El mal blanco - Ensayo sobre la ceguera

4  15.04.2009

Ventajas:
leer un libro siempre es una ventaja

Desventajas:
¿?

Recomendable: Sí 

nenya_

Sobre mí: [usuario desde:10.07.2006] ☼ Nos vemos en entrebrochasypaletas del puntocom y en "yutú...

usuario desde:08.12.2007

Opiniones:145

Confianza conseguida:273

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como excepcional de media por 35 miembros de Ciao

AVISO: Esta opinión desvela detalles importantes del argumento por ser para el CLUB DE LECTURA.
Si no lo has leído estás a tiempo de retirarte, el que avisa no es traidor.


La edición que cayó en mis manos por medio de la biblioteca era de la Serie Roja de Alfaguara, en la portada señalaba con letras grandes que había sido Premio Nobel de Literatura 1998, añado que muy bien merecido.

¿Qué pasaría si un día de buenas a primeras dejas de ver? Es la pregunta que podemos hacernos y alrededor de la cual se movería todo lo que desprende el libro.

PUNTOS DE VISTA SOBRE LA OBRA

Engancha totalmente desde el principio, como ya me sucedió con el Ensayo sobre la Lucidez. Sólo que en temática el de la lucidez es mucho más político, por eso me quedaría con el de la ceguera, uno se lo imagina como si estuviera pasando todo en ese momento, se vuelve más personal. Además también encontramos una gran diferencia al comparar ambos títulos de Saramago, aunque parece que tiende a dejar los finales más o menos abiertos para que el lector saque sus propias conclusiones e interpretación, en el caso del Ensayo sobre la lucidez quizá lo dejó demasiado abierto para mi gusto.

Usa un lenguaje común, pone ejemplos de cosas cotidianas y sensaciones que todos podemos identificar, no se entretiene en hacer florituras con el lenguaje, es directo y sencillo, por lo que la lectura se vuelve fluida, es envolvente. En el caso de utilizar alguna palabra que pueda ser más complicada, como en el caso de algunos términos médicos que aparecen en el principio del libro (agnosis - incapacidad de reconocer lo que se ve- o amaurosis - verlo todo negro, tiniebla total -) los explica de manera muy sencilla sin tener que recurrir a consultar diccionarios. Aunque el estilo del autor parezca complejo al no existir separación en los diálogos (escribe todo el tirón, separa con comas y empieza seguidamente con mayúsculas cuando son diálogos, suprime el uso de guiones) resulta todo lo contrario. Muestra más aun la sencillez de su estilo al no poner nombre y apellidos a los personajes, sino que son recordados durante toda la historia por quienes son, por su papel.

A veces utiliza una narración más acelerada para dar a conocer detalles, como cuando llegan ciegos nuevos provenientes de la zona de los infectados, para hacer avances de los lazos que unen a los personajes sin que ellos lo sepan, pero siempre cuida que sea divertida, hablando de diversión como entretenimiento en la lectura, nunca por los hechos que se dan.

También hay ocasiones en las que habla directamente con el lector comentando sus puntos de vista y suposiciones sobre las acciones que se desarrollan y, a su vez, reseña incógnitas con una especie de “pero ya lo veremos en su momento”, deja caer interrogantes, punto que engancha mucho más a la lectura. Y es como si nada estuviera escrito, como si pudiera salir sobre la marcha.

PERSONAJES

El primer ciego y su mujer: De la mano del primer ciego tenemos las primeras sensaciones e incógnitas, ¿qué le ha sucedido? ¿por qué? ¿qué se sentirá al dejar de ver sin razón y de repente? Un tanto machista en la actitud de que siempre tiene que ser lo que él diga, aun cuando su mujer también está ciega y las decisiones que se toman en el manicomio han de ser conjuntas. A este punto le hace la contra la revelación de la mujer, parece que despierta del letargo del totalitarismo que había mantenido su marido hasta entonces en la vida de pareja. Ambos se muestran resentidos con el ladrón, mucho más él, se podría decir incluso que tienen una vida bastante vacía y rutinaria por lo que se va viendo un gran cambio. Al final del libro son practicamente irreconocibles.

El médico y su mujer: Se podría hablar

Fotos de Club de Lectura: Ensayo sobre la ceguera
  • Club de Lectura: Ensayo sobre la ceguera 1- Portada - Club de Lectura: Ensayo sobre la cegu
  • Club de Lectura: Ensayo sobre la ceguera 2- Dedicatoria - Club de Lectura: Ensayo sobre la
  • Club de Lectura: Ensayo sobre la ceguera 3- entre letras - Club de Lectura: Ensayo sobre la
  • Club de Lectura: Ensayo sobre la ceguera 4- Saramago - Club de Lectura: Ensayo sobre la ceg
Club de Lectura: Ensayo sobre la ceguera 1- Portada - Club de Lectura: Ensayo sobre la cegu
Club de Lectura: Ensayo sobre la ceguera
de los personajes centrales, aun sin ser los primeros en aparecer son los indispensables. En todo momento se ve el respeto que sienten ambos por el otro cónyuge, comparten puntos de vista, dialogan, hay muestras de cariño. El médico intenta buscar una explicación lógica a todo lo que está sucediendo, ella simplemente se preocupa de cuidarle, por lo que finge estar ciega durante casi toda la narración, a él y a todos los demás, poco a poco se va formando como una pequeña familia. Ella es decidida, arriesgada, lucha contra los miedos que la van surgiendo, se arma de valorar para sacar adelante al resto. Hay una escena en especial que enmarcaría, la del perro de las lágrimas. Y otra que refleja el valor mezclado con rabia e impotencia, como es cuando le clava las tijeras al jefe de los ciegos que se amotinan.

La chica de las gafas oscuras: Uno de los personajes que más me gustaron, se nota la evolución de principio a fin. Comienza siendo una especie de mujer de vida alegre, no usaré el término de prostituta puesto que no es su trabajo y lo hace por placer, a la que encuentro bastante superficial. Ve la ceguera como un castigo por su inmoralidad, son varias las ocasiones en las que Saramago toca de puntillas el tema religioso. Pero poco a poco se va viendo que está llena de buenas intenciones, ya demuestra que tiene corazón al estar prácticamente siempre pegada al niño, atenta de que esté bien e incluso cediéndole parte de su comida ante la repetición constante de "tengo hambre". Demuestra la admiración que siente por la mujer del médico, compasión por el ladrón cuando en un principio la llenaba el odio por los tocamientos, arrepentimiento tras la muerte de este por el tacón clavado y dulzura para con el viejo de la venda. Tras recuperar la vista se ve que el cambio no ha sido temporal, sino que será algo que la haga ya ser mejor persona de por vida. Me gusta que comparta los días con el viejo mirando más allá del físico, cosa que no había hecho cuando tenía vista.

El niño con estrabismo: Los niños tienen una terrible facilidad para olvidar y amoldarse a las situaciones que se presentan. En un principio aparece un pequeño desconsolado cuya única preocupación es saber cuándo volverá su madre, pero poco a poco, e imagino que al sentirse bajo el amparo de la chica de las gafas oscuras, cambia su preocupación presencial por la nutritiva. Resultan simpáticas las preguntas curiosas que va formulando cuando andan por las calles de la gran ciudad, los adultos son cosas que dejarían de manera secundaria pero para él parecen lo más importante.

El ladrón: Un papel bastante fugaz pero que demuestra la evolución que alguien puede sufrir, a nivel personal, en situaciones extremas. Inicialmente lo vemos como una buena persona que ayuda al primer ciego a volver a su casa, después cambia la sensación a que es un capullo por robar a alguien que no se vale por sí mismo, a ver un ser carente de escrúpulos que aun cuando se queda ciego lo único que hace es dejarse llevar por los instintos más primarios. Aprensivo, chulo. Pero sufre un cambio de actitud radical al verse al borde de la muerte, se plantea que no ha obrado bien al aprovecharse del primer ciego, que jamás debió intentar acosar a la chica de las gafas. Aunque me resulta extraño que en ningún momento se haga referencia a la no presencia de su mujer, es como si nunca se acordara de ella. No es el personaje perfecto pero creo que es el que más pena me da que muera.

El viejo de la venda: Un personaje sencillo al que enseguida se le coge cariño. Decidido, precavido, sabio, con espíritu militar en cuanto al orden y la estrategia, inteligente, fantasioso al añadir sus propias deducciones a la información que trae del exterior, fiel. Será quien mantenga un pequeño hilo de esperanza escuchando las noticias en la radio e informando al resto de sus compañeros. También será capaz de inspirar ternura, como lo hace en el momento del baño en casa del médico y su mujer, o compartiendo cama con la chica de las gafas oscuras.

DESTRIPANDO EL ARGUMENTO, SENSACIONES, PENSAMIENTOS

Se mezcla el deber de hacer lo justo, desde el punto de vista del médico, al avisar al Ministerio de Sanidad de lo que cree será una epidemia puesto que no ve causas lógicas, con las medidas extremas que toman estos para evitar el pánico social y seguramente que rueden sus cabezas de mano de las esferas políticas.

La situación que se vive en el manicomio desde un principio puede poner los pelos de punta, porque en realidad es algo que cualquiera puede esperar ante una situación extrema como es la de "el mal blanco", puesto que hasta nombrarlo como lo que es, como una ceguera, queda prohibido para evitar que siga aumentando el miedo. Las medidas son totalmente extremas, se ven diferentes posturas militares. Los que podríamos llamar una especie de nazis que optan por la liquidación para preservar la vista de quienes aun no han tenido contacto con los infectados (en este grupo cabría destacar la actuación del alto cargo que se suicida, de acuerdo a sus creencias, tras perder la vista), contra los que ante todo ven personas pero están bajo el influjo del miedo y de las normas militares. La grabación que resuena por los altavoces día tras día podría ser considerada una tortura psicológica, les muestra que pase lo que pase no obtendrán ayuda del exterior y les prometen cosas que dejarán de cumplir, como es el caso del reparto de comida, más aun cuando aumenta excesivamente el número de personas que son hacinadas allí. En más de una ocasión podremos despotricar sobre la actuación y formas militares. No tienen nunca en cuenta que lo que está al otro lado de la verja son personas y llevan las amenazas a situaciones extremas. Un claro ejemplo: Pag. 78 " Mire, ciego, con quien voy a hablar es con usted y le voy a decir una cosa, o vuelven usted y ésa ahora mismo ahí dentro, o les pego un tiro ".

Parte del contenido nos revuelve las mismísimas tripas. Nunca imaginé la existencia de un puntito medio gore como es cuando la chica de las gafas oscuras le clava el tacón al ladrón, cambia la sensación de respiro de la autodefensa con la preocupación de que sucederá con aquella pierna que cada vez tiene peor pinta hasta pasar a la gangrena. La descripción que hace Saramago de la visión que tiene la mujer del médico de la misma junto con los olores que podemos imaginar de la carne en descomposición, y el sufrimiento de este personaje, hacen que sea una de las escenas duras. Lo mismo que sucede con los que matan acribillados a tiros o el tener que enterrar a sus muertos para seguir sintiéndose más personas, porque dejarlos al aire libre lo único que conseguiría es extender más aun los malos olores fruto del ambiente cargado (es imposible la ventilación) y de la suciedad. En esta parte se refleja la superstición, frente a la creencia de castigo por parte de un ser superior que comenté en el caso del ladrón y de la chica de gafas oscuras. Imaginan que podría contagiarse por el espíritu la ceguera y, en ese caso, aun cuando alguien muere sigue siendo peligroso.

Se llega a tener lástima de las condiciones infrahumanas, en cuanto a limpieza e higiene, en las que viven. Desde el estado de las instalaciones del manicomio hasta los ríos de excrementos que se forman al volver a la ciudad porque nadie ve por donde pisa. Recuerdo especialmente una escena de al poquito de ser recluidos en el manicomio, cuando el niño insiste en que se hace pis, y vamos que si se lo hace, pero disimula, como si conservara intacto el orgullo dentro de su pequeñez y actúa como si nada hubiera sucedido. También admirable la pasividad que consigue la mujer del médico simulando ser un invidente más.

Las salas del manicomio se van llenando de sensaciones, angustia, impotencia, cualquier pensamiento es el enemigo porque está lleno de dudas, preguntas, miedos, etc, que nadie resuelve en el acto y crecen con el paso del tiempo. Se genera desconfianza, imagino que es el resultado del comportamiento humano frente a una situación tan radical. Pero no por padecer todos un mal común dejan de existir los aprovechados, como en la vida misma, algunos ciegos se aprovechan del mal generalizado para comer más veces de las que deberían. Vuelve a relucir la figura de la mujer del médico que aguanta el sentimiento de impotencia para no delatarse. Aun así se busca la lógica en las tareas conjuntas, como es el caso de comer y enterrar.

Daría para mucho más, pero mencionaré a grandes rasgos el reflejo del sensacionalismo en los medios de comunicación, la curiosa referencia a un cuadro de Boticelli (el nacimiento de Venus), el motín por la comida, las violaciones que tanto dan que hablar, la entereza y como después se vienen abajo las mujeres frente a la situación, la vuelta a la ciudad y los cambios en la forma de vida, la especie de familias nuevas que se crean para sobrevivir como pueden, la imagen de la vecina anciana que comía carne cruda de gallina y conejos, los perros comiéndose a los muertos, etc. Sobre el final, simplemente decir que me gusta que todo vuelva a la normalidad, me sigue pareciendo que la mujer del médico es una especie de elegida sin la cual la mayoría de ellos hubieran sobrevivido.

ALGUNAS FRASES PARA ENMARCAR

Pag. 27 "El ciego, creyendo que se santiguaba se rompió la nariz".

Pag. 95 "Los buenos y malos resultados de nuestros dichos y obras se van distribuyendo, se supone que de forma bastante equilibrada y uniforme, por todos los días del futuro, incluyendo aquellos, infinitos, en los que ya no estaremos aquí para poder comprobarlo, para congratularnos o para pedir perdón, hay quien dice que eso es la inmortalidad de la que tanto se habla".

"Si no somos capaces de vivir enteramente como personas, hagamos lo posible para no vivir enteramente como animales" pag. 137, mujer del médico.

Pág. 40 "Para siempre, no, para siempre es siempre demasiado tiempo".

Pag. 149 "Probablemente, sólo en un mundo de ciegos serán las cosas lo que realmente son".

Pág. 153 "Ya éramos ciegos en el momento en que perdimos la vista, el miedo nos cegó".

Pag. 157 "Siempre ha habido peleas, luchas fue siempre, más o menos, una forma de ceguera".

Párg. 168 "No es que sea optimista, es que no puedo imaginar nada peor que lo que estamos viviendo" el doctor.

Pág. 197 "No por mucho madrugar se muere más temprano", adaptación del dicho.

Pág. 276-277 "Van como fantasmas, ser fantasma debe ser algo así, tener la certeza de que la vida existe ,porque cuatro sentidos nos lo dicen, y no poder verla". Podría tomarse como significado entre las personas que también ven pero en realidad es como si estuvieran ciegos porque cieran las puertas al mundo y a todo cuanto les rodea, es como si estuvieran muertos.

Pag. 343 "Bien cierto es que lo difícil no es vivir con las personas, lo difícil es comprenderlas".

Pág. 345 "Estamos ya medio muertos, respondió el médico, Todavía estamos medio vivos, contestó la mujer".
.
.
.
Como curiosidad añado que se ha hecho una adaptación de esta novela al mundillo cinematográfico que lleva por título Blindness (A Ciegas) y sería interesante visualizar para hacer una comparativa, de mano del director de El jardinero fiel. Saramago era un tanto reacio a hacer la adaptación, así que viendo que ha dado su visto bueno imagino que no puede decepcionar. Será curioso ponerle cara visual, y no imaginativa, a cada uno de los personajes.
Siguiente... Momo de Michel Ende : )
.
.
.
Texto registrado licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License


Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
Carreras17

Carreras17

05.02.2010 12:32

Excepcional opi!! Ayer mismo participé yo en el club de la lectura sobre este libro y estoy poco a poco leyendo las opiniones que habéis vertidos otros usuarios. Sobre las tuyas voy a hacer los siguientes comentarios: La verdad es que me ha gustado la manera en la que lo has expuesto todo, creo que al igual que yo has disfrutado cada párrafo de él, porque la verdad es que es muy grande. Lo único que difiero de tí es que dices que al escribir sin separación en los diálogos pueda parecer más complejo, a mí si que me lo ha parecido, ya que en algunas conversaciones no sabía quién era quién. Cosas que quiero agradecerte por recordarme son: 1) Los continuos diálogos que hace Saramago con el espectador. La verdad es que como dices, te hace incrementar tu interés por seguir leyendo y a la vez saber con certeza que será un tema tratado en el futuro. Me gustan Bastante. 2) Alto cargo que se suicida por sus creencias. La verdad es que aquí no sé Saramago bien lo que quiere reflejar, pero yo creo que quiere como que veamos como de "cuadriculados" puede ser cierta gente que es capaz de morir por sus ideales. 3) En lo que dices de la pasividez de la mujer para que no descubran que es ciega, es algo que a veces, por lo menos a mí me da la impresión de que yo no pudiera haber obrado de esa manera, uff a mí es que me da rabia por ejemplo cuando el niño estrábico se hace pis encima jajaja. Por último me han encantado las frases que recoges, pero me quedo con una "Si no somos capaces de vivir como personas, hagamos lo posible para no vivir eternamente como animales". Un saludo y a ver si coincidimos en otro libro del Club de Lectura!!!

nanieh

nanieh

07.05.2009 18:06

:) joía, le das a todos los géneros y los opinas igual de bien :P Así a bote pronto me quedo con la mujer del médico xD Saludos

nycblue

nycblue

27.04.2009 00:15

De vuelta con la valoración

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Club de Lectura: Ensayo sobre la ceguera ha sido leída 3388 veces por los usuarios:

"excepcional" por (62%):
  1. Carreras17
  2. mariac1973
  3. nanieh
y de usuarios adicionales 21

"muy útil" por (38%):
  1. Pajarero1940
  2. mono_amelio
  3. khepherer
y de usuarios adicionales 12

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.