La serie de ciencia ficción por excelencia

5  07.12.2011 (08.12.2011)

Ventajas:
Ver los capítulos sin censura y en todo su esplendor

Desventajas:
FX

Recomendable: Sí 

Carpini

Sobre mí:

usuario desde:07.12.2011

Opiniones:3

Confianza conseguida:1

Comparte esta opinión en Google+
Esta opinión ha sido evaluado como muy útil de media por 3 miembros de Ciao

Allá por la década del ’60, concretamente en 1963, surgió la retribución de la ABC al programa estrella de la CBS (la mítica ‘Dimensión desconocida’).
Con Joseph Stefano (‘Psicosis’) en el guión y un excelente plantel de experimentados en el género, la nueva apuesta nos mostró una temporada para sacarse el sombrero.
¿En dónde yace el problema? En su segunda temporada.
Con la salida de Stefano y de un buen puñado de técnicos igualmente importantes de la producción, la serie comenzó a flojear, hasta llegar a su inevitable final.
De todas maneras, fue una temporada estupenda, teniendo en cuenta los numerosos problemas (principalmente presupuestarios) a los que debió enfrentarse.

Treinta años después, y gracias al éxito de la nueva ‘Star Trek’, MGM y Showtime decidieron revivir la serie, renovarla, darle una nueva cara, una nueva estética… y el resultado no pudo ser más redondo.
En 1995, comenzaba a emitirse el primero de 154 episodios del reboot de ‘The outer limits’. Encima, un episodio doble, y probablemente uno de los mejores de la temporada y de la serie en general: ‘Los arenícolas’.
Y aunque poco tenía que ver con su antecesora (aquella trataba mayoritariamente sobre monstruos espaciales o genéticamente alterados; mientras que la nueva versión, más realista, nos mostraba el uso y abuso de la ciencia), el éxito de la serie fue arrollador, y todo contribuía a ello:
  • Poseía unos guiones SOBERBIOS, en donde se tocaban diferentes temas con una imaginación DESBORDANTE, siempre guardándose una pequeña crítica al hombre, a la sociedad o al sistema gubernamental.
  • ‘Desnudaba’ (muchas veces literalmente) los más bajos instintos del hombre: su ambición, sus ansias de poder, jugar a ser Dios; todo desde una perspectiva realista (si tomamos en cuenta la temática de la serie).
  • Utilizaba un vocabulario muy específico para cada capítulo: una cuestión de hacer cierto énfasis en las investigaciones y/o experimentos en que nuestros personajes se sumergían, pero nunca dejando de lado que el target al que iba dirigido el programa no era en absoluto científicos o masters en ciencias. Nunca ibas a no entender de qué iba el capítulo.

Así, y durante siete años, a lo largo de la serie desfilaron episodios para todos los gustos, y visitando todas y cada una de las más diversas ramas de la ciencia ficción:
  • La realidad virtual: una especie de intento por desapegarse del mundo en que vivimos, siempre con consecuencias desfavorables.
  • Los avances de la biotecnología: quién podrá olvidar el memorable capítulo de los nanobots, ‘Una nueva raza’.
  • Los robots: ‘Valerie 23’, una pequeña obra maestra de la ciencia ficción moderna.
  • Los viajes espaciales: ¿corregir el pasado puede traer consecuencias en el futuro? ‘La enmienda del tiempo’, capítulo que revisé hace pocos días, es una estupenda muestra de ello.
  • Encuentros con criaturas extrañas: de sobra está decir que en la mayoría de los capítulos aparecían aliens, ya sea ‘en son de paz’ o mediante una invasión, lo que nos lleva al siguiente punto.
  • La esclavización de la raza humana: seres humanos al servicio de criaturas extraterrestres/extraterrenales.

Recuerdo una pequeña anécdota sobre mí, esperando impacientemente el que sería mi ‘debut’ para/con la serie, con 13 años, imaginando que vería una serie de terror duro (tonto de mí) y llevarme una mayúscula decepción al descubrir que aquel programa era ciencia ficción en estado puro… aburrido como pocas veces me pasó, decidí alejarme de la serie hasta que a los 16, edad en que ya estaba listo para asimilar su contenido, me encontré con LA SERIE DE CIENCIA FICCIÓN POR EXCELENCIA.
Por supuesto, con el paso del tiempo se convirtió en un clásico para mí y para muchos de la comunidad de Internet (sigo preguntando a gente cercana a mí sobre esta serie y nadie la conoce).

Su único defecto, a día de hoy, son sus FX: cutres por donde se los vea, pero he ahí donde yace el encanto de esta serie.
Con poco dinero y gran talento, se concibió ‘The outer limits’… porque yo sigo prefiriendo un programa con monstruos creados a base de cartón-piedra (es una exageración) y unos guiones dignos de una mente maestra, decididos a revolucionar el género, como lo que supuso esta serie para la ciencia ficción.

Hasta las escandalosas escenas de sexo y desnudos tenían estilo.

Toda una obra maestra del arte.

Comparte esta opinión en Google+
Enlaces Patrocinados
Evaluar esta opinión

¿Cómo de útil te será esta opinión a la hora de tomar tu decisión de compra?

Directrices para las Evaluaciones

Comentarios sobre esta opinión
Animator

Animator

07.12.2011 18:03

El título en España de la versión de 1963 de "The outer limits" fue "Rumbo a lo desconocido". "Dimensión desconocida" es como se tituló "The twilight zone".

nionnek75

nionnek75

07.12.2011 00:52

excelente tu opi...en aquella época iban más escasos de efectos especiales, pero lo que es de ideas...bufff, lo bordaban

Escribe tu comentario

máximo 2000 alcanzado

  Publicar el comentario


Evaluaciones
Esta opinión sobre Más allá del límite ha sido leída 399 veces por los usuarios:

"excepcional" por (33%):
  1. nionnek75

"muy útil" por (67%):
  1. Animator
  2. nigraniense

La evaluación total de esta opinión no es únicamente el promedio de las evaluaciones individuales.