Ginkgo Biloba

Opinión sobre

Ginkgo Biloba

Impresión Total (8): Evaluación Total Ginkgo Biloba

 

Todas las opiniones sobre Ginkgo Biloba

 Escribir mi propia opinión


 


EL ÁRBOL MÁS RARO DEL MUNDO

5  18.06.2006

Ventajas:
Belleza y sencillez

Desventajas:
El olor de sus semillas y que para obtenerlas debéis tener machos y hembras

Recomendable: Sí 

sutinum

Sobre mí: "Hay en mis venas gotas de sangre jacobina, pero mi verso brota de manantial sereno; y, más que...

usuario desde:28.02.2006

Opiniones:314

Confianza conseguida:206

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 72 miembros de Ciao


Hoy vamos a abordar otra di mis pasiones, la jardinería. No sé si estaríais al corriente de ella, pero dado mi proverbial amor por la botánica, tampoco resulta extraña. Nuestro objeto de análisis sera uno de mis árboles preferidos, él ginkgo.


PARTICULARIDADES QUE HACEN DEL GINKGO UNA PLANTA RARA

El ginkgo es un árbol muy especial pues sus fósiles más antiguos datan de hace unos 270 millones de años. El hecho es que este árbol supone una especie de eslabón entre los helechos y las coníferas, es decir entre las plantas inferiores y la superiores.

El ginkgo es una gimnosperma (es decir, una planta con flores cuyas semillas no están contenidas en un fruto en el sentido tradicional, sino recubiertas por una capa carnosa) dioica, pues existen árboles marcho y árboles hembra, y dicotiledónea.

Pero, sin duda la gran curiosidad que convierte a esta planta en una rareza casi única es que poseen espermios que nadan libremente (para entendernos, algo similar a los espermatozoos humanos). Cosa que sucede sólo con otra planta aún viva, la Cyca, comentada hace pocos días por nuestra querida compañera María.be. Precisamente otro vegetal por el que siento un gran aprecio. Se vé que casualmente tienden a gustarme las plantas antiguas.

Por otro lado, este árbol es protagonista de otras rarezas. En los últimos tiempos se ha podido comprobar que existen unas algas verdes que establecen una relación endosimbiótica con células del embrión del ginkgo. Un tipo de relación que no se había observado con anterioridad en el reino vegetal, sino sólo en el animal.

Este árbol es especialmente longevo, ya que puede superar los 1000 años. De hecho, en China vive el más antiguo conocido, que parece tener unos 3500 años.

Tales son las particularidades del ginkgo que recientemente se ha creado un grupo separado específicamente para él, la división Ginkgophyta, que engloban dos géneros extintos (Ginkgoites y Baiera) y uno aún vivo, el Ginkgo biloba del que hoy nos ocupamos.

MOROFOLOGÍA

El Ginkgo puede llegar a alcanzar los 40 m de altura. El macho normalmente es algo más largo y adopta la forma de una columna delicada, mientras que la hembra suele tener un aspecto más frondoso. Las ramas se esparcen de forma irregular, y en ellas las hojas crecen alternadas, en racimos en los extremos de los brotes.

La corteza es de un marrón claro o a veces también un gris-marrón, aunque por dentro la madera es de color amarillo. La parte externa es muy estriada.

Las hojas del ginkgo son totalmente inconfundibles, tienen forma de abanico recorrido por venas bastante visibles. Venas que también son totalmente particulares en el caso de este árbol, pues son

Fotos de Ginkgo Biloba
  • Ginkgo Biloba Fotografía 5228592 tb
  • Ginkgo Biloba Fotografía 5228593 tb
  • Ginkgo Biloba Fotografía 5228595 tb
Ginkgo Biloba Fotografía 5228592 tb
fig-1
las únicas conocidas en vegetales con nervaciones que se escinden en dos. Un corte central profundo divide en este abanico en dos. Las hojas tienen entre 5 y 8 centímetros de ancho, y normalmente tienen el doble de ancho que de largo. Las hojas de los adultos son bastante correosas y están protegidas por una capa de cera tanto en el reverso como en el anverso.

El color de la hoja varía entre el verde grisáceo, el verde amarillento, el verde oscuro y él amarillo o incluso el oro en otoño. Llegados a este color, es posible que las hojas leguen a caerse del todo en poco tiempo, que se puede reducir incluso a un espacio de pocas horas.

El polen de los árboles masculinos y los óvulos de los árboles femeninos crecerán en los brotes cortos. Los primeros óvulos aparecerán cuando el árbol tenga unos 20-35 años. El polen masculino se reúne en conos.

Dada esta característica de los árboles, y el hecho de que la polinización se produce a través del viento, que es un sistema muy fortuito, algunas de las semillas del árbol femenino pueden ser estériles. La fertilización se produce en el árbol. Al crecer, los óvulos se convierten en unas bolas similares a ciruelas de unos 2,5 cm, cuya capa exterior es carnosa y poseen un olor muy particular. Cuando caen al suelo y se inicia su descomposición, desprenden un olor similar al de la mantequilla rancia o un queso fuerte en mal estado. La intención de tal hedor es llamar la atención de los animales que podrían encargarse de transportar las semillas en sus estómagos.

Pero lo cierto es que en hace que en los árboles femeninos tengan menos éxito en los jardines que los masculinos.

CONDICIONES DE CULTIVO

Aunque puede ser plantado en regiones comprendidas entre los -30° y los +30°, los ejemplares mejores provienen de Japón, China y Corea. Parece ser que en aún se puede encontrar alguno silvestre en regiones montañosas difícilmente accesibles de China, pero lo cierto es que su existencia actualmente está casi totalmente ligada al cuidado humano. Además, se ha convertido en una planta relativamente normal en los jardines occidentales, y también cultivada para su explotación ligada al uso médico.

Es un árbol aficionado el pleno sol y a suelos más bien profundos y húmedos, aunque bien drenados (mucho mejor sin se trata de marga arenosa). No obstante, tiene una gran capacidad de adaptación al medio, y llega a crecer en suelos pobres y con escasa humedad. De hecho, soporta bastante bien incluso la polución de las ciudades. También sobrevive expuesto a la nieve y hielo, y tolera mejor que otras plantas el efecto invernadero. En cualquier caso, sería conveniente ofrecerle fertilizante una o dos veces al año. Además convienen que la tierra esté bien aireada alrededor del tronco.

Hay que tener en cuenta que su crecimiento es lento. Se puede calcular que en unos 10 años no superará los 6 m. Pero su copa no se desarrollará del todo en amplitud hasta que no alcance los 20 años. Si la planta se encuentra a gusto normalmente crecerán una media de 30 cm anuales, que se distribuirán entre fines de mayo e inicios de agosto.

En principio se debería cuidar al árbol más especialmente en esos 10 primeros años, cuando convendría ocuparse de su riego. Además es mejor si decides desde un principio en qué punto del jardín lo quieres colocar, pues tardan cierto tiempo en restablecerse después de un trasplante.

Debéis recordar que él ginkgo no necesita ser podado. Si lo deseáis ardientemente, podéis efectuar alguna poda en los árboles más jóvenes, pero nunca se hace en los adultos.

EL GINKGO BONSAI

Evidentemente, el ginkgo es susceptible de ser tratado como un bonsai. Se trataría de un bonsai de exteriores que prefiere el pleno sol, aunque en juventud no estaría mal protegerlo en verano y concederle una cantidad de agua abundante. Así como ofrecerle resguardo contra las heladas y restringir al mínimo el agua en invierno, pues con la bajada de temperaturas sus raíces podrían reventar literalmente.

CÓMO PLANTAR VUESTRO GINKGO: ALGUNOS TRUCOS

El mejor sistema para obtener una nueva planta es el esqueje. De esta forma estaréis seguros del sexo del árbol resultante. La misma seguridad podéis obtener insertando una rama de un sexo sobre una planta del sexo contrario.

Los esquejes se deberían tomar entre mayo y junio, y conviene que sean de unos 15 cm. Hay que encargarse de tenerlo siempre bien regado hasta que eche raíces, un proceso que puede llegar a ser muy largo. Como probablemente sabréis, dicho proceso se acelera mucho si quitáis una anilla de corteza a la parte del tronco que enterraréis. Por el borde de esta anilla saldrán las raíces. Pero debéis tener cuidado de quitar sólo la corteza, sin cortar vasos importantes para la planta.

Las semillas se recogen en otoño. Hay que limpiarlas de la carne que las cubre. El sistema más fácil es estrujarlas de forma que salga despedido el hueso. Aunque la experiencia no es demasiado agradable, tanto por el olor como por la textura blanda de la cubierta. Una vez bien limpias, lo que podéis conseguir lavándolas, pero también restregándolas bien con papel de cocina, se dejan secar.

El sistema para que las semillas germinen más rápido es bien conocido, se trata de engañarlas y hacerles pensar que ha llegado la primavera y su oportunidad para salir al exterior. Se trata de guardarlas en el cajón de las verduras de la nevera hasta el momento en el que se quieran plantar. Lo mejor sería tenerlas al frío unos dos meses.

Una vez extraídas de la nevera, las introduciréis en agua durante unas 24 horas. Éste proceso es además muy útil para observar que semillas probablemente no están fertilizadas y no germinarán, que serán aquellas que floten pasado ese tiempo. Después, podéis plantarlas directamente en turba húmeda o, si queréis que germinen aún más deprisa, ponerlas entre algodón en un tarro de cristal expuesto a la luz del sol y constantemente húmedo. Otro sistema para conseguir que germinen antes es plantarlas en arena esterilizada húmeda (cuatro partes de arena por una de agua).

Si usáis el sistema del algodón, debéis estar muy atentos a que no crezcan hongos que puedan estropear la germinación. En este caso, debéis cambiar inmediatamente el algodón. El tiempo de germinación puede extenderse hasta uno o dos meses, pero esto depende mucho de las condiciones en las que se produzca. De hecho, yo recuerdo que el mío tardó mucho menos en salir al exterior (unas dos semanas).

Podréis comprar las semillas de este árbol en floristerías. Pero también es posible recogerlas en los jardines. Mi ginkgo nació de una semilla recogida en el Jardín Botánico de Roma. En el Jardín Botánico de Madrid, por ejemplo, podréis encontrar uno bastante cerca de la entrada, a mano izquierda.

Para recoger las semillas no estaría mal que utilizaseis guantes de goma, pues la parte externa contienen una cierta cantidad una substancian que produce dermatitis en algunos individuos especialmente sensibles.

EMPLEO NO DECORATIVO DEL GINKGO

A pesar de que su madera no tiene mucho valor, es empleada para realizar esculturas, algunos muebles y utensilios relacionados con la ceremonia del té.

Las hojas se emplean como hierba medicinal, motivo por el cual su cultivo seha extendido tanto también en occidente.

El aceite de sus semillas se emplea para alimentar las lámparas. Además, con la pulpa exterior, a la que se añade aceite o vino, se fabrica una especie de sustituto del jabón.

Su semillas son comestibles. Después de haberles quitado la parte blanda exterior, se tuestan, y son consideradas un plato y exquisito. En fresco tienen un sabor entre las patas y la castaña dulce asada. Esta parte interna de las semillas sé usa en Japón para realizar una especie de flan. En Japón y en China también se consume la nuez fresca enlatada con su cubierta carnosa. Es posible asarlas, o cocerlas. También se emplean en el arroz pilaf, para mezclarlas con vegetales o introducidas en sopas Son una buena fuente de proteína y almidón, contienen vitamina B3 y tienen poquísimas grasas (3%). No obstante, debéis tener en cuenta que puede causar envenenamiento si se comen por un largo período o en grandes cantidades (que serían ya 5 semillas al día).

Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
benzecrack

benzecrack

06.04.2012 20:06

excelente exposición de este peculiar árbol

castafiore

castafiore

24.01.2008 17:50

Descubrí este árbol hace varios años por pura casualidad..., tengo unos pendientes de plata que son la hoja del ginkgo, y un día que los llevaba puestos coincidí con una señora que había vivido muchos años en Sidney y me hizo un comentario a propósito de mis pendientes. Me dijo que era un hoja de ginkgo, cosa que yo no sabía, que era un árbol muy conocido en Australia. La verdad que son unos pendientes preciosos, imagináte, son una hoja de ginkgo... Un saludo.

sepu66

sepu66

04.01.2008 11:09

Exposición perfecta! Me encantan los Ginkgos! y también las Cycas, como a ti :)

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Ginkgo Biloba ha sido leída 16086 veces por los usuarios:

"excepcional" por (26%):
  1. benzecrack
  2. la.madeleine
  3. castafiore
y de usuarios adicionales 29

"muy útil" por (74%):
  1. MISSCOLETITAS
  2. nise1990
  3. Femur69
y de usuarios adicionales 87

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.