~LA SABIDURIA EN PIEDRA~

5  02.02.2006

Ventajas:
-  -

Desventajas:
-  -

Recomendable: Sí 

X-WOMAN

Sobre mí:

usuario desde:12.03.2005

Opiniones:1309

Confianza conseguida:124

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 38 miembros de Ciao

jueves, 02 de febrero de 2006
17:43

Omar y yo nos conocimos en la clase de árabe en los primeros años de los 70´s, fue un día de octubre cuando el viejo profesor que impartía sus clases en la calle San Pedro dispuso de cinco alumnos interesados en esa lengua tan cercana y tan desconocida.

Omar estaba conociendo la Andalucía árabe como complemento a su carrera de arqueología estudiada en París y se llevó seis meses en mi tierra gaditana ayudando al viejo profesor en sus múltiples facetas de enseñanza y traducción; viejo y lejano pariente de su familia egipcia.

Omar tenía y tiene unos ojos negros profundos donde se asoma esa sabiduría ancestral y ese maravilloso encanto que le da su raza árabe. Su ancha nariz y un boca jalonada de dientes blancos y brillantes le dan a su sonrisa un encanto perturbador.

Omar y yo teníamos una afición común: la antigüedad egipcia. En mí se quedó en afición y en él se convirtió en su profesión; actualmente es el director de gabinete del Museo Arqueológico de El Cairo.

En esas múltiples charlas después de mis clases, me enteré de que Omar tenía una casa casi en las afueras de El Cairo, allí desde donde se puede ver la Gran Pirámide como unico decorado y fondo. A comienzos de aquellos años especiales, aún la ciudad respetaba un poco la seriedad del coloso que le servía de sur a su ampliación. Hoy la casa de Omar se ha visto desbordada por nuevas edificaciones y sobretodo de hoteles; pero entonces era un mirador incomparable de esa tríada de pétreas figuras que son las Pirámides.

Me embrujó con su charla y después de estar dos meses separados con la llegada del verano, puse camino hacia la tierra de los faraones. Era el primer viaje, era el primer encuentro de esta historia de amor entre el viejo Egipto y yo y ese tercer detonante cultural que es Omar.

Seis increíblemente largas horas me separó de mi meta, tras hacer escala cuatro veces hasta llegar al aeropuerto, moderna blasfemia entre tanta antigüedad. Omar quería que hiciese el camino de los nómadas... siempre ha sido un romántico.

Poco tardamos en llegar a su casa, una edificación blanca de dos pisos y una azotea. El coche de segunda mano por aquel entonces ya destartalado, se quedó a medias entre la infame calzada y la acera llena de boquetes. Se abrió un portón de madera noble que nos dió paso a una sala amplia con ese toque tan especial que tienen las casas árabes. Alfombras, sofás y muchos almohadones. Subimos hasta el segundo piso donde estaban los dormitorios y desde el mío y con el balcón abierto pude ver por primera vez en mi vida al gigante de piedra. La Gran Pirámide se levantaba ante mí en un día de calor insoportable desafiándome frente a frente.

No pudo el cansancio del viaje dejarme allí; los dos cogimos el viejo coche y nos dirigimos hacia el lugar donde descansa la historia. Allí mismo donde Napoleón exclamó ante la tropa y el mundo: "40 siglos de historia os contempla". Y poco a poco el gigante y yo nos acercábamos el uno al otro, mientras el brazo de Omar apretaba mis hombros fuertemente.

Dejó el coche allí,

Fotos de Las Pirámides
  • Las Pirámides Fotografía 2802100 tb
  • Las Pirámides Fotografía 2802104 tb
  • Las Pirámides Fotografía 2802106 tb
  • Las Pirámides Fotografía 2802107 tb
Las Pirámides Fotografía 2802100 tb
descansando a los pies del gigante
en cualquier lado, todavía no había ni el rigor ni la vigilancia que hay en la actualidad en estos lugares. Y poco a poco mis pasos se fueron volviendo cada vez más cortos, mas llenos de temor y la emoción me recorrió las venas desde el corazón hasta el último dedo. Mi amor de piedra estaba delante de mí; años jóvenes llenos de amor por la arqueología y el misterio y por fín, ante la oposicion paterna, mi afán me había llevado a conocerlo en persona.

Omar tenía ya sus influencias en el mundo de la arqueología, era un estudiante aventajado con beca en el extranjero y se hacía su porvenir en su país maravilloso y lleno de maravillas. No hacía falta permisos, porque el gigante dormitaba aún sin estar todo el día en guardia con las actuales avalanchas de turistas.

Los más inquietantes pensamientos se apoderaron de mí ante la Pirámide; esa que se levanta en la planicie de Gizeh por aquel entonces a 8 kms de El Cairo. Mi mirada llegó al cielo para contemplar esa estructura magnífica comparable a un edificio de 40 pisos. Su vértice final nos señala el cielo, quizás esa fue la idea primaria de sus constructores; no debía servir solamente para proteger las momias de los reyes, sino también para mostrarles el camino celestial del más allá.

Y poco tenía que pensar ante ella, los datos estaban tan frescos en mi mente que no necesitaba guía alguno que me explicara sus medidas ni tampoco detalles de su construcción. 147 metros de altura, una longitud lateral de 230 metros, una superficie de 5 hectáreas. Compuesta por más de 2.3 millones de grandes bloques de piedra que tuvieron que ser cortados, desbastados, transportados y colocados con la precisión que nuestras máquinas actuales les sería díficil de hacer.

Cuánto se tardó y cuándo fué hecha??. El misterio continúa, puesto que Herodoto que visitó Egipto en el 450 a JC nos informa que tuvieron que trabajar 100.000 personas durante veinte años, sin contar con los diez que necesitaron para preparar el proyecto.

Los bloques de 2.5 toneladas de peso fueron cortado con instrumentos de cobre y provisto de su indicación de origen, una vez cortados eran llevados hasta el lugar de la construcción en unos vehículos parecidos a trineos. Después vendría el trabajo de subirlos por rampas cada vez más altas hasta llegar a su vértice final.

Naturalmente esta explicación se nos antoja fuera de lugar, pero no vamos a entrar en explicaciones teóricas sobre cómo y quiénes la construyó... el camino sería aún más largo que su construcción.

Por la angosta puerta de entrada situada a 17 metros de altura, penetramos en la casa de los misterios. Algo especial se apodera del cuerpo en la primera visita. Es ese temor al encuentro con la nada o quizás el comienzo de un camino hacia la perfección espíritual. El misterio sigue en vigor. El pasillo de 8.5 m de altura y 47 metros de longitud nos conduce hasta el interior del monstruo pétreo, y precisamente en ese camino nos llega la primera pregunta: Para qué fue hecha?.

Lo que nos han dicho siempre es que eran monumentos funerarios; en esta pirámide sólo se encuentra un sarcófago vacío de piedra, se sitúa en el suelo de la cámara real que tiene 10.5 m de longitud por 5 m de anchura y 5.5 m de altura y 42 m sobre el nivel del desierto. Sobre ella se encuentran cinco cámaras más, los bloques están tan bien trabajados y pulimentados que se nos antojan perfectos, mientras tanto el suelo es basto y desigual... quizás es la idea del vuelo hacia la perfección del cielo y el abandono de la imperfección de la tierra o del mundo mortal?.

Cuando llegamos hasta el sarcófago, la pregunta vuelve a inquietarnos: Cómo entró en la cámara?. Ningún paso existente puede permitir su paso hasta ella. O quizás como se dijo un día, el sarcófago se colocó allí antes que la pirámide se construyera?.

Dudando entre estas preguntas y respuestas paseamos dentro de la belleza hecha piedra. Nuestros ojos se encuentran en cada rincón hecho tan perfectamente que nos admiramos una vez más de su pulimentado... nuestra mirada se pierde en la altura admirándonos aún más de su sistema de construcción y de la manera que se fue agrandando el gigante poco a poco sin que cayese ni haya caído ninguno de sus grandes bloques. Nos preguntamos si acaso nos dejamos caer sobre algunas de sus losas laterales, caeríamos en algún pasadizo aún nos desvelado en la actualidad??. Es mejor no tentar a la suerte y ser motivo de algún mágico botón que ponga en funcionamiento un sistema de poleas que nos deje dentro de ella para la eternidad.

De esta manera salimos al exterior de nuevo a llenar nuestros pulmones de aire limpio... es ahora cuando nos sentamos a su sombra para leer los datos que encontramos en muchos escritos sobre la maravilla aún viva. Matemáticos, científicos y místicos han hablado de sus medidas, increíblemente coincidentes con datos del número pi, distancia de la luna, perímetro y demás longitudes y latitudes. No vamos a entrar tampoco en ésto, simplemente dejar constancia de que realmente tenemos la creencia de que no es solamente un monumento funerario, o quizás nunca lo fue. Nos quedamos con la teoría de que es una manera eterna de explicar al futuro su ciencia. A buen entendedor, sabemos que pocas palabras le basta.

Al día siguiente tuve una oportunidad de oro, quizás sea de las pocas personas que hayan tenido esa enriquecedora fortuna de poder ver el curioso grabado que hay en la cima de la pirámide. Es así como gracias a un helicóptero pude llegar hasta el mismo vértice de la pirámide y ver una serie de agujeros con jerogríficos. El misterio continúa, aunque la versión oficial es simplemente que era un juego antigüo ya desaparecido.

Nos montamos en el viejo coche que trazando la polvorienta carretera de aquellos 70´s nos separaba de la casa de Omar. Una vez allí nos relajamos en ese ambiente tan especial que se respira en las casas árabes.

Era el primer viaje, el de la iniciación... después volvimos y continúamos volviendo. Hoy la vemos de otra manera porque nos las quieren ofrecer de otra manera; pero en nuestro interior queda el recuerdo del primer encuentro, aquel que sirvió para comenzar el camino de la perfección.

En visitas posteriores tuvimos la oportunidad de entrar en el llamado canal descendente que nos lleva a la Cámara del Caos, un lugar donde desembocamos después de pasar por una angosto pasillo cuyo tramo final se hace un auténtico martirio debido a su escasa altura. Aquí hay que conservar los nervios tensados para evitar ataques de pánico. No sería el primer caso.

La cámara se nos ofrece como inacabada por los antiguos egipcios. Sin embargo nos mosquean esas figuras escultóricas que están como dejadas inmediatamente ante una orden de salida. El techo es perfecto y el suelo continúa siendo de polvo negruzco. Hay que recordan que nos encontramos a 20 m bajo el nivel del desierto y esta cámara está excavada en la piedra misma. Los restos de conchas nos delata su origen.

La cámara de la reina estuvo cerrada durante un año, lo mismo que la pirámide que oficialmente estaba siendo remozada y reforzada para la avalancha de turistas que recibía. Hay muchas dudas sobre ésto; pero fue la versión oficial del Dr Zahi Hawass, patrón y jefe incomparable de todo lo que se relaciona con el antigüo Egipto. Curiosamente los hábiles de trabajo eran remolques, taladros y una especie de yeso blanco que rodeaba el lugar. Incluso se vieron piedras originales de la pirámides fuera de ella.......

Qué se esconde tras la gran aventura del robot que sólo encontró una nueva puerta tras ser perforada la anterior por útiles actuales?. Sólo sabemos lo que hemos visto en el popular reportaje de la Tv de National Geographic.. pero en el fondo hay algo más, estamos seguros.

Para poder visitarla en la actualidad es mejor meterse en un grupo programado con anterioridad, tendrás la oportunidad de no perder el día en una cola interminable que se forma mucho antes de que den las siete de la mañana. Los autobuses se amontonan en el lugar del parking, de modo que no hay que llegar tarde. Es la mejor forma de llegar y entrar con el guía.

Consejos: Jamás pierdan de vista su grupo, sigan siempre en la fila, no traten de mirar en pasadizos laterales y ni mucho menos andar por su cuenta dentro de la pirámide. Las personas que padezcan de claustrofobia no deben de entrar, más de un caso de pánico ha dado lugar a escenas desagradables. Mucho cuidado en los tramos de baja altura, deben ir agachados para evitar un coscorrón con el techo milenario.

Precios: Depende del sistema que escojan para la visita; en el caso de una excursión programada, será más o menos de unos 30€ para visitar todo el complejo de Gaza. De modo individual puede incluso salir más caro al tener que adquirir los billetes para cada pirámide y los complejos de las ciudades de los obreros y trabajadores de las pirámides que aún en estos momentos están siendo sacados a la luz y por supuesto la esfinge que preside el lugar, como un eterno guardían.

Epoca para la visita: La temporada ideal es la comprendida entre el otoño y el invierno. Totalmente aconsejable hacerlo en enero y febrero puesto que los precios tanto del viaje a Egipto como las excursiones pueden encontrarlos a la mitad del precio del verano o primavera. El calor no es sofocante y la media suele estar entre los 15 a 20 grados. También se evita la aglomeración de turistas propia del verano y semana santa.


X-WOMAN2006


Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
balenq

balenq

11.03.2010 12:55

Muy instrucitiva y a la vez emocionante y emotivoa

elc2412

elc2412

23.06.2006 13:38

Un par de precisiones a esta trabajada opi. 1.- La cámara subterránea de la G.P. está inacabada...suelo, techo y paredes laterales. 2.- No existen figuras escultóricas de ningún tipo en la GP. 3.- No existe peligro alguno ni de perder de vista al grupo ni de perderse: el conducto descendente está cerrado por una verja al igual que la entrada a la cámara de la reina (nombre que se le da pero no se tiene ni idea de para que servía) y por tanto el único camino posible lleva de la entrada a la cámara del rey sin pérdida posible. Saludos.

jamar

jamar

01.06.2006 19:48

Me ha encantado tu opinión, tanto por los datos como por el modo de escribirla, está llena de sentimientos y emociones. He leido, en referencia al número de obreros que trabajaron en su construcción, que segun los escritos de Herodoto podían ser 3000 y no 100000 (que la traducción había sido errónea en un primer momento, debido a la similitud de ambos números en griego antiguo). En fin, sea como sea, fue una empresa colosal y tu opinión excepcional. Un saludo.

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Las Pirámides ha sido leída 3534 veces por los usuarios:

"excepcional" por (32%):
  1. balenq
  2. jamar
  3. OLGAF
y de usuarios adicionales 18

"muy útil" por (68%):
  1. JAVIERE28
  2. danterec
  3. baloncete
y de usuarios adicionales 42

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.
Etiquetas relacionadas con Las Pirámides