Opinión sobre

F1 2004 - PS2

Impresión Total (29): Evaluación Total F1 2004 - PS2

 

Todas las opiniones sobre F1 2004 - PS2

 Escribir mi propia opinión


 


f1 2004:el boom de alonso

4  12.08.2005

Ventajas:
licencia oficial y mejor juego de formula 1

Desventajas:
unos comentarios de carreras mas currados vendrian bien

Recomendable: Sí 

franciscocrack18

Sobre mí:

usuario desde:12.08.2005

Opiniones:37

Confianza conseguida:19

Comparte esta opinión en Google+

Para comenzar, empecemos con la poderosísima arma de doble filo que presenta el ídolo deportivo del momento, Fernando Alonso. Ni que decir que a estas alturas el piloto asturiano se ha convertido en un auténtico rey Midas deportivo, tornando en oro (léase euros o cualquier otra divisa) todo aquello que lleva su rúbrica. La respuesta es de sobra conocida. Con un reclamo de las características de Fernando Alonso, que como es obvio se explota al máximo y si no véase la carátula del juego en la edición española, las ventas y los jugosísimos ingresos están asegurados,

Las primeras sensaciones que he tenido al comenzar a jugar con F1 2004 auguraban notorias mejorías con respecto a la versión anterior, y nos hacían albergar esperanzas que luego no se cumplieron en su totalidad. En el apartado gráfico se ha avanzado considerablemente y es sin duda lo que más nos ha llamado la atención positivamente. Si la pasada edición nos defraudó en este aspecto, F1 2004 podemos catalogarlo gráficamente de brillante. Los modelados y texturizados tanto de monoplazas como de circuitos son realmente formidables y lujosamente detallados. En el caso de los bólidos tanto las vistas exteriores de la carrocería como la interior del habitáculo son muy realistas y propias de cada escudería incluido el conjunto formado por volante y cuadro de mandos. Asimismo los circuitos son fieles recreaciones de los del campeonato de este año y tanto decorados como pistas, sin ser de los mejores que hemos visto en este tipo de juegos, los podemos catalogar de notables. Se podría haber mejorado el escenario de la entrada en boxes, un tanto triste y escaso en detalles, donde tanto gráficos como animaciones, no consiguen recrear el ajetreo y nerviosismo que se vive durante una carrera. El motor gráfico se desenvuelve con gran ligereza y la sensación de velocidad es muy buena en la mayoría de las ocasiones moviendo todos los elementos con la rapidez deseada. Gran trabajo en este punto. . Si logramos subir al podio tras acabar entre los tres primeros la carrera, veremos la correspondiente animación con la ceremonia de entrega de trofeos y remojones de cava incluidos. Por último, y antes de que se nos olvide, desvelar algo que seguramente será muy comentado entre los usuarios de F1 2004. Desde la vista de primera persona (la que realmente tiene un piloto de F1), nuestro casco se irá ensuciando progresivamente con las partículas de suciedad que salpican durante el transcurso de una carrera a semejantes velocidades. Cuando la visión empiece a dificultarse por dicha suciedad, podremos contemplar como el piloto despegará la tira adhesiva protectora de la visera del casco, al igual que hemos visto en numerosas ocasiones hacerlo en la realidad a los pilotos profesionales, dejando de nuevo una visión perfecta. Este tipo de detalles son muy agradecidos y suelen gustar mucho. El único pero a este que nos ocupa, es que se repite en muchas ocasiones a lo largo de la carrera, como si el casco llevase infinitas láminas.

Los efectos especiales los catalogaremos de mediocres. Si bien los efectos climatológicos y sus consecuencias visuales (gotas de lluvia en el casco o en la cámara de la vista seleccionada, estela formada por partículas de agua, reflejos...) se han solventado de forma correcta, el motor de colisiones se encuentra lejos de lo que desearíamos. La física de las colisiones no esta mal y el vehículo trompa más o menos como cabría esperar dependiendo del tipo de incidente, pero no existen deformaciones ni rotura de fragmentos, solamente desprendimiento de piezas completas, siempre las mismas y siempre de la misma forma. Esto hace que todos los choques sean prácticamente idénticos visualmente hablando en lo que a rotura de piezas se refiere. No importa la velocidad ni la manera en que se producen. Lo que debería ser una espectacular colisión a más de 300 Km/h dejando nuestro monoplaza hecho una lástima, se queda en el simple desprendimiento de alguna de las piezas. Y aunque los desperfectos mecánicos si que se hagan notar en diferente medida dependiendo de la violencia o cantidad de los choques, el no tener una correspondencia visual adecuada aparte de defraudarnos una vez más, resta muchos enteros al realismo final del juego.

La física de movimientos tampoco nos deja del todo satisfechos. Cierto es que cada coche, como era de esperar, se comporta según sus propias características y configuraciones. Diferentes potencias generan distintos comportamientos, así como las condiciones de agarre de los neumáticos, la configuración de alerones, etcétera. Pero los coches se comportan de forma muy nerviosa y las maniobras que podemos hacer en carrera, son excesivamente exageradas e irreales, propias y adecuadas para los juegos arcade pero fuera de los límites de los simuladores deportivos. Así pues, en lo que a pilotaje se refiere, apenas se nota la diferencia de conducción entre la modalidad arcade y la de simulación, lo cual no será del agrado de los jugadores de simuladores de carreras más exigentes. Por tanto, si bien como arcade podemos hablar de un buen comportamiento, la modalidad de simulación no ha logrado alcanzar las cotas de realismo que esperábamos se consiguieran en esta edición.

Y llegamos al que consideramos verdadero punto negro del juego, la IA. En este aspecto si que esperábamos auténticos progresos y de nuevo nos quedamos con el mal sabor de boca de ver el comportamiento final de nuestros electrónicos contrincantes. Éstos siempre actúan de la misma e irracional manera. Parece como si la pista tuviera unos raíles y cada tramo una velocidad fijada y ninguno de ellos pudiera discrepar de tan encorsetadas normas. Todos harán las mismas trazadas y a velocidades similares sin importarles lo más mínimo nuestra presencia. Así pues, si apuramos más la frenada que uno de nuestros desconsiderados rivales y le adelantamos limpiamente por el interior de una curva, este seguirá su trayectoria y velocidad estándar sin dudar en colisionar con nosotros si aún no hemos terminado la maniobra de adelantamiento. Asimismo si frenamos más de lo oportuno antes de tomar una curva, el autómata que lleva dentro el piloto posterior a nosotros en carrera, no sabrá reaccionar, y se estampará con la parte trasera de nuestro monoplaza. Es un verdadero trabajo de titanes intentar acabar una carrera sin haber recibido alguna "caricia" de otro piloto. ¡Ah! Y no esperéis fallos de conducción en ninguno de ellos, o hay avería mecánica de por medio o todos unos detrás de otros como en un carrusel. No estamos pidiendo la luna. Existen juegos en el mercado cuyos pilotos artificiales se comportan de forma muy diferente dependiendo de las vicisitudes de carrera y para los que nuestra presencia merece un respeto. Y por cierto, alguien debería explicarnos, y esto si que no es exclusividad de este juego si no que la gran mayoría adolece de este problema, por qué si no respetamos una bandera azul cuando vamos a ser doblados los jueces no dudarán en sancionarnos, y sin embargo, nosotros tenemos que adelantar a los pilotos doblados como si no lo fueran, con sumo cuidado y poniendo todo nuestro empeño en cada nuevo adelantamiento, sin esperar la más mínima facilidad por su parte. Al menos siempre nos quedará la opción multijugador si queremos que esto se parezca realmente a una carrera de F1.

El sonido es sin duda lo mejor de F1 2004. La música ambiente que nos puede acompañar durante todo el juego, tanto en la navegación por los menús de opciones como en carrera, cumple con lo que de ella se espera. Una vez más hemos de decir que creemos que la música de fondo está bien para amenizar carreras arcade, pero si lo que deseamos es un simulador capaz de reproducir las sensaciones más realistas de una carrera de F1, nos sobra cualquier sonido impropio de la misma. Pero como esto ya va en gustos, que cada cual apague o encienda la música que para eso se ha habilitado la opción correspondiente. Y lo que realmente nos importa que son los sonidos de carrera son de una calidad excepcional. Los motores rugen a la perfección, y de forma más estridente cuanto más los revolucionemos. Cada uno, dependiendo de la escudería, tiene su sonido particular que se ha capturado y reproducido de forma intachable. Al igual que los sonidos generados por los cambios de marchas que son espectaculares en las frenadas más pronunciadas. El sonido ambiente de los espectadores de los graderíos es muy bueno, apreciándose incluso los bocinazos característicos de los aficionados. Todo ello se mezcla de forma espléndida generando un aspecto sonoro muy brillante y de alta calidad. Por otro lado, recibiremos acertadas informaciones transmitidas por nuestra escudería desde boxes acerca de tiempos, clasificaciones, problemas mecánicos etcétera, tanto propios como ajenos, durante el transcurso de la carrera. Y además escucharemos también los comentarios de los reporteros televisivos que retransmiten la carrera si así lo deseamos.

F1 2004 se deja jugar y consigue mantener la atención durante un buen número de horas, incrementándose notablemente en los modos multijugador, bien sea online, a pantalla partida (hasta 2 jugadores) o por turnos (hasta 4 jugadores), con lo que se consigue una buena jugabilidad, con la excepción hecha del modo simulación en el que sus desaciertos, comentados anteriormente, lo dejan más cerca de un modo arcade que de un simulador propiamente dicho. Ni que decir tiene, que al igual que en todos los juegos de coches, el que posea un volante verá incrementado el realismo y la diversión considerablemente, ya que el control del bólido con el DualShock no consigue transmitir esas sensaciones debido al corto recorrido analógico que para los fines de giro y aceleración y freno nos suministran las palancas del mando, confiriendo respuestas demasiado bruscas y que podremos mejorar con tiempo de adiestramiento, aunque sin llegar, claro está, a los niveles conseguidos con volante y pedales. En la modalidad arcade, seleccionamos carrera o temporada y el número de jugadores y a correr. Como es lógico la modalidad simulación añade toda la parafernalia de configuraciones de vehículo y carrera (neumáticos, alerones, combustible ...) y nos permitirá correr en una carrera determinada de forma aislada, en todos los eventos propios de un fin de semana del campeonato (entrenamientos, clasificaciones y carrera) , o en una temporada completa con todos los circuitos del campeonato mundial. Además dentro del modo simulación se añade una opción muy novedosa y acertada que nos mantendrá enganchado al juego un buen número de horas. Lo han llamado modo trayectoria y se trata de formar nuestra carrera de piloto desde cero e intentar convertirnos en uno de los grandes de la F1. Crearemos el perfil de un piloto: nombre, nacionalidad e incluso apariencia física y diseño del casco. Después tendremos que ir superando pruebas que demuestren que no somos unos meros aficionados en esto del pilotaje. Cuando nuestros tiempos alcancen cierto nivel, algunas escuderías se pondrán en contacto con nosotros (primero las más modestas) para ofrecernos, un contrato como piloto. A partir de ahí ya todo depende de nosotros, y cuanto mejor lo hagamos en cada campeonato más ofertas de las escuderías más potentes. Así hasta tratar de conseguir el objetivo final, que no es otro que proclamarnos campeones del mundo.

En líneas generales el juego es técnicamente aceptable, muy divertido y jugable sobre todo en las modalidades multijugador, con acertadas originalidades como el modo trayectoria y, debido a la gran afición que existe en la actualidad a la F1 por razones obvias, le auguramos un gran éxito de ventas en nuestro país. Y si a lo largo de este análisis hemos sido muy exigentes a la hora de evaluar sus aspectos es por dos razones fundamentales. La primera es, como ya hemos comentado, que debido al desmesurado tirón inherente a todo lo que rodea a la F1, el éxito esta casi asegurado con solo incluir la efigie del momento en la carátula,

. El resultado final no es malo ni mucho menos, pero nos deja un sabor agridulce ya que esperábamos mucho más de él.

Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
rivigol

rivigol

27.09.2005 03:39

Una opinion muy currada,a mi este juego me gusta mucho.

Sirkius

Sirkius

12.08.2005 18:15

Excepcional, creo que no te dejas ningun punto de los que hay que analizar en un juego de coches

jlsonic

jlsonic

12.08.2005 17:37

esta es la portada que se vende en españa

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre F1 2004 - PS2 ha sido leída 1152 veces por los usuarios:

"excepcional" por (29%):
  1. rivigol
  2. Sirkius

"muy útil" por (71%):
  1. forfito
  2. HEAVENSERGIO
  3. Isaac23
y de usuarios adicionales 2

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.
Productos interesantes para Usted
Jak 2: El Renegado - PS2 Jak 2: El Renegado - PS2
Sony Computer - PlayStation 2 - Aventuras, Plataforma - A partir de 3 años
17 Opiniones
Compra ahora
Ninja Assault - PS2 Ninja Assault - PS2
Sony Computer - PlayStation 2 - Disparos - A partir de 4, 3 años
Este producto no tiene ninguna opinión. Opina ahora
En oferta a solo € 31,80
24 The Game - PS2 24 The Game - PS2
Sony Computer - PlayStation 2 - Acción, Aventuras - A partir de 12 años
6 Opiniones
En oferta a solo € 19,17