Opinión sobre

Krups KP1006/YY1051 Dolce Gusto Piccolo RED

Impresión Total (76): Evaluación Total Krups KP1006/YY1051 Dolce Gusto Piccolo RED

9 ofertas de EUR 36,99 a EUR 98,87  

Todas las opiniones sobre Krups KP1006/YY1051 Dolce Gusto Piccolo RED

 Escribir mi propia opinión


 


Caliente, intenso.... ¡¡y no es mi estupendo!!

5  27.03.2012

Ventajas:
Hace unos cafés riquísimos

Desventajas:
Quizá, el precio de las cápsulas

Recomendable: Sí 

Detalles:

Rapidez

Multifuncionalidad

Facilidad de manejo

Facilidad de limpieza

Relación calidad precio

más


MorenoSister

Sobre mí: Feliz y emocionada ganadora de los HB. Gracias a todos y os espero en la próxima convocatoria. No me...

usuario desde:27.02.2007

Opiniones:457

Confianza conseguida:241

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como excepcional de media por 40 miembros de Ciao

Seguro que suena a bordería integral, pero si hay algo que me ataca los nervios es que, cuando llega mi cumpleaños y organizo la quedadita habitual de los amigos (cada vez con menos integrantes, la verdad), me exigen que les diga qué quiero como regalo. Uf, qué mala milk me entra. Joooo, que me encantan las sorpresas..... Será porque yo jamás pregunto. Les conozco lo suficiente para saber qué les puede gustar y yo debo ser rara cual perro azul marino. O por lo menos eso parece. Así que este año me blindé como si de la línea Maginot se tratase y preparé la respuesta días antes. Porque he estado enamorada de la cafetera Dolce Gusto desde que hace tres o cuatro años mi tío el aventurero se la regalase a mi primísima y ella me sirviese el primer capuccino. Jamás tomo café, a no ser que esté muy bien hecho, fuerte, con poderío o que sea un capuccino con dos dedos de crema y con un café potente debajo. Y oye, qué hallazgo, me dije yo, qué rico. Qué intensidad, qué cuerpo, qué cosa. Desde ese día a mi prima la he traído frita porque, aunque vayamos a casa de su madre, le hago que se lleve la cafetera bajo el brazo.

Así que les dije a mis amigos que, ya que los regalos los hacemos en comandita (por si hay que dividir el delito entre todos), me comprasen una Dolce Gusto, que ahora había salido en un formato más pequeño, manejable y bien de precio. Dicho y hecho: me trajeron la cafetera de mis amores y un dispensador de cápsulas muy moderno para la cocina.

MI CUCA DOLCE GUSTO

Aunque ahora hay varios modelos y colores, incluido uno diseñado por Ágata Ruiz de la Prada, la que me han traído es complemente negra por ser “un color más sufridito”. Lo del color me daba bastante igual, la verdad, pero es cierto que negra parece que queda bien en cualquier sitio. Como dice mi hija, me pega con todo.

Dentro de la caja, aparte de la cafetera en sí, viene una cajita con seis cápsulas como menú degustación. En mi caso, ya que no se si todos los casos traen lo mismo, había dos de Expresso Intenso, las dos para hacer capuccino (café y leche) y otra dos para hacer el Chocaccino (chocolate con leche). También encontré las consabidas instrucciones y un folletito para registrarse en la página de Dolce Gusto y conseguir puntos y regalos, pero que hasta ahora no se cómo funciona.

La cafetera no abulta

Fotos de Krups KP1006/YY1051 Dolce Gusto Piccolo RED
Krups KP1006/YY1051 Dolce Gusto Piccolo RED Mi cafetera y el dispensador
Mi cafetera y el dispensador
demasiado ni ocupa mucho espacio en la encimera de la cocina porque es bastante compacta. Incluso el depósito del agua, que está en la parte trasera, está diseñado para integrarse completamente en el perfil. El cable de conexión a la red eléctrica no es muy largo, pero eso tampoco supone ningún problema, se arrima más al enchufe y ya está.

Un detalle que me gusta mucho es que la pieza que hay para colocar la taza y que le caiga el café, puede colocarse a dos alturas diferentes por si la taza es más grande o más pequeñita. Es toda una idea porque, evidentemente, no es lo mismo la tacita de moka para los cafés expresso que una taza para hacer un café con leche o un capuccino. Además la pieza es doble, encajándose una en otra: la superior es una especie de escurridor y la de abajo es un contenedor pequeñito por si cae algún resto de café o de leche. Limpiar esas dos piezas es muy simple, basta con ponerlas un poco bajo el grifo cuando acabas la preparación del café y listo hasta la próxima.

La Dolce Gusto sólo cuenta con un botón y dos clavijas, por llamarlas de algún modo, para funcionar. El botón es para ir calentando el mecanismo y se pone verde cuando está preparado. La clavija superior, que se mueve a derecha y a izquierda, lleva los colores azul y rojo a cada lado, para que elijas si quieres la bebida fría o caliente. Y la tercera clavija, justo en el frente, sobre el cajetín de las cápsulas, que se baja para pincharlas y se sube para poder desechar la ya usada.

PREPARANDO CAFETITOS

El funcionamiento de la Dolce Gusto es realmente sencillo y el resultado, en mi opinión, excelente. A mi tío Manolo, que es un sibarita para los “cafeses”, no le acaba de convencer porque dice que como una cafetera italiana para el café solo no hay nada. En su caso es la famosa, dentro del universo morenil, “Philips Gilipollas” debido a una ocasión en que mi cuñado sacó cuatro cafeteras diferentes (por tocar las narices con mucha chufa) antes de atinar con la que Manolo le pedía a grandes voces: “¡¡La Philips, gilipollas!!”. Y ahí ha quedado: el café en casa de mis tíos suele hacerse con la Philips Gilipollas, famosa en el mundo entero.

En el caso que nos ocupa, para preparar el café, y aunque parezca una obviedad, lo primero es decidir cuál es el que queremos hacer: no es lo mismo un café corto e intenso que uno con leche, en especial en lo que se refiere a la cantidad de agua que debe caer sobre la cápsula. Llenamos el depósito trasero, que se retira fácilmente y es de plástico transparente para ver cuánto queda, directamente del grifo. Bueno, esto en Madrid puede hacerse, si vuestra agua es más dura o tiene más cal quizá convendría usar agua mineral para no bloquear el mecanismo, ya que la aguja de salida es muy, muy fina. El depósito no es sólo para una taza, pueden hacerse hasta cuatro cafés.

Enchufamos la cafetera a la red y pulsamos el botón que hay en la parte izquierda de la carcasa. Parpadeará en rojo unos instantes hasta que se ilumina en verde, lo que nos señala que ya está lista para funcionar. Entonces sacamos el cajetín en que ha de ponerse la cápsula del café, que queda perfectamente encajada, volvemos a introducirlo y bajamos la palanca que pincha la cápsula. Ponemos la taza que deseemos. A continuación, movemos hacia la derecha, hacia “caliente”, la clavija superior y dejamos que caiga el café. Si no lo paramos, seguirá cayendo, por lo que cuando haya alcanzado el nivel que queremos, volvemos a situar la clavija en el centro, para que pare.

En el caso de que sean cafés con leche, como el capuccino, primero ponemos la cápsula de la leche y dejamos que la taza se llene algo menos de la mitad. A continuación paramos la cafetera, levantamos la aguja, sacamos la cápsula, ponemos la del café y procedemos a terminar de llenar la taza con el café. Queda muy cremoso y fuertecito, pero si os gusta más suave, sólo hay que dejar que caiga algo más de leche. Incluso una sola cápsula de leche puede servir para dos cafés más intensos. En ese caso, tendremos dos tazas a mano para que les caiga la leche a ambas, parando la cafetera en medio de la operación.

También existe la posibilidad de preparar bebidas frías, como el Capuccino Ice y el Nestea, dos variedades de cápsulas que deben ir genial para el verano. Para prepararlas sólo hay que mover la clavija superior a la izquierda, en frío, y ya tenemos la bebida dispuesta.

Eso, sí, aunque sea un simple cambio de cápsula, hay que esperar a que el botón de la izquierda se ponga verde, pero apenas tarda nada, va muy rápido. Y cuidado, porque las bebidas calientes salen MUY calientes, tenemos que aguardar un poco para beberlas. Mi prima dice que ha probado a mover la clavija de arriba hacia el agua fría cuando está acabando y que así no resulta tan ardiente, pero hasta ahora yo no he comprobado la veracidad del asunto. Me fío de ella, en cualquier caso, que tiene más experiencia en asuntos dolcegustiles.

VARIEDADES PARA TODOS LOS GUSTOS

Si hay algo que me gusta especialmente de esta cafetera es la cantidad de variedades que nos ofrece en cápsulas. Es verdad que las cápsulas no son baratas: vienen en cajas de 16 (si son cafés con leche, la mitad son de leche y la mitad de café) y suelen costar 4,35 euros en Mercadona y en Día, que es dónde las ha comprado yo. Pero tampoco creo que la Dolce Gusto sea para tomarse cinco cafés al día.

Sobre todo me encanta la posibilidad de hacer cafés con leche en sus múltiples opciones, ya sea con mi amado Capuccino, el Latte Macciato, el Chocaccino, el cortado o el café con leche. O poder preparar bebidas frías o ligths, con menos calorías, como el Capuccino Light o el Latte Macciato Light que ahora que llega la maldita operación bikini puede ser una ayudita para las muy cafeteras.

El café solo no entra en mis favoritos: me resulta demasiado amargo y me pone los nervios como cables de acero alemán, por lo que acabo agarrada con las uñas en el techo como el Lindo Pulgoso. Y con una taquicardia de caballo, además. Así que las versiones de café sólo o expresso no creo que las pruebe nunca.

Otra ventaja: las cápsulas se pueden comprar en muchos sitios, no como las de la Nesspreso que son casi un Expediente X. Las he visto en Carrefour, en Alcampo, en supermercados de barrio, en Mercadona, en Día y, si no recuerdo mal porque iba con prisa, en Eroski, así que están a nuestro alcance con facilidad.

La cafetera, en esta versión que me han regalado, ronda los 69 euros, aunque la he visto en promociones por un poco menos.

“¡¡QUE LA DISFRUTES, CHATA!!”

Que es lo que me repitió hasta la saciedad mi primísima cuando le conté que ya tenía la cafetera de mis sueños. Y que ahora podía darme al capuccino con desenfreno y a diario si me daba la gana. Lo cierto es que la uso menos de lo que me gustaría, porque entre semana voy siempre a salto de mata. Pero los findes, a media tarde, me doy un homenaje con una pastita y mi café, disfrutando de lo bien que huele y del sabor tan estupendo que consigue la Dolce Gusto. Estoy encantada, creo que se me nota, y pienso sacarle todo el partido que pueda que creo que es bastante. Tengo que probar lo de las bebidas frías, seguro que también son una sorpresa agradable. Uuuummmmmmm.....


Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
mgcantarino

mgcantarino

31.01.2013 18:43

Es una cafetera muy cuca, y cierto que da unos cafés buenísimos,pero a mí me sigue echando pa´ atrás el tema de las capsulitas, por lo que contaminan las jodías, a ver cuándo las hacen bio-degradables...Saludosss

zarkete

zarkete

22.04.2012 22:18

Yo también la tengo!!! Mejor dicho, la tienen mis padres. Pero se la regalamos yo y mi hermana! Total, que los cafés son muy buenos. A mi me gusta el expresso, y yo luego le pongo leche normal y condensada.. mmmmm ^^

cuchufleta

cuchufleta

17.04.2012 13:20

Cada dia me gusto

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario
Comparación de precios Ordenados por Precio
Cafetera de Cápsulas Krups KP1000 15 barra

Cafetera de Cápsulas Krups KP1000 15 barra

Compra tu Cafetera de Cápsulas Krups KP1000 al mejor precio en Zaquia, todo en ...

más

€ 36,99 Zaquia.es 6 Evaluaciones

Costes de envío: 5.​70 EUR

Disponibilidad: Ver en tienda

     Más  

Zaquia.​es

Krups Dolce Gusto Piccolo - Cafetera, 1500 W, color rojo

Krups Dolce Gusto Piccolo -​ Cafetera, 1500 W, color rojo

Krups Nescafé Dolce Gusto Piccolo KP 100615 bar Pumpendruck, ...

más

€ 37,95 amazon.es cocina 198 Evaluaciones

Costes de envío: EUR 9,99

Disponibilidad: Normalmente se envía en el plazo de 1-​2 días laborable.​.​.

     Más  

amazon.​es cocina

Dolce Gusto Piccolo KP1009

Dolce Gusto Piccolo KP1009

...

€ 63,90 Alternate.es 196 Evaluaciones

Costes de envío: EUR 8,92

Disponibilidad: 24-​48 horas

     Más  

Alternate.​es



Evaluaciones
Esta opinión sobre Krups KP1006/YY1051 Dolce Gusto Piccolo RED ha sido leída 3519 veces por los usuarios:

"excepcional" por (86%):
  1. mgcantarino
  2. zarkete
  3. cuchufleta
y de usuarios adicionales 33

"muy útil" por (14%):
  1. DannyFlynn
  2. torete_jose
  3. Estocolmogomez
y de usuarios adicionales 3

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.
Productos interesantes para Usted
Krups KP 2100 Dolce Gusto Black Krups KP 2100 Dolce Gusto Black
Expreso - sin temporizador - sin molinillo - capacidad máxima: 1 tazas - Sí
80 Opiniones
En oferta a solo € 49,00
Krups Nespresso Pixie XN 3005 Krups Nespresso Pixie XN 3005
Porciones - No, Otro - Tazas: 1
19 Opiniones
En oferta a solo € 107,99
Krups XN 2140 NEW Essenza Krups XN 2140 NEW Essenza
Expreso - sin temporizador - sin molinillo - capacidad máxima: 1 tazas - Sí - Sin Jarra
37 Opiniones
En oferta a solo € 71,99