Las Uvas de la Ira - DVD

Imágenes de la comunidad

Las Uvas de la Ira - DVD

Director: John Ford - 123 min - Actores: Henry Fonda, Jane Darwell, John Carradine, Charley Grapewin, Dorris Bowdon, Russell Simpson, O.Z. Whitehead, ...

> Ver características

100% positivo

7 opiniones de la comunidad

Opinión sobre "Las Uvas de la Ira - DVD"

publicada 24/01/2009 | pedroemilio
usuario desde : 07/11/2006
Opiniones : 1722
Confianza conseguida : 239
Sobre mí :
elbuhoentrelibros.blogspot.com.es/
Excelente
Ventajas Un clásico del cine
Desventajas Que no se hagan más películas así
muy útil
Argumento
Personajes
Calidad de dirección
Banda sonora
Comparada con películas semejantes es:

"UN CLÁSICO DE ACTUALIDAD"

¿Qué es lo que convierte una película en todo un clásico? ¿Cómo es posible que una película siga teniendo vigencia más de veinte años después de ser filmada?
Estas y otras respuestas se pueden encontrar viendo este maravilloso film, que está apunto de cumplir 70 años sobre su celuloide, una edad más que sobrada para estar jubilado, pero a pesar de todo sigue siendo actual.

Y es el visionado de esta película el que da respuesta a las preguntas anteriores, porque un film del año 40 puede conseguir con facilidad que muchos de sus planteamientos nos parezcan rancios o pasados de moda, pues no en vano la sociedad en esos setenta años ha avanzado en todos los campos.
Sin embargo si lo que se toca son temas universales de un modo realista, con un trato exquisito a los personajes, apoyado en interpretaciones de Óscar, con un guión bien cerrado y bajo la batuta de un director que sabe qué es lo que quiere y cómo conseguirlo, podremos conseguir una historia atemporal, más allá de todo tiempo o lugar.
Revisité esta historia, pues hace ya años que había visto la película, pues frente a esta oleada de films bienintencionados, de historias de superación y buenrrollismo al estilo de Frank Kapra al que parece que la dura realidad de crisis económica que estamos viviendo ha arrojado a las grandes empresas cinematográficas, quería ver una película que trata de un modo descarnado la situación de la otra gran crisis económica.
Porque de eso se trata en la película, de la gran depresión que sucedió en Estados Unidos y que en el campo, tras unos años de durísimas tormentas de arena azotando Oklahoma, llevó a la ruina a los granjeros que además no eran propietarios de las tierras y que se vieron obligados a emigrar a California como si de un nuevo El Dorado se tratase en busca de trabajo, arrastrando con ellos a toda la familia y sus escasas pertenencias sobre furgonetas al borde del desguace.

Es inevitable establecer un paralelismo frente a la situación actual o frente a la que está por venir, con un trabajo cada vez más escaso y más gente desesperada por llevar algo de dinero a casa con el que ir saliendo adelante. Es cierto que nuestra situación no es la misma, entre otras cosas porque la cobertura de protección sanitaria y de ayudas es muy diferente a la que había (y que hay) en Estados Unidos, pero no lo es que cada vez hay más gente desesperada.
Y esa situación entre los emigrantes que han venido de tierras asoladas por la sequía (aquí el paralelismo si que es total), las hambrunas o la guerra, están dispuestos a aceptar cualquier tipo de trabajo con tal de conseguir algo de dinero para su familia, para seguir subsistiendo.
Y cuando hay gente necesitada, siempre hay canallas dispuestos a explotarlos, a aprovecharse de su necesidad para hacerles trabajar por poco más que el alimento diario. Y por duro que parezca, siempre hay alguien más necesitado dispuesto a aceptar esas condiciones casi de esclavitud y a sustituir a los que se nieguen a admitirlas.
¿Exageración? Un vistazo, ese que ninguna autoridad se atreve a echar en los invernaderos de Almería o a los campos españoles en época de recogida de fruta (precisamente a lo que iban a dedicarse los protagonistas de la película), nos demostraría que la realidad es muy semejante.
Anuncios ofertando miles de puestos de trabajo, hacia los que acuden los desesperados como abeja al panal, y que una vez llegados hacen que sea tal la cantidad de gente solicitando lo que en realidad solo son unos pocos puestos que hace que el dinero que se les va a ofertar sea una auténtica miseria, que los más desesperados no tendrán más remedio que aceptar.

Y el que discute o se atreve a levantar la voz denunciando la injusticia es acusado de revoltoso, revolucionario o agitador, motivo más que suficiente para ser agredido, vejado o incluso asesinado. Todo ello con el consentimiento, cuando no con la colaboración de las propias autoridades, para las que todos esos hombres necesitados son sólo un problema, unos desahuciados que por su actitud se han buscado la situación que están viviendo.
¿Quién les ha mandado venir aquí cuando no hay trabajo? ¿No os suena esa preguntita? ¿Quién ha mandado a todos estos emigrantes a venir aquí a molestarnos? Y nos llegan a vender la misma milonga: Son gente peligrosa, auténticos malhechores que han venido a quitarnos los pocos puestos de trabajo que hay.
Cuando en el fondo al igual que los campesinos de esta película no dejan de ser unos engañados por los de siempre, por los que tienen el poder, los medios, el dinero y el trabajo para conseguir una mano de obra cada vez más barata y obtener más beneficios. Que son esos empresarios los que han creado el efecto llamada, no ningún gobierno, con tal de conseguir unos beneficios mayores.

¿Creéis que exagero? ¿Recordáis aquel accidente de una furgoneta de emigrantes ilegales, creo recordar que en Murcia que acabó con la vida de diez de ellos? Estalló el escándalo de su ilegalidad y de cómo estaban trabajando muchos cientos de ellos en los campos españoles explotados, trabajando a destajo por dos duros (exactamente igual que en esta película).
Ante el clamor popular de este trabajo oculto y ante la petición de las autoridades de que se legalizase su situación, los empresarios del sector pusieron el grito en el cielo contestando que si lo hacía, tendrían que pagarles más y no obtendrían beneficios (sic).

Como podéis ver el tratamiento de esta película, su temática de la explotación del hombre por el hombre, del menosprecio a los que no tienen nada, hacen que sea un clásico que seguirá siendo actual dentro de otros cuarenta años.

Porque además el tratamiento que da Ford a la película no es documentalista, intentando mostrarnos y analizar las razones de esta crisis económica y social, sino hacer un retrato social de estos personajes, que a pesar de estar sufriendo en condiciones extremas para la dignidad humana, no se dejan doblegar y luchan por seguir adelante, porque se les siga considerando personas.
Solo hacen un mínimo análisis que me pareció que era como si de ahora mismo se tratase, porque cuando están desahuciando a los granjeros, por otros tan pobres como ellos a las órdenes del patrón e intentan saber quién es el responsable final de acabar con sus casas y echarlos de las tierras en las que llevan viviendo y muriendo por años, no hay respuesta, porque no es el banco quién los echa, pues a fin de cuentas este depende de una junta gestora, que a su vez tienen que responder frente a los accionistas. Y además no son de allí, sino que se encuentran muy lejos. Vamos, que nadie es culpable de nada, todos son unos mandados.


Esta película obtuvo dos Óscars: Mejor director (John Ford) y mejor actriz (Jane Darwell) Obtuvo otras tres nominaciones: Mejor guión, mejor película y mejor actor (Henry Fonda, en un papel maravilloso)
La película para la que la FOX no escatimó medios eligiendo a los mejores actores y técnicos, está basada en la novela de John Steinbeck "Las uvas de la ira"

La banda sonora, muy bella por cierto tiene la base de un tema muy popular: "Red river valley" que se nos ofrece con distintas variaciones, tanto rápidas como lentas.


En fin, un film que si podéis tenéis que ver.

Como estamos en tiempo de crisis, esta opinión no está remunerada por Ciao, que por cierto ha descatalogado buena parte de las películas con más de dos años (e incluso menos). Pero vamos, que también tenéis un chorritest al lado de esta opinión si queréis hacer clink y dejar vuestro €.

Evaluaciones de la comunidad

Esta opinión ha sido leída 691 veces y ha sido evaluada un
65% :
> Cómo evaluar una opinión
muy útil

Su evaluación sobre esta opinión

Comentarios en esta opinión

  • corrona18 publicada 28/01/2009
    Excelente opinión sobre la idea que la película nos quiere plasmar en cualquier tiempo de crisis. Ya la había visto y tengo ganas de volver a verla tras haber leído tu opinión.
  • geminis_88 publicada 28/01/2009
    Muy buena película. Tengo el libro pendiente para leérmelo.
  • cuchufleta publicada 27/01/2009
    Es una gran pelicula. Petontes
  • ¿Te ha gustado esta opinión? ¿Tienes alguna pregunta? Identifícate con tu cuenta Ciao para poder dejarle un comentario al autor. Entrar

Productos similares más buscados

Información técnica : Las Uvas de la Ira - DVD

Descripción del fabricante del producto

Director: John Ford - 123 min - Actores: Henry Fonda, Jane Darwell, John Carradine, Charley Grapewin, Dorris Bowdon, Russell Simpson, O.Z. Whitehead, John Qualen

Características técnicas

Nombre: Las Uvas de la Ira

Formato: DVD

Título original: [USA] The Grapes of Wrath , 1940

Año: 1940

Director: John Ford

Actores: Henry Fonda, Jane Darwell, John Carradine, Charley Grapewin, Dorris Bowdon, Russell Simpson, O.Z. Whitehead, John Qualen

Duración: 123 min

Idiomas: Dolby Digital Estéreo: Español, Inglés, Francés, Italiano, Alemán

Subtítulos: Español, Holandés, Francés, Alemán, Italiano, Sueco, Danés, Finés, Noruego, Portugués, Turco, Inglés para sordos

Género: Drama

Ciao

Incluido en Ciao desde: 10/09/2004