La magia de leer - José Antonio Marina y María de Válgoma

Imágenes de la comunidad

La magia de leer - José Antonio Marina y María de Válgoma

filosofía - ISBN 13: 9788483462904

> Ver características

20% positivo

1 opiniones de la comunidad

Opinión sobre "La magia de leer - José Antonio Marina y María de Válgoma"

publicada 06/11/2005 | bedizu
usuario desde : 04/09/2003
Opiniones : 1128
Confianza conseguida : 319
Sobre mí :
JOSÉ Y PILAR___HOP___83ª CEREMONIA DE LOS ÓSCAR___RABBIT HOLE___CRANFORD___CISNE NEGRO___¡QUÉ TIEMPO TAN FELIZ!___EL AMOR TIENE DOS CARAS___DOWNTON ABBEY___WINTER'S BONE___BOARDWALK EMPIRE___LA RED SOCIAL___RAISING HOPE___ALL GOOD THINGS___BORED TO DEATH
No para mí
Ventajas ...
Desventajas PRETENCIOSO
muy útil
Interés
Grado de información
Dificultad de lectura
Utilidad

"PAJA"

¿PARA QUIÉN SE HA ESCRITO ESTE LIBRO?

Estoy indignada por varias razones.

Ví este libro en una mesa de una librería, es decir, es de los que la editorial intenta vender con ahínco. La contraportada, el nombre de Marina y el hecho de haber leído con anterioridad grandes libros sobre este tema me llevaron a tirar 15,90euros. No suelo mencionar el precio de los libros, porque creo que a menudo hace que los lectores menos lanzados se lo piensen dos veces antes de comprar, pero en este caso hablo de dinero, porque me parece que es una de las razones fundamentales para haber escrito este libro.

Suelo huir de los libros inflados, esos que nada más abrirlos te das cuenta de que abusan de las páginas en blanco, de la separación entre capítulos, de la letra de cuerpo grande... Este es uno de esos, pero no estab lo bastante despierta para darme cuenta.

Un papel muy deseado en España (tal vez en cualquier sitio) es el de "pensador de referencia". Un escritor se hace un nombre y se convierte en sinónimo de ventas, y esto no pasa sólo en la ficción. Ahí tenemos a Savater (ya le vale), a Bucay (otro que tal baila), a Amando de Miguel (autor de libros estupendos), a Marina (del que no he leído nada), los Rojas Marcos (a quien tantos confundimos), Arsuaga (¿no es siempre el mismo libro?)... cada uno con mayor o menor dignidad.

De los anteriormente mencionados, todos han descubierto el filón de un público que aprecia el ensayo, pero no todos son generosos con el lector.

Como pasa en el mundo de la música, donde hay gente que nos petardea con "grandes éxitos", discos de refritos, duetos irregulares, discos que se sacan "por que toca y estaba en contrato"... en el mundo de la literatura hay gente que "saca libro" porque toca. El ejemplo más "ejemplar" (y, por ello, menos ejemplar), es el de Gala, vanidoso y altivo donde los haya, que sacaba su tocho todos los años antes de la Feria del Libro, para hacer que no le importa ser el más vendido. Curiosamente, desde que se zanjó la polémica de las cifras hinchadas de la Feria, de las zafias maniobras para encumbrar a los divos y demás, Gala se prodiga muy poquito en el Retiro. ¡Qué mal pensada soy!

Bueno, pues leyendo este libro me pregunto qué necesidad había de escribirlo.

Se supone que trata de dar claves para incentivar la lectura, así que el objetivo es claramente loable, pero ¿cómolo hace? Ahí es donde me cabreo por la poca generosidad ¡Qué leches!, por el egoísmo de sus autores.

RAZONES PARA INDIGNARME CON ESTE LIBRO:

* Está escrito tomando las ideas de otros autores, a los que, en el mejor de los casos, menciona de pasada, aunque copien páginas enteras de sus obras. No hablo de plagio, pues el texto extraído está en cursiva, se menciona el autor y demás. La cicatería de los autores de este libro les lleva a no incluir un índice bibliográfico, error perdonable en otro tipo de personas, pero no en escritores procedentes del mundo académico, acostumbrados a leer y escribir ensayos. Ellos saben lo importante que es citar generosamente, lo que incluye dejar claro de qué libro sacaron la cita (hay gente tan generosa que hasta indica la editorial y la página), y la importancia de la bibliografía no es sólo la justicia hacia el autor inicial, sino el hecho de que un libro lleva a otro libro, y si nos interesa la tesis que ellos toman de otros, probablemente nos enriquezca leer también el libro que ellos consultaron.

* ¿Por qué no mencionar sus fuentes? Pues no porque copien, sino porque Válgoma y Marina NO APORTAN NADA, sólo hacen digresiones sobre las ideas de otros y, lo que es peor PORQUE LAS OBRAS QUE LES INSPIRAN SON MUCHO MEJORES, y así se ahorran la comparación.

* Las "técnicas" son de Perogrullo, y es que por mucho que quieras, si no hay una reflexión profunda y personal (o sea, propia), se nota. Sólo una técnica es sorprendente, y una vez más la han sacado del gran Pennac, del que hablaré más abajo.

* ¿A QUIÉN DESTINAN EL LIBRO? Personalmente, creo que a sí mismos, a su mayor gloria, y no al lector. ¿Qué lector se supone que soy yo comprando este libro? Si soy alguien poco dado a la lectura que quiere que sus hijos lean, las primeras 50 páginas son de paja, y encima redactada de forma poco apetecible, así que no creo que me enganchen (logrando el efecto contrario a lo que pretenden: amar la lectura), y si soy una lectora con cierto criterio, me daré cuenta de que el libro es paja, y hasta me daré cuenta de dónde sacan sus grandes ideas.

* El símil de la magia me da náuseas. Me parece muy bien que sus hijos o nietos lean 50 veces Harry Potter, y no es exageración mía, que lo dicen en serio (yo los llevaría al psicólogo), sino que esos símiles se me atragantan. Si quieren escribir en serio, que lo hagan (o lo intenten) y si quieren ir de poéticos, que se atrevan a ello, pero que no me traten como idiota, por favor, hablando de "hechizos para leer", "conjuros para lectores" y demás.

* El estilo es de la abuela Cebolleta. Es como de una falsa modestia que me repatea "en otro libro de uno de nosotros" es una expresión recurrente en el libro. Evidentemente, se trata de Marina, y es que cuando nos cuenta sus experiencias como maestra, no duda en hablar en primera persona. Penoso ¿No tienen correctores de estilo?. Mi impresión es que la tal María de Válgoma (que probablemente como maestra sea excelente) escribió el pajoso texto, se lo mostró a Marina y, como con el apellido Válgoma vendería nada y menos, lo firmaron entre los dos para lograr publicarlo, con pequeñas aportaciones de Marina.

Ya sé que soy Miss Marple de nuevo, pero mi intuición no suele fallar en estos temas, y es que se nota claramente la diferencia entre lo pajoso del libro y la profundidad del capítulo titulado "los enigmas del deseo", donde se advierte una reflexión más profunda. Si Miss Marple no se equivoca, ese capítulo está escrito por Marina y el resto por la abuela Cebolleta.

Como buena detective, según empecé el libro intuí "quién era el asesino", y eso es lo que me hace cabrearme como lo hago: Este libro no hacía falta alguna porque YA ESTABA ESCRITO. Una vez más, insistiré, no hablo de plagio.

Daniel PENNAC, maravilloso autor francés, escribió hace años un librito genial: "COMO UNA NOVELA". En él, con un estilo sencillo pero deslumbrante, reflexionaba (y nos llevaba de la mano en su reflexión) sobre las causas y soluciones para el poco interés por la lectura. Casualmente, Válgoma y Marina leyeron este libro, igual que yo, pues es probablemente el mejor libro sobre este tema, y no sólo toman sus ideas, sino que insertan páginas enteras de Pennac en lo que me han vendido a 15,90 euros.

Probablemente lo que hace tan bueno al libro de Pennac es que es tan poético como realista, y tan sencillo como profundo en su reflexión.

PENNAC nos dice que leer se hace odioso porque dejamos de leer a los niños a edad demasiado temprana (cuando ellos aún no son capaces de enfrentarse a la longitud de la frase), que nosotros no damos ejemplo leyendo en su presencia, que los "fundamentalistas" de la lectura hacen flaco favor a la literatura... y nos propone darnos a nosotros mismos libertad como lectores: cada uno lee lo que quiere (y no tiene porqué avergonzarse de leer lo que sea), nos debemos permitir saltarnos páginas (es mejor terminar Ana Karenina así que no leerlo) o dejar libros inacabados (que podrían frenarnos a la hora de disfrutar de otros), etc.

Pennac nos da la libertad necesaria para no autodespreciarnos como lectores, para no fustigarnos porque no nos guste algo. Hay un libro para cada lector, y ese libro le llevará a otro, así que dejémosle que emprenda el camino como quiera, el caso es andar.

Adoro el librito de Pennac por una anécdota personal: me llevo 9 años con mi hermano pequeño, del que siempre he sido una especie de profe particular. Cuando él tenía unos 15 años tenía unas faltas de ortografía tremendas (las que se ven hoy tan frecuentemente) y necesitaba leer, pero CREÍA que no le gustaba. Coincidió ese verano con mi lectura de Pennac, y me dí cuenta de que lo que le faltaba era el enamoramiento inicial con SU libro (el que a él le enganchara).

Pennac me dió la clave: él, como profesor, decidió leerles en voz alta a sus alumnos el principio de una novela "segura", como es "El perfume", y descubrió con alegría que al llegar la siguiente clase de lectura sus adolescentes alumnos habían leído el resto por su cuenta. Pues yo hice lo mismo, me senté con mi hermano y le dije que me escuchara porque no tenñia nada que perder. La situación puede sonar ridícula, pero no teníamos nada que perder. Mi hermano me miraba como a quien ha perdido un tornillo, pero puso los piés sobre la mesa y empezó a sumergirse en el apestoso París en el que nacía el protagonista, y a interesarse por ese adefesio que percibía todos los olores... hasta que pasada una hora, le dije que si quería que parara y me dijo "deja, que ya me lo leo yo"... y desde entonces, desde esa tarde ridícula, me empezó a pedir que le recomendara libros, y aún hoy, que los dos somos adultos, me pide consejo. No lee mucho, pero lee con ganas, y cuando alguna vez voy a su casa, me encanta ver que se compra y lee libros de Shakespeare, por ejemplo (cosa que yo no hago). Me siento orgullosa de haberle transmitido la pasión de leer (que cada uno administra como quiere), y he entendido que tampoco hace falta que lea a destajo, basta con que disfrute cuando lo hace y esté abierto a nuevas obras que le conquisten.

¿Es un truco? Lo dudo, pero sólo a través de nuestra propia lectura y de la pasión que por ella mostramos, podemos transmitir el gusto por leer.

Pennac menciona varios libros de éxito seguro y reflexiona con ternura sobre el proceso de conocer las palabras, de aprender a leer. Siempre me acuerdo de un párrafo en el que dice que la palabra más importante que un niño aprende, la primera, nuestra herencia como especie, la más importante es "¡MIRA!".

¡Puff! Quería escribir poniendo a parir el mediocre librito de Válgoma y lo que me salen son alabanzas para "Como una novela", de Pennac. Será que del primero no merece la pena ni hablar y el segundo es imprescindible.

****************

¿Qué me decis de la pretenciosa contraportada del librucho? "El lenguaje transfiguró la especie humana. Tal vez "La magia de las palabras" haga lo mismo con usted".

¡A la hoguera!


*******************

UN REGALITO:

Un fragmento del libro de Pennac (que copian en el librucho de Válgoma) referente a la experiencia del niño al iniciarse en la lectura y el cole:

"La escuela llegó muy oportunamente. Cogió el futuro en su mano. Al final, él se entregó con auténtico entusiasmo ¡Qué bonitos los palotes, las letras! Muchos le resultaban familiares. Todo lo familiar está tan lejos y él está sumido en esa soledad extraña que se llama "esfuerzo". Al fín un día, una mañana, con voz insegura balbucea las dos sílabas separadamente: "Ma-má". Y de repente "¡Mamá!" Este grito de alegría celebra la culminación del más gigantesco viaje intelectual imaginable, una especie de primer paso en la luna, ¡el paso de la arbitrariedad gráfica más total a la significación más cargada de emoción! Acaba de descubrir la piedra filosofal".

No sé si habéis sido partícipes como enseñantes (padres o profesores) de ese momento, pero es tan trascendental, tan mágico, tan revelador... sabéis que es único en la vida.

Evaluaciones de la comunidad

Esta opinión ha sido leída 3581 veces y ha sido evaluada un
70% :
> Cómo evaluar una opinión
muy útil

Su evaluación sobre esta opinión

Comentarios en esta opinión

  • progaia publicada 17/09/2007
    Vaya, hasta que has llegado a decir que la paja era lo que había escrito de Válgoma no me acababa de creer que estubieses hablando del mismo autor. Es que acabo de leer el último libro de Marina "Anatomía del miedo" y la verdad es que me ha encantado, y tiene un estilo de redacción para mi de mucha calidad, por eso estaba como flipando un poco jeje. Yo, para evitar chascos como el tuyo, lo que hago es leérmelo de una biblioteca, y si me gusta mucho lo compro, ¿que mejor manera de evaluar un libro antes de comprárselo que leérselo?, además, para evitar comprarlo nuevo y tenerlo sin estrenar mucho tiempo en la estantería, lo que hago es comprarlo de segunda mano y de paso me siento bien porque doy más vida a un libro ya usado, los libros usados tienen un romanticismo especial. Me apunto tu recomendación del libro de Pennac, por lo que dices parece uno de esos libros imprescindibles, que curiosamente (casualidad o no) es de la misma editorial que el de Marina. Saludos, me ha gustado mucho tu opi.
  • zoquete publicada 02/03/2007
    No me produce buenas vibraciones Marina, a pesar de su fama, pues ya había detectado cierto interés por fagocitar obras de otros (Por qué soy cristiano, por ejemplo), pero esta mañana caí en el error de comprar su último trabajo (anatomía del miedo). Supongo que lo leeré, pues el tema me interesa, pero si es como apuntas (y yo temo), tendré que imitarte y alertar a otros posibles incautos compradores. Si es mínimamente serio, como debiera, entonces no dejaré de recomendarlo... Ojalá mi intuición falle esta vez... :(
  • JaviPrieto publicada 18/12/2005
    Otros no han podido calificarla de excepcional y parece que voy a ser el primero en hacerlo. Sin duda se lo merece. Muy bien argumentada tu opinión, valiosa la información de contexto (otros filósofos y tu opinión sobre ellos) y tu experiencia personal. Gracias por recomendar lecturas alternativas (como Pennac).
  • ¿Te ha gustado esta opinión? ¿Tienes alguna pregunta? Identifícate con tu cuenta Ciao para poder dejarle un comentario al autor. Entrar

ofertas "La magia de leer - José Antonio Marina y María de Válgoma"

Productos similares más buscados

Información técnica : La magia de leer - José Antonio Marina y María de Válgoma

Descripción del fabricante del producto

filosofía - ISBN 13: 9788483462904

Características técnicas

Título: La magia de leer

Autor: José Antonio Marina y María de Válgoma

Género: filosofía

Lengua: castellano

EAN: 9788483462904

Ciao

Incluido en Ciao desde: 06/11/2005