Citroën C1

Opinión sobre

Citroën C1

Impresión Total (11): Evaluación Total Citroën C1

 

Todas las opiniones sobre Citroën C1

 Escribir mi propia opinión


 


Todo lo bueno, y todo lo malo

3  26.10.2006 (28.11.2006)

Ventajas:
Pequeño, relación tamaño exterior - interior, motor rabioso

Desventajas:
Sonoridad y rumorosidad, mala recuperación, frenos pésimos, inestable en carretera

Recomendable: Sí 

guilly

Sobre mí: Como todos los soñadores, confundí el desencanto con la verdad (Jean Paul Sartré, filósofo y pensado...

usuario desde:27.12.2002

Opiniones:83

Confianza conseguida:13

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 18 miembros de Ciao

El Citroen C1 es el pequeño de los modelos de Citroen. No es mucho más pequeño que el Citroen C2, aunque obtener unas dimensiones inferiores y colocar 5 puertas (en la versión correspondiente) en los menos de 3,5 metros que mide es una auténtica obra de ingeniería.

Esto puede significar que el C1 es una interesante alternativa al Smart, tanto porque aunque no es ni mucho menos tan diminuto, es el segundo más pequeño de su clase, con la ventaja añadida de poder llevar a 4 ocupantes (conductor incluido) en un tamaño reducido. A título informativo y como referencia, ya que haré alguna otra comparativa, he conducido un Smart Bravus en numerosas ocasiones y tengo un Citroen C1 1.0 SX (gasolina).

Supongo que por su corta edad (el C1 es un modelo relativamente nuevo en el mercado), el abanico de modelos existente es más bien parco. Con tan solo dos motorizaciones, una diesel de 55 caballos y otra gasolina de 68, las opciones para los compradores potenciales son escasas. Se echan de menos motorizaciones más potentes para poder sacar un rendimiento más alla del ámbito urbano a este utilitario, hecho que Smart consigue medianamente con su ForTwo Bravus o, siguiendo en la misma familia, Citroen con muchas de las motorizaciones de su C2.

Además, el motor diesel es una versión capada del ya conocido HDi que montan los C2 y los C3 de la firma. La merma de prestaciones es notable, haciéndose necesario patinar el embrague más de lo necesario en las salidas, algo impensable para un coche urbanita y motivo por el cual es muy recomendable en caso de querer adquirir el C1 decantarse por la versión gasolina. Esta versión trae un genuino motor de 3 cilindros y 1000 cc fabricado por Toyota que, según fabricante, rinde 68 caballos de potencia. En bancos de pruebas de revistas he visto esta cifra aumentada hasta 74 caballos en un régimen de revoluciones que apenas recuerdo.

En mis propias pruebas, puedo dar fe de que este motor es muy apto para aceleraciones muy rápidas, con recorridos bastante largos entre marchas. A partir de los 70 km/h esta vivacidad se ve apagada, ofreciendo finalmente una aceleración de 0 a 100 de 13,5 segundos. Esta cifra engañosa nos indica que el coche es lento en aceleraciones, pero como viene a ocurrir con los motores de gasolina, y muy en particular con este de Toyota, el "reprís" es excelente, idóneo para salir en rotondas y semáforos. Sin embargo, en los carriles de aceleración (incorporación) de las autopistas, o a la hora de efectuar adelantamientos el coche se ve bastante incapaz de moverse con soltura, poniendo en peligro a sus ocupantes allí donde en carretera se precise un valor de recuperación mayor que el par motor menor de 10,0 que ofrece este automóvil. Así pues y como están las cosas, este motor es Excelente (con mayúsculas) en ciudad, pero algo mediocre fuera de ciudad aunque sin llegar a ser escandaloso.

Los mayores "peros" del C1 vienen en el apartado de confort y de relación calidad/precio. A pesar de que "parece" el modelo más barato de Citroen, está muy lejos de serlo. Primero, porque viene "pelado" de accesorios, y segundo, porque Citroen no ofrece descuentos de marca sobre este modelo, con lo que por el mismo precio podemos obtener C2 y/o C3 con características más interesantes y acabados superiores.

Como suele ocurrir con los modelos de Citroen (sin citar honrosas excepciones como el C6), los acabados son en plástico barato, aunque de apariencia resistente. Tanto el diseño interior como el exterior están muy cuidados y, como ya se habrán dado cuenta los que leen estas lineas, es un coche que no pasa desapercibido.

Prosiguiendo en el apartado del acabado, se echan en falta "básicos" de confort por este precio y motor, tales como automatizar los elevalunas eléctricos (de forma que se cierren y abran con una sola pulsación), control de la ventanilla del pasajero desde la consola del conductor, cierre centralizado en la consola o salpicadero, control eléctrico de los retrovisores y muy en especial el del acompañante... Todas estas ausencias no pueden adquirirse ni en opción, y repercuten mucho en la comodidad del usuario en el manejo diario del vehículo.

No dejan de ser "monos" los limpiaparabrisas delantero y trasero (uno por cada luneta). El control del aire acondicionado y calefacción (no puede llevar climatizador) es muy original, pero lo que es más importante, es muy cómodo de usar.

El sistema de audio sólo tiene dos altavoces (el primo hermano de Toyota, el Aygo, tiene 6 altavoces) que ofrecen una sonoridad más que aceptable para el habitáculo, aunque se antojarán insuficientes para los más cañeros, especialmente para los que busquen gran profundidad de bajos. No reproduce MP3, pero incluye una clavija hembra minijack de 3,5 pulgadas en la que podremos enchufar cualquier reproductor MP3 (como nuestro iPod). Es curioso como careciendo de tantos detalles, posea esta opción tan interesante que debería venir de serie en todos los vehículos.

Se echa muy de menos el control de la radio en el volante.

La tapicería (que Citroen denomina nosequé terciopelo) es muy resistente y no acumula pelusa con facilidad. Es fácil de limpiar con un simple cepillo. Los asientos sujetan lo suficiente aunque no es para tirar cohetes, pero lo peor es que en situaciones de curvas (comunes en las ciudades, por ejemplo en las rotondas) no existe asidero en el techo en ninguno de los puestos de pasajeros. Sin embargo, a pesar de haber Citroen obviado un elemento tan necesario, no se ha olvidado del espejo de cortesía tanto del conductor como del pasajero en los parasoles.

Las ventanas traseras, también en la versión de 5 puertas, son abatibles de apertura parcial (aproximadamente 5 centímetros), como en los coches de 3 puertas. En la parte trasera los asientos son cómodos y tienen un espacio sorprendente para las dimensiones del coche. Siempre hay que saber que estamos hablando de un coche diminuto, pero que sin embargo no resulta incómodo para personas no demasiado altas.

Incluye sujecciones Isofix para los asientos de niños, seguros para las puertas y la posibilidad de desactivar los airbag delanteros (se desactivarán ambos, no es posible desactivar solo el del pasajero). Tampoco hay asideros de techo en las plazas traseras.

El maletero es muy pequeño, pero de ahí a decir que es "testimonial" es un error. He leído en alguna ocasión que en los 155 litros que tiene de maletero apenas caben dos mochilas. Me supongo que el que escribió esta opinión debía tener mochilas de estas de excursionista paneuropeo, porque no hay nada más lejos de la realidad. En su pequeño maletero me cabe toda la compra del supermercado para dos semanas sin problemas. Gracias a los asientos abatibles en dos partes (disponible en la versión SX) es posible transportar bultos mayores, a costa de perder plazas traseras claro está. Sin ir más lejos ayer transporte un piano eléctrico de Roland (con todas sus octavas y el mueble con los pedales, eso sí, desmontado) sin muchas complicaciones.

Aquí es donde llego a las partes que no me gustan, y no me gustan nada, del C1. Pese a ser un coche excelente para la ciudad, con una dirección blanda, un diámetro de giro aceptable (los hay mejores en su clase) y una tirada inicial muy buena, tiene una serie de defectos que no solo atañen a los ya mencionados del interior, sino a su funcionamiento.

En primer lugar, es un coche tremendamente ruidoso. Al ralentí las vibraciones pueden llegar a ser bastante molestas. Según vamos subiendo de marchas y de revoluciones, el sonido nos obligará a ir subiendo el volumen de la radio. La mala insonorización del habitáculo es más que patente. El sonido del motor de gasolina, pese a ser ruidoso, es curiosamente deportivo, por lo que no todo el mundo lo encontrará tan molesto. Pero ciertamente hacer un viaje largo con este ruido no es algo muy recomendable.

En segundo lugar, tiene serios problemas de estabilidad. Aunque el agarre de las ruedas es muy bueno tanto en seco como en mojado, la escasa dureza de la dirección y el bajísimo peso del vehículo hacen que zarandee con excesiva facilidad a partir de los 100 km/h, es decir, en cualquier carretera o autopista.

En tercer y más importante lugar, el coche frena muy mal. La distancia de frenado es horrendamente larga. Ya he tenido más de un susto, y aunque el coche no pierde estabilidad en frenadas fuertes (gracias al ABS y al control electrónico de frenada en curva que incluye, que no ESP), la distancia recorrida es la suma de la activación del ABS, la capacidad de los frenos y la adherencia de los neumáticos. Y la suma de todos ellos da unos resultados terribles. Algo que tiene fácil solución, que es conducir extremando las distancias de seguridad, pero que no tiene solución cuando nos encontramos ante imprevistos en la calzada (* ver nota al final).

Por último, un tarado de suspensión muy duro hace que el vehículo no absorba con comodidad las irregularidades del firme, sumado a la calidad escuálidad de los acabados, este hecho no solo repercute en la comodidad de las espaldas de los ocupantes, sino también se suma a el problema de sonoridad.

CONCLUSIÓN

Pese a que sus defectos son notorios, el C1 es un coche que me gusta, tanto por su diseño como por el comportamiento rabioso de su motor. Interiormente el espacio está muy bien aprovechado pero le faltan numerosos elementos de confort y se defiende regular en carretera. Pese a disponer de 4 airbags y tener 4 estrellas en el test Eurocap, no parece un coche muy seguro, muy especialmente por su mala frenada. La mala insonorización del habitáculo también es un elemento que le resta confort. Lo mejor: el motor de Toyota es muy divertido de manejar por sus rápidas reacciones en marchas cortas (la quinta marcha está casi de adorno, aunque recomiendo su uso para economizar combustible), y su tamaño y sus cinco puertas nos permitirá llevar a la familia a cualquier sitio de la ciudad sin tener que recurrir a coches de mayor tamaño. Además, su consumo es irrisorio.

Si bajan el precio, el éxito está asegurado.

* Nota: refiriéndome a los frenos, el otro día tuve un alcance con otro coche. Estaba lloviendo aunque el agarre de los neumáticos no se veía muy afectado por ese hecho. Sin embargo, hay algo en estos frenos que no acaba de funcionar bien; ya lo había visto venir. La pobre señora que embestí tendrá que llevar collarín durante un tiempo. El C1 tiene que mejorar este aspecto en aras de la seguridad.
Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
guilly

guilly

03.11.2010 01:43

gracias gente!! ;))

venturin83

venturin83

29.02.2008 19:41

te debia el excepcional...

mfenoglio

mfenoglio

28.02.2008 18:49

Simplemente EXCEPCIONAL (sí, con todas letras mayúsculas). Me gusta mucho el C1 y tu opinión me brindó mucha información que no podría haber encontrado en un consecionario. Gracias!

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Citroën C1 ha sido leída 8659 veces por los usuarios:

"excepcional" por (10%):
  1. venturin83
  2. mfenoglio
  3. Silmarilka

"muy útil" por (90%):
  1. Zanatos
  2. cajeradesuper
  3. Keyla_mushroom
y de usuarios adicionales 23

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.
Productos interesantes para Usted
Citroën C3 Citroën C3
(+) Dirección muy suave, muy poco ruido(insonoro) y mantenimientos baratos
(-) Consumo, averías y calidad del motor
186 Opiniones
Compra ahora
Citroën C4 Citroën C4
berlina portón, coupé - gasolina sin plomo - puertas: 5, 3 - 1360 cc
603 Opiniones
Compra ahora
Citroën Xsara Picasso 2.0 HDI Citroën Xsara Picasso 2.0 HDI
monovolumen - diésel - puertas: 5 - 1560 cc
189 Opiniones
Compra ahora