La clave esta en Rebeca - Ken Follet

Opinión sobre

La clave esta en Rebeca - Ken Follet

Impresión Total (24): Evaluación Total La clave esta en Rebeca - Ken Follet

 

Todas las opiniones sobre La clave esta en Rebeca - Ken Follet

 Escribir mi propia opinión


 


Por lo menos hacen tríos

3  23.07.2003

Ventajas:
entretiene

Desventajas:
inconsistencia y semen poco creíble

Recomendable: Sí 

Detalles:

Argumento

Personajes

Gancho

¿Volverías a leerlo?

más


SemendeBufala

Sobre mí:

usuario desde:01.01.1970

Opiniones:12

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 14 miembros de Ciao

Lo primero que me llamó la atención del autor como ser repleto de semen (yo, no él) fue el nombre del autor, Ken, como el giliflaustias de la Barbie y su apellido, aunque parezca raro, pues no me llamó la atención, excepto por lo de follar y eso, pero el tío no tiene pinta de eso mucho. Es que la verdad es que el tipo parece inofensivo no sé, a Stephen King, pues se le nota que está como un vergajo y que lo que escribe le sale de dentro, con ese careto, pues qué se puede esperar, ¿"Cumbres Borrascosas"?, pues no, pero Ken Follet, con esa cara de tener las nalgas blandas, ese tonillo británico de paliducho bonachón, pues no parece que vaya a vomitar grandes maravillas humanas ni nada profundo... Supongo que por eso escribe best-selleres, aunque no sé si él pretende eso o lo sabe o lo sabía cuando empezó a escribir fuera de los periódicos (era periodista, se le nota en sus obras, porque escribe de todo, con escaso conocimiento de casi nada, es lo que tiene) o se le ocurrió luego cuando empezó a vender muchos libros, porque digo yo, ¿se pueden escribir best-sellers que no se vendan, no sé, imaginemos que King escribe algo y luego lo quema, como casi pasa con "Carrie"... la novela ¿sigue siendo un best-seller?, lo digo porque hay gente que detesta los libros más vendidos por sistema, algo estúpido e incongruente, pedante y gilipollesco, a los libros hay que valorarlos por sus letras.

Bueno, yo de este tipejo, galés y británico y en nada parecido a William Wallace, suponiendo que doble W, no me refiero al Whisky a pesar de la zona, se pareciera a Mel Gibson, que lo dudo, pues no me acuerdo por donde iba. A sí, que de Ken Follet me había leído su Folletín (jejeje, que cachondo soy) "Los Pilares de la Tierra", claro, porque me lo recomendó mi profe de arte de COU, y está muy bien. Se nota que es un libro querido y preparado y gordo y bien documentado, con dosis de arte, de historia, de amor, de sexo, de crítica religiosa, política y tal y tal, vamos que vale, que me mola. Entonces llegaron a mis oídos historias acerca de que este hombre escribió eso y luego se dedicó a vomitar letras sobre todo tipo de cosas sin un mínimo de interés y sobre los más variopintos temas, digamos que vivía de las rentas y de las presiones editoriales y la cara de buena persona. Como no me gusta hablar sin conocer (a diferencia de los opinadores de coches de ciao) me lei otro libro suyo, "El tercer gemelo". Bueno también me lo leí porque era obligatorio en 5 de la EOI (do que la noche... bunbury flipao) de inglés y, claro, me lo lei en español, porque además de semen no soy del todo idiota. La experiencia con el librejo de los clones no fue buena por dos razones. La primera porque el examen lo tenía al día siguente y me tragué sus trochocientas páginas en un sólo día, asco, y la segunda porque el libro es un truño infumable e inconsistente... lo único que mola es la violación del incendio del principio, mmmm, cómo me puso, y eso que se suponía que era algo malo y perverso y psicopático. Así que dejé de leer a Follet porque pensé que después de Los pilares este hombre no iba a dar más de sí...

Pero en este verano de mierda cuyas mañanas dedico a leer en la playa, pues empecé con "La clave está en Rebeca", mala traducción de "Key to Rebeca" y mal título para el libro. Pronto se sabe que la razón del título que es muy sonado y sonoro es que la clave de un código de un espía nazi se encuentra en un libro que comienza "Anoche soñé que volvía a Manderley...". Como todos sabéis, esa novela empieza igual que la peli de Hitchcock que inauguraba su etapa Hollywoodiense en 1940 tras los prometedores inicios en las pérfidas albiones y que además bautizó a tan popular prenda. Me diréis que tiene esto que ver con el libro. Lo mismo pienso yo, del título de la obra, pero en fin, dejemos esto.

La novelita es un relato de espionaje que recuerda claramente al "Chacal" de FF (no es Faraw Fawcet, si es que se escribe así, sino Frederick Forsythe, si es que se escribe así) sólo que FF estaba especializado en estos temas, como el LeCarré y Ken Follet, no, y eso se nota. Se parece porque narra principalmente una caza, un tour de force, la lucha de un agente británico contra un espía alemán infiltrado en plena guerra mundial en el Egipto colonial pre-nasser, es decir, bajo la dominación británica que trata de frenar al Africa Korps de Rommel, que es el que recibe los informes del espía. Esto está muy bien, el buen periodista se documenta, nos describe la época, no saca al Rommel y al Kensernosequé mariscal de Hitler y está bien. La rivalidad entre los dos hombres enmarca la trama, se encuentran, se admiran y se persiguen, como Jackal y Dupin. ¿Pero qué pasa?

Pues que como se nota que la historia no da para mucho se empieza a meter el típico ingrediente que da salero a todas las historias: sexo. Rollos de dos tías una salida perdida, otra puta de lujo frustrada con pasado judío que quiere redimirse con padre avergonzado y rollos varios. Callejuelas de cannabis y traiciones y mucho tonteo entre los dos protagonistas y las niñas de la historia. Y, claro, previsibilidad. Imaginen cómo puede acabar la historia cuando el británico casi caza al espía y éste secuestra al hijo del británico (que es viudo) y la ex-puta que quiere redimirse y que ha ayudado al militar británico que ya una vez perdió a una mujer en una misión anterior, casualmente contra el mismo espía alemán. Pues sí, pero no quiero contar el final.

Una cosa que detesto de este libro, que sí, es entretenido, es que al principio el narrador se mete en la piel del espía nazi, y eso mola, porque te cae medio bien, como es sabido, porque es el prota y tal y nos cuenta su historia y está bien que de una vez se sepa que los alemanes no son todos satán y que tenían sus ideas y que cumplían órdenes y eso le da como cierta miga a la historia, no sé, un poco de salsita. Pero nada, al final del libro, claro, como el Follet es británico, nos casca que, de repente, el frío y patriota espía es un psicópata que malinterpreta a Nietzsche, que cree en la supremacía de los pueblos, que mata porque sí, vamos, satanito en persona. Claro, así es más fácil que el británico, ángel salvador con metralleta y espada, le aniquile y qué bien, menos mal. Bah. Follet, cobarde. Hubiera estado mejor que el malo no fuera tan malo, jolín, menudo discurso se casca de repente para dejar claro que es un nazi despiadado y brutal y 88. Eso no me gustó. Hubiera preferido que hubiera sido un nazi bueno. Eso molaría. Un nazi patriota. Toma ya. Pero nada. Facilón y sensiblero.

Otra cosa que no mola nada es que la hisotoría cojea porque Ken Follet hace que sus personajes hagan cosas estúpidas sólo para que la trama funcione. En una conversación con la ex-puta que servirá de cebo para el salido alemán, el militar británico reconoce que no lleva pistola, que se la darán luego, para detener al espía. Le van a preparar una emboscada y su pistola se la traerá el bueno de Jakes, su subalterno. Resulta que la emboscada sale mal porque el alemán se presenta antes de tiempo. Y claro, el militar británico, que lleva todo el libro queriendo cazarlo, no lo detiene porque no lleva pistola. MENUDA GILIPOLLEZ. Pues atízale con un cimborrio por la espalda, so imbécil. Estúpido y además se nota que Follet lo sabe y por eso menciona antes lo de la pistola, para que luego, claro pueda usarlo. Pobre.

Luego, en plena persecución, el malo secuestra al hijo del británico (viudo) en su casa. Y el tío, el británico, resulta que de repente, en el meollo del plan para atrapar al espía, se pierde en sus pensamientos mientras conduce y, claro, por costumbre, aparca delante de su casa. Claro, así se entera del secuestro y continúa la trama. GILIPOLLEZ. Bah.

Y no sé que más decir. Ah, sí, que la traducción que yo he manejado es bastante mala, copiada de la de Plaza y Janés (mi libro lo regalaban con los periódicos de El Correo) que será la más habitual y que está llena de erratas y errores. Las erratas me dan igual, pero los errores, casi todos, nacen de que en inglés los verbos no suelen concordar con casi nada (todas las formas son iguales) y el traductor a menudo se euqivoca cuando dice quién dice o hace las cosas, además de fallar en el género a menudo. Y eso jode. También jode algo muy típico, que es que en pleno diálogo las rayitas no cuadren, creo que todos hemos sufrido esta. Ya sabéis, una raya corresponde a un personaje, la siguiente al interlocutor, la siguiente al otro, la siguiente... y así... sólo que de vez en cuando se equivoca y pone dos rayas para la misma persona... En fin, que a veces da la sensación de que el traductor no se ha leído el libro...

Y ya. Besos. Pa la playa no está mal.
Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
Soup

Soup

18.08.2003 17:42

Habrá que hecharle un vistazo. Salu2

maria03

maria03

03.08.2003 15:01

Me ha gustado mucho tu opinión, tan desenfadada...Efectivamente, para la playa...no está mal, un saludo¡¡¡¡

Ayalga_

Ayalga_

01.08.2003 17:42

Pues sí...yo también me leí los pilares y me gustó (soy de esas raritas de ciencias a las que le hubiera gustado estudiar arte porquesíyastá...pero era demasiado depravado..incluso para mí XD). Después me leí...uuuuuummm... "La isla de las tormentas" o "something like that" (tomaaaaaaaaaa...ta bien traducido???), y lo que tu dices: predecible. Yo también quiero que el malo tenga su corazoncito!!! (y no se lo arranque el bueno porque sí, que es mu sangriento). "Como todos sabéis, esa novela empieza igual que la peli de Hitchcock "<-- que a su vez empieza igual que la novela de donde se sacó el guión y de cuyo autor no quiero acordarme (vamos, que tengo una memoria pésima.. pero lo buscaré y te lo diré... para que puedas conciliar el sueño). JOEEEE.. peazo comentario para ser VIERNES!!! OLEEEEEEEEEE (¿dónde he leído esto yo antes XD). Besinos pringosos ;) PD:"a los libros hay que valorarlos por sus letras"<- díjolo Semen, punto redondo. Si es que, por mucho que lo intentes ocultar, destilas genio por todos los poros de tu cuerpo (mmmmmmm...esta frase me pone) XD

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre La clave esta en Rebeca - Ken Follet ha sido leída 1162 veces por los usuarios:

"muy útil" por (97%):
  1. Monipodio
  2. Soup
  3. JoYs
y de usuarios adicionales 30

"útil" por (3%):
  1. bigcheff

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.
Productos interesantes para Usted
Etiquetas relacionadas con La clave esta en Rebeca - Ken Follet