Los Esclavos De La Oscuridad - Jean-Christophe Grangé

Opinión sobre

Los Esclavos De La Oscuridad - Jean-Christophe Grangé

Impresión Total (2): Evaluación Total Los Esclavos De La Oscuridad - Jean-Christophe Grangé

1 ofertas de EUR 18,90 a EUR 18,90  

Todas las opiniones sobre Los Esclavos De La Oscuridad - Jean-Christophe Grangé

 Escribir mi propia opinión


 


LOS ESCLAVOS DE LA OSCURIDAD, lo último (y mejor) de Grangé

5  17.08.2010

Ventajas:
Se trata de una obra maestra del género

Desventajas:
Ninguna .  .  .  salvo que lo diabólico o truculento te turbe

Recomendable: Sí 

Derviche

Sobre mí: En junio de 2014 estreno blog: www.elrincondesinuhe.com.

usuario desde:17.06.2010

Opiniones:175

Confianza conseguida:63

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 3 miembros de Ciao
ANTECEDENTES


Podrá acusarse (con razón) a Jean Christophe Grangé de ser un escritor truculento y retorcido pero lo que jamás podrá achacársele es que no se trate de un autor dotado de un talento extraordinario para la intriga y el suspense, aderezado con verdadero terror.

En efecto, el escritor francés, autor de las novelas “Los ríos de color púrpura”, “El imperio de los lobos” o “La línea negra” y autor del guión de “Vidoq”, entre otros trabajos, es un narrador brillante, con un dominio sorprendente del ritmo narrativo y una capacidad descomunal para urdir tramas complejas y apasionantes.

La novela que ahora paso a comentar, la última que ha editado hasta el momento, ha sido aclamada por la crítica francesa como una obra maestra e, indudablemente, la cima de su, por otra parte, brillantísima trayectoria literaria.


LO QUE CUENTA


Mathieu Durey, inspector de la Brigada Criminal de París, investiga el intento de suicidio de Luc Subeyras, su mejor amigo y, como él, policía y ferviente católico.

El cuerpo aparece en un río de las inmediaciones de su casa de campo, con lastre suficiente como para no poder salir por sus propios medios.

Nada en la naturaleza de Luc, en sus circunstancias vitales (casado y con dos niñas pequeñas) o en la profundidad de su fe –que en él casi alcanzaba el grado de fanatismo- parece compatible con la mera idea del suicidio, por lo que Mathieu decide averiguar en qué casos estaba trabajando su amigo pues no le cabe duda de que ahí debe estar la respuesta si es que la hay.

Siguiendo el rastro de su último caso, para lo cual desafía incluso la autoridad de sus superiores (en realidad, Luc formaba parte de la Brigada de Estupefacientes, con lo que su campo de acción era sensiblemente distinto), Mathieu llega hasta la región del Jura, donde se topa con un monstruoso asesinato de tintes satánicos que, de inmediato, identifica como el origen del problema.

La víctima del atroz crimen, Sylvie Simonis, había sido años antes sospechosa del asesinato de su propia hijita, Manon, de la cual fue absuelta por falta de pruebas.

Sin embargo, la policía de la zona no sólo no parece dispuesta a colaborar con el agente llegado de la capital sino que le conminan a marcharse, al entender que carece de jurisdicción en la zona aunque, para el investigador, se hace evidente que las autoridades tratan de ocultar las verdaderas circunstancias del asesinato.

Mathieu sólo encontrará ayuda en un redactor local, tan empeñado como él en averiguar la verdad. El resto del apoyo lo obtendrá, de forma extraoficial, de sus compañeros en el cuerpo y de un amigo forense con el que está en contacto intermitente.

En cualquier caso, el descubrimiento de otros crímenes con idénticas señales (incluyendo la aparición de una serie de insectos que se corresponden con diversas fases de la corrupción corporal y que sólo pueden haber sido colocados en los cadáveres de forma deliberada) en Italia y Finlandia, amplía el círculo de la investigación.

Cuando se dirige a Italia para interrogar a la asesina confesa de una de las víctimas, sufre un intento de asesinato a cargo de dos hombres que le persiguen a bordo de un coche.


IMPRESIONES


Decir que esta novela engancha, es quedarse muy corto. Es tanto el calado de la historia y tan vigorosa la forma de contarla que te atrapa de forma irremisible.

Si ya con “Los ríos de color púrpura” y “El imperio de los lobos” (las novelas), uno quedaba prisionero de las hipnóticas historias en que nos sumergía Grangé (en la primera, los misteriosos asesinatos en torno a una prestigiosa y autárquica Universidad aislada en las montañas francesas; en la segunda, los atroces crímenes cometidos en la “pequeña Turquía” de París contra anónimas y desdichadas trabajadoras turcas clandestinas), aquí la tensión sube no uno sino varios puntos.

A partir del planteamiento, en el que un policía investiga las causas del improbable intento de suicidio de un colega y amigo, el protagonista se topa con una historia sobrecogedora de crímenes rituales y espantosos tras los cuales parece estar el mismísimo Diablo.

Mat, el protagonista, rememora los tiempos en que conoció a Luc, las inquietudes que ambos compartieron y cómo sus caminos se separaron pero siguiendo trayectorias hasta cierto punto paralelas (mientras el primero vivió en primera persona el horror de Ruanda, Luc hizo lo propio en la Guerra de los Balcanes) hasta que el destino los volvió a reunir.

Siguiendo el rastro deliberadamente dejado por su amigo, el inspector Durey encuentra prácticas satánicas, horribles asesinatos cometidos en varios países a lo largo de Europa, extrañas drogas africanas y un fenómeno inquietante que se repite entre los asesinos identificados hasta el momento: todos ellos experimentaron un regreso de la muerte, tras caer en un coma en principio irreversible y, ayudados por médicos de extraordinaria preparación científica, superaron la experiencia de la “muerte inminente”.

Pero lejos de encontrarse con la luz blanca, estas personas tuvieron una experiencia totalmente diferente y de características diabólicas que les cambiaron por completo: vieron las tinieblas. Es –concluirá, aterrado, el investigador- como si el mismísimo Diablo hubiera sido el artífice del milagro que hizo volver del coma a esas personas. Y lo peor es que ello parece obedecer a una finalidad monstruosa cuyo alcance no escapa ni al mismísimo Vaticano.

Debo hacer esta advertencia: si os turbaron las descripciones de los crímenes en las dos novelas citadas de Grangé o en la menos conocida “La línea negra”, tal vez deberíais absteneros de leer “Los esclavos de la oscuridad” porque aquí el autor va todavía más lejos y el relato alcanza momentos ciertamente tenebrosos y desasosegantes.

Es curioso y no deja de sorprenderme el grado de claustrofobia que puede llegar a imprimir Grangé a una historia que, lejos de circunscribirse a un contexto único o cerrado, se expande a lo largo de varios países a través de una trama en continuo movimiento.

Pero esa sensación de que algo omnipresente y ubicuo (además de maligno) preside las acciones tanto del protagonista como de cuantos se mueven en un amplio radio a su alrededor, proporciona una atmósfera que podría llegar a la angustia de no ser porque el autor controla con maestría el ritmo del relato, combinando el carisma de su protagonista con el goteo constante de información que éste nos suministra acerca de la marcha de sus investigaciones.

Francamente, creo no exagerar ni un ápice si califico de obra maestra del género esta novela de un autor al que ya profesaba una patente admiración. En cualquier caso, no soy un devoto aislado, como queda demostrado con la pleitesía generalizada que la crítica especializada francesa ha dispensado a la novela y a su autor.

Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
JAVIERE28

JAVIERE28

15.09.2010 09:49

De este autor leí hace tiemp alguna que otra obra pero de esta no tenía ni idea. Me gusta bastante y viendo tus impresiones acerca de este libro, creo que me lo apunatré para futuras lecturas :P

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario
Comparación de precios Ordenados por Precio
Esclavos de la oscuridad (NOVELA DE INTRIGA) - Jean-Christophe Grange

Esclavos de la oscuridad (NOVELA DE INTRIGA) - Jean-Christophe Grange

Páginas: 672, Edición: 001, Tapa blanda, GRIJALBO

€ 18,90 amazon.es libros 211 Evaluaciones

Costes de envío: EUR 0,9...

Disponibilidad: Normalmente se despacha en 24 horas.​.​.

     Más  

amazon.es libros



Evaluaciones
Esta opinión sobre Los Esclavos De La Oscuridad - Jean-Christophe Grangé ha sido leída 799 veces por los usuarios:

"muy útil" por (100%):
  1. JAVIERE28
  2. BUENVERANO
  3. tcm105
y de un usuario adicional

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.
Productos interesantes para Usted
El Psicoanalista - John Katzenbach El Psicoanalista - John Katzenbach
suspense - ISBN 13: 9788496546486, 9788498724356, 9788498721805 - ed.: Ediciones B
77 Opiniones
En oferta a solo € 9,00
Nadie lo ha oído - Mari Jungstedt Nadie lo ha oído - Mari Jungstedt
(+) Se lee en un vuelo
(-) No aporta nada nuevo
5 Opiniones
En oferta a solo € 9,02
Perdida - Gillian Flynn Perdida - Gillian Flynn
suspense - ISBN 13: 9788439726821 - ed.: Mondadori
9 Opiniones
En oferta a solo € 11,84
Etiquetas relacionadas con Los Esclavos De La Oscuridad - Jean-Christophe Grangé