Gatos Persas

Opinión sobre

Gatos Persas

Impresión Total (9): Evaluación Total Gatos Persas

 

Todas las opiniones sobre Gatos Persas

 Escribir mi propia opinión


 


 


El gato persa: El pequeño tigre del sofá

5  10.12.2010

Ventajas:
Cariño, compañía, diversión y muchas otras

Desventajas:
También lo consiguen aquellos que no los cuidan

Recomendable: Sí 

dpa4

Sobre mí:

usuario desde:11.11.2010

Opiniones:18

Confianza conseguida:6

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 10 miembros de Ciao

INTRODUCCIÓN:
Dedicado a mis gatos, que presencian cada opinión que escribo, cada evaluación que os doy.
Durmiendo, recostados, ronroneando, encima de mis piernas, tapándome el ratón, buscando el calentito del ordenador, jugando con los flecos de la manta del sofá... En fin, estoy bien acompañado y bien distraído. Me puedo pasar horas observándolos.

HISTORIA
El gato Persa es una raza que como el nombre indica tienen su origen en Persia. Se introducen por Italia a partir del 1600 (aprox.).

CARACTERÍSTICAS
Es un gato de interior, de carácter tranquilo, no muy activo (aunque si le das juego te cansas antes que él) y muy cariñosos. Suelen ser de pelaje largo (hay muchas variedades), lo cual requiere mucha atención para evitar que se le formen nudos y evitar que produzcan muchas bolas de pelo. De cara plana, nariz chata y situada en línea recta con los ojos.

MI EXPERIENCIA
El macho llamado Chico es el tío de la hembra llamada Kika. Chico es muy bueno, tuvo la educación de un gato común extraordinario (nos dejó hará unos 3 años) Cuando se conocieron, el "amo de la casa" no podía ver al Chico, le bufaba cada vez que se cruzaban. En esos casos de cesión del territorio al desconocido, no queda otra que tenerlos separados durante un tiempo para que se vayan acostumbrando al olor de otro gato. A los pocos días empezaron a coincidir por los pasillos de casa, se olían, se miraban, se estaban conociendo.
Cuando apareció la Kika, fue el Chico quien bufaba a la pequeña Kika, pero tardaron menos tiempo en estrechar lazos de amistad y cariño. El bueno del Chico siempre ha mimado a la Kika, lamiendo su largo pelo, dejándole paso a la hora de comer, dejándola pasar antes que él para ir a hacer sus necesidades. Todo un caballero. Y todo un semental... Sí habéis leído bien. El tío Chico está de celo los 365 días del año y más extraño es éste dato cuando son las hembras las que se ponen en celo y los machos son los que huelen en un radio de hata 1 Km el olor de una hembra en celo. Pero ella, no se deja, no quiere. Prefiere jugar al gato y al ratón con pelotitas de papel de aluminio, cuerdas, plásticos y todo aquello que al moverlo se balancea o rueda a lo largo del pasillo. Ya no me gasto más dinero en los juguetitos que venden en las tiendas, no les hace ni caso.
Cuando en el patio encuentran una lagartija rezo por ella, juegan con ella hasta dejarla "tocada" y entonces se la introducen en la boca dejando la cola de la lagartija por la parte de fuera, la sueltan, la vuelven a coger, dejando menear la cola del pobrecito reptil que solicita su rendición.
Ha llegado la hora del baño... misión imposible... oyen el grifo y salen corriendo. Voy preparando la estufita, el agua templadita y la fregona. Los cojo de la parte trasera de la cabeza y con el agua lo más silenciosa posible para que no se asusten, los voy mojando poco a poco, les pongo el champú (de gatos) y empieza el baile. Se escurren, se escapan saltando del barreño, pero no pueden salir porque tengo la puerta cerrada. Los vuelvo a coger y volvemos a empezar... Al fin terminan su "relajante" baño y los seco con una toalla, abrazándolos y dándoles calor y cariño. Una vez calmados intento sacar el secador... mejor que no...
Ahora empiezan sus lengüetazos que para evitar traguen más pelo procedemos al cepillado y posteriormente ellos se empiezan a lamer el uno al otro. Es un momento duro para ellos pero en el fondo lo agradecen.
Cuando empieza el calorcito los llevo a la peluquería para que lo dejen bien fresquito, dejándole pelo solo en las patas, en la cabeza y en el rabo (durante 2 ó 3 meses me tomo un descanso de ese baño tan deseado para ellos)
Como todos sabemos, los gatos necesitan afilar sus uñas y han decidió usar el cubo de la ropa sucia. Ya lo tengo para ellos, es de su propiedad. Es un cubo de mimbre de medio metro lo cual con esa altura pueden arañar y estirar cuanto necesiten. Ahora al cubo ya se le ve el chasis de hierro, tendré que comprar otro... es posible que los gatos utilicen las esquinas de los sofás, cortinas, canapés o similares para dejar sus uñas listas para cazar. Como he comentado antes son grandes cazadores de reptiles y roedores (por suerte en mi casa no encuentras de éstos últimos...) Pero ¿y los pájaros? ¡Se vuelven locos! El año pasado hubo una familia de pajaritos que decidieron crear su nido en mi salida de ventilación de la cocina, desistieron. La Kika trepaba por la tapia con una agilidad impresionante pero no llegaba a su destino, entonces ante tal impotencia empieza a emitir un sonido que todavía no sé bien qué me quiere decir, como "cuack-cuak" ¿como un pato? pues sí, desde entonces es nuestra gata-pato. Puse una reja para evitar que nuestra escaladora cayera en alguna de sus aventuras. A los días m di cuenta que ya no venían los pajaritos y solo quedaban ramas secas y algún cadáver de pajarito. El motivo no fue otro que al poner la reja facilité la escalada a nuestra amiguita Kika, consiguiendo llegar a su objetivo. Y mi gran idea de poner la reja trajo más consecuencias, facilitando el trayecto a la cocina de la vecina. Es decir, que después de un gran ejercicio se lleva el premio de probar deliciosas recetas.

Los gatos no son como los perros, no entienden los que pueden hacer y lo que no se puede hacer. Si quieres que no hagan algo debes ingeniártelas para que no lo hagan, pero NUNCA se les debe regañar, porque lo único que consigues es hacer que tengan miedo.

Como véis son grandes compañeros y transmiten mucho cariño... son parte de nuestra familia.

REFLEXIÓN
El que quiera un gato (así como cualquier otro animal) debe reflexionar antes de proceder a comprarlo. Tiene bajo su responsabilidad una vida, un animal indefenso que le brinda la oportunidad de estar a su lado durante toda su vida. Eso requiere: Visitas al veterinario, vacunas, limpieza (oídos, ojos y baños completos), cepillado, buena comida, cariño y detectar cualquier cambio de actitud que será motivo de que algo no va bien.


Fotos de Gatos Persas
  • Gatos Persas Cara Chico - Gatos Persas
  • Gatos Persas Chico pelao - Gatos Persas
  • Gatos Persas Chico silla - Gatos Persas
  • Gatos Persas Juntos durmiendo - Gatos Persas
Gatos Persas Cara Chico - Gatos Persas
El Chico
Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
asierwong

asierwong

05.01.2011 01:11

compartimos la pasión por los animalitos... un saludo

javierdd

javierdd

16.12.2010 20:00

Hay que ver lo bonitos que son. Saludos.

SatioSline

SatioSline

10.12.2010 15:26

Que bonitos y preciosos!! Un saludo

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Gatos Persas ha sido leída 2177 veces por los usuarios:

"excepcional" por (20%):
  1. asierwong
  2. thelionking

"muy útil" por (80%):
  1. Orestbu
  2. javierdd
  3. Cata_catalina
y de usuarios adicionales 5

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.
Etiquetas relacionadas con Gatos Persas