasos que vienen año tras año. Es el momento más alegre de la ópera. El revuelo es cada vez mayor y Canio llama al orden (se escuchan unos timbales). Canio señala que a las once de la noche será la representación. Canio entona una de las arias estrella de la ópera, acompañado por el pueblo ("Un grande spettacolo..."). Nedda, la mujer de Canio (y mucho más joven que él, casi una niña) va a bajar del carromato y Tonio, jorobado y enamorado de ella, va a ayudarla pero Canio, cegado por los celos, le tira al suelo y todo el pueblo se burla del jorobado quien masculla que vengará esta humillación.

Cae la noche, el oboe adorna el destelleo de las lámparas de aceite a través de las ventanas. Llega el coro imitando el sonido de las campanas y recitando canciones al amor ("Din don").

Nedda está cada vez más preocupada de las sospechas de su marido, piensa que todo lo sabe ("Qual fiamma avea nel guardo!"), aunque con el canto de los oboes el corazón de Nedda retornará a la tranquilidad. De pronto, aparece Tonio que se declarará a Nedda, pero Nedda se reirá de la deformidad del jorobado. Es uno de los momentos más interesantes de la primera parte de la ópera porque me resulta un momento Disney. En medio de la calle húmeda, con el viento de los violines y el aleteo de las arpas, duo Nedda-Tonio, Tonio insiste en su amor por Nedda, intenta besarla, pero ella le golpea con un látigo en la cara. Mientras Tonio dolorido jura venganza tendido en el suelo, Nedda (con un guiño a la trinidad operística Bellini-Rossini-Donizetti) recibe a su amante Silvio con pura pasión y una fuerza desgarradora. Este es uno de los momentos que más me gusta de toda la obra y que quizás sea la que arma y da entendimiento al resto de la ópera: ambos juran fugarse tan pronto como termine la representación, mientras Tonio, oculto, observa toda la acción. A partir de aquí todo será un discurrir de acontecimientos.

El tenebroso violonchello avisará a Canio, pero solo le dará tiempo a escuchar las palabras llenas de pasión de Nedda: "stanotte e per sempre tara soro" ("Esta noche seré tuya para siempre") Intenta amenazar a Nedda con una navaja para que le diga quien es su amante pero Nedda le dice que nunca diría su nombre. Los violines encrespados y los timbales entrecortados aumentan el drama de la situación, los violines ascienden y descienden por la escala musical, Canio está a punto de matar a Nedda, hasta que llega Peppe, otro actor de la compañía, y evita la consumación de la tragedia. Peppe le dice que es la hora de la función.

Canio entona un aria que se ha hecho universal en la música clásica de tal modo que no hay recopilatorio de ópera que no lo posea: "Recitar!- Vesti la giubba". Canio tiene que separar el trabajo con el amor, su labor es divertir al público, la tarea más difícil de un actor. Canio intentará maquillarse de Pagliaccio, pero las lágrimas se lo impiden. Aquñi podemos ver claramente la dimensión del verismo: se sacrifica por entero a la obra para darle más dramatismo por lo que el tenor tendrá que aplicar sus estudios de interpretación teniendo incluso que llorar en mitad del escenario.


Intermezzo

Unos clarinetes serán la base orquestal del preludio de la tragedia. Los violines entonarán en una canción ideal para participar en los campeonatos de patinaje artístico o para componer la nueva banda sonora de Walt Disney, la versión operística de los "Puentes de Madison", con violines y mucha mucha mucha arpa revoloteando por aquí y por allá, cerrando el intermezzo un violoncello. En serio que no exagero en referente a lo de los "Puentes de Madison".


ACTO SEGUNDO


Llegan las once de la noche. Es hora de celebrar el misterio de la Asunción.
Tonio los anima a entrar (Avanti!) mientras reina la confusión general. Nedda consigue hablar con Silvio pero unas campanas avisan de que la función va a empezar.

Comienza la función:
-Canio-Pagliaccio
-Nedda-Colombina
-Tonio- Tadeo
-Peppe-Arlecchino


A ritmos de minueto dieciochesco empezarán a interpretar curiosamente lo mismo que está ocurriendo en realidad: Colombina pone los cuernos a Pagliaccio, mientras que Colombina rechaza a Tadeo y le pone los cuernos con Arlecchino. Esta parte me parece musicalmente muyyyyyyyyyyyyyyyyyy aburrida (odio el siglo dieciocho) pero que es la más interesante de ver pues están representando una comedia dentro de una tragedia y hacen los actores una representación bastante cachonda y realmente mala. Lo más interesante es cuando Colombina repite casualmente "A stanotte e per sempre tara soro", lo mismo que Canio escuchó esa misma noche antes de la función a Nedda. Pagliaccio pregunta en vano cuál es su amante recibiendo las burlas de Colombina. Aprovechando el guión, Canio le recuerda a Nedda que la recogió de la calle, contestando Nedda como Colombina que la puede dejar de nuevo en el sitio donde la encontró. El tono burlesco en la música desapare y de nuevo surge con fuerza la melodía trágica de los violines. En el momento cumbre de la obra, Nedda le dice que nunca le dirá la verdad y Canio le asesta infinidad de puñaladas. Nedda grita bajo los espasmos de la muerte el nombre de Silvio. El público grita horrorizado, Silvio sube pero Canio lo apuñala. Canio se da cuenta de lo que ha hecho y horrorizado, da por finalizada la función. La amargura de la melodía central es la que concluye esta ópera.


Si quieres mi opinión personal tengo que decirte subjetivamente que es una de las óperas que menos me gusta (junto a "Rigoletto" de Verdi)., por lo que me duele darla tres estrellas. Quizás tendría que adquirir otra versión, pero me resulta irregular, frente a momentos de pasión como el primer encuentro de Nedda y Silvio o el genial Intermezzo, se opone a otros fragmentos más aburridos y aptos para las largas noche de insomnio. Mucho más interesante me pareció "Cavaleria rusticana".

Fotografías
  • Cavalleria rusticana-Paillasse - Ruggero Leoncavallo Fotografía 8237930 tb
  • Cavalleria rusticana-Paillasse - Ruggero Leoncavallo Fotografía 8238100 tb
  • Cavalleria rusticana-Paillasse - Ruggero Leoncavallo Fotografía 8238325 tb
Cavalleria rusticana-Paillasse - Ruggero Leoncavallo Fotografía 8237930 tb
la opinion de los niños
Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
Nadine88

Nadine88

29.01.2008 11:54

Un análisis de lo más completo, enhorabuena. Saludos

miercoles23

miercoles23

27.01.2008 16:44

No la he visto ni oido entera, pero el aria que se usó en los Intocables cuando Canio se maquilla para hacer reir a la gente cuando él está tan triste por la infidelidad de su mujer me gusta mucho, estupenda opinión. Saludos

guantanamo

guantanamo

15.01.2008 18:12

Buena opinión Saludos

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Leer más sobre este producto
Cavalleria rusticana-Paillasse - Ruggero Leoncavallo - opinión de Otati La commedia è finita !
  muy útil
Cavalleria rusticana-Paillasse - Ruggero Leoncavallo - opinión de Almutasin Cav/Pag
  muy útil
Cavalleria rusticana-Paillasse - Ruggero Leoncavallo - opinión de Flegiosa Cuento siciliano
  muy útil
Cavalleria rusticana-Paillasse - Ruggero Leoncavallo - opinión de Flegiosa Payasos
  muy útil
Cavalleria rusticana-Paillasse - Ruggero Leoncavallo - opinión de hamurabi eterno
  muy útil
Evaluaciones
Esta opinión sobre Cavalleria rusticana-Paillasse - Ruggero Leoncavallo ha sido leída 2534 veces por los usuarios:

"excepcional" por (29%):
  1. Nadine88
  2. miercoles23
  3. Generalessa
y de usuarios adicionales 3

"muy útil" por (71%):
  1. yleniab001
  2. guantanamo
  3. tecnico860
y de usuarios adicionales 12

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.