Mi primer y último viaje con CONDOR VIAJES

2  17.06.2007 (26.06.2007)

Ventajas:
Ves Italia

Desventajas:
La comida, el borreguil y los guías

Recomendable: No 

Detalles:

Variedad de la oferta

Relación calidad precio

Atención al cliente

Eficiencia


ElgrandeRuben

Sobre mí:

usuario desde:17.06.2007

Opiniones:1

Confianza conseguida:2

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como excepcional de media por 4 miembros de Ciao

Hola desde Málaga,
Soy un ex cliente - esperando no volver a serlo - de VIAJES CÓNDOR. Antes de empezar mi exposición de los hechos me gustaría recomendar el país de Italia a pesar de los Italianos, de sus costumbres, de su simpatía, de su limpieza y de su forma de vivir. Es un gran parque de atracciones donde todo está hecho para que el turista se gaste las pelas… pero a quien le guste el arte y el Imperio que no lo dude, Italia es su viaje.
Hicimos mi pareja y yo, un viaje organizado a ITALIA MONUMENTAL 2 desde el 4 hasta el 11 de junio del 2007 con la empresa VIAJES CONDOR de 7 noches de duración, donde algunas excursiones no venían incluidas (cuidado con esto). Estuvimos en Roma, Florencia y Venecia (Padua a 25 km de Venecia) con visitas a Asís, Siena y Pissa.

El primer contacto con Italia fue un tal Ramón, nuestro guía, que ya la primera impresión que da no es de confianza como así se demostró más adelante, nos llevaron a un hotel tercermundista (Hotel Lazio) muy cerca de la estación de Termini en Roma. En el cartel ponía que era de 3 estrellas pero estoy seguro que alguien lo escribió con edding antes de que llegáramos. La recepcionista (como todos los Italianos) no nos hizo el menor caso y así fuimos a la habitación, que, por lo menos, estaba limpia… pequeña, minúscula, pero limpia. Convencido me quedé que en España no llegaría a la categoría de Hostal de 2 estrellas. La cena de esa primera noche en el "Restaurante Arcci Romani" fue de premio… parecíamos unos presos: sopa de sobre malo (que no llegaba a un cucharón" y cuasipescado con cuasiensalada. Por supuesto, la bebida aparte: 4 euros una cerveza de 33 cl y 3 euros una botella de agua de litro (estos precios se repiten en todo el viaje hasta llegar a 7€ por una cerveza en Venecia, por esto no lo repetiré más). Mi recomendación es que os llevéis la bebida vosotros de un hiper. Se lo comentamos a nuestro "guía" Ramón la poca calidad de la cena, pero como en todo el viaje le dio igual lo que le dijéramos.

Al día siguiente partimos a las 4.15 de la madrugada (con el estómago lleno de la copiosa cena del día anterior) para Pompeya, Nápoles y Capri. Por el camino nuestro "guía" nos contó las excelencias de la isla de Capri y lo que nos perderíamos si no íbamos, además nos dijo la porquería de ciudad que era Nápoles para que a nadie le entraran ganas de quedarse (que si tenía mucha delincuencia, que si era muy sucia, que si no fuéramos por calles estrechas, etc) así que picamos todos por 70€ por persona, cuando el barco a Capri ida y vuelta es de 15€ y el paseillo que nos dieron por la isla en otra barca era de 10€ (Empieza el suma y sigue de nuestro "guía") Empiezo por el principio: Nos dieron un picnic (un buen detalle, todo hay que decirlo) para aguantar hasta el desayuno en Pompeya. Llegamos sobre las 8.00 y nos dieron el desayuno: un croissant con una loncha de jamón y otra de queso, con mantequilla y mermelada, con el correspondiente café… una perchá, vamos. Os daréis cuenta de la paupérrima comida que hasta ahora dan. Empezamos la visita a Pompeya y nuestro "guía" se perdió en el momento que contó que estábamos todos y nos dejó con la guía oficial. La visita es magnífica, el Vesubio al fondo, las ruinas de Pompeya, la guía era muy expresiva y explicaba muy bien las cosas. Se terminó la visita y vamos a Nápoles, que desde allí partíamos a Capri. Mientras dábamos un paseo panorámico por Nápoles, la guía oficial, que es de allí nos expuso su ciudad totalmente diferente como lo hizo Ramón… entonces… ¿en qué quedamos? Se nos quedó cara de tontos, pero ya nos había vendido el viaje a Capri, por otra parte una Isla estupenda que sólo vive para el turismo. Allí comimos, con el regusto de estar convencidos que no era el mejor restaurante de toda la isla, of course. En todo el viaje nos trataron a la hora de comer como ganado, cosa que a nuestro "guía" plin, porque él comía separado, pareciendo o que le daba vergüenza ajena (que no lo creo, porque no tiene) o le daba asco. En Capri tuvimos la tarde libre y así pudimos disfrutar de sus vistas y sus aguas del Mediterráneo templadas. De vuelta al Hotel de Roma paramos en un restaurante que sí mereció la pena, con el agua y el vino incluido, los camareros simpáticos y la comida buena. Ahí sí nos preguntó Ramón que cómo habíamos comido.

El segundo día nos lo pasamos en Roma y El Vaticano, con guía oficial llamado Nino tanto en la primera como en la segunda ciudad (Ramón "El desaparecido" sí nos acompañó esta vez sólo en Roma un ratito). El desayuno en el Hotel os podéis hacer una idea, en la línea del mismo: aguachirri de café y zumo y una empleada para la cocina, reponer el desayuno (compuesto por pan industrial queso y jamón; mantequilla y mermelada) y limpiar las habitaciones, con un par. "El Desaparecido" idem. Roma es impresionante como el Vaticano y su museo, una visita obligada a cualquier persona que tenga un pequeño gusto por el arte y la Historia con mayúsculas. Disfrutamos como enanos ese día. Cenamos por desgracia en "Arcci Romani". Hicimos las maletas y a la mañana siguiente camino a Florencia.

El desayuno siguió en la línea y como era de suponer Ramón hizo bueno el sobrenombre de "El desaparecido". Entre Roma y Florencia paramos en Asís y Siena. Asís en un pueblecito medieval encantador, limpio y acogedor donde vivió San Francisco de Asís. Fue una parada muy bonita. Comimos cerca de allí en San Vicente en un "self - service"; la comida no fue mala pero, como siempre, VIAJES CÓNDOR se cree que tenemos todos el colesterol alto por sobrepeso, así que la mayoría nos fuimos con hambre. La parada de Siena fue una estafa, sólo se paró para que los tontos que picamos darle a Ramón 30€ por persona por una visita a pie guiada que él nos la vendió como excelente y maravillosa y de DOS HORAS. En el lenguaje de Ramón traducido al español normal: UNA HORA escasa, la guía una incompetente que tenía una prisa horrorosa, no se le entendía ni papa y si le preguntabas ni se molestaba en contestar, además de ir hablando mientras andaba y sólo se podían "enterar" las personas que estuvieran al lado. Visitamos la catedral y una iglesia… es decir una estafa por todo lo alto. Mi recomendación: no hagáis esta visita, con esos 30€ entráis a la catedral, os compráis un souvenir y picáis algo de sus pizzas, que están muy ricas. En fin, una estafa en toda regla. Por cierto, creo que la guía se llama Alicia.

Salimos de Siena ya de camino para Florencia. Hicimos noche en un Hotel que merecía la pena que estuviera a 12 km de Florencia por unas curvas de montaña. Esto era un HOTEL DE VERDAD. La cena fue muy rica (sin las bebidas, claro) pero como siempre escasa. Se le veía a Ramón que estaba contento (¿sería porque el Hotel era bueno o por la estafa de Siena?)

El día siguiente nos lo pasamos en Florencia: desayunamos en el Hotel, con muy buena presencia y buffet libre… no era de mucha variedad pero sí de calidad y no faltó nunca nada. Allí, en Florencia, hicimos una visita panorámica a pie con una guía oficial llamada Laura (creo), fue una visita interesantísima y la guía oficial sabía de lo que hablaba y competente. Florencia es una ciudad de parada obligatoria, es un museo hecho urbe… impresionante. Después los que le pagamos a "El desaparecido" 49€ por persona para ver la capilla de los Medicci y El Galería de la Academia donde está el DAVID DE MIGUEL ÁNGEL con la misma guía, nos fuimos a tal visita que duró poco más de 2 horas. Dicha guía nos lo explicó todo estupendamente, aunque he leído en algún foro que sólo explicaba estatuas a medio hacer. Yo creo que intentaba que comprendiéramos la complejidad de Miguel Ángel. Nuestro guía Ramón "Elquesólosirveparatrincarnosdinero", nos vendió esta excursión como una oportunidad única y además, que eran sitios que sólo se podía ir con cita previa. Como siempre mentía como un bellaco, no llega a 15€ la entrada para los dos sitios y la cola no llegaba a más de 1 hora, que según él pasaría de las DOS HORAS Y MEDIA fácil, en la del "David" porque en la capilla tuvimos que hacer cola como todo el mundo. Otro punto para ese guía.

Comimos en el centro de Florencia, en un restaurante, escasa, like ever. Después de comer le recriminé a Ramón la visita tan nefasta que hicimos en Siena y él dijo que lo pondría en el informe para la empresa… como decía aquél: jajejijoju.

La tarde la tuvimos libre y nos dio tiempo de poder ser turistas de verdad en esa espléndida ciudad. Otro consejo de nuestro guía: si queríamos comprar algo ese era el momento porque conocía una tienda que - ¡oh casualidad! - si íbamos de su parte te hacían un descuento porque en las demás tiendas era todo muy caro… si es que no se podía tener más cara. Cenamos en la misma Florencia en una Trattoría (mi ordenador cada vez que escribo algo relacionado con cena, almuerzo o desayuno enseguida me escribe escasa y bebidas aparte) y al terminar de camino al Hotel.

A la mañana siguiente desayunamos en el Hotel, esta vez no estuvo mal, además de jamón cocido y queso pusieron otras cosillas. Nos pusimos de camino a Padua haciendo una parada en Pissa. Por el camino nos recordó nuestro Gran Guía las dos visitas opcionales en Venecia: Paseo en góndola y visita guiada al Palacio Monacal: 34€ por persona la primera y 45€ por persona la segunda. Los únicos momentos que más hablaba el hombre este era cada vez que entrábamos en el autobús para decirnos las visitas opcionales que nos la repetía cada hora o cuando entrábamos en una ciudad que se cogía una guía y leía algo de la misma. Además de visitar Pissa, que sólo tiene la Torre y muchos puestos de souvenir baratitos, visitamos Padua antes de llegar al Hotel, también estaba limpito. Almuerzo y cena (más escasa que de costumbre) por el camino (ya sabéis lo que hace mi ordenador).

Nos despertamos para ir a Venecia y el desayuno fue en el Hotel de Padua… perdón cuasidesayuno, porque la mitad casi se quedó sin desayunar ni tomar café: desayunamos en la primera planta y sólo había un camarero que venía de abajo, donde estaba el comedor principal. Mucha gente fue a avisar a Ramón "El Escaqueado" que por supuesto ni estaba supervisando ni creo que sepa lo que es, así que cuando nos íbamos a subir al autobús le increpé que se estaba cubriendo de gloria (por no decir mierda) con la cena de anoche y el desayuno de esa mañana, que si en mi trabajo hubiera hecho eso me hubieran despedido por inútil o inepto y él me contestó que no estaba con los brazos cruzados, que él estaba trabajando y yo le respondí que si se creía que éramos cajeros automáticos nada más para sacarnos las pelas y estafarnos, me repitió que estaba trabajando. Dos cosas: Una, jajejijoju de nuevo y la otra, me acordé que hay muchas empresas que necesitan cubrir un cupo con personas discapacitadas síquicas. Al montarnos al autobús nuestro guía "El trabajador I de Castelldefells"conquistó el micro y con voz pausada pero firme nos propinó con una Oda A CÓNDOR VIAJES que no se me saltaron las lágrimas porque había desayunado poco y el lagrimal no tenía energía suficiente: que si cada vez odiaba más a Italia, que les sobra el turismo y nos tratan mal, etc, etc. Íbamos de camino a Venecia y nos recordó lo de las visitas opcionales, como mi pareja y yo estábamos hartos de que nos timaran no fuimos a ninguna.

El palacio Ducal lo visitamos por nuestra cuenta. 12€ por persona más la audio guía, que te lo explica estupendamente por 8 € los dos: así que 32€ cuando Ramón "El Poeta filibustero" timó por 45€ por persona diciendo que también entraba la entrada de la basílica - hombre de Dios, la Basílica era de entrada libre - .El paseo en góndola nos lo vendió como único porque si vas por tu cuenta te van a dar un paseo de 20 minutos menos y no vas a pasar por los canales famosos además de que no te cantan en una góndola de al lado. Ramón, Ramón ¿otra vez? Delante de mis narices un gondolero le ofreció a un grupo una góndola por 60€, este grupo era de 6 y sí, caro Ramón, pasaron por los canales famosos. A este grupo le salió por 10 € por persona y no los 34 de nuestro amigüito. Pasamos un día estupendo en Venecia (no es de mis ciudades preferidas). Almorzamos y cenamos allí (otra vez el tic nervioso de mi ordenador).

A la mañana siguiente desayunamos en el Hotel y como fue por turnos, no hubo problemas. Ese día salíamos para España en dos grupos. Estupenda nuestra suerte que nos tocó con Ramón ir al aeropuerto. En el autobús nos dio un test de "calidad" que yo le dije que si era obligatorio rellenarlo, él dijo que no, así que me negué porque le dije que si de verdad fuera un test de "control de calidad" él estaría fuera de la empresa porque no pasaría el mínimo de calidad. Nos acompañó hasta la cola de facturación y se despidió uno a uno. Así que Ramón "El Hipócrita" salió de nuestras vidas.

El avión que tenía que llevarnos a Madrid no salió por causas técnicas así que la compañía nos alojó en un Hotel cerca del aeropuerto. Desde que se nos informó de esto hasta que cogimos el autobús para el hotel pasaron 5 horas. Estábamos perdidos de cola en cola y sin saber qué hacer así que a un compañero nuestro se le ocurrió llamar a su agencia en España y le dijo que le hiciera caso al guía - no me puedo resistir: jajejijoju - éste le dijo que había desaparecido y le contestó la agencia que el guía debe acompañarnos hasta que saliéramos del país, con un par Ramón, esta vez sí te has cubierto de mierda. Yo me dí cuenta que en la misma cola había un guía de CÓNDOR pero de otro grupo, pero se hizo el nuevo, qué poca consideración, nos veía que no sabíamos lo que hacer y él como si la cosa no fuera con su vuelo ni su empresa… vergonzoso. (el guía era pequeñito moreno con los pelos de punta y cara achinada y moreno de piel, os lo digo porque es otro escaqueado). Recordé otra vez las ayudas y subvenciones que da el Estado a las empresas por las contrataciones anteriormente mencionadas. El Hotel estaba de escándalo, tanto el servicio como la comida un diez.

Al día siguiente pudimos salir de Italia.

Conclusiones: Ramón nuestro guía sólo servía para meterse los dineros de las excursiones opcionales en el bolsillo, que por supuesto se lleva una comisión y no pequeña como he leído en el foro del 5%, también conozco guías y sé de lo que hablo. No hacía su trabajo, no se preocupaba por nosotros, qué menos que nos dejara su número de teléfono por si alguien tenía un problema o se perdía que los hubo, le daba igual todo… un verdadero desastre de persona y de trabajador. No sé cómo este individuo puede trabajar en esta empresa, creo que CÓNDOR VIAJES tiene el nivel de sus empleados muy bajo, claro a la altura de sus circuitos, como es normal.

El guía es la imagen de la empresa, por lo tanto... La empresa es una miserable y desvergonzada mierda como el sombrero de un picador.

Yo invitaría a cualquier ejecutivo de la empresa que hiciera de incógnito un viaje y sabría de lo que estoy hablando, pero ellos sólo le interesa los números y no la calidad ni las personas que viajamos… lastimoso.

No hablo de que si en los servicios hay que pagar ni de la simpatía de los italianos ni que si Italia es un gran Parque de Atracciones para el turista, que si está muy sucia, que si es carísima, porque eso ya lo habéis leído mucho.

Si hacéis por vuestra cuenta las excursiones opcionales os sobraría dinero para un fin de semana en Tenerife, a mi ya no, yo piqué.

No es justo pagar por un viaje y que después tengas que pagar otra vez.

No creo que sea sólo CÓNDOR VIAJES, pero mi experiencia no fue nada buena con esta compañía, en muchos momentos de las vacaciones me sentí estafado y engañado… así que cuidado con lo que te venden… no va a ser nunca igual que lo que es.

Estas palabras al igual que van al foro irán al correo de CÓNDOR VIAJES aunque dudo que cuando vean más de 30 palabras seguidas se interesen.

Un saludo a todos y en especial a mis compis de viaje que esperan este relato, ELGRANDE (Rubén)

No encuentro el e-mail de Cóndor Viajes. ¿Alguien me lo puede dar?


Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
corus

corus

29.04.2009 23:43

Madrecita del amor hermoso. Hoy justamente me han dado dos catálogos, de condor viajes y de travelplan (quese parecen bastante al menos en los itinerarios y en los hoteles), desde luego que estoy contento por haber leído esto, las excursiones opcionales se pueden obviar y hacerlas por tu cuenta, oído cocina! De verdad que has escrito genial tu experiencia personal, aunque sea nefasta! Excepcional

alligator000

alligator000

22.06.2007 18:34

Desde luego que no tienen vergüenza. Yo huyo de los viajes organizados por lo mismo. Prefiero equivocarme yo con lo que elijo una vez en el destino, a que me engañen de esa manera. Excepcional opinión!

carrelo123

carrelo123

19.06.2007 13:27

A nosotros nos ha pasado lo mismo pues estabamos en el grupo del guia que el menciona como pequeñito, moreno y de ojos achinados, era el Cristian, que cada vez que hablaba subia el pan. ElgrandeRuben ha plasmado al 100% la experiencia de 100 personas sufridoras.

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Condor Vacaciones ha sido leída 7266 veces por los usuarios:

"excepcional" por (44%):
  1. corus
  2. carmen59
  3. alligator000
y de un usuario adicional

"muy útil" por (56%):
  1. chistos84
  2. astur15
  3. nena
y de usuarios adicionales 2

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.
Etiquetas relacionadas con Condor Vacaciones