Alguien llamado Gaudí...

5  19.03.2011

Ventajas:
-  -  -

Desventajas:
-  -  -

Recomendable: Sí 

zarkete

Sobre mí: ¿Qué haces cuando encuentras a la persona que crees perfecta? ¿A alguien a quien se lo perdonarías t...

usuario desde:26.05.2007

Opiniones:115

Confianza conseguida:51

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como excepcional de media por 20 miembros de Ciao

Hace ya bastantes meses que estoy viviendo en Barcelona, y hasta la semana pasada no me había dado cuenta de que tenía al abasto el poder ver el trabajo de uno de los mayores genios de España y del mundo entero. Os hablo del gran artista, arquitecto y visionario Antonio Gaudí. Seguramente lo conoceréis, es el creador de la conocidísima catedral la Sagrada Familia, y de otros famosos edificios como la casa Batlló o el Parc Güell. Desde que vivo aquí (en Barcelona), sólo había visitado el Parc Güell, perdiéndome entre esas columnas torcidas que soportan la gran explanada que es uno de los miradores más bonitos que he visto, y recorriendo los caminos que cubren todo el parque y la casa en la que vivió el señor Güell. Sorprende y produce cierta envidia sana y fascinación saber que alguien ha vivido ahí, que alguien ha podido, al levantarse, pasear por esos caminos, dirigirse al mirador, ver la ciudad de Barcelona en todo su esplendor, y recogerse en la tranquilidad de la hermosa casa en los días de mal tiempo.

Sabía que, además del Parc Güell y de la Pedrera (un edificio fascinante situado en el Paseo de Gracia, cuya fachada me recuerda al esqueleto de un dinosaurio) había mucho más que descubrir sobre la obra de Gaudí, pero no me había puesto en su búsqueda. Conocía, claro está, la Sagrada Familia… pero por fuera, creía que por dentro sería una catedral como las demás. Pero no conocía la casa Batlló, la había visto por fuera, una fachada preciosa, como si fuera un tronco con musgo, y con un tejado que recuerda las escamas de un dragón… pero pensaba que por dentro sería una casa normal. Hablando con conocidos me explicaron que nanai, que me estaba perdiendo lo mejorcito de Barcelona, que si por afuera estos dos edificios eran bellos y fascinantes, que me esperara a verlos por dentro. Pasaba el tiempo y mis ganas de entrar en esos mundos podían conmigo, pero claro, los 18 € que cuesta entrar en la casa Batlló y los 12 € en la Sagrada Familia tiraban pa’tras a más de un@. No me perdonaba estar en la ciudad y no ver esas obras de arte, igual que no perdono aún no haber visitado Menorca y Formentera, siendo un menda de las islas, ni haber escrito aún el hiperbreve de este certamen (jejeje), así que aproveché este fin de semana pasado que venían dos amigos a visitarme para embaucarlos en la aventura, hacerles pagar el pastizal, y venir a ver ambos edificios… ¿venían a hacer un poco de turismo, no?

La primera visita fue la Casa Batlló, en el Paseo de Gracia. Mientras hacíamos cola bajo la lluvia, intentaba mirar la hermosa fachada, poniendo así en peligro mis lentillas, que si las mezclo con agua, no veo dos en un burro, pero era tan fascinante que no podía apartar la borrosa mirada de los azulejos que componía la pared exterior ni los balcones, que parecían bostezar indiferentes a la cantidad de gente que entraba dentro de ella, como si fuera lo más normal del mundo. Una vez dentro, con el paraguas en una mano, y la audioguía en la otra, me adentré en la casa. ¿Qué deciros? Pues que hay que verla. No os miento si parecía estar metido en las entrañas de un dragón, con sus paredes curvas pintadas como si estuvieran llenas de escamas, cristales y ventanas llenas de color, pasillos con formas curvas en sus arcos y sus paredes blancas, como si estuvieras en el esqueleto… todo tiene un aspecto entre el cuento de fantasía y un toque tétrico. De día, todo es lleno de color, pero de noche te da la sensación de que debe dar un pelín de miedo, no me quiero imaginar las sombras que se deben formar con tanta curva. Es como Lewis Carroll conociera a Tim Burton, tétricamente hermoso. Y otra vez, la fascinación de que alguien había vivido allí de verdad, que alguien se había asomado al ventanal que daba a la calle, que había disfrutado de los colores de la casa, que había subido y bajado por esas escaleras, que había tenido miedo al ir de noche por los pasillos curvos, me venía a la cabeza, convenciéndome otra vez que las cosas raras y de película existen de una manera remota.

Al día siguiente le tocaba a la Sagrada Familia. Por afuera ya la tenía muy vista, y me preocupaba dejar 12 € en una visita que creía iba a durar media hora. Pero confiaba en que algo ahí dentro me sorprendería. ¡Y vaya si lo hizo! Antes de entrar, ya quedé maravillado al contemplar toda la simbología que Gaudí había dejado en las paredes, lo que hacía convencerme de que Gaudí no sólo sabía de arquitectura… Una vez dentro, no se me descoyuntaron las mandíbulas porque Dios no quiso. Sabías que estabas en un sitio sagrado por alguna figura cristiana por ahí colgada, pero eso no es una catedral, es, literalmente, un bosque, un bosque de hadas de piedra y cemento. Las columnas se van dividiendo y estrechando como el tronco y las ramas de los árboles, en cuyo tronco aparecen recovecos y salientes como si fueran zonas de luz, y el techo se compone de las hojas pétreas, cuyas flores son dibujos y escudos llenos de símbolos. Las torres tienen en su interior su esqueleto en forma de escaleras de caracol, y cada capilla es como si fuera un habitáculo lleno de luces y ventanas de colores. Una maravilla. Abajo, en el museo, planos de cómo será la catedral acabada, la que, al ritmo que van, espero poder verla finalizada, porque es una pasada. En ese momento, lo que me tenía fascinado ya no era sólo la construcción, sino el ver cómo todo eso salía de la cabeza de una sola persona. Como alguien podía tener cabida en su cabeza tal capacidad de imaginar y de crear. Una muy buena amiga mía tiene la convencida teoría de que los grandes genios deben tener alguna especie de conexión con algo superior para poder crear sus obras de arte, y me lo estoy empezando a creer, es la única manera de entender que maravillas como ésta existan. A mí me dicen que Gaudí era un extraterrestre proveniente de un planeta avanzado, y me lo creo.

Aliens aparte, el haber visto estos dos monumentos, aparte de dejarme boquiabierto, me ha vuelto a meter en mi interior la idea que tanto me molesta de saber que hay montones de cosas que ver en este mundo, y que no tendré tiempo para poderlas ver en esta vida. Así que espero que la reencarnación exista, porque si no vamos apañaos.

Pues nada más, sólo quería compartir con vosotros esta experiencia y que, si tenéis la oportunidad y el dinero para poder ver estas dos maravillas, lo hagáis, porque vale la pena.

p.d. Investigando como si de un agente de CSI se tratara, he descubierto que, además de otras casas que realizó Gaudí para otras personalidades de la época, le encargaron realizar un hotel en Manhattan sobre la primera década de los noventas, pero que nunca se realizó. La idea volvió una vez para llenar la explanada de la zona 0 después del atentado a las torres gemelas, pero se desestimó. Os dejo en las imágenes un boceta de lo que hubiera sido…


Fotos de Leyendas
  • Leyendas Casa Batlló
  • Leyendas Casa Batlló
  • Leyendas Sagrada Familia
  • Leyendas Sagrada Familia
Leyendas Casa Batlló
Leyendas
Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
pacorom1

pacorom1

25.05.2011 12:24

Me ha parecido una opinion excelente y muy bien escrita.

yogui9259

yogui9259

04.05.2011 12:33

Realmente un genio compi Un abrazote

barre1968

barre1968

30.03.2011 18:13

Lo de los precios que cuentas, más que en una leyenda debería figurar en una novela de terror ¿Donde queda la cultura para todos? Perdona, pero cuando me tocan "la de Ubrique", me pongo malísimo !Joder, y eso que no soy catalán¡ jajajaja. Saludos.

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Leyendas ha sido leída 985 veces por los usuarios:

"excepcional" por (73%):
  1. pacorom1
  2. yogui9259
  3. barre1968
y de usuarios adicionales 13

"muy útil" por (27%):
  1. ACUN
  2. leemeami
  3. matiba
y de usuarios adicionales 3

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.