Estúpidos hombres blancos - Micahel Moore

Opinión sobre

Estúpidos hombres blancos - Micahel Moore

Impresión Total (23): Evaluación Total Estúpidos hombres blancos - Micahel Moore

 

Todas las opiniones sobre Estúpidos hombres blancos - Micahel Moore

 Escribir mi propia opinión


 


Algo huele a podrido en Estados Unidos

4  19.01.2008

Ventajas:
Estilo ágil, divertido, una visión crítica de Estados Unidos

Desventajas:
A veces resulta demagógico y simplista

Recomendable: Sí 

Carla1974

Sobre mí:

usuario desde:18.12.2007

Opiniones:24

Confianza conseguida:8

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 19 miembros de Ciao

Michael Moore es un polémico director estadounidense, nacido en Flint (Michigan), que saltó a la fama gracias a "Bowling For Columbine" (2002), documental que, tomando como punto de partida la matanza producida en el instituto de este pueblo, denuncia el (des)control en la posesión de armas y sus terribles consecuencias en su país de origen.

Con anterioridad había rodado "Roger y yo" (1989), un documental que recomiendo, que trata de la huída de General Motors de Flint, su ciudad natal con el "loable" propósito de aumentar beneficios y disminuir los costes. Cuando las fábricas de General Motors se cerraron para trasladarse a México, la principal fuente de ingresos de la mayoría de los ciudadanos se esfumó, dejando a miles de trabajadores en la calle, y en este documental se muestra las devastadores consecuencias de esta tragedia económica. El nombre del documental hace referencia a los intentos repetidos de Michael Moore por obtener una entrevista con Roger Smith, Presidente de la General Motors, en la que le pudiera preguntarle los motivos por los que cerró la principal fuente de riqueza de su ciudad, táctica que seguiría con el actor Charlton Heston en "Bowling For Columbine".

Otro de sus documentales han sido "Fahrenheit 9/11" (2004), un documental sobre las relaciones entre Bush, la familia real saudí y el entorno de Bin Laden, con momentos antólogicos, como aquél en que le comunican a Bush que se han producido el atentado a las Torres Gemelas, o la propia visión de Moore sobre el atentado, una de las más estremecedoras y poéticas que haya visto, o "Sicko" (2007), sobre el sistema de salud estadounidense (no creo que seamos realmente conscientes de la suerte de tener nuestro imperfecto, pero gratuito, universal y bien preparado sistema sanitario público).

Pero hay que decir que además es escritor de varios libros, como este Estúpidos Hombres Blancos, que fue elaborado antes del atentado del 11-S, con ciertas dificultades en su publicación, como él mismo cuenta en su prólogo.

Ante todo, he de decir que, pese a todas las polémicas que le acompañan y todas las acusaciones de apoyarse en datos falsos, imaginarios o inciertos que le han caído por parte de los mismos sectores a los que él critica, Michael Moore me resulta simpático. No sé, me gustan aquéllos que tienen la valentía de enfrentarse a los poderosos, de denunciar las cosas que suceden en el país, ganándose no pocos enémigos.

Sin embargo, en el libro he encontrado los mismos vicios y virtudes que veo en sus películas. Este libro comienza con la denuncia de como George Bush, con la ayuda inestimable de su hermano, el Gobernador de Florida, hizo que se impidiera votar a miles de personas (mayoritariamente negras, que votan habitualmente a los demócratas). El sistema era muy simple y eficaz, comenzaron inhabilitando a todos aquellos que tuvieran antecedentes penales, ampliándolo a personas (negras, por supuesto) que tuvieran nombre similar o idéntica fecha de nacimiento, aunque no tuvieran nada que ver con ellos. Este hecho no sólo lo cuenta Michael Moore, sino que es corroborado por Greg Palast, periodista estadounidensa que trabaja en los medios británicos BBC y The Guardian, que también reproduce en su libro "La mejor democracia que el dinero puede comprar", en el que demuestra con datos lo que Michael Moore afirma en su libro. Esto, además de otras "divertidas" triquiñuelas que también cuenta en su libro, supuso, como es sabido, la victoria más que dudosa de George Bush sobre Al Gore en el estado de Florida, y el inicio de su cuanto menos, oscura, presidencia.

Éste es uno de los momentos brillantes del libro, apoyado con datos contundentes. Luego el libro trata varios aspectos de Estados Unidos, resultando sobresalientes y esclarecedores los capítulos dedicados a la enseñanza y su necesaria relación, para poder financiarse, con multinacionales varias, al todavía existente racismo, el cinismo de las grandes multinacionales, que en períodos de grandes beneficios (demostrables) siguen despidiendo a miles de trabajadores para optimizar beneficios, o el fantástico capítulo dedicado a los 8 años del tándem Clinton/Gore, donde demuestra la cantidad de medidas "progresistas" adoptadas por ambos, siendo mis preferidas las de ampliar el número de crímenes a los que se puede aplicar la pena de muerte, los millones de personas que se quedaron sin asistencia sanitaria o la autorización de prospecciones petrolíferas en la Reserva Nacional de Alaska (quién te ha visto y quién te ve, Al Gore, ahora vamos de ecologista, esto es, de todo lo que se te olvidó cuando eras vicepresidente y podías haber hecho algo al respecto).

Es en estos momentos cuando Michael Moore se muestra brillante e interesante, aportando además una extensa bibliografía sobre los temas que trata. Sin embargo, cuando intenta dar soluciones a los problemas que plantea, es cuando creo que resulta superficial, demágogico y con un optimismo que me resulta cercano a la candidez. Esto creo que resulta visible en el capítulo dedicado al conflicto palestino, aunque sucede en otros muchos.

Igual sensación tengo en sus películas, y por eso, aunque están bien, no creo que sean obras maestras y lo mismo puedo decir de este libro.

Sin embargo y pese a estos fallos, es un libro que recomiendo por su sentido del humor, ácido y muy divertido, su estilo ágil y de fácil lectura y, sobre todo, porque ofrece una visión distinta y, en muchos casos, desconocida, de Estados Unidos.
Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
Atilacapicua

Atilacapicua

07.02.2008 14:42

A mi también me cae " simpático" Michael Moore, pero igual que tu, creo que su demagogia y búsqueda de polémica ensombrece sus trabajos, aunque sin restarle mérito, que enfrentarte a la máquina Bush no es ninguna bobada. No conocía este libro, y la verdad es que no sigo la trayectoria de Moore, pero al final por una cosa u otra me trago todos sus documentales, veremos que tal en su versión escrita...Saludos

jmj2

jmj2

28.01.2008 08:08

Este director esta muy bien, porque les da mucha caña a los politicos en su pais...Saludos.

www.ratondebiblioteca.es

www.ratondebiblioteca.es

28.01.2008 00:49

Verdades como puños, en ocasiones exageradas para crear polémica pero es de los pocos que le mete caña al gobierno de los E.E.U.U. en su país y sin cortarse un pelo. Saludos.

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Estúpidos hombres blancos - Micahel Moore ha sido leída 472 veces por los usuarios:

"excepcional" por (14%):
  1. cir52pe
  2. NataBlue
  3. nmimar
y de un usuario adicional

"muy útil" por (82%):
  1. takylytos
  2. Atilacapicua
  3. tecnico860
y de usuarios adicionales 20

"útil" por (4%):
  1. aro78

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.
Etiquetas relacionadas con Estúpidos hombres blancos - Micahel Moore