LAS ISLAS CIES, LAS DESCONOCIDAS.

4  15.03.2007

Ventajas:
Mucho desdcanso y relax

Desventajas:
Acostumbrarse a lo bueno

Recomendable: Sí 

pefrafra100

Sobre mí:

usuario desde:01.01.1970

Opiniones:50

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 14 miembros de Ciao

Fueron conocidas como Illas dos Douses, y olvidadas durante siglos por el gran público, en ellas recalaron piratas y contrabandistas de todo orden, a punto de ser diezmadas por la inconsciente mano del hombre, refugio y patria de miles de aves marinas, las Islas Cíes se configuran como uno de los últimos paraísos virgenes de la vieja España.
Al pie de la Ría de Vigo, se encuentran las tres islas que conforman el pequeño archipiélago de las Cíes: La isla del Faro, La isla Norte y La isla Sur o de San Martiño. Partiendo desde el puerto de Vigo en una pequeña embarcación y tras unos minutos de navegación recalamos en un improvisado puertecillo, el muelle de Rodas. Hemos llegado a la Isla Norte también conocida como la isla de Monteagudo. Una vez pie en tierra y sabedores ya que en todo el conjunto isleño no podremos encontrar otro medio de transporte que no sean nuestras sufridas piernas o tal vez alguna bicicleta que otra, y con la clara idea de que si deseamos pasar noche, lo cual es más que recomendable, hemos de acomodarnos en el camping existente bajo los pinos de la cara Este de la Isla del Faro, nos disponemos a disfrutar de la estancia en uno de los lugares más especiales, bellos y auténticos que existen en todo el litoral hispano:Las islas Cíes.
En pocas ocasiones tendremos la oportunidad de disfrutar en el Norte de la península de un microclima tan favorecedor para el descanso y la relajación.
Sin apenas dar crédito a nuestros ojos comprobaremos la trasparencia infinita de las aguas, la puesta de Sol desde el dique que une la isla Norte con la del Faro, la constante presencia de millares de aves que cohabitarán con nosotros en perfecta comunión, una frondosa vegetación de tintes desconocidos, una impresionante sierra que surge de manera abrupta y radical casi desde la misma playa y un sin fin de maravillas que tan sólo desde la presencia en las islas podrían ser descritas sin menoscabo alguno.
En la isla Norte el paisaje está dominado por una montaña en contraste con sus playas de finísima arena y heladas aguas. De interés para el viajero son la capilla de la Virgen del Carmen y las playas y los frondosos bosques que recubren la sierra practicamente desde la misma arena de la playa. Desde esta isla nos dirigimos a la del Faro cruzando un dique que las une teniendo de este modo acceso a la zona de acampada e iniciando un largo paseo de casi siete kilómetros por parajes de espectacular belleza: acantilados de mas de cien metros de altura, bosques y roqueros, playas y una costosa ascensión hasta el faro mayor. Camino que suele ser escogido por viajeros mientras se escuchan las viejas historias y leyendas de piratas y traficantes. Una vez en lo más alto del islote se presenta ante nuestros ojos una impresionante panorámica en la que se fusionan en perfecta armonía tierra y mar, nidales de gaviotas y vegetación exuberante, un horizonte bravío y en la parte sur la peculiar isla a la cual unicamente podremos tener acceso en embarcación privada.
Las Cíes se configuran como un área de interés botánico y zoológico sin par, que puede ser visitado sin los problemas que plantean otros entornos naturales siempre y cuando entendamos la necesidad de conservar este peculiar entorno que nos asombra desde la mañana hasta el atardecer cuando la inmensa sombra de miles de gaviotas se proyecta sobre los tres islotes y el sol se oculta con su enrojediza faz a la espera de encontrarnos en los días sucesivos. Un conjunto de tres islotes privilegiados que han permanecido inalterables desde que los pobladores celtas alcanzaran sus orillas, desde que los romanos se percatasen de su interes estratégico o desde que los corsarios reales o inventados escondieran en ellos sus botines de cien batallas. Un lugar de especial encanto digno de ser visitado, conservado y recordado, y que desde estas páginas os hemos acercado y os invitamos a visitar y disfrutar de ese modo con un verdadero paraíso de la vieja Celtiberia.
El conjunto está formado por tres islas, Monteagudo, Faro y San Martiño. La situada en el norte, Monteagudo, y la del medio, isla de O Faro, se encuentran unidas por una barra arenosa y un puente. Esto da lugar a que en la bajamar se forme una especie de lago marino rico en flora y fauna singular.
Historia
La historia de las islas se remonta a la antigüedad, de hecho, algunos autores las identifican como las Islas Casitérides nombradas por Herodoto. Ptolomeo se refiere a ellas como Islas de los Dioses. Plinio, por su parte, se refiere a ellas como Siccas. En su día pertenecieron a Tuy y posteriormente a Bayona, de ahí que, en un pasado, también se las conociera por las Bayonas.
Los estudios arqueológicos llevados a cabo sacaron a la luz restos de cerámica castreña y romana. Y es que en su día (año 58 antes de J.C.) fueron visitadas por el emperador romano Julio Cesar que a bordo de un trirreme persiguió y luchó contra los herminios, pobladores de la Sierra da Estela (Portugal). En su resistencia a la dominación romana se fueron desplazando al norte de Portugal hasta refugiarse finalmente en las islas Cíes. Los romanos se vieron obligados a mantener una enorme flota en el puerto de Erizana (actual Bayona). Finalmente, el aislamiento, que no los romanos, los doblegó.
En los siglos XVI, XVII y XVIII fueron atacadas en varias ocasiones por los piratas, lo que ocasionó el abandono de sus habitantes.
En el siglo XIX se construyó un cuartel de carabineros y dos fábricas de salazones. Alrededor de unas treinta familias, vecinas de las cercanías, se ubicaron en las islas con objeto de dedicarse a la agricultura, pesca y ganadería. Pero las dificultades del aislamiento les hizo abandonar su empresa.
Turismo
La distancia a la ciudad de Vigo es de aproximadamente 15 kilómetros y el acceso se lleva a cabo en barco de línea regular (Vapores de Pasaje) desde el Puerto de Vigo o en embarcaciones particulares. Durante una hora aproximada de viaje se puede apreciar, desde una perspectiva marítima, todo el contorno del litoral.
La infraestructura turística se complementa con algunos establecimientos hosteleros y un camping de aforo controlado, con objeto de evitar la masificación de visitantes y el consiguiente deterioro del entorno.
La excursión típica se lleva a cabo desde el muelle de la playa de Rodas hasta el faro situado en la isla del mismo nombre (O Faro) a 187 metros de altitud sobre el acantilado enfrentado al mar abierto. A lo largo del trayecto existen observatorios desde los que el visitante, además de disfrutar de un lugar paradisíaco, puede admirar las diferentes especies de flora y fauna.
Son dignos de mención otros lugares de interés tales como un grupo de dunas, restos de un poblado castreño, las ruinas de un antiguo convento y un antiguo cementerio. El Altar Druídico, un megalito anterior a la época castreña, posiblemente utilizado para sacrificios. Los Concheiros, depósito arqueológico compuesto por conchas y huesos de animales. Y la Campana, una enorme roca erosionada.
Mención aparte merece El Lago. Situado entre las islas Monteagudo y Faro linda por un lado con una lengua de arena y por la otra con una escollera. Las propias mareas son las encargadas de renovar el agua. Hoy en día la pesca está prohibida, pero el baño es agradable ya que la temperatura de sus aguas es superior a la del mar.
No exentas de leyendas todavía hay quien está convencido de la existencia de tesoros escondidos en lugares recónditos de las islas. Lo cierto es que las Islas Cíes transportan al visitante a otra dimensión muy diferente al bullicio de la vida cotidiana.

Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
miacortes

miacortes

13.07.2007 14:06

es un lugar maravilloso, mi siguiente viaje...jejej un saludo una opi excepcional

Recnak

Recnak

20.04.2007 10:30

Tiene que ser un lugar maravilloso, espero poder ir a visitarlo algún día. Un saludo

numbermadrigal

numbermadrigal

03.04.2007 13:09

Ahí va un excepcional, un saludito

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Las Islas Cíes ha sido leída 4145 veces por los usuarios:

"excepcional" por (25%):
  1. miacortes
  2. numbermadrigal
  3. Femme_Fatale
y de usuarios adicionales 4

"muy útil" por (71%):
  1. vtsuarez
  2. Mirilgr
  3. ati
y de usuarios adicionales 17

"útil" por (4%):
  1. amr_gr62

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.
Etiquetas relacionadas con Las Islas Cíes