Los abrazos rotos, Pedro Almodóvar

Opinión sobre

Los abrazos rotos, Pedro Almodóvar

Impresión Total (28): Evaluación Total Los abrazos rotos, Pedro Almodóvar

 

Todas las opiniones sobre Los abrazos rotos, Pedro Almodóvar

 Escribir mi propia opinión


 


Opinión Diamante

EL ÚLTIMO ABRAZO

5  07.04.2009

Ventajas:
Almodóvar, la estética, la mezcla entre tragedia y comedia

Desventajas:
.  .  .

Recomendable: Sí 

Detalles:

Argumento

Personajes

Calidad de dirección

Banda sonora

¿La verías de nuevo?

¿Te gustó?

más


ITACA213

Sobre mí: La primavera sabe que la espero en Madrid www.itacabuscandoaulises.blogs pot.com. Take a smile :) ...

usuario desde:16.06.2006

Opiniones:1066

Confianza conseguida:271

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como excepcional de media por 48 miembros de Ciao

El otro día fui a ver la última película de Almodóvar, “Los abrazos rotos”. Este director manchego sigue fiel a su estela, no resultando indiferente a nadie. Por ello, muchos lo adoran y otros no lo pueden ver delante. Yo he de reconocerme almodovariana de corazón y decir que, en líneas generales, soy de las que lo adoran, con pequeñas excepciones en forma de películas. De todas formas, hay dos tipos de cine de Almodóvar, el de los primeros años en plena movida madrileña; y el cine más intimista, que desde hace unos años imprime el carácter de sus películas. Precisamente esta película, “Los abrazos rotos”, es una de las de corte intimista. De hecho, de esta última etapa con este cariz, me gustan prácticamente todas las películas de este genio manchego, a excepción de “La mala educación”, la que considero su patinazo más reciente. Por ello, tenía especial interés en ir a ver cuanto antes “Los abrazos rotos”, me llamaba la atención el argumento, la historia real que hay detrás de ella, lo poco que había podido leer en la prensa… Y he de adelantaros que no sólo me gustó, sino que cumplió con creces las expectativas que a priori podía haberme creado sobre ella, lo que me da oportunidad de hablaros de ella aún con más ganas.




ALMODÓVAR. UN GENIO INCOMPRENDIDO.



Como almodovariana que yo misma me he autodefinido, quisiera comenzar esta opinión dando un breve repaso a la carrera cinematográfica de Pedro Almodóvar, el que para mí es un genio en muchas ocasiones incomprendido. Este director de cine manchego, nacido a mediados del siglo XX, siempre ha tenido una forma muy especial de entender el séptimo arte, dotando a sus películas de un sello almodovariano inconfundible y que, como decía antes, para bien o para mal, no deja indiferente a nadie. Procedente de una familia de arrieros de un pueblo de Ciudad Real, en su infancia hubo de mudarse con su familia a Cáceres, donde estudiaría con los padres salesianos y franciscanos, experiencias éstas que vienen plasmadas en muchas de sus películas, como “Volver”, “La flor de mi secreto” o “La mala educación”.

A los 16 años se mudó a Madrid, el que sería el telón de fondo de muchas de sus películas, donde trabajó en muchos lugares hasta que encontró un puesto como oficinista de Telefónica. Almodóvar se metió de lleno en la conocida "movida madrileña", llegando incluso a montar su propio grupo, “McNámara”. Fue en esa época cuando conoció a la Maura, la que sería su musa durante muchos años y varias películas.



En 1985 fundó junto a su hermano Agustín la productora “El Deseo” y todas las películas a partir precisamente de “La ley del deseo”, serían producidas por esta entidad.


Ha cosechado numerosos éxitos y ha ganado infinidad de premios, entre los que destacan el Óscar de la Academia a la mejor película extranjera por "Todo sobre mi madre" y consiguió su segundo Óscar, éste como mejor guión, por "Hable con ella". Como asturiana que soy, no puedo dejar de recordar cuando le concedieron el "Premio Príncipe de Asturias de las Letras" hace ahora dos años en mi Oviedo natal.

Almodóvar es un director carismático, controvertido, sencillamente fantástico. Cada una de sus películas están hechas de un universo especial, una fantasía mezcla de realidad y de delirio, donde la parte de la realidad supera casi siempre a la ficción. Y es en ese universo almodovariano donde alguien como yo, mezcla de realidades y delirios, se siente como un pez en su medio acuático. Además de su faceta de director, Almodóvar ha resultado ser un artista polifacético: director, cantante, productor y escritor. Pero en esta ocasión, debo centrarme en la faceta de director de cine.



Os dejo el listado de las películas de Almodóvar por orden cronológico, que son las siguientes:

1- “Pepi, Luci, Boom y otras chicas del montón” (1980).

2- “Laberinto de pasiones” (1982).

3- “Entre tinieblas” (1983).

4- “¿Qué he hecho yo para merecer esto?” (1984).

5- “Matador” (1986).

6- “La ley del deseo” (1987).

7- “Mujeres al borde de un ataque de nervios”
Fotos de Los abrazos rotos, Pedro Almodóvar
Los abrazos rotos, Pedro Almodóvar abrazos_rotos - Los abrazos rotos, Pedro Almodóvar
Los abrazos rotos, Pedro Almodóvar
(1988).

8- “Átame” (1989).

9- “Tacones lejanos” (1991).

10- “Kika” (1993).

11- “La flor de mi secreto” (1995).

12- “Carne trémula” (1997).

13- “Todo sobre mi madre” (1999).

14- “Hable con ella” (2002).

15- “La mala educación” (2004).

16- “Volver” (2006).

17- “Los abrazos rotos” (2009).




“LOS ABRAZOS ROTOS”: TODO EMPEZÓ EN UNA FOTO.


Reconozco que el primer cine de Almodóvar, el de la movida madrileña, tenía su gracia; pero esa época ya pasó y ahora el cine discurre por corrientes más intimistas, especialmente el almodovariano. Para mí ese nuevo giro tuvo lugar a partir de “La flor de mi secreto”, una de mis películas favoritas del director manchego. Y “Los abrazos rotos” continúa esa estela intimista, ese nuevo sello Almodóvar, aunque recuperando en ciertos momentos la gracia que tenía el cine almodovariano de los ochenta.


Llama la atención que el nudo inicial de esta historia de “Los abrazos rotos” despegue de una fotografía real. Hace muchos años, en un viaje a Lanzarote, el propio Almodóvar hizo una foto a una playa desierta y no se fijó hasta revelarla, en que en medio de aquella playa, como un punto infinito de la memoria, aparecía una pareja fundida en un abrazo. El propio Almodóvar quiso imaginar qué historia podía haber detrás de aquel momento, inmortalizado involuntariamente en aquella instantánea. Esa misma foto es utilizada en la película y tomada por Mateo, uno de los protagonistas, que dice en voz alta los pensamientos que el propio Almodóvar tuvo en su día en relación a esta fotografía.



SINOPSIS.

Harry Caine es un escritor que sobrevive en la más absoluta oscuridad, desde que hace muchos años, una historia terrible le dejara ciego. En aquel momento, dejó de ser para siempre Mateo Blanco y se convirtió en Harry Caine, un pseudónimo que adoptará como su única y verdadera identidad. A su lado, Judith, su representante y asistente, intenta hacerle la vida más fácil dentro de la absoluta oscuridad de su mundo. Pero un buen día, el pasado llamará a su puerta, como él siempre ha creido que sucedería. Se enterará de la muerte de Ernesto Marcell, y a los pocos días recibirá la visita inesperada de un escritor que se hace llamar Ray X, y que en realidad es el hijo del difunto Marcell, que pretende vengarse de su padre después de muerto. Pero el pasado, pasado está, y Harry no quiere remover las cenizas de su infortunio, hasta que un día empieza a hablar con Diego, el hijo de Judith, y le cuenta la historia y la tragedia de su verdadero amor, Lena.



Magdalena, o más conocida como Lena, trabajaba como secretaria en una de las empresas de Marcell. Un buen día tiene que acudir a él ante la tremenda enfermedad de su padre, y poco a poco cae en las garras del empresario, con quien empieza un romance. El hombre tiene absoluta devoción por ella, una devoción que termina convirtiéndose en una absoluta obsesión, llegando a hacer cualquier cosa por ella para evitar perderla. Lena quiere ser actriz, y un buen día va a visitar a Mateo Blanco, quien está finalizando un guión que pretende rodar: "Chicas y maletas". Lena consigue que Mateo le dé el papel protagonista, y a su vez que Marcell produzca la película.



Como resulta inevitable, Mateo y Lena se enamoran durante el rodaje y comienzan una tórrida historia de amor. Marcell se entera y se muere de celos, se lleva a Lena fuera de Madrid, hace que su hijo grabe los encuentros de Mateo y Lena a escondidas, intenta reternerla por todos los métodos... Hasta que ella se fuga con Mateo a Lanzarote y nadie sabe de su paradero. A partir de ahí, los acontecimientos se disparan y ninguno de los intervinientes en la historia puede pararlos.





REPARTO.

De nuevo esta película dispone de excelentes intérpretes, tanto en papeles fundamentales como en secundarios. Algunas de las chicas Almodóvar vuelven a repetir escena dentro de esta nueva película del director manchego, y de nuevo nos dejan momentos delirantes. Hablemos pues, aunque sea de un modo sucinto, del reparto de "Los abrazos rotos".



PENÉLOPE CRUZ. Es "LENA", la mujer que enamora a dos hombres, Marcell y Mateo, la desencadenante de las desgracias. Lena es joven, sensual, luchadora, capaz de poner toda la carne en el asador y de interpretar a la mejor protagonista de "Chicas y Maletas" jamás imaginada por Mateo. A mí no me gusta Penélope Cruz, y en sus papeles siempre siento algún tipo de aversión por ella: bien porque no me gusta o bien porque no me la creo. En "Volver" me la creí en su personaje de Raimunda, pero no me gustó del todo; en su oscarizado papel de "Vicky, Cristina, Barcelona", ni me la creí ni me gustó. Pues bien, señoras y señores, en "Los abrazos rotos" me he creído su interpretación y me ha gustado mucho. El papel de Lena es un papel lleno de matices, que Penélope borda a la perfección y le da el toque magnánimo a la propia película.


LLUIS HOMAR. Es "Harry Caine" o "Mateo Blanco" en su otra vida. Siempre me ha gustado este actor, que ahora está viviendo una época en alza. Lluis Homar es capaz de llenar la pantalla y sobre todo es una persona que tiene credibilidad, que es capaz de transmitir una verdad, te lo crees en su personaje y en todos sus matices. Aquí hace dos personajes por el precio de uno, Harry es ciego, Mateo murió en el intento por encontrar el amor y la felicidad; ambos habitaron el mismo cuerpo en diferentes momentos. Ver a Lluis Homar te recuerda su reciente y magnífico papel de nuestro Rey Don Juan Carlos en "23-F", o el histriónico Papa Borgia en "Los Borgia". En los papeles de Harry y Mateo, Lluis Homar vuelve a brillar con luz propia, y no solamente te lo crees, sino que hasta le coges cariño.



BLANCA PORTILLO. Es "Judith", la representante y sobre todo asistente de Harry-Mateo. A veces me pregunto cómo hemos sido capaces durante todos estos años de vivir sin Blanca. Posee una madurez como actriz espectacular, otra figura que te crees de pe a pa. Su personaje, aunque al principio de la historia te parece una secundaria sin más, va creciendo poco a poco, hasta el zénit final de su última confesión. Judit guarda infinidad de secretos y de arrepentimientos nunca expresados en voz alta, y Blanca Portillo da vida a esta mujer callada, llena de matices, llena de historias por contar o por callar.

JOSE LUIS GÓMEZ. Es "Ernesto Marcell", el amante despechado, el rico y déspota hombre de negocios que cree que todo se compra con dinero y que no está dispuesto a aceptar que esto no sea así. Llama la atención que este actor de siempre haya terminado convirtiéndose en un "chico Almodóvar", aunque las características de los papeles que hicieron posible este apelativo ya no se dan en el cine actual del director manchego. A Jose Luis Gómez le toca ser el villano de la historia, el pobre hombre rico al que el espectador desdeña, por sus celos, por su avaricia, por su mezquindad... Hace muy bien su papel, muy creíble igualmente.


Si estos son los cuatro actores y actrices principales, como os comentaba antes, contamos con secundarios de lujo. Empecemos a hacerles un somero repaso:


ÁNGELA MOLINA. Es la acabada madre de "Lena", que posee un pequeño papel al principio de la historia, una mujer acabada, hecha polvo por todo lo que ha trabajado toda su vida.

CHUS LAMPREAVE. Nunca dejaré de admirar a esta mujer; aunque su papel en esta película también es muy corto, hace de nuevo de vieja desternillante, en este caso, portera en la historia de "Chicas y Maletas", todo un guiño al antiguo cine Almodóvar.

ROSSY DE PALMA. El rostro picassiano de esta estupenda chica Almodóvar tenía que hacer su aparición trágico-cómica en esta película, aunque fuese de refilón. Con ese estilo inconfundible y en una sola toma, interpreta a la ex-mujer del novio de Lena en "Chicas y Maletas", delirante, desternillante, al borde de la locura una vez más.

KITTY MANVER. Aunque su papel es mínimo, es otro de esos puntos cómicos de esta película, su interpretación de una Madame un tanto sui generis.

CARMEN MACHI. La popular televisiva Aida, tiene un pequeño papel en la película “Chicas y Maletas”, otro papel sucinto pero lleno de gracia, que le pone incluso el punto naif a esta película.


Con todo, creo que Almodóvar se ha superado a sí mismo en esta película. Un film que incluye dos historias, la teóricamente real que se narra en la trama de “Los abrazos rotos”, una tragedia en toda regla; y la historia descabellada e histriónica que se narra en la película dentro de la película, en “Chicas y Maletas”. Entre ambas, se logra una simbiosis que oscila entre la comedia y la tragedia, ciertamente muy lograda, y para mí únicamente obra de un genio.

LO QUE MÁS ME GUSTA DE LA PELÍCULA.

¿Puedo decir que todo?. No, ahora en serio…

LA ESTÉTICA. Salvo ese traje lleno de dorados que luce Penélope como femme fatal, la verdad es que toda la estética de la película está muy lograda, muy almodovariana ella. Desde la sencillez hasta el exotismo, incluso el punto Audrey Hepburn con el que se quiere ataviar a Penélope, pero con todos mis respetos, como Audrey no hubo ni habrá nadie, así que mejor que no la imiten, las imitadoras siempre salen escaldadas en la comparación con su glamour.

LA MELANCOLÍA. La historia de “Los abrazos rotos” es una historia muy triste, para qué negarlo, pero no sé que historia de amor antes o después no lo es. Es una película muy triste, con un trasfondo muy poético y una melancolía extrema que nos persigue hasta el final o hasta el principio, dependiendo del enfoque que utilicemos.

LA DUALIDAD TRAGEDIA-COMEDIA. Una película triste que tiene dentro una película hilarante, con tintes absurdos, totalmente lograda. Esta dualidad, constante a lo largo de toda la película, es para mí uno de los mejores puntos de “Los abrazos rotos”.

LO QUE MENOS ME GUSTÓ…


Me resulta difícil, ya que realmente me ha encantado “Los abrazos rotos”. Hasta el momento mis dos películas favoritas de Almodóvar eran “La flor de mi secreto” y “Hable con ella”. Probablemente ahora, tras haber visto “Los abrazos rotos” la situaría entre ambas.


LA DURACIÓN. Esta película es muy larga, más de dos horas. He de decir que por lo menos a mí no se me hizo larga, aunque personalmente la reduciría, ya que dos horas puede resultar demasiado. Aún así, con lo cargada de sentimientos y de momentos que está esta película, resultaría difícil acortarla.

MI EXPERIENCIA.

A veces resulta difícil hacer algo de lo que esperas mucho porque tienes muchas posibilidades de sentirte finalmente defraudado. Por ello, iba con ciertos recelos a ver esta película; por una parte, me encantaba lo que había visto de ella y una película de Almodóvar para mí es una cita obligada, pero a veces también arriesgada. Sin embargo, he de decir que “Los abrazos rotos” ha superado con creces mis expectativas sobe ella. Es Almodóvar en estado puro, con una elección fantástica de los textos, los actores y actrices, los decorados interiores y exteriores, los colores, los silencios… absolutamente todo.


Por ello, la recomiendo encarecidamente, no sólo a los almodovarianos de pro como yo, sino a otros a quienes les guste este tipo de género, muy íntimo y a la vez con un tono naif y simpático. Existen gags muy divertidos, como el guión que esbozan entre Mateo y Diego sobre una vampiresa que se enamora de un humano; o la siempre hilarante Chus Lampreave en su papel de portera chismosa; o la gran diva Rossy de Palma al borde de la locura, en una interpretación efímera pero única.


Pero sobre todo, lo que más me ha gustado de la película es su tono trágico; la tragedia es algo esperado a través de toda la historia, se huele, se palpa en el ambiente, espera que llegue como un hachazo inesperado… y llega, vaya si llega. Pero después de las tempestades, siempre llega la calma, aunque hayamos perdido demasiado en la tormenta, pero la vida sigue y uno tiene que recuperar sus esperanzas algún día, aunque no vea la luz del día, aunque haya perdido el amor y la esperanza… de todo se sale, porque precisamente en eso consiste la vida, nos guste o no. “Los abrazos rotos” narra una historia que no nos deja indiferentes, a pesar de los tintes cómicos que se entremezclan en ella, sobre todo es intensa la tragedia, la melancolía, la pérdida… Por eso cuando sales del cine evocas esa tristeza, esa pérdida, ese peligro al que todos estemos expuestos de que la vida acabe en un momento, o no acabe aunque nosotros hubiésemos preferido morir con ella. Frente al mar, uno derrama las lágrimas que le queman por dentro, el aire del mar le envuelve, intenta tragarse la melancolía, o envolverte definitivamente en ella. En los contrastes de Lanzarote Lena y Mateo encontrarán su destino, frente a un mar que se muestra embravecido en sus envites y sus silencios… El propio silencio de lo escondido, de lo que queremos olvidar y no podemos, del trágico momento en que dejamos de vivir, aunque nuestro corazón se empeñe en seguir latiendo.


Uno nunca puede saber cuándo puede acabar un abrazo… ni cuál será el último…

Un abrazo roto…


.

Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
javierdd

javierdd

31.01.2010 20:04

A mí esta no me gustó demasiado. Almodóvar es para mí muy variable. Saludos.

bigotitosc

bigotitosc

03.09.2009 15:19

Y un apunte más que me había olvidado. No entiendo como le pueden dar tantos premios por sus películas. Un caso es en los Goya, cuando estuvo Volver nominada junto con El laberinto del fauno que gane Volver cuando es una película simple y que cuenta lo mismo que en otras películas suyas, y en cambio El laberinto del fauno triunfo en taquilla, y nos cuenta una historia ficticia y real de una manera sorprendente. Saludos.

bigotitosc

bigotitosc

03.09.2009 15:13

No puedo entender como a la gente le pueden gustar las películas de este director y en cambio desprestigiar el cine de Amenabar. Es el peor director de todos los tiempos tanto del cine español como de otros paises. Sus películas tratan todas de lo mismo, con un decorado de fondo cutre. Su única ''buena película'' es Volver pero tampoco es que sea una obra de arte. Y sobre sus multiples facetas como dices me parece que como director es malo, como músico peor y como escritor no te cuento. No voy ha seguir hablando de este director porque no se lo merece.

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Los abrazos rotos, Pedro Almodóvar ha sido leída 1481 veces por los usuarios:

"excepcional" por (68%):
  1. javierdd
  2. Manchy
  3. Neirone
y de usuarios adicionales 37

"muy útil" por (32%):
  1. asociacion.tecnologica1
  2. eguellp
  3. yarouze2
y de usuarios adicionales 16

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.