El perfume. Historia de un asesino - Patrick Süskind

Imágenes de la comunidad

El perfume. Historia de un asesino - Patrick Süskind

> Ver características

91% positivo

233 opiniones de la comunidad

Opinión sobre "El perfume. Historia de un asesino - Patrick Süskind"

publicada 09/09/2002 | ana25
usuario desde : 26/08/2000
Opiniones : 139
Confianza conseguida : 63
Sobre mí :
Excelente
Ventajas una de las mejores obras de la literatura universal
Desventajas lo acabarás odiando
muy útil

"Irresistible"

Parece mentira, pero un sentido medio atrofiado y poco utilizado y valorado por la raza humana como es el olfato, se despierta irremediablemente leyendo esta obra maestra; por una vez, la simple apariencia que es lo que nos guía al fin y al cabo en este mundo cada vez más virtual quedará relegada a un segundo plano.

Esta novela escrita por Patrick Suskind es tal vez uno de los libros más terriblemente sensuales y apasionantes de la literatura universal, que nos lleva al encuentro de una mente asesina y brillante, una mente elegante y sutil, pero desprovista de toda moralidad. Tremendamente inquietante, sin duda, pues une la monstruosidad de la realización de un deseo con el placer que eso puede producir.

De una forma increíble acabas de leerlo imbuido en un sentimiento de asco y desprecio hacia la raza humana. No sé si el autor quería que terminásemos por repudiar el libro y nos alejásemos de él como de una peste o que nos mantuviera enganchados hasta la última página, hasta ese final "eucarístico" aborrecible... Resulta repulsivo pero atrayente a la vez... Pero.... ¿No es esto acaso lo que el autor buscaba? Entonces me parece que es uno de los mejores libros que he leído. Chaupeau.

El protagonista, Jean-Baptiste Grenouille, nace en la Francia del siglo XVIII con una carencia: no tiene olor corporal. Pero, por esas grandes contradicciones aparentemente casuales en la existencia humana, tiene un sentido del olfato totalmente perfecto. Es rechazado y repudiado sistemáticamente por todos, pero es capaz de reconocer olores que por lo general pasan desapercibidos para el común de los mortales (que únicamente solemos distinguir "huele bien"-"huele mal" y sus superlativos)

En busca del perfume perfecto para compensar su falta de olor, Grenouille no dudará en convertirse en un asesino en serie con tal de conseguirlo. Paradójicamente, detrás de horribles asesinatos se encuentra el deseo "tan humano" de conseguir que la gente nos ame... lo claro y lo oscuro de toda persona llevados al límite...
Pero más que los asesinatos en sí lo que importa es el espeluznante y a la vez maravilloso viaje a la mente de este extraño personaje, de este "anticristo inodoro".

Parece ser que han conseguido al final que Patrick Süskind, reacio hasta ahora a llevar su novela al cine, haya acabado cediendo, y Ridley Scott producirá la película. Personalmente pienso que es un error, no veo modo posible de reflejar las sensaciones que transmite esta lectura en una película. Seguramente acabará siendo como tantas otras de asesinos en serie, ¿un nuevo... "coleccionista...de perfumes" ...? No, por favor, otro más no... para eso ya tenemos los fascículos coleccionables con que nos bombardean cada otoño...


En resumen, pienso que es una novela fascinante e imprescindible para todos los amantes de la lectura.
Por último, aquí va un pequeño fragmento del libro para despertarle el apetito (o el olfato, mejor dicho) a quien no lo haya leído, o al que lo quiera recordar....


" En la época que nos ocupa reinaba en las ciudades un hedor apenas concebible para el hombre moderno. Las calles apestaban a estiércol, los patios interiores apestaban a orina, los huecos de las escaleras apestaban a madera podrida y excrementos de rata; las cocinas, a col podrida y grasa de carnero; los aposentos sin ventilación apestaban a polvo enmohecido; los dormitorios, a sábanas grasientas, a edredones húmedos y al penetrante olor dulzón de los orinales...Apestaban los ríos, apestaban las plazas, apestaban las iglesias y el hedor se respiraba por igual bajo los puentes y en los palacios...Y, como es natural, el hedor alcanzaba las máximas proporciones en París, porque París era la mayor ciudad de Francia. Y dentro de París había un lugar donde el hedor se convertía en infernal, entre la Rue aux Fers y la Rue de la Ferronerie, o sea, en el Cimetière de Innocents.
(...)
Escenario de este desenfreno -no podía ser otro- era su imperio interior, donde había enterrado desde su nacimiento los contornos de todos los olores olfateados durante su vida. Para animarse conjuraba primero los más antiguos y remotos: el vaho húmedo y hostil del dormitorio de madame Gaillard; el olor seco y correoso de sus manos; el aliento avinagrado del padre Terrier; el sudor histérico, cálido y maternal del ama Bussier; el hedor a cadáveres del Cirnetiére des Innocents; el tufo de asesina de su madre Y se revolcaba en la repugnancia y el odio y sus cabellos se erizaban de un horror voluptuoso. Muchas veces, cuando este aperitivo de abominaciones no le bastaba para empezar, daba un pequeño paseo olfatorio por la tenería de Grimal y se regalaba con el hedor de las pieles sanguinolentas y de los tintes y abonos o imaginaba el caldo de seiscientos mil parisienses en el sofocante calor de la canícula. Entonces, de repente, este era el sentido del ejercicio, el odio brotaba en él con violencia de orgasmo, estallando como una tormenta contra aquellos olores que habían osado ofender su ilustre nariz. Caía sobre ellos como granizo sobre un campo de trigo los pulverizaba como un furioso huracán y los ahogaba bajo un diluvio purificador de agua destilada. Tan justa era su cólera y tan grande su venganza. Ah, qué momento sublime! Grenouille, el hombrecillo, temblaba de excitación, su cuerpo se tensaba y abombaba en un bienestar voluptuoso, de modo que durante un momento tocaba con la coronilla el techo de la gruta, para luego bajar lentamente hasta yacer liberado y apaciguado en lo más hondo. Era demasiado agradable, este acto violento de exterminación de todos los olores repugnantes, era realmente demasiado agradable, casi su número favorito entre todos los representados en el escenario de su gran teatro interior, porque comunicaba la maravillosa sensación de agotamiento placentero que sigue a todo acto verdaderamente grande y heroico. "

Evaluaciones de la comunidad

Esta opinión ha sido leída 22068 veces y ha sido evaluada un
95% :
> Cómo evaluar una opinión
muy útil

Su evaluación sobre esta opinión

Comentarios en esta opinión

  • Don_Mercadona publicada 07/03/2011
    buena opi myy completa!
  • bangles publicada 17/12/2005
    Lo leí cuando tenía 16 años y me gustó mucho. Seguramente, si lo volviera a leer hoy en día, le encontraría muchos más matices. Un día lo volveré a leer. ¡Saludos!
  • miapaque publicada 11/05/2005
    Sin duda, junto al "Señor de los anillos" el mejor que he leído en mi vida. Tu opinión está a la altura, si señora. Te agrego a mi red de confianza, un beso (te invito a leer alguna opi mía, especialmente las de libros)
  • ¿Te ha gustado esta opinión? ¿Tienes alguna pregunta? Identifícate con tu cuenta Ciao para poder dejarle un comentario al autor. Entrar

Productos similares más buscados

Información técnica : El perfume. Historia de un asesino - Patrick Süskind

Descripción del fabricante del producto

Características técnicas

Título: El perfume. Historia de un asesino

Autor: Patrick Süskind

Lengua: castellano

Ciao

Incluido en Ciao desde: 29/09/2000