Dónde está realmente la verdad

3  02.05.2012 (07.05.2012)

Ventajas:
Disfrutar de las risas que surgen a tu alrededor

Desventajas:
Que no soportes este tipo de teatro

Recomendable: Sí 

nycblue

Sobre mí: ¿Beso? un truco encantado cuando las palabras se tornan superfluas.

usuario desde:10.03.2008

Opiniones:925

Confianza conseguida:314

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como excepcional de media por 34 miembros de Ciao

De vez en cuando suelo llevar a mi madre al teatro, a veces tengo la suerte de coincidir con ella en la elección de la obra , pero en otras ocasiones no tengo más remedio que rendirme ante algunas de sus preferencias, que no son exactamente las mías, pero bueno me dije a mí misma que serviría como una parte del regalo del día de la madre el llevarla a ver a uno de sus actores favoritos, Arturo Fernández , un actor al que hay que reconocer su poder de convocatoria – de hecho esta función se ha prorrogado en Madrid, antes de salir nuevamente de gira y el teatro estaba completamente lleno , en su mayoría mujeres, aunque también es cierto que yo era la más joven del lugar con bastante diferencia al menos en las cinco o seis filas que pude otear a mi alrededor, jajajaja.


Pero aún así trataré de ser lo más objetiva posible, es una obra que te hace reír, es inevitable ante algunas de las salidas de los personajes, dentro de una comedia con trasfondo donde la infidelidad es la protagonista , con un tono elegante y divertido, tratado con la educación “más exquisita”, donde se dan la vuelta a muchas cosas que a priori resultan obvias, aunque lo importante en este caso es el juego de mentiras o medias verdades. Pero vamos por partes.

El escenario


El del teatro Amaya , en la calle Martínez Campos, bastante alejado de la zona habitual de teatros. De amplia platea con butacas antiguas de tono granate y un poco incomodas, pero desde las que se tiene una perfecta visión del escenario


Cuando se abre el telón nos encontramos con una escenografía en la que aparece un elegante salón en dos plantas, donde va a tener lugar toda la trama de la obra, así podemos contemplar el típico sofá de escenario tapizado con estampados en tonos ocres, marrones y naranjas, un sillón con un gran escabel verde , dos ventanas hacía un jardín de la casa y su piscina, mientras que el piso de arriba semeja una especie de biblioteca, todo ello dando sensación de que en la casa donde se protagoniza la obra se maneja mucho dinero.

La trama


Todo comienza una noche cuando Pablo y Silvia vuelven a casa elegantemente vestidos después de una cena aparentemente aburrida para ambos, él es un empresario de éxito y ella que es su mujer desde hace 27 años, ha estado dedicada a cuidar su cuerpo y su aspecto de la mejor manera posible.


Pero Silvia tiene algo en mente, dedicar esa noche al juego de decir la verdad , quiere saber el número exacto de mujeres con las que Pablo la ha engañado durante su matrimonio y a cambio ella le promete contarle todo lo que él quiera saber, incluidas sus posibles infidelidades.


El número in crescendo de amantes de una o varias noches, que según Pablo no tienen importancia y un solo número enfrente que es la respuesta de Silvia, es el resultado del juego, pero mientras ella acepta los datos de él, el único dato de Silvia , Pablo lo considera tremendamente sospechoso, precisamente por ser solo uno, dando lugar a diferentes diálogos sobre temas que siempre tratan de taparse y son objeto de controversia , además de producir choques dialecticos entre ambos. La llamada telefónica y posterior aparición de un amigo de la pareja llamado Luis , termina por complicar aún más la historia, donde todos acaban sospechando de todos.

Los personajes


Arturo Fernández , interpreta el personaje de Pablo, el actor es todo un clásico del teatro y la televisión, un asturiano que sigue manteniéndose en la brecha pese a su edad, que por cierto no aparenta, manteniendo una estupenda apariencia física, con una buena vocalización - aunque con una voz un poco más cascada que antaño- y un gran movimiento escénico , además de llevar el mayor peso de la obra durante las dos horas que dura la representación. Sigue siendo un hombre elegante y tiene una buena química con su pareja en escena, aunque sobresale muchos puntos por encima de ella , además sigue siendo todo un experto en sacar chispa a los diálogos que sostiene con los dos intérpretes jugando al equívoco con mucha habilidad.


Sonia Castelo , es Silvia, que a pesar de su buena interpretación, mantiene una actitud distante con el espectador, tomándose demasiado en serio un papel que no debería serlo tanto, ya que estamos hablando de una comedia divertida , que no debería ir más allá de sacarle sonrisas al espectador sin hacerle pensar en exceso. Su vestuario, sobre todo el vestido de noche que saca al entrar en el escenario es realmente bonito. Desde mi punto de vista le falta un punto de química divertida con Arturo Fernández, al que no sigue demasiado en ese sentido, dejando que recaiga sobre él el peso cómico de la representación, aunque sí la tienen a nivel interpretativo.


Al contrario que su compañera en el escenario, Carlos Manuel Díaz , el tercero en discordia, sigue bastante mejor la vis cómica del protagonista de la obra, haciendo una réplica muy adecuada a Arturo Fernández al que es capaz de seguir en los continuos diálogos con segundas, terceras y directas ; desde mi punto de vista resulta histriónico pero con el punto justo, aunque a veces se le vaya un poco la vocalización.


Mis conclusiones


La obra original ha tenido mucho éxito y está basada en una comedia del autor Eric Assous que logró el Premio Moliere a la mejor obra teatral de 2010 , con una trama basada en juegos de mentiras o dobles verdades, donde se juzga si realmente es conveniente decir toda la verdad y si es arriesgado utilizar a tu pareja como confidente de tu infidelidad , porque no es exactamente un amig@ ni tampoco un oyente objetivo y puedes descubrir cosas que desconocías, porque cada uno ve más importante o peor, lo que ha hecho el otro . Una frase “ La verdad, al final, siempre es decepcionante, es la duda la que nos hace mantener la llama deseo”


La forma de tratar el tema resulta entre irónico y divertido , además de estar manejado con educación y respeto, pero si te mueves en la profundidad de la trama o piensas el argumento, en realidad no resulta tan divertido, pero puedo asegurar que en la platea las risas eran continuas, sin dar margen o tregua a seguir escuchando la obra entre risas y carcajadas ; porque realmente todos los que estábamos en la platea sabíamos el tipo de obra que íbamos a ver.


En definitiva una obra que está ajustada a una tramo de edad y a los fans de Arturo Fernández en la que el tema de infidelidad se trata de una forma un tanto machista pero divertida , dejando al espectador decidir si es mejor ocultar una infidelidad o decir la verdad a tu pareja, aunque cada pareja es un mundo con "acuerdos" diferentes. Es un montaje teatral con el que puedes pasar un buen rato sino te dedicas a realizar un análisis en profundidad del contenido y te dejas llevar por las risas que surgen continuamente a tu alrededor, aunque quizás puedes pensar unos minutos en la frase final de la obra, “¿No es mejor mentir que decir la verdad? Piénsenlo


Fotos de Los hombres no mienten
Los hombres no mienten Entradas y programa Los hombres NO mienten - Los h
Los hombres no mienten
Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
ximetem2

ximetem2

19.05.2012 15:45

No soporto a Arturo, hace unos años aún era capaz de ver alguna obra suya pero las últimas eran auténticos trabajos de autohalago y autocomplacencia, obras escritas por encargo (encargos de él mismo) para tener todo el protagonismo. Ahora mismo su estilo, su imagen, su forma de actuar, sus temas, creo que están muy caducos y no me resultan de ningún interés.

cay11

cay11

10.05.2012 15:24

:-)

Radamanth

Radamanth

09.05.2012 01:09

Hija yo me considero joven, no se la edad que tendrás tu, pero yo digamos que me siento por primera vez en la silla, y me rio tela con Arturo Fernandez... así que hubiera acompañado a tu madre de mil amores

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Los hombres no mienten ha sido leída 755 veces por los usuarios:

"excepcional" por (86%):
  1. ximetem2
  2. cay11
  3. Radamanth
y de usuarios adicionales 28

"muy útil" por (14%):
  1. wrara
  2. sorayanueva
  3. cachorritos
y de usuarios adicionales 2

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.
Etiquetas relacionadas con Los hombres no mienten