La Odisea - Homero

Opinión sobre

La Odisea - Homero

Impresión Total (45): Evaluación Total La Odisea - Homero

2 ofertas de EUR 5,93 a EUR 13,10  

Todas las opiniones sobre La Odisea - Homero

 Escribir mi propia opinión


 


HOMERO << LA ODISEA >>

5  23.07.2007

Ventajas:
Culturales

Desventajas:
Ninguna

Recomendable: Sí 

Perys56

Sobre mí:

usuario desde:28.05.2007

Opiniones:36

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 18 miembros de Ciao

______________

HOMERO - ODISEA
______________

Seria muy difícil encontrar en la literatura antigua, y en toda la literatura occidental, un texto tan rico en personajes y motivos como la Odisea. Esta segunda gran epopeya griega, algo posterior a la Íliada, compuesta probablemente a fines del siglo VIII a. C., destaca por la variedad de sus ambientes, sus figuras, y sus temas. Como se ha dicho muchas veces, la Odisea es un gran relato de aventuras de tonos casi novelescos y de sorprendente modernidad, que, sin embargo alberga motivos muy antiguos de cuento popular. Lo que da unidad a esta esplendida narración de múltiples episodios es la figura de su protagonista. Odiséo o Ulises (según la versión latina de su nombre), un héroe de enorme humanidad y singular personalidad. La Odisea es esencialmente el poema de Odisea, un personaje de abolengo épico que ya esta en la Ilíada como uno de los grandes guerreros aqueos que combaten en el llano de Troya, pero cuya figura cobra aquí un rostro mucho mas complejo, en unos paisajes y horizontes que no son solo épicos.

Ciertamente la Ilíada no es el poema de Aquiles, sino una epopeya referida a la guerra de Ilion y a sus combates heroicos, y que encuadra su relato, muy explícitamente, en unos cuantos días del ultimo año, el décimo del asedio de la ciudad de Troya, comenzando en la disputa de Agamenón y Aquiles y concluyendo con las muertes de Patroclo y Hector y sus funerales respectivos. La Ilíada es un gran poema épico tradicional, de numerosos encuentros heroicos, de muchas y retumbantes muertes, un sonoro y perdurable momento de la gloria bélica de los héroes del mundo aqueo en la gran expedición acaudillada por el soberano micénico Agamenón.

La Odisea, en cambio, relata el regreso al hogar de un solo héroe, un héroe singular de múltiple ingenio y arriesgadas aventuras, y no todas hazañas de tipo guerrero. La Odisea cuenta, en su origen, la historia de un <<Regreso>> (de Troya a Ítaca); es decir, es un Nóstos (como hubo otros referidos a otros héroes); pero un Regreso que adquiere en este extenso relato una nueva dimensión literaria y una seductora modernidad, gracias a su protagonista y sus peripecias en un mundo que ya no es un mundo de la antigua épica guerrera, sino el ámbito de la aventura personal.

Es un hábito antiguo releer y estudiar la Odisea a la sombra de la Ilíada. Parece, en efecto, que no se puede dejar de contemplar la trama odiseica sin parangonarla con la de la anterior epopeya homérica. En ese contraste resalta la superior grandeza patética del cantar sobre la guerra de Troya, verdadero paradigma del genero épico, mientras que en la Odisea suele destacarse la derivación del relato heroico hacia lo novelesco y la acentuada modernidad de Ulises, que se va distanciando del héroe arcaico para acercarse al protagonista mas complejo de un buen libro de aventuras.

A la elevada tensión trágica de la Ilíada, con sus resonantes batallas y muertes con trasfondo fatídico, se contrapone el poema del viaje, un viaje marino un tanto fabuloso, pero también con sugestivos aspectos realistas y costumbristas en las etapas en Ítaca, y su esperado final feliz. Esa trama de la Odisea tiene un estupendo fondo de antiguo cuento popular, pero su esquema está ampliado con numerosos episodios fantásticos e intrigantes. Siempre viene a subrayarse que la perdida de elevación épica se compensa, en este poema de aventuras heroicas, con la modernidad y humanidad de esa narración donde alborea lo novelesco, en un sentido amplio.
Ulises es el mas moderno de los famosos héroes griegos, no solo en contraste con sus compañeros de la gesta troyana, sino en comparación con los de otras sagas heroicas (como Heracles, Jasón, Perseo, etc.) Es también el mas humano, el de carácter mas complejo, y el que menos recurre a medios maravillosos. Triunfa gracias a su astucia y su paciencia, habla muy bien y miente muy bien cuando es oportuno, y su empresa no es en extremo imposible. Su tarea heroica consiste en regresar con empeño y tenaz a su isla y su hogar, a la frugal Ítaca, desde las costas de la arrasada Troya. Ulises es el ultimo héroe antiguo, y el primero de los modernos un héroe del exilio, obstinado en volver a su casa, allende el mar y sus misteriosos riesgos. Pero la complejidad del héroe es un rasgo que refleja la del texto mismo, la de ese refulgente poema de forma épica tradicional, hermano de la Ilíada, que puede leerse también, sin embargo como un apasionante libro de aventuras.

_________

TELEMAQUIA
___________

Así en los cuatro primeros cantos en lo que suele llamarse la <<Telemaquia>> por el nombre de su hijo el joven Telémaco. La narración comienza, tras una breve escena en el mundo divino, evocando la situación en Ítaca, veinte años después de la partida de su rey Ulises, y diez años después de la destrucción de Troya. En la isla, pequeña, áspera, la reina y su hijo aguardan, con una espera cada día mas difícil, su dudoso regreso. El tema del poema es un <<regreso>>, un nóstos heroico. Desde la costa del Bósforo, donde se separó de sus compañeros aqueos, hasta su isla, al sus del Adriático, al oeste del Peloponeso, la distancia marina no es grande. Pero el destino de Ulises es demorarse en un largo peregrinaje en que se pone a prueba su temple aventurero.

____________________

POLYTROPOS OSYSSEUS
____________________

Ulises el de las muchas vueltas o muchos trucos. Para alcanzar su ansiado hogar habrá de vagar, sufrido y audaz, hasta los límites del Océano y entrevistarse allá, en el país de los muertos, con los fantasmas ilustres del Hades. ¡Tan laberíntico se le ha vuelto ese viaje de vuelta a Ítaca! En sus arriesgados lances el héroe mostrará sus talante y su ingenio, como recuerdan sus epítetos de polytlas <<muy sufridor>>, polymetis, <<muy astuto>> y polyméchanos, <<de muchos recursos>>. Por ese ámbito fascinante de sus aventuras marinas -que es un Mediterráneo antiguo y fabuloso-, poblado de monstruos y prodigios, gigantes y magas, se enfrentará con éxito a los encantos y trampas del itinerario, escapando solo, tras perder a todos sus barcos y sus compañeros en la desaforada travesía. Tremendo nóstos el del taimado Ulises, protegido de la diosa Atenea y perseguido por el enfurecido Poseidón, padre del cíclope Polifemo, sobreviviendo a sus repetidos naufragios y a sus encuentros tan peligrosos.

El relato Odiseico exige un arquetipo final feliz, desde luego. Al final, en su palacio, el héroe, que ha penetrado en el con disfraz de mendigo, volverá a recobrar su aspecto guerrero para vengarse de los pretendientes de Penélope. Y el poema concluye con esas cruentas escenas de venganza del héroe disparando su arco terrible. (Sin duda es Ulises el eje de todo el relato, pero conviene no olvidar que hay en el mismo otras figuras menores muy bien dibujadas, como Penélope, Telémaco, Calipso, Nausícaa, Néstor, Menéalo, Helena, Atenea, Euriclea, Eumeo, algunos pretendientes, etc., que muestran bien la sagacidad psicológica de su autor).

______________

Cantos del VIII al XII
______________

El centro del poema esta ocupado por las aventuras marinas, que cuenta en Feacia el propio Ulises. Es Odisea quien relata en primera persona lo más fabuloso de su Odisea. El redomado aventurero y el guerrero epico aparece como un habilísimo narrador. ¡Que bien cuenta sus andanzas en ese banquete de los feacios, escogiendo el momento oportuno, cuando todos están pendientes de el! Esa estupenda escena en la que Demódoco, el aedo local, ha cantado el famoso episodio de la toma de Troya por los aqueos con su enorme caballo de madera, invención de Ulises, cuando él, el viajero incógnito aun, se echa a llorar, y ante las peticiones de los otros comensales, comienza a contar sus aventuras. El relato en primera persona es un rasgo característico de los buenos cuentos fantásticos. El viajero fabuloso es el más indicado para describir su propio viaje increíble. Después de Ulises, Eneas, Luciano, Simbad, Dante, Cyrano, Gulliver, el barón de Münchhausen, se esmeraran en ese mismo artilugio fantástico.

Ulises comienza el relato como si fuera a competir con Demódoco, aedo, profesional inspirado, sin duda, por la musa épica, pero da a lo narrado una nueva intensidad emocional, puesto que él mismo revive sus tremendas aventuras. Se sabe ya personaje famoso, un héroe ya convertido en personaje épico en cantos de gesta difundidos por las tierras donde se habla griego, pero el sabe mejor que los cantores cortesanos o populares su propia historia. (como pasa con Don quijote en la segunda parte de la novela cervantina, se enfrenta a la fama literaria que ya lo envuelve). De modo que el protagonista de estas aventuras marinas resulta más fabuloso y más taimado que el gran guerrero de la Ilíada al que recuerdan en cantos anteriores, ante Telémaco, sus antiguos camaradas los reyes Néstor y Menelao.

Sus avatares marinos lo sitúan ya no en los escenarios de la épica, sino en un ámbito fantástico, más próximo al mundo maravilloso de los cuentos de misterio, al folktale o al Märchen de raíces más antiguas que el Epos.

Los hospitalarios feacios se quedan fascinados por el modo de contar los relatos de Ulises. Están dominados por el encanto, y el rey Alcínoo expresa su admiración por ese arte poético y por la veracidad de Ulises. Nosotros que al leer toda la Odisea -yo ya llevo tres veces su relectura jeje-, sabemos del arte de Ulises para el disfraz y el engaño, podemos sentir alguna inquietud acerca de ese elogio. En su regreso, ya en Ítaca, Ulises no vacila en inventarse biografías falsas, muy verosímiles, tres veces. Incluso la diosa Atenea le elogia, maravillada de su habilidad, por su talento para el embuste (no estaré hablando de Segador no? Jajaja). Bueno sigamos y dejemos las bromas, sabemos que Ulises es un diestro embustero, que saca provecho de sus mentiras. Pero, por salvar nuestra fe en sus relatos, podemos aplicar aquí una regla para distinguir lo veraz y lo inventado.

Cuando Ulises cuenta episodios extraños, maravillas increíbles, prodigios inauditos, cuenta la verdad; cuando expone una historia verosímil, con sus piratas fenicios, por ejemplo, esta urdiendo una mentira provechosa. En todo caso el estupendo aventurero es, a la par, un fascinante narrador, del mismo modo que el buen guerrero iliádico era también un orador astuto.
Ulises resulta un nuevo paradigma heroico. Héroe solitario, aventurero errabundo fiado no en sus armas ni en su fuerza atlética, sino en su astucia y su arte de seducción. Ávido de experiencias, pero también de botín, enriquecido por los múltiples lances de su peregrinaje. Ahí esta su grandeza ejemplar. Quiere volver a casa, le domina la nostalgia del hogar, pero sabe hacer su camino con infinita paciencia, sagaz curiosidad, y alegre coraje. Al regresar a Ítaca, según dice el famoso verso de Cavafis, <<hay que rogar que sea largo el viaje>>. Ulises resulta ejemplar al invertir en el trayecto de Troya a Ítaca -que podía hacerse en unos días con un barco mediano- diez años. Pero el mar antiguo y los dioses podían complicar cualquier travesía. Si Ulises tarda tanto es para tener luego mucho que contar. En definitiva, para fundar la Odisea. Su curiosidad le llevó a conocer al ogro Polifemo y escuchar los cantos de las Sirenas, se entretuvo un año con Circe y ocho con Calipso en sus amores esforzados (rechazó la inmortalidad que le propuso la ninfa enamorada y fue al Hades tan sólo para interrogar al profeta tebano Tiresias sobre el camino de su vuelta a Ítaca, lo que da idea de su sincera nostalgia).

Seductor de magas y princesas, maestro en el manejo de las palabras, disfrazado de mendigo cuando la ocasión lo requiere, es un personaje más complejo que cualquier otro héroe antiguo. Muchos estudiosos -como T. Todorov o P. Pucci- han advertido la polifonía del texto odiseico, de sorprendentes repliegues y reflejos. En uno de sus poemas últimos recordaba J. L. Borges ese libro que tanto apreció, con estas palabras: <<La Odisea / que cambia como el mar./ Algo hay distinto cada vez que la abrimos…>> Y ciertamente, en cada relectura puede uno encontrar en sus paginas renovados encantos.

Por <<el mar de color de vino>> va y viene Ulises, que fascinará dos mil años después a Dante (que no había leído el poema griego, pero nos contará la muerte del héroe en el tenebroso Atlántico). No por azar es la Odisea el primer gran texto griego que se traduce al latín. Con la Odisia de Livio Andronico comienza la literatura latina, y ese hecho reviste un gran valor simbólico. La impronta de los relatos de Ulises, el más moderno y complejo de los héroes griegos, en la tradición europea es impresionante. No creo que algún otro poema antiguo pueda rivalizar con este en cuanto a riqueza de motivos y variedad de episodios. Y de personajes y matices. En la Odisea la antigua épica solemne se desliza hacia la novela de aventuras, mientras los dioses se van retirando y el mar con su fantástico tropel de prodigios sirve de marco a unos personajes de calidad humana.

Creo que con lo escrito esta vez es suficiente para que os quedéis con la miel en los labios jejeje, así que es mejor terminar ya, y que empecéis vosotros con la lectura de esta obra tan admirada, leída, y representada, en todos los lugares del planeta.

PERYS.


Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
enderlarkin

enderlarkin

02.09.2010 20:59

¿opinión? Plagio diría yo... O la gente no se da cuenta o no leen o les da igual...

maatzzz

maatzzz

18.09.2008 02:19

este libro me esta esperando en el monton del escritorio, gran opinion. Un saludo

hinata23

hinata23

14.12.2007 20:57

Una buena descripción del argumento y los personajes, aunque me parece excesivamente de manual para alguien que escribe Odisea en lugar de Odiseo como nombre del personaje y que cuida tan poco su propia ortografía. Por eso el útil a secas. Una gran obra merece cuidar un poco más la escritura en la opinión. Espero que mi crítica no te moleste mucho. Saludos.

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario
Comparación de precios Ordenados por Precio
La odisea - Homero

La odisea - Homero

Páginas: 194, Tapa blanda, CreateSpace Independent Publishing Platform

€ 5,93 amazon.es libros 213 Evaluaciones

Costes de envío: EUR 0,9...

Disponibilidad: Normalmente se despacha en 24 horas.​.​.

     Más  

amazon.es libros

La Odisea - Homero

La Odisea - Homero

Páginas: 312, Tapa blanda, Createspace

€ 13,10 amazon.es libros 213 Evaluaciones

Costes de envío: EUR 0,9...

Disponibilidad: Normalmente se despacha en 24 horas.​.​.

     Más  

amazon.es libros



Evaluaciones
Esta opinión sobre La Odisea - Homero ha sido leída 18986 veces por los usuarios:

"excepcional" por (23%):
  1. Kimi81
  2. cuchufleta
  3. hada1711
y de usuarios adicionales 3

"muy útil" por (69%):
  1. maatzzz
  2. verretgar
  3. feliciti
y de usuarios adicionales 15

"útil" por (4%):
  1. hinata23

"nada útil" por (4%):
  1. enderlarkin

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.
Productos interesantes para Usted
La metamorfosis - Franz Kafka La metamorfosis - Franz Kafka
clásicos universales - ISBN 13: 9788466322799, 9788496509764, 9788496815025, 9788497402637, 9788420651361
79 Opiniones
En oferta a solo € 3,90
Hamlet - William Shakespeare Hamlet - William Shakespeare
clásicos universales - ISBN 13: 9788480633710
53 Opiniones
En oferta a solo € 4,70
El viejo y el mar - Ernest Hemigway El viejo y el mar - Ernest Hemigway
clásicos universales
52 Opiniones
En oferta a solo € 3,75
Etiquetas relacionadas con La Odisea - Homero