La Ratonera, Teatro Reina Victoria Madrid

Imágenes de la comunidad

La Ratonera, Teatro Reina Victoria Madrid

> Ver características

97% positivo

6 opiniones de la comunidad

No se encontraron los ofertas para la búsqueda

Opinión sobre "La Ratonera, Teatro Reina Victoria Madrid"

publicada 24/02/2010 | pedroemilio
usuario desde : 07/11/2006
Opiniones : 1722
Confianza conseguida : 239
Sobre mí :
elbuhoentrelibros.blogspot.com.es/
Excelente
Ventajas Un clásico que hay que ver
Desventajas No
excepcional

"ATRAPADO EN LA RATONERA"

Teatro Reina Victoria

Teatro Reina Victoria

En los dos últimos meses he ido más veces al teatro que en los veinte años anteriores. El problema fundamental del teatro es su precio, comprensible en el caso de los grandes espectáculos musicales, con un amplio equipo entre actores, cantantes, bailarines y músicos. Pero que no baje de treinta euros ver a tres señores encima del escenario, me parece excesivo.
Además el teatro tampoco es como el cine que te levantas el sábado o el domingo y si te apetece ir por la tarde solo tienes que decidir la película y la sesión a la que quieres ir, llegar a la hora adecuada y en las mismas taquillas comprar la entrada un cuarto de hora antes. Muy mala suerte será que no encuentres entradas para la película que quieres ver (fenómeno Avatar aparte), pero aunque así fuera, puedes elegir otra.

No ocurre así con el teatro, porque a pesar de los altos precios, ni se te ocurra presentarte en las taquillas una hora antes, porque o no hay entradas, o las que hay son malas y no merecen la pena.
Como además la gran oferta teatral está en Madrid, los habitantes de la periferia lo teníamos difícil. Afortunadamente este panorama ha cambiado mucho hoy día gracias a Internet, no tanto por las ofertas que puedas encontrar (que también), sino porque te permite desde casa comprar las entradas, eligiendo incluso los asientos que quieres.
En realidad lo de elegir es siempre que lo hagas con tiempo, porque cuando lo haces en la misma semana, poco hay.

La obra que elegí fue todo un clásico: La ratonera de Agatha Christie en el Teatro Reina Victoria.


TEATRO REINA VICTORIA

El Teatro Reina Victoria es uno de los céntricos teatros con los que cuenta la capital madrileña, ya casi con un siglo de historia entre sus paredes, pues fue inaugurado el 10 de Junio de 1916.
Lo de céntrico no es en este caso ninguna exageración, pues se encuentra a poco más de cien metros de la Puerta del Sol, concretamente en el número 24 de la Carrera de San Jerónimo, la calle que partiendo de la Puerta del Sol nos lleva al Paseo del Prado.
Para ser precisos, el teatro lo encuentras nada más pasar la Plaza de Canalejas, pared con pared de la parte del edificio Meneses que aunque con su fachada principal de a la Plaza de Canalejas, el resto da a la Carrera de San Jerónimo.

Antes de entrar al teatro, merece la pena cruzar a la acera de enfrente para disfrutar de la fachada. No solo de la del teatro, sino también la del edificio Meneses, que ofrece en la Carrera de San Jerónimo una bella balconada de madera en la que merece la pena fijarse.
La fachada del Teatro Reina Victoria es muy singular, pues está cubierta con azulejos de Talavera de la Reina en colores azul y amarillo. También es destacable una preciosa vidriera, obra de Maumejean, aunque se aprecia mejor desde el interior.

Lo primero que me llama la atención del teatro al entrar, son las reducidas dimensiones del hall de entrada, sobre todo si tenemos en cuenta que el teatro tiene capacidad para 600 personas. Con tan poco espacio, la decoración es mínima, con unas pocas sillas pegadas a la pared, algún cartel de otras representaciones teatrales y poco más.
Poco o nada queda al parecer de la decoración inicial del teatro. La actual combina unas paredes de color salmón, con las butacas y ornamentos de terciopelo rojo.

A derecha e izquierda del hall de entrada, unas escaleras nos conducen al anfiteatro, también con palcos, y a la primera planta. Los descansillos de las escaleras están decorados con estatuas de estilo clásico y fotografías de actores famosos.

Lo más bonito se encuentra en la sala que hay antes de llegar a la primera planta, mucho más espaciosa que el hall de entrada, pues la pared que da a la calle está decorada con la vidriera de la que hablaba antes. En uno de los adornos de ella, podemos ver 1916, el año en que se inauguró el teatro.
En esta sala se encuentran los servicios (todas las mujeres se agolpaban en el de la entrada pensando que no había otro para ellas) y una máquina expendedora de bebidas

Aunque La ratonera no pueda considerarse una comedia, desde su inauguración, la programación del Teatro Reina Victoria, está fundamentalmente basada en comedias y obras de humor.

En resumen, un teatro que sin la grandiosidad de otros grandes teatros madrileños, es muy acogedor.

Teniendo en cuenta que es el mismísimo centro de Madrid, es aconsejable el uso de transporte público:

METRO: Sol y Sevilla
RENFE: Sol

Si decidís llevar el coche, los parkings más cercanos son:
-Sevilla
-Cortes
-Plaza Santa Ana

.

LA RATONERA

Aunque Agatha Christie sea conocida sobre todo por sus novelas policíacas, con personajes que se han hecho mundialmente famosos como Poirot o Miss Marple, también escribió alguna obra de teatro.
Una obra que ha batido todo tipo de records y que hizo millonario al nieto de Agatha Christie, a quien ella había cedido los derechos de autor.
Estrenada en 1952, durante muchos años se ha considerado La ratonera como una atracción turística más de Londres, con sus 56 años de representaciones ininterrumpidas.

Hubo una época de mi vida, allá por mi adolescencia, en que perdí la cuenta de los libros de Agatha Christie que pude leer. De ellos el que siempre ha sido mi favorito es Diez negritos, que traigo ahora a colación porque tiene algunas características en común con La ratonera, pues en un lugar aislado comienzan a morir los habitantes de una casa, siguiendo los versos de una canción.

También una canción es el eje conductor de La ratonera, una canción sobre tres ratones que van a matar:
"Un ratón
y otros dos,
corren los tres,
ciegos sin ver..."

La acción transcurre allá por los años 40 en una mansión victoriana reconvertida en hotel por el matrimonio Ralston, que debuta en esas lides y que acoge con expectación a sus primeros huéspedes.
Huéspedes que pronto quedan aislados por un temporal de nieve. A pesar de ello, consigue llegar hasta el hotel gracias a unos esquís, el sargento Trotter de la policía, pues se ha producido un asesinato y la víctima tenía una nota en un bolsillo con una nota nota con la canción de los tres ratones y en la que se dice que éste es el primero. En la nota aparece también el nombre del hotel.
Un segundo asesinato se produce en el hotel, por lo que de acuerdo con la letra de la canción, aún queda una tercera víctima entre los ocupantes de la misión. Además uno de ellos es el asesino.
¿Quién es el asesino? Porque todos ocultan secretos y cualquiera puede ser el asesino.

.

LOS PERSONAJES

(Por orden de aparición)

Mollie Ralston (María Castro) , mujer joven que lleva un año casada con Giles Ralston. Es la dueña de la casa de huéspedes de Monkswell Manor, la cual dirige junto a su esposo.
Mariía Castro es conocida por los seguidores de la teleserie Sin tetas no hay paraíso. Yo era la primera vez que la veía, y la verdad es que me gustó.

Giles Ralston (Leandro Rivera): Es el esposo de Mollie. Según avance la obra, nos iremos dando cuenta de que es muy celoso.

Christopher Wren (Guillermo Muñoz): hombre de unos 23 años, con una personalidad muy simpática pero un tanto infantil

Miss Boyle (Maribel Ripoll): Mujer de más de 50 añoa, con ínfulas de clase alta y protestando permanentemente por todo.

Comandante Metcalf (Álvavo Roig): Hombre de mediana edad, ya retirado del ejército.

Miss Casewell (Aroa Gimeno), mujer joven de 24 años, con modales y vestimenta de marimacho.

Mister Paravicini (Paco Churruca): Se trata de un hombre extranjero, probablemente italiano. que llega al hotel sin tener reserva, tras decir que ha tenido un accidente con el coche.

Sargento Trotter (Gorka Otxoa): El joven sargento que llega a la casa para investigar el asesinato que se ha producido y evitar que se produzcan más.
Gorka ha sido el protagonista de Pagafantas. Comete un error imperdonable en teatro: Vocaliza mal.

.

IMPRESIÓN PERSONAL

Podría haber dedicado un capítulo a la vida y obra de Agatha Christie. No lo he hecho porque no es algo que pueda abarcarse en unas pocas líneas, máxime cuando la lectura de esta autora a muy temprana edad ha marcado mis gustos literarios e incluso literarios.
Creo que no es un caso aislado, pues a mi hija que con poco más de diez años era ya una forofa de Agatha Christie, le pasa algo parecido. Ver una película o una serie con ella, especialmente si es policiaca, es algo muy distinto a hacerlo solo, pues se convierte en un juego para adivinar el argumento.
Influencia en los gustos literarios, pues de aquella pasión por la novela policiaca deriva mi gusto por la novela negra, que no deja de ser una novela policiaca con crítica social.

Las novelas de Agatha Christie no dejan de ser otra cosa que guiones cinematográficos desarrollados, de ahí la gran cantidad de novelas suyas que han sido transformadas, muchas de ellas con gran éxito en películas.
Una obra de teatro no deja de ser en cierto modo como una película entre cuatro paredes y en directo. Por tanto en La ratonera es Agatha Christie la que ha hecho directamente el guión.

Dicho todo lo anterior, comprenderéis que tenía mucho interés en ver la obra de teatro, máxime con toda la fama de la que viene precedida.
Tener expectativas altas es siempre peligroso, pues cuanto más altas sean, más fácil es quedar defraudado. Pero no ha sido el caso.

Tras dos horas, con un descanso de diez minutos, la obra dividida en dos actos, cada uno de ellos con dos escenas, La ratonera satisfizo plenamente las expectativas que en ella tenía puestas.
La intriga no deja de crecer desde el primer momento, mientras te devanas los sesos intentando deducir quien es el asesino, porque cualquiera puede serlo, y si bien es verdad que la autora te da pistas para que puedas adivinar determinados aspectos, el final, que no pienso desvelar (aunque si os diré que el asesino no es el mayordomo, más que nada porque no hay mayordomo) es una sorpresa.

Me gustaron las interpretaciones, con la salvedad que ya he hecho de Gorka Otxoa.
Me gustó el montaje, con un decorado sencillo pero con una gran cristalera al fondo desde la que en varios momentos se ve nevar, o vemos un cielo de nubes y tormenta.

Sólo me queda animaros a que os animéis a verla (entradas desde 12 euros dependiendo del día y la sesión), bien ahora en Madrid, o cuando la monten (que seguro lo harán, pues en Madrid no es la primera vez que está en la cartelera) en vuestra ciudad.


.


(A pesar de que fui yo el que di el alta y envié la página web, Ciao ha decidido que esto sea un restaurante)

Evaluaciones de la comunidad

Esta opinión ha sido leída 9857 veces y ha sido evaluada un
70% :
> Cómo evaluar una opinión
excepcional

Su evaluación sobre esta opinión

Comentarios en esta opinión

  • morexosa publicada 08/12/2010
    La he visto hace dos semanas y no salí tan encantada como tú, aunque reconozco que tiene puntos muy muy buenos... pero a mí se me hizo algo lenta y extraña.
  • chistos84 publicada 29/03/2010
    magnifica opi. en cuanto pueda me escapo a verla. saludos
  • cay11 publicada 11/03/2010
    Creo que esperaré a la próxima vez que esté en cartel para verla. Antes quisiera leer la novela de AC. Besos.
  • ¿Te ha gustado esta opinión? ¿Tienes alguna pregunta? Identifícate con tu cuenta Ciao para poder dejarle un comentario al autor. Entrar

Información técnica : La Ratonera, Teatro Reina Victoria Madrid

Descripción del fabricante del producto

Características técnicas

Tipo: Atracciones

Ciao

Incluido en Ciao desde: 23/02/2010