Opinión sobre

La Pasión de Cristo - DVD

Impresión Total (444): Evaluación Total La Pasión de Cristo - DVD

 

Todas las opiniones sobre La Pasión de Cristo - DVD

 Escribir mi propia opinión


 


La Redención en toda su grandeza

5  11.04.2004 (12.04.2004)

Ventajas:
Estremece y conmueve .  Asombra por su calidad

Desventajas:
NINGUNA

Recomendable: Sí 

Detalles:

Argumento

Personajes

Calidad de dirección

Banda sonora

¿La verías de nuevo?

¿Te gustó?

más


CEBalestrero

Sobre mí:

usuario desde:09.12.2002

Opiniones:23

Confianza conseguida:9

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 23 miembros de Ciao

Imaginad un viaje en el tiempo hasta llegar a una fecha algo indeterminada de nuestra era, pero que podemos fijarla entre los años 33 y 36, en el primer Viernes Santo de la historia del cristianismo. Un equipo de personas va a realizar un documental de las últimas doce horas de la vida de un Hombre que cambió la historia de la Humanidad y que cientos de millones de personas en la actualidad aún consideran Dios: Jesús de Nazaret. En el equipo hay católicos, cristianos de otras confesiones, judíos, agnósticos, etc. Filmarán también alguna breve escena anterior para incluir como flash back en el montaje: la infancia y juventud de Jesús de Nazaret (el protagonista), la lapidación de la mujer adúltera, el sermón de la montaña, la última cena, etc.

Se prevé que el rodaje va a ser duro y el documento visual también. Van a retroceder veinte siglos en la historia de la civilización. Estarán a muchos siglos de la Declaración de Derechos Humanos, de la "asistencia letrada al detenido", de la "presunción de inocencia", etc. Van a presenciar el tormento más cruel y también el más infamante, en el que el reo, una vez condenado y entregado, pierde todo derecho y queda totalmente a la libre disposición de sus verdugos, sin reglas.

Hasta aquí la fantasía. Se terminó el viaje. Empieza la realidad.

Y la primera realidad que hay que destacar de la película "La Pasión de Cristo" es que cualquier espectador maduro, informado, de buena fe, cristiano o no cristiano, pero que sepa despojarse de prejuicios ideológicos, vivirá la película como si fuese un documental, más aún, como si estuviese en Getsemaní, en la fortaleza Antonia o en el Gólgota. Tal como si se tratase del documental al que nos hemos referido en la introducción a esta opinión.

En un análisis riguroso desde el punto de vista histórico, cinematográfico y ¡No digamos ya! religioso, no habría lugar para la polémica, pero....estas cosas les importa poco a muchos. Daré algunas pinceladas para demostrarlo.

Muchos meses antes de que la película hubiese terminado de ser montada y antes de que hubiese sido vista por nadie, la prensa norteamericana empieza a cargar la artillería pesada contra la película. El arzobispo de Denver, Mons. Charles Chaput, publica una nota de prensa en la que pide tolerancia a los que anticipan juicios en contra de Mel Gibson y su película, y manifiesta que "entre un hombre decente y sus detractores prefiere creer en el primero hasta que las evidencias digan lo contrario". Recuerda que "hace 15 años, ante la provocadora La "Última Tentación de Cristo", los críticos exigieron a los católicos ser de "mente abierta y tolerantes". Él les pide ahora la misma tolerancia que en aquella ocasión ellos mismos exigieron.

La proyección, el 2 de abril, en todas las pantallas españolas, también ha sido precedida, y después acompañada, salvo excepciones, por todo tipo de "lindezas" en los medios informativos españoles, tanto de la prensa escrita como audiovisual, provenientes de varios grupos mediáticos y de influencia. Analicemos algunas:

Es una película cercana al fanatismo que agita sentimientos nada convenientes en el mundo de hoy. Sin duda deben referirse a frases del guión como "... amad a vuestros enemigos..." "Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen", " No hay mayor amor que el que da la vida por sus amigos", etc. Pero el guión de esta película es fidelísimo al Evangelio. ¿No será el Evangelio el que es subversivo y nada conveniente en el mundo de hoy?. Si es así que lo digan claramente.

El reproche más escuchado es que es una película sangrienta, tiene excesiva sangre. ¡Demasiada sangre! dicen muchos al salir de la sala.
Tiene mucha sangre, es cierto, pero no excesiva, ni demasiada. Debieran saber que hay estudios médicos de gente muy especializada, que analizando el tormento que se le dio, la duración del mismo, la naturaleza de los medios que se emplearon (entre otros el famoso "flagellum" romano, cuya eficacia se encarga de comprobar un soldado sobre una mesa en la película) demuestran que Cristo debió perder un mínimo de dos litros de sangre. Luego... mucha sí, excesiva no.

Me hace gracia escuchar que utiliza lo "gore", lo morboso, para atraer al espectador, como si los muchos millones de espectadores que hasta el momento hemos visto la película fuésemos todos sádicos. ¿No se les ocurren otras motivaciones mucho más sencillas para explicar por qué está batiendo récords de taquilla en todas las partes del mundo? Uno, que, en esta vida ya está curado de espanto, piensa que habrá muchos que lo hayan dicho habiendo visto la película Bill Kid, de Quentin Tarantino, donde después de rodar por una mesa una cabeza cortada con una katana y varios brazos segados por el mismo procedimiento, se ve salir "preciosas" fuentes de sangre durante interminables segundos. No, la violencia y la sangre de "La Pasión de Cristo" no es tan gratuita.

La acusación de que es una película antijudía no merece casi comentario. Existía ya antes de la carta del Arzobispo de Denver a que hemos aludido anteriormente, escrita en mayo de 2003, cuando la película aún no se había montado. Se basaron en un texto inacabado del guión que Mel Gibson asegura que le fue robado y al parecer filtrado a organizaciones sionistas. Y es que los insidiosos son los mismos que promocionaron la obra "El Vicario" y difamaron hasta lograr cubrir injustamente de mierda la figura del Papa Pío XII. Para ellos, no ya la película de Gibson, sino el Evangelio es antijudío. ¿A Jesucristo le mataron los árabes?. Acaso Jesús, María, los apóstoles ¿No eran judíos?. Varios miembros del equipo de realización de la película son judíos, incluida Maia Morgenstern, la actriz que, portentosamente por cierto, interpreta a María, la madre de Jesús.

Como presiento que me voy a alargar en exceso, voy a ceñirme a los valores estéticos y cinematográficos de la película. El director es Mel Gibson, un actor y director de 48 años, nacido en Estados Unidos y de nacionalidad norteamericana, aunque pasó su niñez en Australia, donde había emigrado con sus padres y donde vive actualmente. Estudió Arte Dramático en Sidney, casi por casualidad, simplemente porque una hermana, viendo que tenía aptitudes, le matriculó sin consultarle. Comenzó su carrera profesional en 1977 y simultaneó teatro, cine y televisión. Actualmente vive en su rancho de Australia con su mujer, que es maestra, y sus siete hijos. Es de religión católica al igual que su mujer.

Su intención fue crear en el cine una obra que permanezca y mueva a la reflexión. Está dirigida a las personas cristianas y de otras religiones. También para personas agnósticas que buscan a Dios sin encontrarlo. Es una película dirigida directamente al alma de las personas. Alma tenemos todos. Pero creo que se me entiende también si digo que... los que no la tengan... se abstengan y al menos no molesten ¡Qué no vayan a verla!, no se obliga a nadie.

Mel Gibson ha conseguido una obra de arte. Ni que decir tiene que ha logrado la obra cumbre de su filmografía. Una película largamente estudiada, cuidada hasta en el menor detalle, una tarea laboriosa de años, en la que Gibson, bien asesorado, no ha escatimado medios. A pesar de todo, su presupuesto, que ya ha amortizado con creces, no fue excesivo. La película causa un impacto visual difícil de olvidar. No me refiero a la sangre. Me refiero a escenas antológicas, algunas en esos falsh back que introduce de vez en cuando con una medida exacta, otras en el contexto de la pasión propiamente dicha.

Un ejemplo de las primeras es la escena de la lapidación de la mujer adúltera, en que los fariseos van arrojando sus piedras al suelo y marchándose mientras permanece Jesús y la mujer, salvada de una muerte cierta. El plano final de la escena es maravilloso. Con cámara a ras del suelo y un fondo desenfocado nos muestra de forma difusa a los fariseos alejándose mientras en primer plano solo queda ocupando pantalla el pie de Cristo y la mano de la mujer, que intenta acercarla a aquel y tocar su sandalia. No puede haber mejor imagen del arrepentimiento y de la gratitud. No se puede simbolizar mejor la relación con Dios con menos elementos. Solo Miguel Ángel en el Juicio Final de la Capilla Sixtina lo había hecho.

Escena antológica, esta vez en el contexto de la pasión, es también a mi juicio, la que, camino del Calvario, muestra como Jesús es seguido por la mirada de María y Satanás, por detrás del pueblo y cada uno por un lado de la Vía Dolorosa. La cara de la Virgen expresa al mismo tiempo dolor, aceptación y apoyo, mientras la de Satanás, le está transmitiendo a Cristo, sin decir palabra: ¡Tu puedes librarte! ¡Abandona!. Gran acierto del director incluir el personaje de Satanás en la película. En esta escena le sirve para explicar el papel de María en la obra de la Redención y recordar las palabras del Génesis(3,15): "Pondré enemistad entre ti y la mujer...". El antagonismo es evidente.

Otras muchas escenas tienen una carga simbólica muy importante. La película está llena de simbolismos. Algunos admiten varias interpretaciones, lo que aumenta el interés de la película. Valor simbólico tienen: La paloma que se posa en la cruz, los seres deformes que siguen a Judas en su salida de la ciudad, el asno putrefacto sobre el que se suicida Judas, etc.

El guión de Benedict Fitzgerald y Mel Gibson es conciso y adecuado en todo momento, con una gran fidelidad a los Evangelios y sin manipulación ninguna. Subraya los dos sentimientos principales que quiere transmitir, el amor y el perdón. La elaboración del guión definitivo fue laboriosísima, pues tuvo que ser entregada a un equipo de lingüistas de la Universidad de Los Ángeles para su traducción al arameo y latín, dos lenguas muertas y sobre todo, la primera muy difícil de "recuperar". No hay muchos expertos en el mundo que sean capaces de hacerlo. Este es otro de los aciertos de la película, el haber sido rodada y exhibida en idioma original. El trabajo ha sido de tal calidad que el lenguaje no resulta en ningún momento envarado o teatral, sino de lo más normal y coloquial.

La interpretación es maravillosa, sobre todo en los papeles principales. Jim Caviezel hace un Jesús de Nazaret perfecto, lejos de los estereotipos habituales. Aceptó el papel en "La Pasión de Cristo" cuando tenía 33 años. En una película que no es de carga literaria sino de cruce de miradas, Jim Caviezel transmite con la mirada y con el gesto lo que otros no sabrían.

María está interpretada por la actriz rumana Maia Morgenstern, de religión judía y perteneciente al Teatro Nacional de Bucarest desde 1990. Su interpretación es excepcional. Su participación en el juego de miradas, da la verdadera importancia a su personaje. No habla casi nada en la película, no hace falta, todos sus sentimientos les transmite a través del gesto: Dolor profundo, comprensión de la obra redentora de su hijo, aceptación, apoyo, firmeza...

Maria Magdalena es interpretada por la conocida actriz italiana Mónica Bellucci, de 35 años, que además de hacer una muy buena interpretación, nos demuestra que con la cara lavada está tan atractiva como en cualquiera de sus anteriores películas ("Matrix Reloaded", "Lágrimas del Sol", etc.). Naturalmente su belleza no es lo importante en esta película y se mete de lleno en el personaje para cuajar una muy buena interpretación.

El papel de Satanás es interpretado por la cantante Rosalinda Celentano. El hecho de que se eligiese a una mujer como encarnación del mal, también fue motivo de polémica. Ridícula polémica, pues Mel Gibson presenta a Satanás como un ser de apariencia andrógina o asexuado que, además, la única vez que habla lo hace con voz ambigüa, como su sexo. Pero algunos... ¡Por enredar que no quede!

Luca Leonello en Judas e Ivano Marescotti como Poncio Pilatos completan los principales actores del reparto que hacen una excelente labor interpretativa.

La fotografía, dirigida por Caleb Deschanel, es muy buena. En tonos oscuros, huye del color de las postales turísticas y utiliza el color como elemento dramático, como en las mejores obras maestras del cine. La ambientación, escenografía y vestuario son perfectos, lo mismo que el maquillaje y caracterización de los personajes. ¡Atención a los dientes de los personajes secundarios! Son una muestra de la minuciosidad de este trabajo. No se puede pedir más. El espectador se siente integrado totalmente en la época.

La música y el montaje de sonido: Excepcionales

Termino esta larga opinión, recomendando a todos los que me habéis aguantado hasta aquí que si no habéis visto aún la película la veáis. A muchos os llegará al corazón. Otros, simplemente, saldréis satisfechos por haber presenciado una de las mejores películas del cine actual. Quizá sea una película dura, pero merece la pena. Y por favor... los que no sean capaces de apartar sus prejuicios ideológicos... que no vayan.

Gracias anticipadas por vuestras lecturas y por vuestros comentarios. Os pido disculpas por la extensión excesiva, procuraré corregirlo en el futuro.


Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
Rebeca_Loos

Rebeca_Loos

31.01.2007 22:35

No me gustó nada. No me extraña que la crítica se haya reído de la peli.

Inigator

Inigator

25.05.2006 21:17

Muy buena opi. Estoy totalmente de acuerdo. La polemica la hacen esos que se dedican a atacar a los cristianos solo para hacer daño. No hacemos nada malo lo que pasa es que el ser cristiano "no se lleva". Y la gente que dice: yo no voy a verla porque ya me se el final, me parece un pocoestupido e inculto. Porque lo que importa de esta peli es que hace pensar hasta al mas ateo del mundo. Ojala sigas haciendo opis tan buenas. Salu2

riela

riela

26.03.2006 19:27

Me ha parecido una opinión estupenda, se puede decir más alto pero no más claro. Estoy totalmente de acuerdo contigo sobre todo en las absurdas críticas que le hacen a la peli. y personalmente coincido mucho contigo. saludos, te seguiré leyendo, me has impresionao

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre La Pasión de Cristo - DVD ha sido leída 7081 veces por los usuarios:

"excepcional" por (34%):
  1. Inigator
  2. riela
  3. Geisha
y de usuarios adicionales 12

"muy útil" por (61%):
  1. chistos84
  2. martinrhcp
  3. glitter102
y de usuarios adicionales 24

"útil" por (2%):
  1. Paulovich

"poco útil" por (2%):
  1. Rebeca_Loos

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.
Productos interesantes para Usted
Paradise - DVD Paradise - DVD
Director: Stuart Gillard - 91 min - Actores: Willie Aames, Neil Vipond, Richard Curnock, Phoebe Cates, Tuvia Tavi, Shoshana Duer, Joseph Shiloach, Aviva Marks
Este producto no tiene ninguna opinión. Opina ahora
En oferta a solo € 17,28
Gangs of New York - DVD Gangs of New York - DVD
Director: Martin Scorsese - 169 min + 145 min extras - Actores: Leonardo DiCaprio, Daniel Day-Lewis, Cameron Diaz, Jim Broadbent, John C. Reilly, Henry Thomas, Liam Neeson, Brendan Gleeson
156 Opiniones
Compra ahora
El Mercader de Venecia - DVD El Mercader de Venecia - DVD
Director: Jack Gold - 159 min - Actores: John Franklyn-Robbins, John Rhys-Davies, Alan David, John Nettles, Richard Morant, Kenneth Cranham, Gemma Jones
23 Opiniones
Compra ahora