El Exorcista - DVD

Opinión sobre

El Exorcista - DVD

Impresión Total (189): Evaluación Total El Exorcista - DVD

 

Todas las opiniones sobre El Exorcista - DVD

 Escribir mi propia opinión


 


El exorcista:basado en hechos reales

5  10.08.2004 (30.08.2004)

Ventajas:
Es un clásico .  .  .  y próximamente regresará a la gran pantalla

Desventajas:
.  .  . El exorcista ocurrió de verdad .  .  .   : S

Recomendable: Sí 

Detalles:

Argumento

Personajes

Calidad de dirección

Banda sonora

¿La verías de nuevo?

¿Te gustó?

más


07ireth07

Sobre mí:

usuario desde:04.08.2004

Opiniones:43

Confianza conseguida:6

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 16 miembros de Ciao

El Exorcista se estrenó el 26 de Diciembre de 1.973 y marcó un hito en el mundo del cine. Hasta la fecha no se había visto mejores efectos especiales. Logró 10 nominaciones al Oscar, y rompió los récords de taquilla en su primera temporada en los cines. Ya de por sí, el libro en el que se basó la película vendió casi 13 millones de ejemplares en EE.UU.

El Exorcista nos cuenta la historia de una niña de 12 años, Reegan, interpretada por Linda Blair, que empieza a comportarse de forma extraña tras haber realizado algunas sesiones de ouija. Tras ir de médico en médico, y tras un empeoramiento de su estado que la transforma en un ser diabólico que manifiesta unos terroríficos poderes, su madre, una famosa actriz separada de su marido, tiene que recurrir a la ayuda de un sacerdote con el fin de que practique con ella lo que parece la última posibilidad de liberar a Reegan del ente que la posee: Un exorcismo. Durante el exorcismo, este cura muere, pero le sustituye el padre Karras, que es el que consigue sacar el demonio del cuerpo de la pequeña Reegan.

Se dice que esta película está basada en hechos reales. Os contaré la verdadera historia del exorcista:

"Robert Mannheim nació en el seno de una familia trabajadora. Su padre Karl, que ocupaba un cargo en el gobierno federal, ganaba lo justo para que a su mujer y su único hijo no les faltara de nada. Con trece años Robbie - como le llamaban en familia- era un chico normal, aunque con unas aficiones inusuales para su edad. La ouija- contracción del término “si” en frances y alemán para definir un rudimentario sistema de conexión espiritista- era su “juego” preferido. Su tía Harried era espiritista y enseñó al niño a “establecer contacto entre este mundo y el otro” a hablar con los espíritus de los muertos, como ella creía hacer. Jornada tras jornada los dedos de ambos se movían a lo largo de la tabla de madera y a cada sacudida del vaso sobre el alfabeto, la sangre del adolescente corría más deprisa por las venas. Le entusiasmaba esa forma de contactar con algo que no era físico, con esos seres que según Harried pululaban a su alrededor tras dejar este mundo. Tanto se aficionó a la ouija que incluso llegó a intentarlo en solitario, en la intimidad de su dormitorio.
Pero el destino quiso que su tía falleciera. Robbie no lograba superar la muerte de la que había sido su maestra y amiga, no concebía no poder hablar con ella, ni poder volver a verla y decidió probar con el tablero que en tantas ocasiones habían compartido. Estaba obsesionado con contactar con el espíritu de la difunta.

Con el paso de los días todos parecían haber asumido la muerte e intentaban volver a la normalidad. Pero una noche se comenzaron a escuchar unos extraños ruidos. Parecían arañazos. Karl estaba seguro que un roedor merodeaba por la casa y la llenó de trampas para darle caza. Los sonidos continuaban, ahora parecía que alguien caminaba en el piso de

Fotos de El Exorcista - DVD
  • El Exorcista - DVD Fotografía 83942 tb
  • El Exorcista - DVD Fotografía 83943 tb
  • El Exorcista - DVD Fotografía 83945 tb
El Exorcista - DVD Fotografía 83942 tb
..The exorcist: the beginning..
arriba y, sobre todo, se escuchaban en el dormitorio del niño, que parecía muy asustado.
Phyllis, su madre y la abuela Wagner decidieron dormir con el chico y pudieron ser testigos de cómo unos pies, incansables, taconeaban alrededor del lecho de Robbie. Inmediatamente pensaron en Harried. Sabían de sus aficiones por lo oculto aunque nunca habían creído lo que les contaba sobre el contacto con los fallecidos. Aún así hicieron un experimento...

- Si eres Harried da cuatro golpes.

Y cuatro fuertes golpes se escucharon en la habitación. Acto seguido, la cama se empezó a agitar, un arañazo recorrió la parte de abajo del colchón y los bordes de la sabanas “se levantaron sobre la superficie de la cama y se enroscaron como si estuvieran almidonadas”.
Durante tres semanas, estos fenómenos se produjeron noche tras noche y cada vez con más énfasis. Según varios testigos que se hallaban en el domicilio, un abrigo salió volando de un armario, una mesa se volcó e incluso una Biblia salió disparada desde la librería para acabar aterrizando en los pies del niño. La familia ya no sabía que hacer. Robbie no podía descansar y dejó de acudir al colegio ya que también allí, en varias ocasiones, su pupitre había salido despedido golpeándose de lado a lado contra las paredes de la clase.
Los padres recorrieron consultas de médicos y psiquiatras, pero todos coincidían en que era “un chico normal”. Como nadie les daba una razón sobre los males que se producían en torno a Robbie decidieron acudir al reverendo luterano Luther Miles Schulze de la Trinity Lutheran Church. Este fue testigo de números poltergeist- término utilizado que significa duende burlón-. Al principio, estaba convencido de que se trataba de trucos llevados a cabo, de alguna forma, por el muchacho. Más tarde, pensó que podía tratarse de una posesión demoníaca, pero su religión no podía hacer nada; Lutero había eliminado varios rituales seculares del catolicismo como el exorcismo. Schulze, impotente, decidió poner en contacto a los padres con un sacerdote cristiano E. Albert Hughes.
Hughes, tras estudiar el caso, quiso comprobar si en realidad se trataba de una posesión, y descartar que fuera una infestación, - indicada por fenómenos tipo poltergeist-, ni una obsesión, que según una definición teológica publicada en 1906 era la fase en que “el demonio nunca le hace a la víctima perder el conocimiento pero no obstante le atormenta de tal modo que la acción del demonio es manifiesta”.
En pocos días pudo observar que el comportamiento de Robbie parecía el de un poseído por el Maligno, y decidió emplear el exorcismo. Para ello se le trasladó al Georgetown Hospital, donde el sacerdote comenzó a rezar las plegarias expuestas en el Rituale Romanum. Cuando se disponía a concluir el Padre Nuestro, el endemoniado rápidamente cogió uno de los muelles del somier y atacó al religioso provocándole un profundo corte desde el hombro hasta la muñeca. El padre se negó a volver a ver al muchacho y mucho menos a repetir el ritual.
Los padres decidieron pasar una temporada en St. Louis, donde tenían varios parientes, ya que en la ciudad se empezaba a murmurar sobre el “chico endemoniado”.

Una vez allí, los fenómenos continuaron produciéndose y decidieron acudir a un jesuita, Raymond J. Bishop, jefe del departamento de Educación de la Universidad de St. Louis. Bishop, comenzó a estudiar al muchacho, su comportamiento y los sucesos que se producían en su entorno más cercano.
Alarmado por lo que vio, pidió la opinión de otro sacerdote e intimo amigo suyo, el padre William S. Bowdern, responsable de la Iglesia de San Francisco Javier. Juntos lo visitaron en numerosas ocasiones e incluso recitaron alguna plegaria, para ver si así se amortiguaban los fenómenos. Pero nada parecía dar resultado.

Se llegó a la conclusión de que el muchacho estaba poseído y debían exorcizarlo. Para ello pidieron al arzobispo de St. Louis, Joseph E. Ritter que nombrara una comisión que llevar a cabo tal cometido. Ritter consultó en el Rituale Romanum, las características que debía tener el religioso que se enfrentase al Maligno “Un sacerdote cuando intenta realizar un exorcismo en personas atormentadas por el diablo, debe distinguirse por su piedad, prudencia y vida íntegra. Debe cumplir esta devota empresa con constancia y humildad, ser completamente inmune a todo afán de engrandecimiento humano y confiar no solo en sí mismo sino en el poder divino. Además debe de ser de edad madura y reverenciado no solo por su ministerio sino por sus cualidades morales”. El arzobispo decidió que el padre Bowdern era el mejor cualificado para realizar el ritual. Por su parte Bishop, decidió escribir un diario donde día tras día recogería los acontecimientos que fueran produciendo.
La noche del 16 de marzo de 1949, Bowdner, Bishop y Hallorand, escolástico de 26 años al que llamaron para ayudar a sujetar al muchacho, acudieron al 3210 de Bunker Hill Road, donde la familia ya les estaba esperando.
Bowdern había estudiado las 21 instrucciones específicas del Manual, sabía que debía comenzar con las plegarias del Praecipio (yo ordeno), seguir con el “Exorcizo te” (Yo te expulso) y acabar con el “Adjuro te” (Yo te conjuro).
Subieron a la habitación donde el niño ya dormitaba, abrieron sus Rituales y se pusieron manos a la obra. La noche iba a ser larga.

A medida que las oraciones se iban produciendo, las convulsiones de Robbie eran más fuertes, los gritos mas agudos y los estigmas que marcaban su cuerpo comenzaban a aparecer. La palabra Infierno, se dibujo en su pecho y después otra formación apareció en su vientre 'Robbie parecía sentir un agudo dolor en el estomago. Al levantarle la chaqueta del pijama, pudimos ver unos arañazos en zigzag sobre el abdomen del muchacho. En el brazo izquierdo, en la cara exterior del antebrazo, tenía dos arañazos en forma de cruz. El dolor era similar al producido por el arañazo de una espina. La cruz permaneció a la vista alrededor de cuarenta y cinco minutos'. Los sacerdotes no podían creer lo que estaban contemplado, estaban asustados, pero aún así no se rindieron y continuaron con las plegarias...

Robbie cayó en un profundo sueño y los sacerdotes decidieron irse a descansar para retomar el exorcismo al día siguiente. Según apuntó el padre Bishop en su diario “hacia las 7:30 de la mañana, Robbie comenzó un sueño natural y siguió pacífico hasta la 1 de la tarde del día 17. Entonces tomó una comida corriente y participó en una partida de Monopoly”.
Cada noche, los religiosos acudían a casa de Robbie para repetir el ritual, y cada mañana salían del hogar más desalentados y cansados. ¿Cuánto tiempo duraría aquello? ¿Cómo sabrían que el mal había abandonado el cuerpo del pequeño?
A veces, los demonios “dejan el cuerpo prácticamente libre de molestias, de modo que la víctima cree que los ha expulsado por completo. Sin embargo, el exorcista no debe desistir hasta que vea señales de la expulsión” decía el Ritual. Pero ¿qué señales eran aquellas? Ninguno se había enfrentado con anterioridad a un verdadero caso de posesión ¿cómo sabrían que todo había acabado?
Bowdner decidió que lo mejor sería convertirlo al catolicismo y así lo hizo; primero fue bautizado y más tarde, con gran dificultad ya que en varias ocasiones escupió la ostia consagrada, se le dio la comunión.

Pero aún así durante los exorcismo, según Bishop 'Robbie see erguía en la cama y peleaba con todos los que le rodeaban. Gritaba, saltaba y daba puñetazos. Tenía el rostro diabólico y le castañeteaban los dientes de furia. Intentaba morder la mano del sacerdote que le bendecía y mordía a los que le sujetaban'.
Además como en otras ocasiones hablaba en latín, ladraba como un perro, agitaba brazos y piernas, se retorcía, arqueaba el cuerpo y escupía furiosamente a la cara de todo el que se encontrara a su vera.
Por fin, hallándose en el Hospital de los Hermanos Alejianos, el 18 de abril, fecha en que, se había dibujado en el cuerpo del joven junto a la palabra EXIT, se produjeron “las contorsiones más violentas de todo el periodo que duró el exorcismo. Era la lucha final”. Tras este ataque que duró unos ocho minutos, se oyó un sonido muy fuerte y una luz muy brillante iluminó la estancia, Robbie se levantó de la cama y dijo 'San Miguel ha venido. Esto se ha acabado'."

....."Si hablo con Reegan ¿me responderá?... Sí....¿Cuántos años tienes?... 12" Retrocede, retrocede, retrocede... Próximamente en la gran pantalla se relatará el comienzo del Exorcista: sabremos el origen del Mal, el nacimiento de Lucifer... El "trailer" de El Exorcista 2 (por llamarlo de algún modo) está bastante bien, en el que se destaca la famosísima banda sonora de la primera parte: ese solo de piano que da algún que otro escalofrío, pero que a algunos nos encanta :-P

Esperaré impacientemente a que estrenen esta peli en los cines.

Saluditos!

Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
GianLuigiBuffon

GianLuigiBuffon

26.11.2005 01:04

No ha desvelado nada lol Es una opcion muy util, no es excepcional porque no tengo mas para hoy jajja

07ireth07

07ireth07

16.07.2005 02:21

No he desvelado nada de la película. Sólo he comentado la historia real del exorcista para que la gente esté informada. Que la gente sepa que El Exorcista pudo haber sido real no me parece que sea algo patético.

Dr_Mengele

Dr_Mengele

15.07.2005 22:08

Has desvelado el final de la pelicula nada mas comenzar la opinion: patetico.

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre El Exorcista - DVD ha sido leída 29247 veces por los usuarios:

"excepcional" por (19%):
  1. BlancaSantos
  2. the_rasmus0
  3. belmag
y de usuarios adicionales 3

"muy útil" por (74%):
  1. Iveldie
  2. GianLuigiBuffon
  3. sylverhomer
y de usuarios adicionales 20

"útil" por (3%):
  1. pilicp

"nada útil" por (3%):
  1. Dr_Mengele

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.