Tunez por libre: En coche de alquiler y con niños

4  08.04.2010

Ventajas:
Sus gentes, comidas, monumentos .  .  .  todo

Desventajas:
Ninguna

Recomendable: Sí 

coloramarillo

Sobre mí:

usuario desde:28.09.2005

Opiniones:9

Confianza conseguida:2

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como excepcional de media por 4 miembros de Ciao

Tengo pendiente escribir esta opinión desde el pasado mes de noviembre, fecha en la que viajamos a Túnez, y ahora que tengo un poquito más de tiempo no quiero dejar pasar la ocasión, pues para mi fue una experiencia muy grata, y cuando preparaba mi viaje no pude casi encontrar reseñas de viajeros con niños, o que habían alquilado un coche. Por ello, me gustaría compartirlo, por si puedo ayudar a alguien. Pero también deciros que a penas voy a hablar de sitios en concreto, nada más que de lo que me gustó especialmente, pues esa información se puede obtener a mi juicio en cualquier guía.

Viajé a Túnez bastante agobiada, pues era la primera vez que visitaba un país árabe (por mucho que leyera que era muy europeo) y además sin contar con ninguna agencia, solo con mi pareja, en coche, y con niños de 6 y 2 años. Pero el primer día de visita, se me pasaron todos los miedos.

Elegimos alojamiento en Yasmine Hammamet, pues teníamos entendido que era completamente occidental, (así fue, parecía cualquier pueblo del Levante español) y que allí había playa, con lo que si los niños no se aclimataban bien al país, podríamos quedarnos por la zona, y hacer turismo de playa. Además, quedaba bastante centrado para visitar la zona norte y centro del país. Elegimos el hotel Alhambra-Thalasso, un poco de rebote, y todo fue estupendo (podéis leer la opinión que he escrito sobre él si os interesase).

En cuanto al coche, llevábamos reservado uno a través de Avis, (no era caro) que recogimos en la oficina, en el aeropuerto. Allí también hay oficinas bancarias para cambio de dinero, con lo que cambiamos algunos euros a dinares, y ya directamente empezamos nuestro viaje. En el aeropuerto había también otras oficinas de alquiler de coche, que daban la impresión de funcionar bien. (Al parecer, también en esto se puede regatear precios). Nuestro primer miedo era por la seguridad del coche, (cinturones traseros, y si habría sillas de seguridad para los niños). Por Internet sólo se podía reservar para el pequeño. (Hasta 15 kilos), pero no sabíamos que iba a pasar con el "alza" para la mayor. Resultó que sí había el portabebés, pero no alzas para niños, que no vimos en todo Túnez. Pero como el coche era pequeño (un Clio), se podía ajustar bien el cinturón a la niña y no hubo ningún problema. El coche era moderno, con aire acondicionado, CD y todo en perfecto estado. En cuanto a la conducción, y ya superado el primer momento, tampoco hay ningún problema con este tema. Las carreteras están en perfecto estado, y hay una autovía que recorre prácticamente todo el Norte del país. No son las de aquí, obviamente, y circulas a una media de 100 km/hora como mucho, pero es cómoda. Las comarcales también están bien. En cuanto a conducción, no vimos ninguna temeridad, ni velocidades excesivas y todo está debidamente señalizado en árabe y francés, tanto en carretera como en población. Lo que sí hay que tener mucha precaución, es con los peatones, que aparacen por cualquier parte. (A nuestra llegada, en la autovía, cerca de las 12 de la noche, y lloviendo a cántaros, nos cruzó un peatón, que por supuesto no llevaba chaleco reflectante ni nada). Y cuando tú eres el peatón, a veces sí es difícil cruzar la calle, pues no para nadie para dejarte pasar, te tienes que aventurar, y te esquivan. Hay muchísimo control policial en las carreteras, y parece ser que con mucha frecuencia, paran los vehículos porque sí, sin razón alguna, a nosotros nos pasó. Pero te piden los papeles, y te dejan continuar el viaje sin más. Y por último decir que nosotros llevábamos comprado desde España un mapa de carreteras, el 744 de Michelin, para no perdernos, que está fenomenal, y nos fue muy útil.

Otra de nuestras preocupaciones con los niños, eran las comidas, y si encontraríamos productos de bebé adecuados. Con esto no hay ningún problema pues la comida de los hoteles por lo general está muy occidentalizada. Nosotros la única comida que hacíamos fuera del hotel era la del mediodía y nos encontrarmos que la comida tunecina es ligeramente picante , y muy rica. Mucho cuscús, y briks, pero en cualquier parte te sirven pollo o pescado a la plancha con pasta (la pasta también algo picante). Nuestros hijos comieron sin ningún problema, y el pequeño se hartó de cuscús. Entramos a comer en todos los sitios que nos venían de paso, la mayoría de ellos frecuentados sólo por locales. Hay que decir que no estaban nada limpios, que el servicio dejaba mucho que desear en la mayor parte, y que eran un poco lentos, pero la comida siempre fue muy buena, y de nosotros cuatro, con las medidas básicas de no beber agua del grifo ni comer ensaladas, ninguno cogimos ningún virus gastrointestinal, que es lo importante. Nos gustaron especialmente dos sitios. Uno llamado el café des sportifs, en Kairouan (que estaba sucísimo, y hasta se nos cayó al suelo la pata de una silla) pero fue el mejor cuscús de todos cuantos comimos, y el dueño, como no podíamos quedarnos a comer el postre, pues se nos hacía tarde, nos lo envolvió en unas servilletas de papel para que nos lo llevásemos (unos makruta deliciosos). Y en Sidi bou Said nos gustó también Tam Tam, muy moderno, y más europeo, pero con comida rica de allí. En Sidi Bou Said también hay que tomar un té con piñones, (riquísimo) en el Café des Nattes. Es un sitio precioso, y a los niños les hizo mucha gracia descalzarse para tomar el té sentados en alfombras, y ver las shishas.

En cuanto a productos alimenticios para niños, a parte de productos locales, que me parecieron buenos, hay muchísimas marcas internacionales (Danone con leche y derivados, Nestle, con potitos y papillas...). Nosotros compramos lo suficiente para las meriendas de todo el viaje, puesto que de lo demás comían, en Túnez capital, en un supermercado que hay en la avenida que da a la Place de France (entrada al zoco), casi al lado de la plaza. Con lo cual, ningún problema tampoco por esta parte.

En cuanto a sanidad, no necesitamos en ningún momento atención médica, pero habíamos leído que el sistema médico tunecino es muy bueno, y las medicinas son las de aquí, con otros nombres. Hay que llevar contratado un seguro médico, claro está, y yo llevé un termómetro, Dalsy y Apiretal por si les daba fiebre, y un antihistamínico. Llevé también protector solar, como en todos mis viajes, y un repelente de mosquitos, pues había leído que había muchos, aunque nosotros, en noviembre, no vimos ni uno.

En alguna de las pocas opiniones sobre Túnez con niños que encontré, había leído que no era un viaje muy indicado para niños, pues se aburrirían. Los míos, se lo pasaron fenomenal. Es un destino lo suficientemente exótico, para llamar su atención, y siempre les gusta que les cuentes cosas (adaptadas tipo cuento a niños pequeños) de lo que ven. Hay que tener en cuenta además, que muchos visitas son a ruinas romanas al aire libre, lo que para ellos es un paseo por el campo, con "cosas" divertidas que ver. Hicimos siempre viajes relativamente cortos, para no agobiarlos (yo creo que el día de más no superaron los 200 km el trayecto), siempre llevan una mochilita con juguetes que se traen de casa, y cuentos nuevos, (esta vez, encontré unos pasatiempos con cosas de la Roma clásica, lo que venía muy a cuento) y juegan o leen en el coche, y en los restaurantes. Luego por la tarde, con tener un ratito de piscina o playa, se lo pasan tan ricamente. Un consejo, para las piscinas del hotel. Si cubren, no los dejan meterse, pero sí con flotadores. Yo siempre llevo sus manguitos en la maleta, y no tuvimos ningún problema para que se bañaran. (Sin manguitos no dejaban).

En cuanto a seguridad, es un país totalmente seguro, no sientes sensación de inseguridad en ningún momento. Los tunecinos son amabilísimos, y les encantan los niños, siempre venían a hablarte y a preguntarte por ellos. Un detalle es que en las ruinas de Dougga, nos cayó un buen chaparrón, y un pastor que había por allí nos llamó y nos "alojó" en una especie de cueva que tenía, nos puso periódicos para que nos sentáramos sin mancharnos, nos ofreció agua... Son superhospitalarios.

Y yo creo que esto es lo fundamental para un viaje con niños. Nosotros recorrimos Dougga, Bizerta, El Djem, Túnez y Cartago, Hammamet, Kairouan y Sidi Bou Said, sin que fuese ningún agobio. No nos planteamos en ningún momento ir al Sur, al desierto, por no someter a los niños a viajes largos y a condiciones meteorológicas extremas, (ni viajes en camello o 4X4). Eso quedará para cuando sean más mayores.

Se me olvidaba comentar que el tiempo en noviembre es agradable, de jersey como mucho, y que yo hablo francés y es el idioma que utilicé sin problema en todo momento, lo hablaba todo el mundo. El inglés no me pareció que lo hablasen todos, al menos los mayores no.

Por otra parte, en las guías y opiniones, había leído que se llevase un pañuelo, para poder entrar a las mezquitas (por higiene, porque te los prestan en la puerta). Yo seguí las recomendaciones (hacedlo también por si acaso) pero no me tuve que cubrir la cabez en ningún momento. Sólo se hace para entrar a la sala de oración, que no es accesible a los no musulmanes. (Yo pregunté en la entrada de la Mezquita de Túnez, y me dijeron esto). Como fui muy respetuosa con el país, no lleve ropa corta ni tirantes fuera de las zonas de hotel, y con falda larga o pantalones no tienes que preocuparte de nada.

Recomendaros que visitéis, si podeis el Museo del Bardo en Túnez, las ruinas de Dougga y el anfiteatro romano de El Djem, y la Gran Mezquita y el mausoleo del Barbero en Kairouan. También es muy bonito el puerto de Bizerta.

Espero que a alguien os sea válida mi opinión, y que no os haya aburrido mucho. Insisto para terminar que es un destino válido al 100% para los niños, y que vale la pena ir por libre, pues es la mejor forma de conocer un país y sus gentes
Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
manoglam

manoglam

11.04.2010 00:50

Estábamos planteando viajar en julio a Tunez con nuestro niño de 5 años ,pero tenía algunas dudas,que me han quedado más claras al leer esta opinión.Muchas gracias.

Krampack

Krampack

09.04.2010 00:13

muy buena opinión yo la verdad que cuando vamos con el niño hacemos viajes muy reducidos saludos

ALEVINA

ALEVINA

08.04.2010 23:58

más o menos parecido fué mi viaje de novios. Lo de ir con niños de viaje.......creo que los incovenientes los buscamos los padres, porque los niños se entretienen hasta con las moscas.....Aunque eso sí, es de gran ayuda tu opinión.

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre General : Túnez ha sido leída 2271 veces por los usuarios:

"excepcional" por (60%):
  1. manoglam
  2. Krampack
  3. Amidalilla

"muy útil" por (40%):
  1. saranatalias1
  2. ALEVINA

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.
Etiquetas relacionadas con General : Túnez