El Floridita, La Habana

Imágenes de la comunidad

El Floridita, La Habana

> Ver características

89% positivo

7 opiniones de la comunidad

No se encontraron los ofertas para la búsqueda

Opinión sobre "El Floridita, La Habana"

publicada 29/09/2017 | unacampanilla84
usuario desde : 03/03/2011
Opiniones : 799
Confianza conseguida : 174
Sobre mí :
Si Ciao borra las opiniones de VIAJES. Para mi no va a haber marcha atrás. Le voy a dar una alegría a muchos, pero sin eso para mi Ciao no vale la pena en absoluto. Solo espero que no las borren sin más ya que son de nuestra propiedad.
Excelente
Ventajas los daiquiris muy buenos, lugar con buen ambiente, no son caros, aire acondicionado, lugar típico
Desventajas a ratos hay mucha gente
excepcional
Relación calidad precio del restaurante
Calidad de la comida del restaurante
Diversidad del menú del restaurante
Decoración y diseño del restaurante
Atención al cliente del restaurante

"EL FLORIDITA. Los mejores Daiquiris de La Habana..."

El Floridita, La Habana

El Floridita, La Habana

EL FLORIDITA

¡Hola!
Creo que los que me vais leyendo ya sabéis que he estado de vacaciones en Cuba, a si que poco a poco sigo intentando sacar ratitos para ir escribiendo sobre todos los sitios que hemos visitado. Me apetece mucho enseñaros algunos más desconocidos, pero hoy voy con uno de los emblemas Habaneros.

En este caso quiero contaros mi visita a uno de los lugares insignia de La Habana y al que no puedes evitar ir y beberte un Daiquiri.

Nada más comenzar nuestro primer día en La habana decidimos pedir un mapa tamaño folio en la recepción del hotel y marcar los puntos emblemáticos de la ciudad, no queríamos perdernos ninguno. A sí que nos hicimos un planning para que fuese más fácil.

De hecho este fue el primero de todos los sitios emblemáticos que conocimos.

Un poco de historia que nunca viene mal
Nada más comenzar una de las calles más características de La Habana vieja, la calle Obispo, nos encontramos en una esquina este local.
Con una fachada en color rosa y cola para entrar os aseguro que desapercibido no pasa.

En el año 1817 con el nombre de La Piña de Plata se inauguraba este local. Pocos años después le cambiaron el nombre al que lleva actualmente y abrieron la parte de restaurante que da a la calle Monserrate, el primer cocinero fue un chef francés bastante conocido en su época y de ahí comenzase a ser punto de referencia de la "jet set" de aquel momento.

En 1914, un joven catalán llamado Constantino Ribalaigua Vert entraba a trabajar de camarero en El Floridita y en 1918 terminó comprando el local y convirtiéndose así en el dueño, de hecho se dice que fue él el que llevó el Daiquiri a La Habana ya que era una bebida del interior de la isla.

Pero la mayor fama le llegó alrededor de 1930, época dorada de Cuba, cuando el ya célebre escritor inglés Hemingway llegó a la La Habana para quedarse y empezó a frecuentar el local. Poco a poco le cogió el gustillo a los Daiquiris y lo empezó a calificar como el mejor del mundo. Pasaba todos los días por allí e incluso cuando se trasladó a las afueras no dejaba de ir a visitar a los que ya eran amigos.
Como ya os he comentado en la opinión de La Bodeguita, fue Hemingway el que escribió su frase mítica que encumbró esta bebida (y el mojito) diciendo:
"Mi mojito en La Bodeguita, mi Daiquiri en El Floridita"

Si vais veréis que además de haberse convertido en un museo en su honor, con la estatua de bronce suya apoyado en la barra, se puede pedir el Daiquiri que más le gustaba, Papa doble, y cuyo nombre fue creado en su honor.
Esta estatua es del año 2003, pero hay también un busto suyo de 1954 justo en el lugar en el que solía estar. Veréis también muchísimas fotografías suyas por las paredes con sus amigos y otras personalidades que pasaron por allí.

En 1991 se hizo una remodelación, pero se dejó intacto el estilo y la imagen que siempre ha tenido.

Nuestra experiencia en El Floridita.
Como ya os he adelantado al principio, fue el primer lugar típico que visitamos.
Justo al llegar a la calle Obispo se ve perfectamente y se ve también la cola para entrar...lo cual nos desanimó un poco porque no nos apetecía hacer cola.

Pero para nuestra sorpresa se trataba de una excursión de orientales que entraron, sacaron doscientas fotos y se fuero, ¡no se sentaron! A sí que no había demasiada gente dentro. Se trata de un local amplio, con mesas pequeñas en la primera sala (donde está la barra) para tomarte un daiquiri mientras escuchas buena música y entras en un ambiente muy agradable. Al final de esta sala hay un arco con cortinas granates por el que se pasa al comedor, un comedor de aspecto francés que sorprende bastante en cuanto a la estética.

Echamos un vistazo y no había mesas libres en o que es el bar, era pronto y no nos apetecía un daiquiri a las 10 de la mañana, a si que decidimos que sabiendo ya donde estaba podíamos reservar para comer pero...no había mesa ni para ese día ni para toda la semana a sí que decidimos que volveríamos por la tarde a hacer allí la sobremesa.

Y eso hicimos, después de comer en el paladar Sevillas (del cual espero poder hablaros algún día), volvimos y encontramos una mesa enseguida.
Es verdad que hay mucha gente, pero la mayoría entra y solo hace un par de fotos y se marcha. Pero no, yo considero que si voy a un lugar como este no voy a ir sólo a hacer una foto para ponerla en una red social y decir que he estado , creo que hay que tomarse un Daiquiri por lo menos y meterse en ambiente. Y encima es que estos daiquiris... ¡están muy buenos! Están muy bien preparados y refrescan un montón.

Es verdad que hay mucho movimiento, la gente no se está horas en una mesa, si no que se pasa un ratito con el daiquiri y enseguida se marchan para seguir viendo la ciudad, tienen muy buena música y se está muy a gusto, a si que nosotros estuvimos como una horita o así.

Nos gustó mucho el ambiente que se respiraba allí, quitando varios momento en el que entraron excursiones un poco grandes que llenaban el local de gritos y estropeaban un poco el sitio. Pero eran como los orientales, ala, una foto y marchando.

Obviamente saqué fotos y no me olvidé de sacarme la mía con Hemingway, pero disfruté del momento, del delicioso Daiquiri y... ¡del aire acondicionado! Es uno de los pocos lugares en la habana que tiene y parece hasta raro...jajajja.

Por cierto, no por tener fama tienen precios altos, un daiquiri normal eran 5cucs (aprox 5 euros) y los especiales 6 cucs, a si que no me parece que se aprovechen de la situación, el cualquier otro local son al mismo precio o un cuc menos.

Espero que os haya gustado mi opinión y que os haya animado a visitar El Floridita.
Os dejo unas fotos mías personales para que veáis de primera mano este sitio tan visitado.

Muchas gracias a los que pasáis por mis opiniones, las leéis y las valoráis. Os agradezco de verdad vuestras valoraciones porque os aseguro que no tardo poco en escribirlas y me tomo mi tiempo para que estén lo mejor posible.

Saludos para tod@s
unacampanilla84

PD: No lo solía hacer, pero he tachado mi cara y la de mi marido en las fotos porque he tenido que aguantar a varios imbéciles diciendo algunas cosas que no tengo ganas de volver a aguantar. Las fotos son personales, y de hecho mi marido aquí no quiere que las ponga, pero como creo que son imprescindibles para una opinión, tachón y listo.

Evaluaciones de la comunidad

Esta opinión ha sido leída 226 veces y ha sido evaluada un
76% :
> Cómo evaluar una opinión
excepcional

Su evaluación sobre esta opinión

Comentarios en esta opinión

  • JO333 publicada 09/10/2017
    Muy interesante
  • marsimar publicada 09/10/2017
    Nosotros no la hemos visitado, tenemos algunos amigos que si, excelente, un saludo
  • estrella_celeste publicada 07/10/2017
    Pues está muy bien de precio la verdad :) una opinión muy completa
  • ¿Te ha gustado esta opinión? ¿Tienes alguna pregunta? Identifícate con tu cuenta Ciao para poder dejarle un comentario al autor. Entrar

Productos similares más buscados

Información técnica : El Floridita, La Habana

Descripción del fabricante del producto

Características técnicas

Nombre: El Floridita

Tipo: Pub

Dirección: Obispo 557, Esquina Monserrate, La Habana, Cuba

Calle: Obispo 557, Esquina Monserrate

Ciudad: La Habana

País: Cuba

Continente: Caribe

Ciao

Incluido en Ciao desde: 20/01/2010