Opinión Diamante

¡Tantos cachitos los va armar el sueco!

2  28.01.2008 (29.01.2008)

Ventajas:
El precio

Desventajas:
más piezas que un megapuzle y tús dos manitas para todo .  .  .

Recomendable: No 

Manchy

Sobre mí: Este Bobby Gibraltareño vuelve en comisiòn de servicios a la Guardia Suiza....pero sigue vigilándolo...

usuario desde:11.12.2004

Opiniones:79

Confianza conseguida:131

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 101 miembros de Ciao

La cosa suena a chascarrillo fácil; ¿no sabes a qué me refiero?, sí, por lo de "_Hacerse el sueco_".

Esta locución tan usada en castellano algunos dicen que proviene de que cuando los escandinavos, todos altos y rubios ellos, vinieron con el boom turístico a España a llevarse sus buenas dosis de sol, paella y sangría, como cuando se les hablaba, pues no se enteraban ni mu de lo que se les decía y como eran "_suecios_" (según decía mucha gente entones que se liaba con los gentilicios) y seguían como sin echarte cuenta, como si no fuese con ellos la cosa, se populariza eso de hacerse el sueco; vamos, de hacerse el desentendido o el tonto.

Sin embargo, al parecer, el origen de la expresión es mucho más antiguo y culto. Según creo, las cosa se remonta a tiempos de la Roma clásica y la confusión proviene de cierto mimetismo fonético con el vocablo latino soccu, que era el calzado propio de mujeres y comediantes, semejante a una babucha o pantufla. De esa raíz etimológica derivan las palabras castellanas "zueco" y "zoquete" (persona lerda), es decir, hacerse el zueco o hacerse el zoquete.

Pero bueno, a lo que vamos, que si no los puristas y cancerberos de la ortoxodia en Ciao se disgustarán porque no hablamos del producto objeto de la opinión.

Y a lo que vamos hoy es a un producto semanal que nuestro bienquisto Ciao propone, cual no es otro que las cocinas de esta gran y encomiable multinacional sueca, que es Ikea, cuya etimología griega significa casa; en concreto, nos preguntan si están a nuestro alcance tales cocinas.

Para comprar una cocina, lo primero que habría que hacer es ir a Ikea. El primer escollo es dar con una tienda, pues no todas las principales urbes de la piel de toro hispana disponen de ella. Aunque tengas suerte y en tu capital haya, resulta que siempre está en el entorno periurbano, con lo que has de usar vehículo de motor y aparcar en sus inmensos garajes donde, si no te fijas bien, compres o no y alcances o no a la cocina promocionada esta semana, no darás luego con tu coche o moto pues las plantas están rotuladas con unos colores, cuya numeración es coincidente (sé de un matrimonio, no muy zoquetes precisamente sino bastante lúcidos y despiertos, que pensaron en la sustracción de su turismo cuando llevaban un cuarto de horas dando tumbos por aquellos sótanos suecos y hablaron con un vigilante de seguridad).

Ea, pues aparcamos bien y llegamos; ahora toca ver si las cocinas que dice Ciao están al alcance o no. No que no, que no puedes como en otra gran superficie entrar e ir directamente a la sección de cocinas. Primero, puedes obtener unos lapicitos la mar de apañados, por deferencia sueca, un metro tipo costurera de papel y un folletito para ir apuntando las referencias de lo que quieres comprar y... venga, a andar por la tienda.

El siguiente escollo es ir siguiendo la ruta comercial o gira por la tienda. ¿Que esto qué es?, pues estos señores quieren que por narices recorras toda la tienda, de principio a fin, vayas a lo que vayas, al igual que su competidora francesa, Conforama. Claro, tampoco hay que ser muy espabilado y hasta yo caigo en la cuenta: te hacen pasar por todas las secciones a fin de que la cocina no sabrás si estará a tu alcance o no, pero seguro que "picas" y compras algo. La verdad es que te sientes como en un rebaño, siendo dirigido por vericuetos de una especie de gran y bello redil hasta las cajas de la salida. Cierto es que la tienda está llena de cosas la mar de simpáticas y no muy caras, algunas totalmente inútiles, pero que gusta la gente de comprarse.

Una vez llegas a la zona de las cocinas podrás entonces ver si eres capaz de responder y en qué sentido al interrogante que esta semana nos plantea nuestro sempiterno Ciao. Son bonitas las que ves en la exposición; a ciencia cierta las hay de tres tipos:

a) compactas
b) Independientes
c) Islas de cocinas y camarenas

Amén de un extenso capítulo de elementos complementarios y auxiliares para tan necesaria pieza que en ninguna casa puede faltar. ¡Ay, cómo cambiaron los tiempos, afortunadamente en algunas cosas, desde las antiguas cocinas "económicas"a las de hoy!

La cosa sigue complicándose y aparecen ciertas trabas que hacen más inalcanzable o inaccesible nuestra tan ansiada cocina propuesta; te dices y ¿qué modelo es esta, Pepe? ¡La madre del sueco, qué nombre más raro, cuasi impronunciable! Entre los 1800/4300 euros las hay, a saber: Faktum, Nexus, Rubrik, Solär, Stät, Tidaholm, Abstrakt... ¡Mi madre, como para memorizar sólo el nombre del modelo; ahora, échale los aditamentos, complementos y anejos! [en cualquier caso, se dice que la calidad del mobiliario en general de esta casa comercial deja bastante que desear]

En fin, si te decides por algo, has de anotar todas las referencias, seguir la ruta turística de "_Conozca Vd. Ikea_" y al final hacer el encargo y dar de cara con la tarjeta de créditos o los billetes en la caja.

A continuación, hay más escollos como proveernos de un carro de dimensiones adecuadas e ir a la zona de entrega, donde tras la cola correspondiente, empezarán a darte cajas y elementos plastificados para llenar ¡¡Ah...una furgoneta!, pero... ¡si yo vine en un turismo! No importa, también facilitan su alquiler.

Pero de verdad, de verdad, donde los escollos, que no simples bajíos, se convierten en grandes rompientes de los bajos de cualquier nave, muy marinera y fuerte que se precie, es cuando quieres meterle mano a lo que has comprado o ¿es que nunca te ha llegado por correo-e un chiste sobre los productos de Ikea?

¡Ajajá, chico chiste montar aquello y que luego esté en condiciones de funcionar y ser colgado! Por supuesto, que no sobren piezas y no te cargues nada al instalarlo.

A lo mejor, de chaval te gustaba montar y desmontar artilugios con un juguete de origen italiano que era el "_Meccano_", donde muchas personas maduritas de hoy desarrollaron sus habilidades y maña con ellos, llegando a ser incluso solventes ingenieros en la actualidad... pues, ¡toma mecano! Este es el principal y grave problema de lo que adquieres en Ikea: el montaje.

De ahí viene uno de los chistes más difundidos por correo-e: te sale barato porque tú lo compras, tú lo cargas en el carro, tú lo montas en tu coche, tú lo descargas, tú lo subes a tu casa y tú lo montas todo...¿Qué más quieres? Es como una completa autogestión.

En definitiva, que más vale hacerse el sueco con el producto semanal y dejarnos de gaitas "suecias", que a la pregunta de Ciao habría que concluir que la cocina es inasequible, que no inaccesible; pues, el gigante sueco te lo da todo a "cachitos" y tú lo tienes que armar... ¡¡Que la arme el sueco, córcholis!!
Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
justices

justices

16.06.2014 21:40

bien en general aunque en mi modesta opinión le falta y le sobra algo a la opi. No tengo claro del todo si me compraría una cocina en ikea o nó. Igualmente bien hecho le has puesto ganas e ilusión eso no te lo puede quitar nadie. ciao.

Mirova

Mirova

01.10.2009 14:36

Ya la opinión ha empezado cojonuda, pues a mí el rollo etimológico me apasiona, por lo que he seguido leyendo con buen sabor de boca. Seguidamente, en que hablas del proceso de compra en IKEA me he dicho: ¡es verdad, es verdad! Pero el caso es que nunca me dió por reparar en ello... Buscas algo y te recorres todo el IKEA, ¡y la de cosas monas que te encuentras! Al final siempre salgo con algún cojín, o algún estante... menos mal que esos son mis caprichos y que no tengo presupuesto aún para comprarme una cocina. ¡Un saludo!.

bertodu

bertodu

06.09.2009 00:44

pues sí que has escrito una buena opinión, saludos

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Ikea Cocinas ha sido leída 4096 veces por los usuarios:

"excepcional" por (34%):
  1. Mirova
  2. bertodu
  3. Conchi_Madrid
y de usuarios adicionales 48

"muy útil" por (63%):
  1. simpatica30
  2. sbingow
  3. franissen
y de usuarios adicionales 90

"útil" por (2%):
  1. ximomn
  2. Ivanisevic
  3. margenera

"nada útil" por (1%):
  1. copesana

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.