Opinión sobre "Delta del Okavango"

publicada 26/07/2004 | elecologico
usuario desde : 21/08/2002
Opiniones : 30
Confianza conseguida : 0
Sobre mí :
Ante todo aventurero, me gusta conocer otras culturas, sobre todo el intercambio con la gente, aprender que no se es mejor por tener más, sino por saber disfrutar de la vida.
Excelente
Ventajas Paisaje de ensueño
Desventajas Difícil de acceder
muy útil

"Navegando entre hipopótamos"

Para poder llegar al corazón del delta se tiene que tomar una avioneta en Maun. El vuelo sobre el delta es uno de las experiencias más bonitas que he vivido, ya que la avioneta no toma gran altura permitiendo en todo momento disfrutar del dibujo que los meandros del río Okavango plasman en la selva.
Una vez que se aterrizaba en una precaria pista de tierra, nos quedaba un desplazamiento de una hora en camión para poder llegar al sitio donde nos esperaban los que serían nuestros guías. Se trataba de pescadores del Delta que utilizan unas embarcaciones llamadas Makoros, hechas de madera, y del tamaño de una canoa.
Para que se pueda hacer uno la idea de como son, podrían compararse a esas barcas de las marismas del Levante, en las que mediante una pertiga se empujaba contra el fondo haciendo fuerza e impulsando la embarcación.
Sólo podáimos ir mi mujer, el guía y yo, dando siempre la sensación de una gran inestabilidad.
Empezamos la aventura navegando por unas 4 horas hasta llegar al campamento. Ya en este primer contacto con el Delta nuestros ojos no sabían donde mirar, navegábamos entre papiros, nenúfares, por estrechos canales. El nivel del agua era bajo en esos días y algunas veces teníamos problemas para avanzar.
Multitude de aves sobrevolaban por encima de nuestras cabezas: cormoranes, garzas, águilas pescadoras, etc...
Ya en zona más abierta los cuidados se extremaban por loa presencia de los hipopótamos que son conocidos por ser el animal más agresivo y mortífero de todo el continente. De hecho nos llevamos un pequeño susto cuando uno apareció de repente a escasos metros de las embarcaciones haciendo el amago de embestir sobre nosotros. Por fortuna quedó en un susto.
La acampada es totalmente libre, y en territorio salvaje, por lo que se deben tomar precauciones, sobre todo al caer la noche. Los sonidos se multiplican en el exterior y salir de la tienda es toda una experiencia.
Al día siguiente salimos para navegar en los makoros todo el día, contemplando la diversidad de flora y fauna del Delta. Manadas de elefantes pastaban alegremente, antílopes adapatados al medio saltaban en el agua cual si fuera terreno firme, y siempre la mirada amenazante de los hipopótamos.
Al día siguiente otra gran experiencia: excursión a pie en la selva. Siempre en estos casos va una persona armada por si fuera necesario en caso de peligro. No vimos muchos animales porque son extremadamente huidizos, aunque si algún jabalí, antílope y muchas aves, quizás lo mejor de esa excursión, aparte de las muchos termiteros de arena roja que poblaban el paisaje de formas muy caprichosas.
El viaje al delta había tocado a su fin, ya sólo nos quedaba como despedida disfrutar de un exquisito guiso de pescado con flores del Delta y en nuestra memoria siempre guardaremos las maravillas allí escondidas.

Evaluaciones de la comunidad

Esta opinión ha sido leída 2826 veces y ha sido evaluada un
100% :
> Cómo evaluar una opinión
muy útil

Su evaluación sobre esta opinión

Comentarios en esta opinión

  • pglez publicada 05/09/2004
    Estoy de acuerdo contigo: navegar por el delta en Mokoro es una experiencia inolvidable. Saludos botswanos. :-)
  • DELRIVERSIDE2003 publicada 26/07/2004
    ¡Debe ser maravilloso hacer ese recorrido! Un saludo.
  • ¿Te ha gustado esta opinión? ¿Tienes alguna pregunta? Identifícate con tu cuenta Ciao para poder dejarle un comentario al autor. Entrar

Información técnica : Delta del Okavango

Descripción del fabricante del producto

Características técnicas

Continente: África

Ciao

Incluido en Ciao desde: 16/04/2004