Esfuerzo, emoción, dolor, aplausos.....

5  10.06.2009

Ventajas:
La pasión del deporte popular

Desventajas:
-  -  -  -  -  -  -  -  -  -  -  -  -  -  -  -  -  -  -  -  -  -  -  -  -  -  -  -  -  -  -  -

Recomendable: Sí 

MorenoSister

Sobre mí:

usuario desde:27.02.2007

Opiniones:459

Confianza conseguida:242

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 16 miembros de Ciao

De la prueba de la Maratón se ha dicho ya todo a nivel histórico y técnico: sus orígenes, la distancia a recorrer, los campeones, la prueba en los diferentes Juegos Olímpicos.... Creo que es hora de ver la carrera desde dentro, desde la perspectiva de los corredores "populares" y de los que les acompañamos para premiar su esfuerzo con gritos y aplausos, aunque haga ya tres horas que entró en meta el ganador, generalmente un chaval negrito, muy delgado y con una muy especial manera de dar la zancada y poner el pié. Ese estilo es el que los convierte en casi invencibles. Ya lo dijo nuestro gran Chema Martínez: por más que se intente copiar esa forma de apoyo de pié en carrera, es imposible. Será eso.... y las enormes distancias que hay en Africa para ir simplemente a por agua. Se acostumbran a correr desde pequeños.

MI hermanísima, que ha sido atleta de cierta élite y hermosa planta (qué gran saltadora de altura perdió España por unos tristes centímetros de pierna, querida), suele decir que la Maratón no es atletismo, que es supervivencia. Pero a mí me parece una demostración de hasta qué punto el ser humano puede superarse, de cómo podemos seguir adelante aunque nos duela hasta la sonrisa.

Tengo varios amigos, que año tras año y a pesar de estar ya entrados en los cuarenta, corren la maratón de Madrid. Se preparan desde meses antes, corriendo en horas libres, en días de fiesta, en ratos perdidos o robados a las ganas de estar tirado en el sofá viendo como sudan otros. A veces entrenan solos, en tardes de invierno nubladas y frías, y otras veces se juntan para "hacer kilómetros" los días de fiesta, recorriendo una y otra vez el mismo circuito de footing del Cerro de los Angeles para volver a sus casas a mediodía y comer con la familia. Muchas veces tienen dudas, piensan que este año no llegarán ni al kilómetro 30. O que el conocido "muro", ese punto sin determinar, pero que suele estar en torno al kilómetro 37, cuando la meta parece tan cerca y está aún tan lejos y las piernas ya no responden a ninguna orden del cerebro, esta vez se les hará insuperable. Pero continúan corriendo con buen humor y ganas.

Su plan no es batir ningún record. Les basta, como reto, bajar un poco el tiempo que hicieron el año anterior, aunque sólo sea un minuto. Se pican unos a otros, chinchandose con el eterno "ya verás como entro antes que tú" y desde unos días antes empiezan una alimentación específica, comiendo casi en exclusiva pasta durante la jornada previa a la carrera. Carrera que, además, les obliga a un madrugón importante, ya que la salida suele ser a las nueve y media de la mañana y antes hay que calentar, dejar ropas y enseres en manos de la organización para que los trasladen a la meta y colocarse a la espera del pistoletazo ceremonial.

La Maratón de Madrid se corre, habitualmente, el último fín de semana de abril. Es un espectáculo impresionante, con diez mil atletas llenando las calles más céntricas y emblemáticas de mi ciudad. A veces ha hecho un calor apabullante y otras, como este año, llovía, hacía bastante fresco y el cielo tenía el mismo color del plomo. Los que participamos en ella en la noble labor de animar a gritos a los nuestros, nos organizamos en plan comando y usamos la red de metro a destajo. Vamos eligiendo puntos concretos para aplaudir como posesos y una vez que han pasado por delante de nosotros, salir zumbando de nuevo al metro y llegar al siguiente "lugar de control". Claro que no somos los únicos empeñados en tan esforzada tarea, muchos amigos y familiares de cientos de corredores hacen la misma operación, por lo que, aún siendo domingo, el metro parece un lunes en hora punta.

Se que a ellos, a nuestros corredores, les hace una ilusión especial vernos al borde de la carretera, animando. Nos saludan cada vez, nos sonríen, aunque vayan hechos polvo o sólo haga veinte minutos que nos saludaron por última vez. Y ellos saben que cuando lleguen a la meta nos tendrán ahí para felicitarles, para darles un abrazo, para sostenerles, si hace falta.

La entrada en meta de los atletas populares siempre logra arrancarme alguna lagrimilla. Los hay que, en esos últimos metros, cogen de la mano a sus hijos para entrar con ellos. Los que apenas pueden ver lo que tienen delante y casi arrastran los pies porque quieren llegar a toda costa. Los que lloran como niños porque lo han conseguido. Los que te piden con mucha guasa que les aplaudas, que se lo merecen. Los que sufren calambres salvajes en las piernas y entran apoyados en otro atleta que se ha parado a ayudarles, sin importarle perder tiempo. Los grupos de amigos que corren juntos, conjuntados de arriba a abajo, y que hacen los últimos cien metros de la mano, festejando el logro. Los que sonríen al cielo como agradeciendo vivir ese momento.

El Parque del Retiro de Madrid es el lugar ideal para la llegada. La belleza de este maravilloso pulmón verde en pleno centro es el marco perfecto para la hazaña de los populares. Resulta curioso que la llegada de las "figuras" tenga menos espectación que ver entrar a los que superan las tres horas de carrera. Y allí llegan nuestros chicos, agotados pero felices, cada uno a su ritmo y con tiempos diferentes, buscando con la mirada a sus espectadores, para entrar en la meta con la satisfacción de haberlo conseguido un año más. Saben ahora que sí pueden. Y que podrán hacerlo de nuevo, aunque cada año juren y perjuren que ya está bien y que no volverán a la Maratón. Siempre nos dicen que están bien, aunque se dejan mimar por los servicios de masajes y por los sanitarios que les recomponen los pies machacados por el asfalto.

El año que viene, a finales de abril, seguro que volveremos a estar allí todos. Unos corriendo, los más valientes, y otros en nuestra infatigable labor de apoyo moral, dejándonos las gragantas y las manos en el esfuerzo. Y sé positivamente que volveré a emocionarme en la meta, que me doleran las articulaciones y la espalda de estar de pié y de correr la maratón paralela por los pasillos del metro. Pero lo haré por ellos.

Dedicado con especial cariño a Julio, Alicia, Tomás y Vicente y a todos los atletas populares de la Maratón de Madrid.
Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
yogui9259

yogui9259

22.10.2010 10:37

Acabas de tocar un tema en el que me diste la idea de reflejar mi opinión gracias un escrito con mucho sudor Un beso wuapa

Acecombat

Acecombat

28.09.2009 00:00

Excepcional y sentida opinión. Recuerdo que leí una entrevista a uno de estos campeones que encajan con la descripción que has dado al principio. Contaba que su escuela estaba a unos 15 kilómetros de su poblado, la única fuente a 10..., es imposible competir con alguien que ha tenido que andar por pura necesidad. Una de mis múltiples inquietudes es el senderismo (que no todo es la DS), ahora mismo no recuerdo haber hecho más de 30 km. Pero conozco bastante la sensación y el porqué lo siguen intentando año tras año. El dolor, las dudas, el miedo (imagina lo que es que a una nube le de por bajar en la cumbre de un monte que parecía fácil), el cansancio... Pero es algo que te hace sentir fuerte, seguro, y muchas más cosas que no cuento por razones de esapacio, un saludo.

yorch84

yorch84

22.09.2009 01:45

Yo me muero con el atletismo, soy muy malo corriendo. Enseguida me canso y más con asma... Saludos.

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Leer más sobre este producto
Evaluaciones
Esta opinión sobre Maratón ha sido leída 1123 veces por los usuarios:

"excepcional" por (25%):
  1. yogui9259
  2. Acecombat
  3. espita-gorgorita
y de usuarios adicionales 2

"muy útil" por (75%):
  1. yorch84
  2. PAKOTT
  3. Pesimista_Productivo
y de usuarios adicionales 12

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.