Duermete Niño - Eduard Estivill, Sylvia de Béjar

Imágenes de la comunidad

Duermete Niño - Eduard Estivill, Sylvia de Béjar

embarazo y maternidad - ISBN 13: 9788497592598 - ed.: Debolsillo

> Ver características

64% positivo

73 opiniones de la comunidad

Opinión sobre "Duermete Niño - Eduard Estivill, Sylvia de Béjar"

publicada 02/08/2008 | marmaraluz
usuario desde : 27/06/2008
Opiniones : 21
Confianza conseguida : 10
Sobre mí :
soy perfeccionista hasta ser casi defecto
Excelente
Ventajas TU DORMIRAS
Desventajas .
muy útil
Grado de información
Dificultad de lectura
Interés
Utilidad
¿Lo leerías de nuevo?

"DESDE QUE NACIO EL NIÑO NO HE DORMIDO"

Quiero hablaros de mi experiencia sobre la hora de dormir de los niños, es complicado, como cometas un error al principio, incluso recien nacidos, lo pagarás como poco, los primeros años. Bien, cuando nació mi hija mayor, yo como madre primeriza cometí el primer error ya desde el primer día. Yo vivo en un duplex, así que cuando mi niña se dormía la dejaba abajo conmigo hasta que yo me acostaba, con lo cual cuando la movía para acostarla en su capazo, y más tarde en la cuna, pues le estaba rompiendo su ritmo de sueño, lo hacía para tenerla a la vista, ya sabéis los miedos de los padres, con lo cual le ocasioné, sin yo saberlo, un descontrol desde el primer día. Yo no sabía por qué lloraba noche tras noche, pero aquello era insoportable, todas las noches en blanco, hasta que viéndome como estaba con las ojeras que ya no tenía expresión, me regalaron el libro del Doctor Estivill Duérmete niño, lo leí y entendí entonces que pasaba, había descontrolado el sueño de mi hija, ¡bien! ya sabía que hacía mal, ahora faltaba solucionarlo, leí y leí, e intenté seguir los consejos y gracias a Dios cuando mi niña tenía año y medio empezó a dormir toda la noche de un tirón.

¡Bueno! os contaré lo que este hombre nos propone: Hay que crearle a los niños unos hábitos que se deben seguir a rajatabla (sobretodo cuando, como yo, ya hemos empezado mal y se han creado hábitos equivocados) la rutina es lo que los niños entienden, aunque sean muy chicos, por lo tanto hay que crearle una rutina con todos los cuidados y los actos, me explico, debemos hacer las mismas cosas y en el mismo orden, en la noche primero le damos el baño, su crema, su pañal, su bibe, le hablamos, en fin cada uno tiene sus normas, pero siempre a la misma hora en el mismo sitio, así el niño va aprendiendo lo que va pasar después de cada acción, ésto le dará seguridad, con lo cual el niño cuando llega el momento de quedarse sólo y dormir aprende que es el momento en que hay que dormir. Aunque en los primeros días no se consiga, no se deben de cambiar los horarios del baño para probar, ni nada que cambie la rutina, el niño en un tiempo se acostumbra a ella y veréis como duerme, es normal que al principio tarde un poco en habituarse. Pero, de verdad, aunque llore al principio, si sabéis que no tiene nada, no cambiadle el ritmo, porque os perdéis, los niños se las saben todas, incluso desde el principio, si lloran y hacéis caso os chantajearán y no os dejarán dormir una noche.

Cuando son más grandecitos y hay que pasarlos a cama hay que seguir las mismas reglas, aunque ahora tiene que acostumbarse a dormir sólo, así que le daremos una compañía, un muñeco, el que más le gusta, será su compañía a la hora de dormir. Antes de salir de la habitación le hablaremos tranquilamente para que entienda que no pasa nada y darle seguridad, y seguidamente después de darle un beso y las buenas noches salir fuera y dejarlo sólo, aunque llore, porque si vamos enseguida, ¡ya nos ha pillado! y lo hará siempre. Si el niño llora mucho y no consigue dormir, cuando ha pasado un rato razonable entraremos, le calmaremos y vuelta a lo mismo lo dejamos sólo. Es posible que llore y pataleé mucho y muchas veces al principio, puede que hasta tiren las cosas, rompan algo, este caso tranquilamente entráis lo recogéis y volvéis a salir, algunos tosen e incluso llegan a vomitar, no os preocupéis porque los niños también aprenden esto como recurso, no pasa nada se limpia y tranquilamente volvemos a repetir los mismo a salir, pero no os dobleguéis, porque aunque parezca duro, y cuando salgáis os pongáis a llorar vosotros, es lo mejor aunque parezca frío. El niño termina por entender que no le sirven de nada todas estas cosas y dormirá, y vosotros tendréis paz.

Os aconsejo que leáis este libro, porque nos enseña muchas cosas, que no habíamos pensado, y a lo mejor estamos haciendo mal, o a que no empecemos mal.

Evaluaciones de la comunidad

Esta opinión ha sido leída 3123 veces y ha sido evaluada un
83% :
> Cómo evaluar una opinión
muy útil

Su evaluación sobre esta opinión

Comentarios en esta opinión

  • Maui07 publicada 28/05/2011
    Las rutinas son importantes en todas las edades, y desde pequeños tenemos que aprender a hacer cosas que no nos gustan, pero lo de no dar importancia a si vomita me parece un poco excesivo... Mi postura es intermedia respecto al método Estivill y me alegro que a ti te funcionará, es una posible solución. Saludos
  • Croquetilla publicada 09/11/2008
    Si comen y duermen tienes todo ganado
  • Siba-Rita publicada 02/10/2008
    Ah, te recomiendo tb que te leas el libro Bésame mucho!!! Lo leí y da unas pautas muy interesantes. :) besitooo
  • ¿Te ha gustado esta opinión? ¿Tienes alguna pregunta? Identifícate con tu cuenta Ciao para poder dejarle un comentario al autor. Entrar

Productos similares más buscados

Información técnica : Duermete Niño - Eduard Estivill, Sylvia de Béjar

Descripción del fabricante del producto

embarazo y maternidad - ISBN 13: 9788497592598 - ed.: Debolsillo

Características técnicas

Autor: Eduard Estivill; Sylvia de Béjar, Eduard Estivill Sancho

Lengua: castellano

Género: embarazo y maternidad

Título: Duermete Niño, Duérmete niño

Editorial: Debolsillo

Encuadernación: tapa blanda bolsillo

Edición: 1

Año de edición: 2003

Plaza de edición: Barcelona

EAN: 9788497592598

ISBN: 849759259X

Ciao

Incluido en Ciao desde: 08/06/2001