Ciudad Imperial

5  20.06.2009

Ventajas:
Imponentes edificios

Desventajas:
Ninguna

Recomendable: Sí 

palentino

Sobre mí: Las dos reglas del éxito: 1.- Nunca digas todo lo que sabes 2.-...

usuario desde:18.10.2000

Opiniones:908

Confianza conseguida:112

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como excepcional de media por 18 miembros de Ciao

Cuando estuvimos en Bélgica uno de los parajes que más nos gustó fue el de la ciudad de Gante. Habíamos visitado el día anterior Brujas, que también nos gustó, pero encontramos Gante como una ciudad más monumental e impresionante que quizás Brujas.
Gante se encuentra a 58 kilómetros de Bruselas lo que supone poco más de media hora de viaje en coche desde la capital, así que aprovechamos un poco la mañana en Bruselas y nos acercamos al Atomium antes de partir hasta Gante y llegamos alrededor de las 12 de la mañana.
Pero antes de relatar lo que podemos ver en esta hermosa ciudad, permitidme que os hable un poco de la historia de la misma pues es requisito para descubrir la magnificencia de sus edificios.
Gante ya era una ciudad importante en el año 1000. Desde esos tiempos hasta aproximadamente 1550, Gante era una de las ciudades más importantes de Europa, y su población superaba con creces a ciudades como Londres, siendo únicamente superada por Paris. Sus 60.000 habitantes que la poblaban en el siglo XIV defendían con uñas y dientes sus privilegios y ni condes ni reyes se libraban de sus ataques.
Hasta la Batalla de las Espuelas de Oro en 1302, la ciudad estaba dirigida por algunos ricos comerciantes que apoyaban al rey de Francia. Cuando en el siglo XIV los artesanos adquirieron mayor poder político Gante adquirió un gobierno más democrático.
El favor con os franceses se perdió durante la Guerra de los Cien Años ya que Inglaterra se logró el apoyo de los ganteses a cambio de retirar el bloqueo textil a que estaban sometidos. Fue un rico comerciante el que se resistió a la tutela de Francia, Jacobo de Artevelde, y encabezó una resistencia contra el conde Luis de Nevers. Sin embargo este hombre fue más adelante asesinado por sus conciudadanos cuando el rey de Inglaterra no cumplió las promesas hechas.

Y es que los ganteses no se andan con chiquitas. Así, con su más ilustre paisano, el que llegó a ser el Emperador Carlos V de Alemania y I de España, llegaron a tener también problemas. Los ganteses no estaban de acuerdo con sus mandatos y se rebelaron contra su mandato. El 3 de Mayo de 1540, el emperador les sometió a un castigo por su rebeldía y sometió a sus dirigentes a una humillación publica consistente en ir desde el Ayuntamiento hasta la Corte de los Príncipes pertrechados únicamente con una camisa y una soga alrededor del cuello, y obligados a postrarse ante el emperador y pedir clemencia. Con los años esa fecha se ha convertido en fiesta al estilo de los Comuneros en Castilla, y la soga es el símbolo de la ciudad.

La ciudad en esas fechas empezó a perder relevancia en el panorama internacional hasta su resurgimiento en el siglo XVIII bajo el gobierno holandés y la fundación de la Universidad en la ciudad y la creación del canal de Gent-Terneuzen que le volvió a dar un puerto marítimo.

La ciudad siguió manteniéndose rebelde a sus dirigentes durante mucho tiempo y quiso independizarse del Bélgica y mantenerse fiel a la casa holandesa de Orange.

A comienzos de siglo la ciudad se transformó en un importante foco industrial en el continente y fue cuna de muchos de los primeros movimientos socialistas y sindicalistas de Europa. En 1913 mostró al mundo

Fotos de Gante
  • Gante El muelle
  • Gante Torres
  • Gante Kraanlei 79
  • Gante Castillo
Gante El muelle
El muelle desde el puente de San Nicolas
su belleza y poderío en la Exposición Universal que tuvo lugar en la ciudad y hoy en día podemos admirar mucho de esta belleza gracias a que durante las dos guerras mundial fue apenas bombardeadas.

Es tiempo pues de que empecemos nuestro tour por la ciudad y os vaya mostrando gran parte de estas bellezas.

Llegar a centro de la ciudad es relativamente fácil. Todas las direcciones a algún punto turístico están perfectamente indicadas y por si esto no hubiera sido así, el centro de la ciudad es perfectamente visible desde lejos dadas las tres grandes torres que coronan el lugar.

Así, en la Plaza de San Bavón, tenemos la Torre del Campanario, el Teatro Nacional Flamenco y la Catedral de San Bavón. Reuniendose en una misma plaza los poderes político, artístico y religioso.

La catedral de San Bavón empezó como una pequeña parroquia que fue consagrada en el año 942 y desde entonces ha ido adaptándose a los estilos arquitectónicos dominantes a lo largo de los tiempos. Así los restos más antiguos que se conservan son un par de naves románicas de las criptas que datan de 1150.
Fue Carlos V quién mandó destruir la cercana Abadía de San Bavón para construir en su lugar el llamado Castillo de los Españoles y que con la creación de la diócesis de Gante adquirió la categoría de catedral en 1561.
El interior es bastante austero si lo comparamos con las catedrales castellanas que conozco, si bien alberga importantes obras de arte como pueden ser algunos cuadros de Rubens, el majestuoso púlpito de estilo rococó y la obra de los Hermanos Van Dyck: “La Adoración del Cordero Pascual” que se mantienen en un recinto aparte de la nave central de la catedral y que es la única parte de pago de la misma.

Enfrente de la catedral tenemos la Torre Municipal con un enorme dragón en su cúspide velando por la ciudad. Dicha torre fue declarada patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999. En el edificio anexo a dicha torre se encuentra la oficina de turismo donde coger toda la información que desees para realizar las rutas por la ciudad de las cuales os voy a relatar la que nosotros realizamos.

Abandonando la Plaza de San Bavón, y pasando por detrás del Teatro Nacional nos encontramos con el conservatorio de música ubicado en el Sikkel, marcado de nuevo por una alta torre en una propiedad que pertenecía en sus tiempos a una familia acaudalada poseedora de uno de los 5 pozos de agua que tenía la ciudad.

En las cercanías nos encontramos con la Corte de San Jorge, el hotel más antiguo de Europa Occidental dónde en 1477 se hospedó María de Borgoña. Enfrente tenemos el edificio del Ayuntamiento que mezcla el estilo gótico flamígero de principios del siglo XVI con el estilo renacentista.

Giramos a nuestra derecha y avanzamos por la calle Belforstraat y llegamos al Barrio de San Jacobo, el centro de las fiestas de Gante y dominado por una austera iglesia en honor al santo Santiago y que data del siglo XII. Al lado de esta iglesia tenemos el Mercado del Viernes (Vrijdagmarkt), una enorme plaza con bastantes terrazas donde tomar una cerveza al sol y con maravillosos edificios como la casa de los curtidores que tiene por veleta una sirena, también tenemos la Casa del Pueblo, donde estuvo el primer hospital de Gante. En el centro de la plaza tenemos una estatua de Jaco Van Artevelde, aquel sobre el que os he comentado antes que fue asesinado por sus conciudadanos al ser engañado por Inglaterra. La estatua de este hombre apunta con su dedo al estilo de la de Colón en Barcelona, pero en vez de a la Américas apunta con dedo acusador a Inglaterra de dónde indirectamente vino su muerte.

Si seguimos avanzando en dirección al río, al atravesar éste estaremos entrando en una zona aún más hermosa si cabe que la que acabamos de abandonar.
Lo primero que veremos al atravesar el río Lys es a Margarita la Loca. Un enorme cañon de hierro forjado y pintado de rojo que no ha disparado una bala desde hace más de 425 años y que ya no disparará más al tener la boca sellada para evitar que sirviese como improvisada papelera o habitación para indigentes y borrachos que se metían en él para descansar.

Dejando atrás este “monumento” nos encontramos ya con dos de los edificios más hermosos de esta zona. Dos casas del siglo XVII, construidas durante un periodo de mala situación económica, no sé si financiadas por algún tipo de PlanE de la época.
La casa de la izquierda situada en el número 79 de Kraalei presenta en su fachada varios bajorrelieves representando las “Seis obras de Misericordia”: Dar de comer al hambriento, Dar de beber al sediento, Vestir al desnudo, Visitar a los enfermos, Asistir al preso, Dar posada al peregrino. Bueno, en realidad las obras de misericordia son Siete, y la que falta (Sepultar a los muertos) se supone que falta por el carácter tétrico de la misma. Sin embargo hay quién dice que la que debería de faltar es la de Dar de comer al hambriento pues en la plata baja del edificio se encuentra una tienda que vende especialidades gastronómicas de la ciudad, destacando en especial los Cuberdons que son una especie de gominotas rellenas de jarabe de frambuesa.
En la casa de al lado tenemos también varios bajorrelieves, pero en esta ocasión representando los cinco sentidos. También tenemos representados a un flautista, un ciervo y en la parte superior del tejado a las tres virtudes teologales: Fe, Esperanza y Caridad.

Si giramos por un momento a la izquierda podremos ver la Casa de Alijn, donde un portal nos lleva hasta un patio interior de lo que nos podría parecer un edificio beaterio pero que se trata de una casa de caridad que fue construida como castigo por los asesinatos de Hendrik y Seger Alijn y sirvió de refugio a mujeres necesitadas y en la actualidad acoge el museo del folklore.

Iremos bajando por la orilla del río hasta encontrar a nuestra derecha un puente que nos lleva hasta la Lonja de la Carne donde se venden productos típicos de Flandes. Y a nuestra izquierda llegamos hasta el Castillo de los Condes de Flandes, ahí en todo el medio de la ciudad y con su foso y todo. Fue construido en 1180 y tiene una amplía exposición de armaduras y aparejos de guerra. Entre estos últimos podemos encontrar algunos de los artilugios que se usaban antes para torturar a la gente.

Cuando abandonamos el castillo y volvemos a la orilla del río, entramos al pasar el puente Hooiaard en la zona de reunión de Gante. Se trata de los Muelles de las Hierbas y del Trigo y en un lugar la gente se tumba a tomar el sol y enfrente se sienta en las terrazas a disfrutar tanto del sol como de una buena cerveza. Es también una de las zonas con mejores vistas pues podemos disfrutar del perfil de las casas típico de la zona de Flandes a la vez que vemos las barcazas aparcadas en el río y al fondo podemos ver la impresionante Iglesia de San Miguel detrás del puente que lleva su mismo nombre.
Dicha iglesia se empezó a construir sobre un templó más antiguo que se incendió en el año 1176 y su construcción se termino en el año 1250. El estilo es gótico de escalda y sus dimensiones son impresionantes. La altura de su torre es digna de ver y la nave central no tiene nada que envidiar a una catedral.
Fue construida con el dinero de los comerciantes de la ciudad en un momento de gran opulencia de los mismos. La piedra para su construcción se traía en barcos y la altura de su torre en un principio iba a medir la friolera de 138 metros de altura pero al final no llegó a tanto por razones de seguridad. Esa es la razón oficial que se dijo en su momento, pero la verdadera razón es que las dimensiones del templo eran tan megalómanas y los medios tan insuficientes que no se pudo llevar a cabo.

Las vistas desde el puente de San Miguel son impresionantes. Por un lado podemos contemplar desde arriba el Muelle que acabamos de travesar y disfrutar una vez más de las vistas, pero si miramos hacia el centro de la ciudad podemos ver las torres Municipales y la de la Catedral en una de las vistas más majestuosas que recuerdo de mis viajes.
Imaginar la entrada a la ciudad de un ejercito o de una partida de corresponsales e ir viendo según se sube por el puente como van apareciendo esas torres en el horizonte, primero una y cuando aún no te has repuesto del sobrecogimiento vas viendo las demás, debía de poner a los que por ahí avanzaban en una predisposición de humildad que seguramente los gobernantes ganteses sabrían aprovechar.

Nosotros avanzamos por esa misma calle para ir acercándonos al punto de partida. Mientras lo hacemos podremos ver a nuestra derecha el edificio de la Casa Gremial de los Albañiles que tiene en la parte escalonada de la fachada las figuras de seis diablillos bailarines como adorno.

Casi enfrente tenemos la gran campana llamada la Gran Triunfante que se construyo con los restos fundidos de la Campana Roldán que se agrietó allá por 1659 y que desde entonces espera poder volver al campanario.

Poco más adelante nos encontramos con el Mammelokker, un bajorrelieve en la casa que alojaba antiguamente a los carceleros y que cuenta la historia de Cimón, un preso que había sido condenado a morir de hambre y sed y fue salvado por su hija que los amamantaba todos los días.

Llegaremos finalmente al punto de partida. En el camino hemos tomado también un par de cervecitas y disfrutado de una comida ligera. Si te sales un poco de las calles principales puedes encontrar sitios bastante asequibles donde comer a buen precio y degustar una de las múltiples y famosas cervezas belgas.

A la zona de los muelles volvimos también de noche, y merece la pena volver a tener la vista de todos esos edificios de nuevo iluminados y destacando sobre el paisaje. Un buen punto de apoyo y un modo de exposición largos y tendrás unas bonitas fotos de la ciudad de Gante por la noche.

Yo os dejo ya con las mías.

Saludos.
Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
Octubre2007

Octubre2007

14.01.2010 19:47

Por las fotos, me recuerda a Amsterdam. Saludos.

bertodu

bertodu

29.06.2009 01:34

muy buena tu opinión, me han gustado mucho las fotos, saludos

Celiamayo

Celiamayo

25.06.2009 13:10

Muy buen analisis histórico. Tengo unas ganas locas de darme un paseo por los Países Bajos.

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Gante ha sido leída 3601 veces por los usuarios:

"excepcional" por (48%):
  1. Octubre2007
  2. bertodu
  3. Celiamayo
y de usuarios adicionales 7

"muy útil" por (52%):
  1. j.carlos1903
  2. javierdd
  3. Josehouse
y de usuarios adicionales 8

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.
Etiquetas relacionadas con Gante