Euromueble - Varios muebles

Opinión sobre

Euromueble - Varios muebles

Impresión Total (1):

 


Queja contra Euromueble

1  16.06.2000

Ventajas:
Muebles bonitos y baratos

Desventajas:
Servicio deplorable

Recomendable: No 

ashdez

Sobre mí:

usuario desde:06.06.2000

Opiniones:7

Comparte esta opinión en Google+

Nunca he puesto una hoja de reclamaciones, porque soy de los que piensan que "hablando se entiende la gente", pero la vez que más cerca he estado ha sido con Euromueble, tienda de muebles sita en el Centro Comercial La Ballena, en Las Palmas de Gran Canaria. En junio de 1999, mi mujer y yo acudimos a esa tienda y nos atendió una dependienta que respondía al nombre de Mari Carmen. Dado que los precios y la estética de los muebles se ajustaba a lo que nosotros queríamos y nos podíamos permitir (no sin cierto sacrificio), decidimos comprar una rinconera, dos mesitas de noche, una cómoda y su espejo. La dependienta nos entregó la factura (no un presupuesto), por un total de 270.000 ptas., de las que abonemos en aquel instante 60.000 ptas., quedando por tanto unas 210.000 ptas. pendientes. La entrega de la mercancía se fija entre uno y tres meses. A la semana nos llama Mari Carmen, y nos deja un mensaje en el contestador: que la llamemos a la mayor brevedad posible. Al día siguiente la llamamos, y sufrió un ataque de amnesia: nos dijo que no recordaba habernos llamado, y que le extrañaba que lo hubiera hecho porque hacía poco tiempo que habíamos hecho el pedido, y no podían tener todavía la mercancía. Nos pide disculpas, diciendo que con tantos clientes se habría confundido de número. Total, que un par de días más tarde vuelve a llamar, y esta vez nos cuenta que se había confundido de precio de todo menos de la rinconera (que era lo único que tenían en la tienda, ya que lo demás lo elegimos por catálogo), así que teníamos que pagar 70.000 ptas más. Ipso facto, nos personamos en Euromueble para anular el pedido y recuperar nuestras 60.000 ptas. Entonces, Mari Carmen nos dijo que le diéramos unos días para que ella consultara a ver cuál era el precio verdadero, si el que nos dio al principio o el que nos pretendía cobrar ahora. A la semana llama pidiendo disculpas, ya que el precio original era el válido, y diciendo que esperaba que ya no hubiera más problemas... A todo esto, mi mujer y yo comentamos que probablemente le hayan llamado la atención y que tenía que arreglarlo como pudiera, pero que seguramente el precio real era el segundo que nos dio. Pasan los meses, y a los tres meses sólo habíamos recibido la rinconera (la abonamos completamente, y dejamos a cuenta 30.000 ptas. para lo que quedaba pendiente). Cada 15 días preguntábamos por el pedido, y unas veces nos decían que el proveedor no había mandado el pedido, luego que el transportista se retrasaba, luego que en el puerto tenían retenido el pedido por huelga. En alguna que otra ocasión, pasamos por Euromueble, y Mari Carmen tenía la cara de preguntarnos si ya teníamos cama de matrimonio (nos quedamos con las ganas de decirle que, si por ella fuera, estaríamos durmiendo todavía en el suelo). En otra ocasión nos comentó que nuestro pedido no había llegado, pero que tenían otro modelo que tal vez nos podría interesar. En fin, que a los ¡seis meses! recibimos llamada: que por misterios de la vida el pedido que les llegó de la Península no incluía lo nuestro, y que por tanto tendríamos que esperar otros "tres meses". Mi mujer le dijo a la tal Mari Carmen que esto era un cachondeo, que se estaban riendo de nosotros, etc., hasta que la otra nos replica: "al fin y al cabo, ustedes no tienen por qué quejarse, ya que van a pagar por los muebles menos de lo que cuestan en realidad". Esto fue la gota que colmó el vaso. Ahí comprendimos que todo había sido premeditado, para que anuláramos el pedido una vez hubiéramos adquirido la rinconera, o para que aceptáramos otro modelo con su verdadero precio. Nos personamos en la tienda ese mismo día, y cuando Mari Carmen acudió a atendernos, le dijimos que no queríamos hablar con ella, sino con el encargado, para poner una hoja de reclamaciones. El rostro se le descompuso, y nos prometió llamar a una empresa urgente de transportes para llevarnos el pedido. Le dimos una semana de plazo, y en menos de una semana teníamos los muebles en casa, casi
siete meses después de realizado el pedido. Conclusión: la mencionada empresa, o al menos la empleada en cuestión, prefieren mentir y engañar al cliente antes que perderlo, reparan su incompetencia con embustes, y no reaccionan si no les amenazas. Mi recomendación es que NO COMPREN EN EUROMUEBLE: a mis amig@s y conocid@s ya se los he advertido, y much@s de ell@s me han respondido que ya lo saben, porque también han tenido malas experiencias con esa triste empresa.

Comparte esta opinión en Google+

Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios

Escribe el primer comentario!

máximo 2000 alcanzado

Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Euromueble - Varios muebles ha sido leída 7327 vez y todavía no ha sido evaluada por los usarios.
Etiquetas relacionadas con Euromueble - Varios muebles